Archivo mensual: enero 2010

1970-2010 El Campamento 26 de Enero


Sin dudas un polémico referente del movimiento poblacional de Santiago durante 1970, ya que marcó la entrada en escena al conflicto urbano del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR), en la zona sur y oriente de Santiago.

La toma que dio origen al Campamento 26 de Enero, se realizó el día 22 de enero de 1970, cuando un grupo de 575 familias ocupó terrenos adyacentes a la Población La Bandera, a la altura del paradero 28 de Gran Avenida. El día 25 Carabineros desalojó a los pobladores, pero estos se reagruparon, y al día siguiente, no sin enfrentamiento con la policía lograron tomar posesión nuevamente de los terrenos antes ocupados:

“… el asunto que se hizo una toma chicoca. El día domingo (25) se hizo una toma más grande y ahí el día lunes, o sea, el día domingo ya en la noche se unió la gente y se produjo el día 26 de enero. De allí su nombre, que fue el día del apaleo a los pobladores (…)

Esta recopilación de escritos, datos y opiniones diversas surgieron como un homenaje a Miguel Enriquez a 30 años de su caida en combate. Fue dedicada al Mike al Alejandro Villalobos y al Mapuche Moises Huentelaf, a los anónimos del MIR,a nuestros desaparecidos, en especial a nuestr@s 119, caidos en combate en Chile y fuera de Chile,a su columna principal y razón de ser de esta organización, a sus imprescindibles Obreros, Mapuche, Pobladores y Pobladoras, Campesin@s, jóvenes, hombres y mujeres del Mir.
El Mikey
En fin a Las trabajadoras en general tan olvidados en las diversas publicaciones, peliculas, videos y discursos que ha producido el mirismo inpingorotado de los viejos y nuevos tiempos,ya basta de los repetidos rostros del abandono y el descompromiso, la derrota y la traicion,ya fin al masoquismo desertor y derrotista estamos ante una nueva realidad y ella hay que cambiarla.

También y muy importante es que se diga que es un recuerdo y recopilación de elementos que resaltamos y ponemos en las manos de los que continuaron y hoy continúan luchando, construyendo y reconstruyendo la alternativa de los pobres y marginados.

Es para ustedes, donde quieran que se encuentren aportando su granito de entrega y sacrificio por esta causa tan noble, que es luchar por nuestros derechos, por nuestra dignidad, por un salario, una vivienda y la libertad para un mundo sin capitalismo y sin imperialismo.

La 26 DE ENERO: Nuestro 1er embrión de Poder Popular

Recordar en esta oportunidad a la “Pelusa”,al Ho Chi Min el Manuel Cerda,al Chico Araya Pastor Evangelico,al Conrrado Hugo Medina mas conocido como el JJCC de La Santa Adriana,La Isabel,Doña Rosa son los pioneros de aquella historica gesta conocida como LA TOMA DE LA 26 DE ENERO en el fundo de la Bandera.
1967-69 marca el inicio como tal del trabajo de masas del MIR. Frente a la vieja Municipalidad de San Miguel flameaban Banderas(Paradero 6). Casuchas bordeaban la Gran Avenida, entre la Legua y la Avenida Subercaseaux. Un Campamento se intalaba.

La situación dramática de los arrendatarios, de los sin casas, una ves más se hacia patética. Un Presidente Italiano visitaría Chile y esto no podia continuar pues se veía fea la ciudad. Los sin casas vinieron desde todas las poblaciónes vecinas de la Legua-la Victoria, la Santa Adriana, la Clara Estrella, la José Maria Caro y San Ramón.

Entre ellos se encontraban los ya miristas Victor Toro Ramírez, la Herminia Concha y su camarada Adolfo Olivares, y desde Poblaciónes vecinas )La Legua)apoyaban Maria Concha, Villalon, La Lumi Videla desde La Clara Estrella, el Chico Pérez desde El Pedagiogico, el Zorrilla desde El Liceo 6, el Chico Zamora y el Flaco Hilario Ampuero, que se integran al COMBATE del ELN en Bolivia nos apoyan desde la San Ramon,El viejo Valenzuela desde el Sindicato Municipal y Don Clota desde la Cut.

“Hilario Ampuero Ferrada, Poropopó, joven del Naciente Mir. (Otro chileno murió en un episodio de Cochabamba antes que la columna entrara en acción en Teoponte. Fue Raúl Rigoberto Zamora Sazo, Dago, del naciente Mir, santiaguino nacido en Illapel en 1941, “suicidado” en agosto de 1969).”Estos hermanos ya habian abandonado el PS.

Así se inicia nuestra labor muy silenciosa y de aprendizaje conforntados con el PC y el PS mangoneando por la conducción del Campamento. Aunque sin identificarnos, ya estábamos en comisiónes y guardias y hablábamos en Asambleas.

Así es que se inician los contactos con los obreros de Sumar, Yarur, Cotralako, Hirmas, con los trabajadores de la construcción, etc., etc.

Mientras ya se trabaja con los sindicatos Municipales e Estudiantes secundarios y universitarios. Desde el Barros Lucos nos apoya la celula del futuro Mir compuesta por varios herman*s y por el flaco Cañas y Gamboa y desde la Caro, los hermanos Riquelme.Posteriorm ente el Conejo Grez y la “Colonia” de la Casona de la Poblacion El Sauce,nos da amplio apoyo,aqui habia muchos hermanos del historico Pedagogico y otros centros Estudiantiles.

Antes de la llegada a Chile de Aldo Moro, Presidente de Italia, se empieza el desmantelamiento del Campamento del Parque Subercaseaux frente a la Municipalidad de San Miguel y se nos disgrega entre la Santa Adriana, La Legua, Santa Elena y diferentes poblaciónes de la Cisterna.

Surgen entonces nuestras primeras propuestas escritas: la vivienda como derecho, solución definitiva, crítica radical a la politiquería de la DC, a las casas de cartón de Alessandri, a la Operacion Sitio de los Frei.

Empezamos a marcar la diferencia entre reformistas y revolucionarios, surgen nuestras primeras críticas y propuestas antielectorales y la crítica a la utilización que hacían el PC y PS de nuestras necesidades y organización.

Se da a la vez la aparición paralela del Mir en el Sur de Chile-Concepció n y la circulación del Rebelde y sus manifiestos entre los pobladores poniéndonos en el centro de los debates, simpatías y ataques.

La independencia de la organización de los sin casas del viejo partidismo político, la independencia del Estado y gobierno, la importancia de su autogestión y las vías democráticas para generar nuestras autoridades y dirigentes marcan desde los inicios las diferencias entre el trabajo de masas del Mir y el viejo partidismo político electorero y manipulador.

Proyectamos las organizaciones de las Manzanas Unidas en las poblaciones ya establecidas. Se trataba de una organización de cuadra por cuadra que se abre paso por la Santa Adriana, la Jose Maria Caro y la Población Dávila.

Integra tambien pobladores de Campamentos, Comités de Sin Casas y a antiguas organizaciones deportivas y culturales.

Tambien saltan a la palestra nuevos líderes y activistas, entre quienes se destacan los hermanos Matta de la Santa Laura por la Gran Avenida cerca de la Fah, el Conrrado, el Ho Chi Min, el Evangelico chico Araya (Camaradas Manuel Cerda y Hugo Medina).

El Campamento que originalmente se estableció frente a la Municipalidad Palestrista de San Miguel fue lanzado en unos sitios abandonados y apegados a una Iglesia de la Población Santa Adriana.

Posteriormente es trasladado a una población en construcción conocidas como la Operacion Tiza(Sitio), en la Santa Elena en el Frente o cercanias de la Fah,mas bien entre la Bandera,la Pablo de Roka y la Fah.

En el transcurrir de este tiempo ya habiamos elaborado un programa minimo para nuestras luchas por la vivienda y derechos poblaciónales, aumentado la membresía mirista y ampliado nuestra labor social y popular en la zona, así es que en la población el Sauce generamos un Comite de Sin Casas.

Las reuniones nos consumían parte importante de nuestro tiempo, nos planteamos entonces la idea de trabajar de cargadores en la Vega Central para tener mas tiempo y libertad para aumentar nuestro activismo y dedicación.

Nacen las consignas: ¡La vivienda es un derecho universal!, ¡Vivienda o Mierda!, ¡Casa o muerte!, ¡Vivienda y salud!, ¡Educación y viviendas!, ¡Casas si, Callampas No!, ¡Por nuestros hijos vamos a la toma!, ¡Una casita para vivir, una casita junto al Mir!, etc., et

El 26 de Enero de 1969, después de una amplia labor vecinal, con los sin casas, los jóvenes y la consolidación de las celulas del Mir por todo San Miguel, nos lanzamos a la Toma en el Fundo La Bandera.

Se trataba de unos terrenos no habitados ni en planes de construcción. Ahora la idea era superar con creces lo que habíamos experimentado y producir una experiencia que llevara a una victoria de los Sin Casas de manera contundente, de tal manera que cada mirista asumiría una infinidad de misiones y responsabilidades que habíamos definido de antemano.Jefe de Campamento, Comisión de Toma, Comisión de medios y recursos, Grupo de autodefensa, seguridad y guardias (Milicias Populares) Organización de la olla común Organización de Mujeres, Grupos de Salud, Trabajo de inteligencia y acercamiento con soldados y carabineros, Comisión de relaciones, Economato, Asamblea Popular y Galpón (local de reuniones) Educación y Formación política, cultural e historia. Trabajo con Sindicatos obreros, Clubs deportivos y Estudiantes (Comisión de Crecimientos y Frentes externos),relacione s con otros partidos etc,etc.
Con esta organización y con la consigna de Casa o Muerte a las 3 de la madrugada del 26 de Enero nos lanzamos a ocupar los terrenos.

Inicialmente no pasabamos de las 300 Familias pero que en pocas horas nos triplicamos, ampliamos la toma, embanderamos la zona y los terrenos quedaron bajo nuestro control.

Se entregó un pedazo de tierra de cuatro o cinco metros cuadrados por familia, donde iniciaron la construcción de su mediagua o carpa.

Paralelamente poníamos en marcha la organización y las ideas del pueblo se multiplicaban de como hacer y mejorar las cosas.

Se organizan las mujeres, los niños y jóvenes, nos organizamos en la periferia y poblaciones vecinas.

Se resisten tres grandes intentos de desalojos: cuando el Gobierno de Frei lanzó una tras otra las acciones de desalojo, el liderazgo se amplió y el apoyo solidario vino de todos lados, en especial de las poblaciones vecinas como San Ramón, San Rafael y El Sauce, desde los Liceos y los secundarios, los universitarios, l! los periodistas, las iglesias, los Curas y los artistas.El Campamento improvisó unas calles y manzanas (cuadras) en el espacio tomado. Pusimos en marcha el órgano superior de conducción y dirección, la Asamblea Popular de todo el Campamento.
La Asamblea nominó como el Jefe del Campamento al camarada Víctor Toro, quien en poco tiempo lo traspasó al compañero Conrrado, el que actuaba bajo control y dirección de un ente coordinador conformado por representantes de todas las instancias del campamento antes mencionadas y tod*s rendían cuentas ante la Asamblea Popular de todo el Campamento.Mientras el fuego humeaba de día y noche en torno a la Olla Común, la seguridad y las Guardias, en niveles de autodefensa y Milicias Populares, resguardaban y vigilaban el campamento y la zona comprendida entre Santa Rosa, Circunvalació n, Américo Vespucio, Santa Rosa,Gran Avenida y la Avenida el Sauce, hasta la Pablo de Rohka.

Con ellas en el recuerdo y en las luchas.

Mientras el Comité de Relaciones golpeaba puertas de autoridades, partidos políticos, sindicatos y organizaciones estudiantiles, el Comité economato recorría ferias y la Vega Central para traer los alimentos y mantener la Olla Común. Al interior del campamento ya funcionaba una Escuelita para Niños, un Centro de Salud.

También tratábamos de lograr maderas y fonolitas, carpas y materiales de construcción. Un Comité de Justicia y la Organización de Mujeres atendían el trajín diario, las inquietudes y necesidades de todos en general.

Nace al mismo tiempo el Comité de Movilización y Protestas cuya misión era llevar una orden del día y estudiar las diferentes instancias del Ministerio de la Vivienda, de la Cámara Chilena de la Construcción, símbolos de los grandes capitalistas de la vivienda, y hacer propuestas en la Asamblea Popular. También surge AGP, agitación y propaganda, y nacen el Boletín el Fonolita, La 26, la Toma, El Diario Mural, la orden del día y la Hoja del Jefe de Campamento.Una vez establecidos, y derrotados los diversos intentos de desalojo, la retoma o otros desalojos, en una de nuestras primeras plataformas recogimos la inquietud y consignas de la comunidad.

Dijimos: Casa o Muerte Desde aquí no nos vamos Solución en los sitios y proyectos de la Bandera, No al traslado a ninguna Operación Sitio-Tiza.

Por una Vivienda Digna para todos los Sin Casas con todas nuestras familias, Solución inmediata a nuestra situación de salud, educación y agua, y mejoras por el tiempo que dure el Campamento.Todas estas reivindicaciones fueron logradas con la unidad, la acción y la organización que generamos tanto a nivel del Campamento como en la Periferia.
Mientras esto ocurría al interior de la Bandera y en especial dentro del Campamento La 26 de Enero, en el contorno y en todo Santiago, hay las movilizaciones y protestas Frente a la Cámara Chilena de la Construcción, Frente al Ministerio de Vivienda, la Gobernación y todos los símbolos de opresión y represión.

La promoción que se desarrolla sobre nuestra justa lucha y la innovación en las formas de organización y convivencia poblacional, nos llevan a realizar también una diversidad de actividades culturales,de educacion popular, festivales,teatro y acciones, luchas y organización a nivel regional en el GALPÓN de la 26. Ahí se reunían Sin Casas de todo Santiago, estudiantes, obreros y sindicatos que a su ves eran pobladores de nuestra toma.

Aquí nació la idea de un Primer Congreso o Encuentro de los Sin Casa a Nivel de Santiago. El activismo en torno a nuestra lucha se había mas que multiplicado, la responsabilidad de los Miristas se engrandecía y la organización crecía como callampas.El gobierno de Frei ante el fracaso en sus intentos de desalojo del campamento lanzó todo su poder en contra de la población. Nos postergó de todas las soluciones presupuestadas en los planes de vivienda del gobierno, lanzó la represión en contra de los dirigentes que en buena medida tuvieron que esconderse.
Las campañas de desprestigio contra los pobladores aparecían todo los días en El Mercurio y la prensa freista y gubernamental, tratándonos de flojos, delincuentes, prostitutas y callamperos y después de extremistas, guerrilleros y bandoleros miristas.Contra vientos y marea la verdad y razón de los pobladores Sin Casas de la Bandera, conocidos como `los de la 26 de Enero´, se impuso porque no claudicaron, se enfrentaron al gobierno con la consigna de `Casa O Muerte´ y fueron inteligentes, creativos y valientes.

Así fue que al final del tunel lograron ver la luz y alcanzar una de sus primeras reivindicaciones, una vivienda para vivir, una casita junto al Mir, como decía y dice una canción que ellos crearon y aun sobrevive por ahí.

La conquista 1.- Quedarse en la Bandera y ser considerado en los programas de viviendas que estaban presupuestadas para construir en esta grandiosa y histórica población y así poder vivir con nuestras hij@s, familias y vecinos definitivamente. Así fue aunque nos dispersaron en algunos sectores de la Población la Bandera, la mayoría fue trasladad a vivir en el sector de Circunvalació n-Américo Vespucio frente a la Copa de Agua. Aquí llegamos con monos y petacas, se trataba de unos sitios diseñados para la construcción definitiva de nuestras viviendas por las cuales habíamos luchado de manera tan decidida.
Toda la estructura del ya viejo Campamento de la 26 de enero se adecuó a los diseños de la población y recomenzó nuestro activismo.El Galpón es lo primero que instalamos y pusimos en función con todas sus actividades y atribuciones. A estas alturas el gobierno freista se agotaba. En la 26 de Enero ya habíamos cocinado la realización de una provisoria Coordinadora de Sin Casas por todo Santiago, así es que ahora ya los miristas estructurados en su GPM [Grupo Politico Militar] por diferentes zonas y comunas lanzamos en una noche varias Ocupaciones( 6).

Destaca la Ranquil en un sitio estratégico abandonado en las esquina de Santa Rosa y Circunvalació n-Américo Vespucio, detrás de una otra vieja Iglesia cuyos curas nos apoyaron y cobijaron.Unos mil pobladores Sin Casas ocupan el lugar sin dar tiempo ni a la represión ni al gobierno de reaccionar. Con todos los conocimientos y experiencia de la 26 de Enero, su estructura global asumió inicialmente la conducción del Campamento Ranquil.

Paralelamente ocurrían tomas por la Florida, El Campamento la UNION, por Pudahuel, la 26 de Julio, por La Hormida se preparaban otras y la JPR provisional tomaba la conducción de la lucha de los sin Casa por todo Santiago.Se empieza a escribir otra parte de la historia del drama de los Sin Casas: ahora es regional, nacional y universal.Se realiza el Primer Congreso de los Pobladores de Santiago, nace la (JPR), La Junta de Pobladores Revolucionarios. Se elabora su primer manifiesto donde se establecen todas sus reivindicaciones, surge el Primer Manual sobre la Autodefensa y las Milicias Populares apoyados en su elaboración por Luciano Cruz y Bautista Van Chowen.Se vien su Primer Congreso.

El Campamento Ranquil y conclusiones.
La cantidad numérica de los Sin Casas, su organización a un nivel mucho mas sofisticado y efectivo, la multiplicació n y amplitud de la movilización, su disciplina, orden en las protestas y marchas ponen en jaque al gobierno freista y el Campamento Ranquil se instala sin mayores contratiempos. La dimensión que toma la lucha deja con la boca abierta a los políticos gubernamentales y reformistas contumaces.

Se instala este campamento en el centro del control poblacional y comunal del PC, donde Pascual Barraza hacía y deshacía a un nivel burocrático desde la municipalidad. Nos abrimos paso por San Ramón y desde ahí hasta San Joaquín y por todo el Cordón Industrial de San Miguel. Por la Cisterna se rearticulan varias celulas del Mir y organizaciones poblacionale

La 26 de enero fue la madre de las ideas y de la ejecución de todas las tomas de terreno de los sin casa por todo Chile.

Fue el tránsito del trabajo de masas, popular y obrero del Mir, el nacimiento del MPR, el FTR ,el MCR,F y diferentes instancias como la organización de mujeres, jóvenes- FER. La política cultural, con los medios de prensa, la iglesia popular y curas por el socialismo tienen su inicio en la 26 de enero y se consolidan en la toma de la Ranquil, amononada posteriormente en el proyecto de la Nueva la Habana,donde se desarrolla ya un insipiente Poder Popular.Es en este campamento donde se realiza el Congreso de la JPR y es aquí donde surgen las primeras ideas que después asumirán el MPR y el FTR y que se resumen ahora en estas tesis y recuerdos.

Aquí se inicia la gesta de la Nueva Habana, campamento que se conforma con todas las experiencias y provenientes de casi todos los Campamentos del Mir en Santiago,en especial del ranquil y la Union.

También ya aparece el Campamento Lenin en Concepción y la yedra de los Sin Casas y del Mir se expande por todo Chile. Y esta historia y lucha no viene solo de nuestra experiencia directa.

Tienen sus raíces, sus origines, y son de un tejido inagotable de ideas, aportes y vicisitudes que necesitamos rescatar e incorporar.

Simbólicamente hay que destacar la permanente movilización de los Sin Casas a nivel nacional.

Todo el pueblo y las familias en las marchas encabezadas por los destacamentos de las autodefensa, las diferentes organizaciones internas de los campamentos, por las milicias Populares.

Las tomas simbólicas del ministerio de la Vivienda, las Universidades Católica y la Chile, la toma de las Torres del San Borja y la retención de funcionarios burócratas del Estado y el Gobierno.Los embriones del Poder Popular y la autogestión surgen en pleno combate por sus derechos y el ejercicio de su poder, su reproducción y modalidad organizativa implementándose al calor de la lucha de clases a nivel regional y nacional.

Con el avenimiento de un periodo prerevolucionario y que se profundiza, con el agotamiento de la experiencia de la alianza para el progreso y la conquista del gobierno por parte de la UP, nuestros frentes constituían el horizonte y una experiencia que se avenía con los deseos de cambios y el despertar de las grandes masas, en particular el despertar de la clase obrera, los pobladores, los campesinos-mapuche, en definitiva los que Miguel describió tan acertadamente como los pobres del campo y la ciudad.Como sabemos pues la vida de los trabajadores chilenos ha estado marcada por un constante desplazamiento en busca de las nuevas vetas de trabajo que se abren temporalmente en diferentes puntos del país.

Ya se trate del salitre, las fábricas,la mineria, la exportación de la fruta o los bosques… lo que sumado a las peculiaridades de nuestra “loca geografía” implica que ellos sufren desarraigos, soledades, dificultades extremas en la vida de sus familias, inestabilidad para los hijos y inmigraciones, deambulando de un lugar geografico a otros…

Los desplasamiento y cambios en las dinamicas del poder economico social bajo la dictadura militar se implanto en 1973 y ahora su renacer y respuestas durante los gobiernos de la desconcertacion, Laguista,Freistas y Bacheletista- Alianzista como ellos mismos se llaman.Esta lucha nadie la puede detener, aparece y desaparece como las ¨Callampas¨, los que desapareseran definitivamente son los gobernantes y causante de la pobreza y extrema pobreza,causantes y responsables fundamentales de tanta discriminacion social,delicuencia, marginacion y olvido.

Por ello que la lucha por nuestros derechos va de la mano con la construccion de los embriones de poder popular territorial. Todas las luchas simples son y seran la columna vertebral de la lucha compleja y de gran escala.El Poder Popular como alternativa profundamente democratico al poder explotador y criminal; de la burguesia y el imperialismo.

Basada en estas ideas es que la 26 de Enero de la Bandera,fue el 1er embrion de Poder popular del MIR,durante el periodo prerevolucionario que se vivio de 1970-1973.

Viva el 38 aniversario de la Nueva la Habana! !
Viva el Nuevo Aniversario de la 26 de Enero-La Bandera!!
Honores para el `Mekey´Alejandro Delfin Villalobos!

Honores las Pobladoras y combatientes de la Bandera caidos en las lucha.

A la Lumi de la Davila:Lumi Videla mujer,Jefa y brillante Mujer en la accion y conduccion del GPM 1.

En el 2009 son otr@s l@s que escriben la historia,a diario sabemos de ell@s,por los campos y ciudades la lucha sigue,

se viste de mapuche,de obrer@s y Campesin@s,otr@ s son l@s que abriran las Grandes Alamedas,para que pase la revolucion social liberadora tantas veces soñada por generaciones que dejaron y dejan sus vidas en los campos de batalla de la lucha de clases,abierta y encubierta.

CON EL EJEMPLO DE TOD@S LEVANTAOS.

Victor Toro Ramirez lapena2006@hotmail. com

5 comentarios

Archivado bajo Antícapitaslista, chile, conflicto mapuche, Economía, Feminismo, Feministas, mpt, unidad mpt

EL COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA FRENTE A LA COYUNTURA ABIERTA EN CHILE CON EL ACCESO DE LA DERECHA AL GOBIERNO

CAD, DOCUMENTOS, MC, enero de 2010


“La realización anula las premisas”
Marcuse
“Hay que preparar diez mil montañas,
Encender el llano en llamaradas
Y fundar el día en el País,
Camaradas”
P.M.

Se cierra hoy en Chile el ciclo de los gobiernos de los sectores y grupos mantenedores del sistema de dominación capitalista, de aquellos que se autodenominaban recuperadores de una cierta clase de ‘democracia’ (cuento creído por algunos, justificador de tanta desgraciada práctica política para otros), la que habría permanecido en una suerte de encapsulamiento durante el período de la Dictadura. Sectores y grupos mantenedores, que algunos erradamente caracterizan como “la otra derecha”.

La Concertación, que tiene su génesis en el período dictatorial, constituye un bloque histórico que le permite al bloque en el poder, hegemonizado por la fracción monopólico-financiera, imponer su dominación política a partir de 1990, utilizando el consenso activo. A través de ella, la Burguesía en su conjunto, logra desplegar con pleno éxito el patrón de acumulación capitalista surgido tras el golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. Luego del ’90, no eran necesarios los milicos para mantener el orden, se había inaugurado la democracia de los mall, “había que cuidar la democracia”. Además, como dato no menor, la Izquierda, tradicional y revolucionaria, navegaba por los mares de la fragmentación y la atomización. Muchos se fueron para la casa, para recuperar el tiempo perdido y otros se hicieron parte de los sectores y grupos mantenedores representados por la Concertación.

Se inicia el gobierno de la derecha política con respaldo del conjunto de la clase dominante, comenzando entonces la dirección política de la formación social chilena por parte de aquellos que fueron capaces de idear el actual tipo concreto de ‘democracia’ (más bien ‘democracia gorila’), formulada para dar direccionalidad y sustentación política a la refundación social capitalista sufrida por nuestro país durante la Dictadura militar, centralmente en los años “80. Refundación social que apuntó y apunta a despolitizar a los ciudadanos a través del goce y disfrute de las “delicias del capitalismo” pagado en módicas cuotas mensuales. Refundación que busca arrebatar las ganas, los deseos, de luchar por una sociedad distinta.

En forma inmediata y directa son muchas las causas y factores que pueden explicar la derrota electoral de la candidatura de la Concertación: A.- Errores, insuficiencias, desconexiones con la realidad, etc., en la gestión de ese conglomerado; B.- Una constante desconsideración de las necesidades reales de vastos sectores, postergados social, política, económica y geográficamente; C.- Su crónica dolencia de casos conocidos de peculado, de cajas públicas pagadoras de uno que otro funcionario, candidato, favor o de deudas no reconocidas; D.- Sus descaradas repartijas y apitutamientos de cargos en diversos niveles e instancias, públicas y público-privadas; E.- Una evidente disociación entre la imagen muy bien evaluada de la presidenta, versus la menos que regular que el electorado tenía de la gestión global gubernamental, por lo que no pudo servir ella para capitalizar la votación popular; F.- Aumento de la votación de rechazo al gobierno y/o al sistema político: nulos, blancos y abstenciones. Además, en una situación muy destacable y en consonancia con todo lo anterior, una determinante porción de la votación pro-Concertación anterior pasó en esta ocasión a apoyar a la Alianza.

De otra parte, la victoria de la derecha se afianzó en la utilización de ingentes recursos de todo tipo y a lo largo de todo el país; en la concienzuda y metódica campaña a través de la cuasi totalidad de los medios escritos, radiales y de TV abierta de los cuales dispone; las promesas de bonos, puestos de trabajo y la cháchara que se iban a mantener los mezquinos ‘logros’ sociales que le legará la Concertación.

A los sectores y grupos mantenedores, a los que se sumaron gustosos los reformistas, no les resultó ésta vez el consabido cuento del “mal menor” (orientado a los menos convencidos del centro y de la izquierda), ni tampoco la tímida campaña del terror que intentaron a última hora con el fin de agitar las implicancias de la llegada de la derecha a la Moneda (dirigida para los más sensibles de los reacios: díscolos, meoístas, vacilantes, y a los funcionarios poco cooperadores). Como extensión de esta última campaña, asistimos también a la demonización realizada por ellos frente a todo aquel individuo u organización que osara hacer un llamado a anular, supuestamente haciendo el juego al ‘demonio’, lo que les restaría base social de apoyo para la prosecución de su flamante pacto por omisión.

Sobre esto último, señalemos que los únicos que podrían hasta ahora sacar una cuenta más alegre es la dirección del PC, puesto que producto del pacto mencionado lograron por fin cumplir su sueño de ingresar a esta institucionalidad e instalar a tres de sus próceres en el Congreso, donde seguramente ese partido hará bloque con los restos de la ahora opositora Concertación. No obstante, están por verse aún las consecuencias de esta nueva claudicación del reformismo y los alcances de ello en sus sectores más consecuentes.

Con todo, lo que creemos es la explicación más de fondo del avance de la derecha en nuestro país y que debe ser destacado con toda la fuerza posible en cualquier análisis que se haga de la coyuntura y más allá de esta, es el hecho incontrarrestable que el discurso de ella ha calado hondo en vastos sectores sociales e inclusive populares, incluyendo a algunos que otrora fueran proclives a apoyar, con todos sus defectos, a la Concertación. Ello no es casualidad y debe ser considerado en conjunto con la dinámica, más general, del alto grado de desarrollo e integración capitalista actual de nuestra formación, en su fuerte despliegue del capital monopólico dependiente transnacionalizado (CMDT).

El bloque dominante hoy puede darse el gusto de decir que logró imponer el miedo, el aislamiento, el egoísmo, por sobre la solidaridad, la defensa de los derechos sociales mínimos y los débiles lazos sociales y organizativos que se habían ido creando en los pasados lustros. Pudo desviar todo enfoque y crítica hacia el injusto sistema de dominación y explotación que le subyace, por conciliación con unos y por necesidades creadas frente a otros. Logró asimilar a las fuerzas e intereses de la oposición formal, sistémica, incluidas sus formas reformistas y vacilantes, en un sistema al que dichas fuerzas se oponían en las etapas anteriores (qué decir de sus posiciones durante la Dictadura). Casi podríamos decir que los sectores dominantes han llegado a administrar y movilizar metódicamente los instintos humanos, haciendo socialmente manejables y utilizables los elementos más rebeldes y ‘antisociales’ de la conciencia y de la intimidad de muchos sectores de la población, sin que estos se den ni cuenta. Y esto último no es obra del azar, puesto que es en ese nivel donde han sabido incidir y hacer aflorar, para dominarlos y transformarlos en factor de cohesión y de afirmación, los miedos, los odios, el individualismo, las necesidades, los resentimientos, el arribismo; en suma, el poder de lo negativo. Al hacerse cargo los sectores que dieron vida a los soportes políticos y económicos actuales del poder político formal, del gobierno, reafirmarán que la ‘democracia’ de la etapa capitalista presente consolida la dominación más firmemente que cualquier régimen burgués de excepción constitucional y que la libertad administrada que se nos viene, además de la represión instintiva que ya se nos ha internalizado, son las fuentes renovadoras del sistema de dominación y explotación. Casi inadvertidamente hemos arribado a una forma de sociedad cerrada, donde se disciplinan e integran todas las dimensiones de la existencia, pública o privada. Los derechos y libertades humanas básicas, tan anheladas y defendidas durante la Dictadura, han pasado a una relativización asombrosa, con una desvalorización que ya quisieran los dueños de Espartaco.

Pero estas profundas transformaciones ya habían comenzado hace tiempo, tanto social como individualmente, durante las oscuras horas del período dictatorial. Parafraseando a Engels, ellas son el sustento de la tendencia hacia la derecha observada en la última votación. Ya habíamos anotado que el nivel de desarrollo capitalista alcanzado por nuestro país permitía a los sectores dominantes contener el cambio social más profundo, el del contrapoder del pueblo y de la prefiguración del Socialismo, toda vez que también dichas fuerzas y la expresión de su poder han conseguido limitar la expresión orgánica, teórica y práctica de las potenciales organizaciones políticas insertas en el seno del movimiento popular. Esa posibilidad de contención casi sin ejercer la fuerza material es quizás el mayor logro de nuestros enemigos de clase: introdujeron la aceptación del ‘interés nacional’; el uso y abuso de los ‘temas-país’; impusieron el binominalismo electoral y ahora se viene la práctica de la alternancia en el aparato ejecutivo entre los grupos mantenedores y la derecha; hicieron crónica la espuria colusión de intereses entre estos representantes del Bloque Político de Estado en temas económicos, políticos, sociales, de los DDHH, etc., y entre el capital y las dirigencias sindicales tradicionales.

Ahora bien, teórica y prácticamente no podemos engañarnos ni llamar a ello, planteando que existen dos ‘derechas’ en Chile, afirmando que en el Bloque Político de Estado habría diferencias notables y aprovechables, porque esto no es así. En la pasada elección obtuvo más votos una coalición de dos partidos representantes de intereses de diversas fracciones de la gran burguesía, que cuentan con un lúcido programa para los fines previstos para la dirección política de una formación refundada en los términos del CMDT. En el camino quedó un agónico conglomerado, integrado por el reformismo burgués, restos de la mediana burguesía, y la socialdemocracia criolla de diverso pelaje; en una palabra, la asociación de representantes de los grupos y capas mantenedoras del sistema de dominación desarrollado en la Dictadura y que ellos intentaron hacer más amable. No podemos, por tanto, ser poco consecuentes y desarrollar una táctica de acuerdos con la ‘derecha menos mala’ (la Concertación), para combatir a la ‘mala mala’ (la Alianza, devenida en gobierno), toda vez que a los del arcoiris no se les pasó nunca por la cabeza llegar a acuerdos de este tipo durante 20 años; han sido feroces y efectivos en la represión y rechazo a toda movilización por demandas sociales y políticas populares; han sido eficaces adalides en el moldeamiento y autocontención de vastos segmentos de la población (ayudando a socavar su propia base de apoyo electoral); por otra parte, no sería raro ver acuerdos políticos entre el nuevo gobierno y algunas figuras y fracciones del anterior (“Gobierno de Unidad Nacional”), los que dejarán más huérfanos a los reformistas y a aquellos que quieran llegar a posibles acuerdos con los despojos de la Concertación. En este sentido, la decisión del MPT de llamado a voto nulo fue acertada, pues abrimos aguas con los que proclamaban nada fuera de la mantención del Estado burgués y todo para fortalecerlo. A fin de cuentas, la Concertación (esa supuesta ‘derecha’ menos mala) está agonizando y, por favor, la prudencia y las buenas costumbres aconsejan que a los cadáveres se les deba enterrar.

Nos asiste el convencimiento que el único camino viable para el acrecentamiento del MPT y para la multiplicación de sus esfuerzos y los de todas sus fuerzas integrantes, es el desarrollo de una política propia, autónoma e independiente, de lucha social y política ofensiva. Siendo portadores de una real vocación de poder democrático-popular, basada en el poder popular, la federación puede y debe presentarse como un polo de agrupamiento para todos los trabajadores y sectores populares honestos y consecuentes, inclusive como una instancia que con su resuelta decisión de luchar por una sociedad más justa atraiga a las bases consecuentes del reformismo y de la Concertación. Sólo una política y una práctica de resuelta decisión de lucha y avance, en que sumemos nuevos contingentes de trabajadores, estudiantes, pobladores, cesantes, dueñas de casa, pueblos originarios, y en que no nos dejemos sumar para proyectos fracasados y malintencionados, nos permitirán remontar el período de cuasi postración de los ideales más justos y humanistas a los que nuestro pueblo puede aspirar.

El período que se abre se avizora convulso y con la posibilidad cierta que se endurezca la política represiva de las fuerzas materiales del Estado, sumándose a ello los esfuerzos de la maquinaria política y mediática del Bloque en el Poder para aislar, anular y eliminar la amenaza de la izquierda que no transa. No cabe esperar el apoyo de las fuerzas que constituían la Concertación (o su periferia, tales como el MAS no-Navarro) y, como se afirmó antes, sólo la perseverancia en nuestros objetivos y formas de lucha nos podrán llevar a una situación en que podamos concitar el apoyo no sólo de sus bases si no el de todos aquellas y aquellos que, encandilados y obnubilados con el discurso mesiánico, clientelista, oportunista y arribista de la derecha, hoy están en la abulia o inclusive llegan a criticar a los que se puedan movilizar. En nuestra formación, plenamente integrada a la etapa actual de transición imperialista, el conjunto de la burguesía es capaz ya de contener la posibilidad de un cambio cualitativo para el futuro previsible, pero, ¡Oh dialéctica!, existen igualmente las fuerzas y las tendencias sociales y políticas que pueden romper esta contención y hacer estallar la sociedad, la que está aprisionada por una democracia que de tan rígida, monopólica y concentrada se hace inflexible y quebradiza. Es a estas fuerzas y tendencias a las que debemos apuntar y en ellas nos tenemos que asentar para poder dar los pasos efectivos en pos de la construcción de la nueva sociedad, la que debe ser Socialista.

Sin embargo, ninguna contradicción, por más evidente y gigantesca que sea, se decidirá del lado popular por el sólo hecho de que digamos los conjuros adecuados. Debemos apoyar cada uno de los movimientos reivindicativos que existan en cualquier sector social y geográfico, en la medida de nuestras fuerzas, elevándolos desde lo inmediatista o economicista a un nivel más conciente y politizado; llevemos a enfrentarse a los explotados y excluidos con el sistema que los afecta y aprovecha, enseñando en la práctica lo que podrían ser años de teoría; no dejemos de reivindicar la justicia popular para todos aquellos casos de atropellos a los DDHH sufridos por nuestro pueblo, los de antes y los de ahora, rescatando de paso a las agrupaciones desde el vergonzoso entreguismo y esterilidad en que se encuentran postradas hoy; no cejemos en la mantención y el mejoramiento de todas las condiciones sociales alcanzadas, comenzando por un sueldo mínimo no inferior a $350.000; agitemos la solidaridad, la organización social más estrecha, la amistad en el seno de todas las instancias de trabajadores y populares; reivindiquemos la salud, la vivienda y la educación públicas como derechos inalienables, de carácter social, a los cuales no se puede privatizar, directamente o mediante el argumento de la subsidiariedad; no abandonemos la solidaridad con las luchas del pueblo mapuche y sigamos apoyando su reivindicación de autonomía e identidad; y un largo etc., en donde nuestra máxima debe ser siempre la propuesta por el Maestro Simón Rodríguez, enarbolada para que la América insurrecta se lanzara a su primera independencia: “¡O inventamos o erramos!”.

Proponemos como plataforma mínima de lucha para el período el documento que hiciéramos llegar a las organizaciones hermanas del MPT, al finalizar el 2009, llamado “PLATAFORMA PARA UN BICENTENARIO DEMOCRÁTICO-POPULAR PARA CHILE, LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES”, el que por supuesto debe ser mejorado y enriquecido con el aporte de tod@s y que ya lo está siendo. Este instrumento no debe restringirse al mero análisis hermenéutico ni debe ser adocenado. Al contrario, debe acercarse y agitarse al interior de las franjas más comprometidas con la lucha popular y desde ahí, en la práctica, irradiarse al conjunto de los pueblos y los trabajadores.

Consecuentemente con los desafíos actuales y futuros de la lucha, debemos mejorar la organización del MPT y para ello creemos que un Ejecutivo de Organizaciones debe ser el máximo ente rector de la federación y el generador de sus políticas, y que debe convocar a las Asambleas Generales ordinariamente cada dos meses (por ahora), aunque puedan ser convocadas a petición de parte/s cuando sea necesario. En tanto, el Coordinador Nacional, debe mejorar su ordenamiento y dinámica actuales, toda vez que es el nivel que asume la realización de las tareas emanadas desde el Ejecutivo de Organizaciones y las Asambleas. Las Comisiones existentes deben ser fortalecidas y complementadas con las que se requieran, replicándose en regiones, no para duplicar esfuerzos, si no para enriquecer sus aportes. También, es necesario que las Comisiones cooperen con la realización de las Asambleas, sin integrarla como otra Organización, pero por supuesto que se requiere su integración en las labores del Coordinador Nacional; En los Regionales y Provinciales, que junto con las Comisiones conforman el Coordinador, las decisiones se toman por acuerdo colegiado de sus organizaciones integrantes, pero reconociendo la posición de los independientes o sin orgánica.

Todas las organizaciones hacemos grandes esfuerzos para financiar nuestras actividades. El MPT también requiere de ese apoyo por nuestra parte, siendo fundamental para la concreción de muchas tareas y actividades que irán en provecho y en consecuencia con lo que propongamos. Por ello no es ético que en las instancias de representación participe algún@ compañer@ de una organización que no haya cancelado sus cuotas a la Comisión de Finanzas de la federación.

Sería aconsejable que todas las organizaciones planteen sus puntos de vista y sus posiciones al conjunto de la federación mediante documentos, sean estos de forma material o virtual, los que debieran ser confirmados en su recepción por las otras y deferentemente contestados e incluso criticados, si fuese el caso. Es el intercambio de ideas y la discusión fraterna, entre otras cuestiones, lo que nos permitirá avanzar en una unidad más efectiva y productiva para nuestras aspiraciones de un cambio social efectivo.

¡QUE LA HISTORIA NOS ACLARE EL PENSAMIENTO!

COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA
20 de enero de 2010

1 Comentario

Archivado bajo método, mpt, MPT francia, unidad mpt

ENSAYOS MILITARES DE U.S.A. CAUSAN TERREMOTO EN HAITÍ , LO AFIRMAN LOS INFORMES RUSOS ES EL SECRETO A VOCES DEL ” PROYECTO HAARP”

lunes 18 de enero de 2010, actualizado hace 22 horas, 55 minutos
Efe17 de enero 2010.- Un reporte preparado por la Flota Rusa del Norte estaría indicando que el sismo que ha devastado a Haití fue el “claro resultado” de una prueba de la Marina Estadounidense por medio de una de sus “armas de terremotos”.

Terremoto experimental: ensayos contra Irán que malograron Haití
Crédito: Efe17 de enero 2010.-

La Flota del Norte ha estado monitoreando los movimientos y las actividades navales Estadounidenses en el Caribe desde 2008 cuando los Estadounidenses anunciaron su intención de restablecer la Cuarta Flota que había sido disuelta en 1950, a lo que Rusia respondió un año después con una flota Rusa encabezada por el crucero nuclear “Pedro el Grande”, comenzando sus primeros ejercicios en esta región desde finales de la Guerra Fría.

Desde finales de la década de 1970, los Estados Unidos han “avanzado enormemente” el estado de sus armas de terremotos y, según estos informes, ahora emplea dispositivos que usan una tecnología de Pulso, Plasma y Sónico Electromagnético Tesla junto con “bombas de ondas de choque”.

El informe compara además la experimentació n de la Marina Estadounidense de dos de estas armas de terremotos la semana pasada, cuando la prueba en el Pacífico causó un terremoto de magnitud 6.5 azotando el área alrededor de la ciudad de Eureka, en California sin causar muertes, pero con su prueba en el Caribe que causó ya, la muerte de al menos 140.000 inocentes.

Según lo indica el reporte, es “más que probable” que la Marina Estadounidense haya tenido “conocimiento total” del catastrófico daño que esta prueba de terremoto podría tener potencialmente sobre Haití y que había pre-posicionado a su Comandante Delegado del Comando del Sur, el General P.K. Keen, en la isla para supervisar las labores de ayuda si fuesen necesarias.

En cuanto al resultado final de las pruebas de estas armas por parte de los Estados Unidos, advierte el reporte, está el plan de los Estados Unidos de la destrucción de Irán a través de una serie de terremotos diseñados para derrocar a su actual régimen Islámico. Según el informe mencionado, el sistema experimentado por los Estados Unidos (proyecto HAARP) permitiría además crear anomalías climatológicas para provocar inundaciones, sequías y huracanes.

De acuerdo a otro informe coincidente, se tienen datos para establecer que el terremoto en Sichuan, China, el 12 de mayo de 2008 con una magnitud de 7.8 Richter, fue creado también por la radiofrecuencia del HAARP.
Al existir una correlación entre la actividad sísmica y la Ionosfera , mediante el control de la Radiofrecuencia inducida por Hipocampos, en el marco de HAARP, se concluye que:
1. Los terremotos en los que la profundidad es linealmente idéntica en la misma falla, se producen por proyección lineal de frecuencias inducidas.
2. La configuración de satélites permite generar proyecciones concentradas de frecuencias en puntos determinados (Hipocampos) .

3- Se han elaborado un diagrama de sucesión lineal respecto de los terremotos denunciados en que casualmente se produjeron todos a la misma profundidad: en Venezuela el 8 de Enero 2010 , profundidad 10 kms Honduras el 11 de Enero 2010, profundidad 10 kms. Haití el 12 de Enero 2010, profundidad 10 kms. El resto de las réplicas tuvieron profundidades de alrededor de 10 kms luego del terremoto.

El Pentágono dijo que el buque hospital USNS Comfort, que se encontraba anclado en Baltimore, comenzó a llamar a su tripulación para partir hacia Haití, aunque podrían transcurrir varios días hasta la llegada del buque. El almirante de la Armada Mike Mullen , jefe de Estado Mayor Conjunto, dijo que el Ejército de Estados Unidos trabajaba preparando la respuesta de emergencia a este desastre.Fraser, del Comando Sur (SOUTHCOM), dijo que barcos cúter de la Guardia Costera de Estados Unidos y buques de la Armada en la región se enviaron también para ofrecer ayuda aunque tienen suministros de alivio y de helicópteros limitados. El super portaviones USS Carl Vinson será enviado de la base naval de Norfolk, Virginia, con una dotación completa de aviones y helicópteros llegó a Haití a primeras horas de la tarde del 14 de enero, añadió Fraser. Otros grupos adicionales de helicópteros se unirían al Vinson, declaró.

La Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), ya operaba en Haití antes del sismo. El presidente Obama fue informado del terremoto a las 5:52 de la tarde del 12 de enero y solicitó a su personal que se asegure de que los empleados de la embajada estén a salvo y que comiencen los preparativos para proporcionar la ayuda humanitaria que sea necesaria.

De acuerdo al reporte ruso, el Departamento de Estado, USAID y el Comando Sur de los Estados Unidos comenzaron su trabajo de “invasión humanitaria” al enviar al menos 10.000 soldados y contratistas, para controlar, ahora en lugar de la ONU , el territorio haitiano luego del devastador “terremoto experimental”.

EEUU tiene la tecnología militar provocar desastres
Por eso no suscribieron el tratado de KIOTO
Antenas del proyecto HAARP, que algunos afirman que puede utilizarse para modificar el clima.

GENTILEZA : ARTURO PRAT

1 Comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, chile, Economía, Haití, mpt, MPT francia, Politíca., unidad, unidad mpt

EDUARDO OSSES MORENO SUFRE BRUTAL ALLANAMIENTO EN SU CELDA , SIENDO DESNUDADO POR ORDEN DEL MAYOR DITER VILLARROEL DEL CDP DE ANGOL .

día miércoles 20 de enero de 2010, en hora de la madrugada se produjo un masivo allanamiento al modulo eco dirigido por el mayor del CDP de Angol Diter Villarroel, particularmente a la celda del Peñi Eduardo Osses Moreno. El motivo de este allanamiento supuestamente seria para buscar elementos ilícitos dentro de la unidad penal.

Pero sin embargo, llama poderosamente la atención por que en este procedimientos no se encontró ninguna especie. Por este motivo se puede concluir que todas las acciones realizadas estuvieron para hostigar y amedrentar al peñi. Una demostración de aquello fue la brutalidad que tuvo que sufrir producto a que lo obligaron a desnudarse y posteriormente ser sacado violentamente y arrastrado de su pelo hasta la celda de castigo, donde los funcionarios de gendarmería procedieron a mojarle su ropa y colchonetas.

Actualmente se encuentra castigado en la celda de aislamiento, quedando en dichas celda de castigo por 10 días.

Por estas brutalidades el peñi, como forma de denunciar ha tomado la decisión de no recibir la alimentación y agua declarándose en huelga de hambre seca.

A continuación reproducimos su declaración.

Por todas las atrocidades que durante el tiempo que he estado encarcelado y perseguido por la justicia chilena, he tomado la decisión de protestar y denunciar los graves atropello a los Derechos humanos en que nos vemos envuelto los prisioneros políticos, que permanecemos injustamente en las diferentes cárceles de castigo.

Por esta razón yo exijo:

1.- El traslado inmediato al modulo de los Prisioneros Políticos Mapuche, considerando mi pensamiento y mi manera de vivir que tienen profunda afinidad por las tradiciones ancestrales mapuche, teniendo a la vista la legislación actual, incluido el Convenio 169 de la OIT y la Convención Americana de Derechos Humanos, que abogan por el respeto a los derechos culturales y hacen hincapié en la autoidentificació n como elemento esencial para caracterizar a los pueblos indígenas. Se tiene que considerar también que mi acusación esta en marcada dentro del denominado “Conflicto Mapuche”.

2.- En segundo término, que me permitan continuar haciendo uso de mi derecho a tener el pelo largo, como costumbre cultural propia mapuche, producto de mi autoidentificació n con las tradiciones ancestrales.

3.- por últimos tener las visitas al igual que los demás prisioneros Políticos Mapuche.

Por todas estas razones me encuentro en huelga seca hasta que se respeten mis derechos.

Hago un amplio llamado a todas a los organismos de Derechos Humanos a estar atento y denunciar estos graves atropellos.

Eduardo Osses Moreno
Prisionero Politico Mapuche
CDP de Angol.

1 Comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, chile, conflicto mapuche, Economía, mpt, Politíca., unidad, unidad mpt

Diario de la juventud cubana Enviamos médicos y no soldados

El líder de la Revolución Cubana habla de la tragedia en Haití tras el terremoto y de la labor de los médicos cubanos que en difíciles condiciones salvan vidas en ese país. También expresa su preocupación por los miles de soldados norteamericanos que ocupan el territorio haitiano y a los que se sumarán próximamente los de otros países. «Es necesario discutir seriamente el tema y asignar a la Organización de Naciones Unidas el papel rector que le corresponde en este delicado asunto», propone Fidel:

En la Reflexión del 14 de enero, dos días después de la catástrofe de Haití que destruyó ese hermano y vecino país, escribí: “Cuba, a pesar de ser un país pobre y bloqueado, desde hace años viene cooperando con el pueblo haitiano. Alrededor de 400 médicos y especialistas de la salud prestan cooperación gratuita al pueblo haitiano. En 127 de las 137 comunas del país laboran todos los días nuestros médicos. Por otro lado, no menos de 400 jóvenes haitianos se han formado como médicos en nuestra Patria. Trabajarán ahora con el refuerzo de médicos nuestros que viajaron ayer para salvar vidas en esta crítica situación. Pueden movilizarse, por lo tanto, sin especial esfuerzo, hasta mil médicos y especialistas de la salud que ya están casi todos allí y dispuestos a cooperar con cualquier otro Estado que desee salvar vidas haitianas y rehabilitar heridos.”
“La situación es difícil ?nos comunicó la jefa de la Brigada Médica Cubana? pero hemos comenzado ya a salvar vidas.”
Hora tras hora, de día y de noche, en las pocas instalaciones que quedaron en pie, en casas de campaña o en parques y lugares abiertos, por temor de la población a nuevos temblores, los profesionales cubanos de la salud comenzaron a laborar sin descanso.
La situación era más grave que lo imaginado inicialmente. Decenas de miles de heridos clamaban por auxilio en las calles de Puerto Príncipe, y un número incalculable de personas yacían, vivas o muertas, bajo las ruinas de barro o adobe con que habían sido construidas las viviendas de la inmensa mayoría de la población. Edificios, incluso más sólidos, se derrumbaron. Fue necesario además localizar, en medio de los barrios destruidos, a los médicos haitianos graduados de la ELAM, muchos de los cuales fueron afectados directa o indirectamente por la tragedia.
Funcionarios de Naciones Unidas quedaron atrapados en varios de sus albergues y se perdieron decenas de vidas, incluidos varios de los jefes de la MINUSTAH, una fuerza de Naciones Unidas, y se desconocía el destino de cientos de otros miembros de su personal.
El Palacio Presidencial de Haití se derrumbó. Muchas instalaciones públicas, incluso varias de carácter hospitalario, quedaron en ruinas.
La catástrofe conmovió al mundo, que pudo presenciar lo que estaba ocurriendo a través de las imágenes de los principales canales internacionales de televisión. De todas partes, los gobiernos anunciaron el envío de expertos en rescate, alimentos, medicinas, equipos y otros recursos.
De conformidad con la posición pública formulada por Cuba, personal médico de otras nacionalidades, como españoles, mexicanos, colombianos y de otros países, laboró arduamente junto a nuestros médicos en instalaciones que habíamos improvisado. Organizaciones como la OPS y países amigos como Venezuela y de otras naciones suministraron medicamentos y variados recursos. Una ausencia total de protagonismo y chovinismo caracterizó la conducta intachable de los profesionales cubanos y sus dirigentes.
Cuba, al igual que lo ha hecho en situaciones similares, como cuando el Huracán Katrina causó grandes estragos en la ciudad de Nueva Orleáns y puso en peligro la vida de miles de norteamericanos, ofreció el envío de una brigada médica completa para cooperar con el pueblo de Estados Unidos, un país que, como se conoce, posee inmensos recursos, pero lo que se necesitaba en ese instante eran médicos entrenados y equipados para salvar vidas. Por su ubicación geográfica, más de mil médicos de la Brigada “Henry Reeve” estaban organizados y listos con los medicamentos y equipos pertinentes para partir a cualquier hora del día o de la noche hacia esa ciudad norteamericana. Por nuestra mente no pasó siquiera la idea de que el Presidente de esa nación rechazara la oferta y permitiera que un número de norteamericanos que podían salvarse perdieran la vida. El error de ese Gobierno tal vez consistió en su incapacidad para comprender que el pueblo de Cuba no ve en el pueblo norteamericano un enemigo, ni como culpable de las agresiones que ha sufrido nuestra Patria.
Tampoco aquel Gobierno fue capaz de comprender que nuestro país no necesita mendigar favores o perdones de quienes durante medio siglo han tratado inútilmente de ponernos de rodillas.
Nuestro país, igualmente en el caso de Haití, accedió de inmediato a las solicitudes de sobrevuelo en la región oriental de Cuba y a otras facilidades que requerían las autoridades de Estados Unidos para prestar asistencia lo más rápidamente posible a los ciudadanos norteamericanos y haitianos afectados por el terremoto.
Estas normas han caracterizado la conducta ética de nuestro pueblo que, unido a su ecuanimidad y firmeza, han sido los rasgos permanentes de nuestra política exterior. Eso lo conocen bien cuantos han sido adversarios nuestros en la esfera internacional.
Cuba defenderá firmemente el criterio de que la tragedia que ha tenido lugar en Haití, la nación más pobre del hemisferio occidental, constituye un reto a los países más ricos y poderosos de la comunidad internacional.
Haití es un producto neto del sistema colonial, capitalista imperialista impuesto al mundo. Tanto la esclavitud en Haití como su ulterior pobreza fueron impuestas desde el exterior. El terrible sismo se produce después de la Cumbre de Copenhague, donde fueron pisoteados los derechos más elementales de 192 Estados que forman parte de la Organización de Naciones Unidas.
Tras la tragedia, se ha desatado en Haití una competencia por la adopción precipitada e ilegal de niños y niñas, que obligó a que la UNICEF tomara medidas preventivas contra el desarraigo de muchos niños, que despojaría a familiares allegados de tales derechos.
El número de víctimas mortales sobrepasa ya las cien mil personas. Una elevada cifra de ciudadanos ha perdido brazos o piernas, o ha sufrido fracturas que requieren rehabilitación para el trabajo o el desenvolvimiento de sus vidas.
El 80% del país debe ser reconstruido y crear una economía suficientemente desarrollada para satisfacer las necesidades en la medida de sus capacidades productivas. La reconstrucción de Europa o Japón, a partir de la capacidad productiva y el nivel técnico de la población, era una tarea relativamente sencilla en comparación con el esfuerzo a realizar en Haití. Allí, como en gran parte de África y en otras áreas del Tercer Mundo, es indispensable crear las condiciones para un desarrollo sostenible. En solo 40 años la humanidad tendrá más de 9 mil millones de habitantes, y enfrenta el reto de un cambio climático que los científicos aceptan como una realidad inevitable.
En medio de la tragedia haitiana, sin que nadie sepa cómo y por qué, miles de soldados de las unidades de infantería de marina de Estados Unidos, tropas aerotransportadas de la 82 División y otras fuerzas militares han ocupado el territorio de Haití. Peor aún, ni la Organización de Naciones Unidas, ni el Gobierno de Estados Unidos han ofrecido una explicación a la opinión pública mundial de estos movimientos de fuerzas.
Varios Gobiernos se quejan de que sus medios aéreos no han podido aterrizar y transportar los recursos humanos y técnicos enviados a Haití.
Diversos países anuncian, por su parte, el envío adicional de soldados y equipos militares. Tales hechos, desde mi punto de vista, contribuirían a caotizar y complicar la cooperación internacional, ya de por sí compleja. Es necesario discutir seriamente el tema y asignar a la Organización de Naciones Unidas el papel rector que le corresponde en este delicado asunto.
Nuestro país cumple una tarea estrictamente humanitaria. En la medida de sus posibilidades contribuirá con los recursos humanos y materiales que estén a su alcance. La voluntad de nuestro pueblo, orgulloso de sus médicos y cooperantes en actividades vitales, es grande y estará a la altura de las circunstancias.
Cualquier cooperación importante que se ofrezca a nuestro país no será rechazada, pero su aceptación estará subordinada por entero a la importancia y trascendencia de la ayuda que se requiera de los recursos humanos de nuestra Patria.
Es justo consignar que, hasta este instante, nuestros modestos medios aéreos y los importantes recursos humanos que Cuba ha puesto a la disposición del pueblo haitiano no han tenido dificultad alguna en llegar a su destino.
¡Enviamos médicos y no soldados!

Fidel Castro Ruz
Enero 23 de 2010

1 Comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, Archivos de la unidad MPT, Cuba, Economía, Haití, método, Politíca., unidad mpt

PACO PEÑA ESCRIBE DE HAITÍ DESDE FRANCIA

PACO PEÑA ESCRIBE DE HAITÍ DESDE FRANCIA

…oscuro hermano, preserva
tu memoria de sufrimientos
y que los héroes pasados
custodien tu mágica espuma.
Toussaint Louverture, Canto General XXX, Neruda.

En una edición póstuma de su célebre libro El Caribe, frontera imperial, Juan Bosch describe los avatares de una de las regiones del mundo que ha despertado desde siempre la codicia de las potencias europeas y de EEUU. Es -escribe- « la historia de las luchas de los imperios contra los pueblos de la región por arrebatarles sus tierras…es también la historia de las luchas de los imperios unos contra otros y la historia de los pueblos del Caribe por liberarse de sus amos… ».
A fines del siglo XVIII una guerra de más de doce años (1791-1803) desembocó en la independencia de Haití. Era el primer país que se emancipaba en América luego de EEUU y fundaba la primera república negra en nuestro continente. La lucha de los patriotas haitianos encabezada pour Toussaint Louverture (1743-1803) y Jean Jacques Dessalines libertaría a más de 300 000 esclavos. El primero, nieto de esclavos provenientes de Benin, será libertado a los 33 años por su amo y aprenderá de sus enemigos como nuestro Lautaro. Llegó a ser oficial y luego fue nombrado gobernador de la isla por la Convención de 1794. La revolución hacía suyo a quien sería el sepulturero del orden colonial galo en Haití..
Los colonos y terratenientes blancos y los « pequeños blancos » (obreros, almaceneros, empleados y artesanos), los hombres de color libres y los esclavos descendientes de África, constituían la estructura social de la « perla de las Antillas ». La guerra de liberación había ido a parejas con el proceso revolucionario en Francia. Pero los grupos antes citados, lo interpretaban cada cual a su manera. Los colonos blancos habían visto con buenos ojos la toma de la Bastilla, que les abría la posibilidad de autonomía económica y política, pero por cierto, querían mantener sus posesiones y privilegios y en ningún caso aceptaban la idea de emancipación de los esclavos. Desde comienzos del siglo XVIII había habido intentos secesionistas, duramente reprimidos por las tropas del rey de Francia estacionadas en Santo Domingo.
A los terratenientes les interesaban mucho más sus posesiones que la Declaración de Derechos del Hombre emitida por la Asamblea Nacional.
Makandal, el mandinga
Por su parte, mulatos y cimarrones ya se habían amotinado en carias ocasiones. La última sublevación había sido encabezada por el célebre manco Makandal, esclavo mandinga proveniente de Guinea llegado a Haití en 1779. Utilizando su saber ancestral se dió a la tarea de envenenar con hierbas a los animales en los establos y praderas, iniciando una campaña por expulsar a los colonos blancos y fundar un « imperio de negros libres ». Las tropas y los colonos efectuaban batidas para dar con el cimarrón subversivo. Pero a pesar del tormento sus hermanos negros respondían ante los incrédulos soldados y terratenientes lo que habían visto con sus ojos: «Makandal se viste de animal, se transforma en colibría, habla por la boca del viento, conoce cada árbol, cada caverna, cada arroyo… ».
Cuatro años mantuvo en jaque a las tropas hasta que fue apresado. Llevado a la hoguera purificadora, sus hermanos pudieron observar que las esposas se derretían con el fuego y que Makandal volaba por los aires y desaparecía. Desde entonces los chamanes negros cantan la letanía créole : « Makandal no ha muerto, se quedó con nosotros para siempre en este mundo ».
Aunque los « hombres de color » -mulatos libres y esclavos- contaban con el apoyo del sector más jacobino de la Asamblea Nacional francesa -Marat y Robespierre entre ellos- éstos eran minoritarios. Junto a otros habían fundado la Sociedad de los Amigos de los Negros y defendían sus aspiraciones por la igualdad civil y política.
En 1791, se desencadenó una insurrección general y desde el norte de Santo Domingo creció por toda la isla. Los mulatos emancipados y los esclavos luchaban juntos contra sus opresores. En abril de 1792, la Asamblea Nacional en París confirmó el decreto de libertad política, pero la esclavitud no fue abolida.
Al movimiento de los cimarrones, (« negros rebeldes fugados »), Toussaint Louverture que había hechos sus primeras armas al lado de los españoles, aportó entonces une perspectiva política : « Hermanos, yo he comenzado la lucha, quiero que la libertad reine en Santo Domingo. Uníos a nosotros ». Hábil político y sagaz militar, estableció una tregua provisoria con los españoles y aprovechó las fisuras del sistema colonial francés. En febrero de 1794 la Convención votó en París la abolición de la esclavitud. Toussaint Louverture devino general y cruzó luego lanzas con los ingleses que habían invadido la isla y querían crear un cordón sanitario para impedir el contagio revolucionario. Toussaint Louverture pretendía crear un frente único formado por mulatos y negros esclavos. El golpe de estado de Napoleón, el 18 Brumario (9 de noviembre de 1999) tuvo como consecuencia el envío tres años más tarde de un imponente ejército para retomar el control y restablecer la esclavitud .Toussaint Louverture enfrentó a las tropas galas mediante una guerra de guerrillas y resistió con eficacia. Sin embargo, obligado a un compromiso, fue engañado, capturado y llevado a Francia e internado en una fortaleza del Jura, macizo alpino, donde morirá en abril de 1803 : « Derrocándome habéis abatido al árbol de la libertad de los negros, pero sus raíces renacerán porque son numerosas y profundas ». Al mes siguiente, en mayo de 1803, un decreto de Bonaparte restableció la esclavitud.
Las raíces a las que hacía alusión Toussaint Louverture habían crecido y se habían afincado. Tres patriotas haitianos continuaron la guerra de liberación contra el enemigo común de negros y mulatos : Jean Jacques Dessalines, Henri Christophe y Alexandre Pétion. Las tropas francesas capitularon en noviembre de 1803 y el 1° de enero de 1804 fue proclamada la independencia de Haití. Aimé Cesaire, el escritor martiniqués de la negritude escribirá años después : « El combate de los patriotas haitianos por la transformación de los derechos formales en derechos reales, el combate por el reconocimiento del Hombre, se inscribe e inscribe la revuelta de los esclavos de Haití en la historia de la civilización universal ».
Por primera vez en la historia del que años más tarde se conocería como Tercer Mundo, los derechos humanos dejaban de ser el monopolio de una raza o de un sector específico de la especie humana. Sólo este hecho bastaría para considerar esta gesta como una de las más luminosas de la humanidad.
El tratado de París (1814) entregó a España una parte de la isla. Luego, Jean Pierre Boyer la reconquistó y la unificó hasta 1844, cuando se dividió en los dos estados que actualmente conocemos.
Dessalines proclamó la independencia y le dió al nuevo estado el nombre amerindio de Haití-Bohío-Quisqueya. Carlos X de Francia reconoció la independencia de Haití a condición del pago de una cuantiosa indemnización de 150 millones de francos-oro destinada a resarcir a los colonos blancos. Dicha suma fua pagada hasta 1883.
En 2004, con ocasión del bicentenario de la muerte de Toussaint Louverture, el présidente Aristide había pedido a Francia la restitución de la indemnización inmoral e inicua pagada por el pueblo haitiano. En la Asamblea Nacional francesa, un sólo diputado, Christiane Taubira, guyanesa, apoyó dicha restitución.
En el curso del siglo XIX Haití conocerá una gran inestabilidad con gobiernos autoritarios y nuemerosas revueltas, incluso un imperio, el de Faustino Soulouque entre 1848 y 1859, al que Carlitos Marx comparó con Bolívar en carta a Engels, luego de cometer su conocido « Bolívar y Ponte ».
Una intervención que recuerda otras.
Las inversiones norteamericanas en Haití estaban estimadas en 1915 en 15 millones de dólares. Aparte de los intereses en el azúcar, los transportes y los puertos, los inversionistas estadounidenses disponían del 50% de las acciones del Banco Nacional Haitiano. Uno de los hombres de negocios más importantes era Roger Farham. Vicepresidente del Banco Nacional, de la Railroad de Haití, era también funcionario del National City Bank. Jugó un papel importante en el conflicto que enfrentó al gobierno del presidente haitiano Davilmar Theodore (luego en 1915, al de Vilbrun Guillaume Sam) con los banqueros norteamericanos y dirigió la campaña que provocó la intervención militar de EEUU.
El 17 de diciembre de 1914, a petición suya, marines del crucero Mathias desembarcaron en Puerto Príncipe y se llevaron 500 000 dólares pertenecientes a Haití provenientes de las arcas del Banco Nacional Haitiano. Frente a las protestas del gobierno haitiano, el secretario de Estado Bryan señaló que los EEUU debían « proteger los intereses norteamericanos que se encontraban amenazados », añadiendo que se trataba de una simple « transferencia de fondos » (¡SIC !).
Las presiones de los hombres de negocios estadounidenses dirigidas al Departamento de Estado querían empujarlo a apoderarse del control de las aduanas haitianas. El pretexto fue la situación de caos y de guerra civil que se había desarrollado desde 1912 y que provocó exacciones de una y otra parte, acarreando en 1915 la espantosa muerte del presidente Sam. El 28 de julio los marines desembarcaron en Haití. Se quedarán durante 19 años.
El presidente del Senado haitiano, los diputados, ex ministros y ciudadanos importantes, protegidos por las bayonetas de los marines, se apresuraron a asegurar al almirante Capperton, comandante de las tropas de ocupación, su acuerdo para colocar las aduanas y las finanzas bajo control norteamericano.
Fue Capperton en persona quien dió luz verde a la designación de Sudre Dartiguenave como presidente. El 11 de agosto se convertía en presidente por un período de siete años. Tres días después, el proyecto era sometido a los diputados y senadores. Las condiciones eran de tal modo humillantes para Haití que incluso en el seno de esa sumisa asamblea surgieron voces de protesta : « Según las declaraciones de sus agentes, el gobierno de los EEUU, en nombre de la humanidad , ha efectuado una intervención humanitaria en nuestro país y, con sus bayonetas, sus cañones y sus acorazados, nos ha presentado un proyecto. Pero, ¿qué es este proyecto ? Un protectorado impuesto a Haití por el señor Woodrow Wilson ».
En 1918 fue promulgada una nueva constitución, cuyo inspirador y uno de los redactores era el subsecretario de marina de EEUU, Franklin D. Roosevelt, el paladín de la doctrina de la « buena vecindad ».
Con el tiempo el mismo Dartiguenave manifestará cierta resistencia a sus protectores. Será reemplazado en 1922 por el dócil Luis Borno. Así, Haití fue entregado a la voracidad imperialista.
Luego fue abolido el artículo 5° de la Constitución que desde hacía un siglo prohibía a los blancos la propiedad del suelo.
Los campesinos haitianos fueron las primeras víctimas de la llegada de los propietarios que compraban y explotaban nuevas plantaciones. Esto añadido a la represión sistemática en los campos realizada por las fuerzas de ocupación, provocó un verdadero éxodo de campesinos hacia Cuba, otro flujo migratorio se dirigió a la República Dominicana.
La epopeya de Charlemagne Peralte y sus Cacos
La desvergonzada colaboración de las elites haitianas con las fuerzas de ocupación tuvo como contrapartida la epopeya de los Cacos de Charlemagne Peralte, que durante dos años -como Sandino más tarde en Las Segovias- hizo frente a las tropas de ocupación al igual que antaño Toussaint Louverture, antes de ser asesinado a traición, como Sandino. Sólo en 1934 las fuerzas de EEUU abandonarán Haití.
Nacido en 1886, Charlemagne Peralte era descendiente de una familia que había vivido en una región que había sido controlada por los españoles, de ahí su apellido. Su padre había sido general del ejército haitiano y Charlemagne seguirá también la carrera militar. Condenado a la reclusión por actos de resistencia contra las fuerzas de ocupación, una vez liberado, se interna en el monte y organiza con sus Cacos (reminiscencia de los cimarrones y campesinos armados) la resistencia contra las tropas de EEUU, quienes tuvieron que emplear aviones y bombardear las zonas rebeldes. Charlemagne proclamó un gobierno provisorio en el norte de Haití, pero el 31 de octubre de 1919, gracias a una traición, un oficial del ejército de EEUU lo asesinó en su campamento de una bala en el pecho.
Charlemagne Peralte tenía la crística edad de 33 años y se transformará en un símbolo para su pueblo.
En 1994 el presidente Aristide hará acuñar monedas con su efigie.
Su asesino, el oficial estadounidense Herman Hanneken, morirá en 1986 con el grado de general de brigada.
En 1957, con el apoyo del ejército, François Duvalier deviene presidente de Haití, siete años más tarde una enmienda constitucional lo designa « presidente vitalicio ». El ejército, la burguesía ligada al comercio y la burocracia estatal, constituían, junto al apoyo de EEUU, las fuerzas que apuntalaban al régimen. El novelista británico Graham Greene hablaba en esos años de Haití como una « república de pesadilla », debido al terror instaurado por el régimen. Duvalier se enemistó con la Iglesia y en 1962 rompe relaciones con el Vaticano y polemiza con Londres. Pero Washington lo apoyará indefectiblemente ante el miedo a la instauración de un régimen comunista. Luego, Papá Doc, designará a su hijo Jean Claude como su sucesor, quien asumirá el poder en 1971 y será derrocado en 1986. El gobierno socialista francés -a petición de EEUU- lo admitió en su territorio.
El sacerdote Aristide, candidato del Frente por el Cambio y la Democracia será elegido presidente en 1991 y derrocado en septiembre de ese año por el ejército y Washington, que imponen al general Raúl Cedras. Era el golpe de estado número 172 desde que Haití había accedido a la independencia. A pesar de las sanciones impuestas por la ONU, Cedras gobernará hasta 1994, abandonando el poder previo acuerdo con EEUU, la ONU y Aristide.
En el libro escrito por Christophe Wargny y Pierre Mouterde, que lleva como sugestivo título en créole y en francés « Apre bal tambou lou : cinco años de duplicidad norteamericana en Haití, 1991-1996 », los autores muestran la acción combinada contra Aristide, no exenta de contradicciones, de EEUU, los militares, la oligarquía haitiana y el Vaticano. Este último se habría opuesto a Aristide por su antiguo compromiso en favor de la teología de la liberación.
Aristide será reinstalado en el poder en 1994, bajo el amparo de la resolución 940 de la ONU y transportado por la potencia que había contribuido a su derrocamiento. Le sucederá René Preval en 1996. Aristide será reelegido en 2000 y luego acusado de corrupción en una sospechosa operación montada por Washington con la complicidad de París. Amenazado de muerte, se verá obligado a abandonar el poder en 2004, exiliándose desde entonces en Africa del Sur. Le sucederá René Preval, quien salvó indemne del terremoto que ha devastado la isla hace algunos días. .
Haití ha sido golpeado una vez más. La intervención masiva de EEUU permite presagiar -debido a su prontuario nada tranquilizador- tiempos tumultosos, aun si en la situación en la que se encuentra el valeroso pueblo haitiano, toda ayuda es necesaria y bienvenida.
Algunas voces se han elevado para invocar un momento de decencia, avanzando la idea de que debería ser la ONU la que debe tomar a su cargo y dirigir las operaciones de ayuda al pueblo haitiano, respetando las instituciones del escuálido estado existente. Régis Debray ha propuesto de que sea la máxima organización internacional la que adopte a Haití como « pupilo de la humanidad », garantizando y coordinando, no sólo la ayuda necesaria e imprescindible en estos momentos dramáticos, sino que también sea decidida una ayuda duradera, que pueda paliar en parte el pillaje al fue sometido durante tantos años este pueblo y restablecer las condiciones para que los propios haitianos decidan su futuro.
Cuando se considera el monto recibido por los bancos norteamericanos y europeos para hacer frente a la crisis, las cifras prometidas hasta hoy para la reconstrucción de Haití parecen irrisorias. Por ello Debray propone que sean los diez países más ricos del planeta quienes versen durante cinco años una contribución financiera excepcional.
La humanidad y nosotros, latinoamericanos, tenemos una deuda histórica indeleble con la patria del Espartaco negro, con la primera república negra en nuestro continente..

Paco Peña, París, 20 de enero de 2010.

1 Comentario

Archivado bajo Haití, MPT francia, unidad mpt

Fiscal habría sobornado a testigo para entregar información falsa en caso Elena Varela

Un giro inesperado dio el caso de la documentalista, Elena Varela, acusada de haber asaltado dos bancos para proveer de dinero al Movimiento Izquierdista Revolucionario (MIR).

Según lo informado, Sergio Reyes, un reo imputado por robo con homicidio, habría declarado en una carta que había sido chantajeado por el fiscal, Servando Pérez, para que inculpara a Varela en los ilícitos que se le imputaban.

“Siento un dolor inmenso por todo lo que he sufrido. Por la injusticia de ver a una persona que está tratando de ser sobornada para que hable en contra mía. Es una sensación de terror, como del tiempo de la dictadura”, comentó Varela.

La realizadora fue detenida por Carabineros el año 2008 sin ninguna explicación y sin orden judicial. En el proceso se incautó también todo el material fílmico de su autoría y varios bienes de su casa.

“Primero me tomaron detenida sin llevarme a Investigaciones y sin hacerme ningún interrogatorio porque la Fiscalía determinó que era la líder de un movimiento. Después se hizo un allanamiento a mi casa donde se confiscaron todas las películas y el material audiovisual. En términos legales, se pasaron a llevar muchos derechos. Tuve un proceso de interrogatorio tortuoso en el que me amenazaron con mi hija y nunca me dijeron las razones por las que estaba siendo detenida”, describió la acusada.

Para su abogado defensor, Jaime Madariaga, todo el proceso ha sido irregular lo que, a su juicio, se ha traducido en la vulneración reiterativa de las garantías fundamentales de su defendida.

“Me recuerda las escenas más oscuras de las películas donde los fiscales tratan de inculpar a gente inocente. Siempre hemos estado seguros de su inocencia. No existen pruebas contra ella. No sé si es un montaje o no, pero al menos sí hay una lectura de los antecedentes absolutamente forzada que no se corresponde con la realidad”, afirmó el jurista.

Estos nuevos antecedentes aparecen a menos de dos meses de que se inicie el juicio para determinar la culpabilidad o inocencia de Elena Varela en los hechos que se le imputan.

La implicada aseguró estar esperanzada en dejar de ser “presa política” para poder retomar su trabajo y vida normal. Dos aspectos que se ha visto obligada a dejar de lado luego de meses tras las rejas y los casi dos años de arresto domiciliario entre Santiago y el Sur. Esto porque la fiscalía ha argumentado que “se podría fugar por la cordillera o tener interacción con personajes subversivos”.

Varela criticó además el gobierno de Michelle Bachelet, a quien le envió una carta el año pasado y, al igual como sucedió con los demás organismos a los que acudió, se le indicó que no se podía hacer nada fuera de la jurisdicción de la fiscalía regional. “Es una fórmula para paralizar el pensamiento humano, para detener la verdad y proteger ciertos intereses”, interpretó Varela ante sus fallidas gestiones.

El 2 de marzo comenzara el juicio público, sólo a pocos días de que se inicie el gobierno de Sebastián Piñera. La cineasta dice no tener miedo, pues está segura de su inocencia y no cree que un gobierno de oposición la perjudique aún más de lo que lo habría hecho la propia Concertación.

Fuente: Radio Universidad de Chile

Fotografía: Fiscal Servando Pérez

Claudio Escobar Cáceres
Brigada Nicolasita Inti Simón ….
(Debajo de los adoquines está la playa …)

1 Comentario

Archivado bajo chile, mpt

CHILE Solicitan aplicación de Consulta según Convenio 169 OIT


ARICA, 19 DE ENERO DE 2010.- Representantes de la Coordinadora Aymara de Defensa de los Recursos Naturales de Arica y Parinacota interpusieron un recurso de protección contra el Gobierno de Chile por no aplicar el derecho a consulta, participación y el consentimiento previo e informado, establecido en el Convenio 169 de la Organización Internacional del Trabajo –OIT-, en el proyecto de “Exploración Minera proyecto Catanave”, solicitada por la empresa transnacional Southern Copper Corporation – Agencia Chile, que se encuentra en calificación según el Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental, en el marco de la Ley 19.300, Bases del Medio Ambiente.
La coordinadora aclara que el proceso de “participación ciudadana” dada por la Comisión Nacional del Medio Ambiente (Conama) en el marco de la Ley 19.300 de Bases Generales del Medio Ambiente, tiene carácter restrictivo y limitado para los pueblos originarios, y contraviene en gran medida el Derecho a Consultar a los pueblos indígenas cuando se apliquen medidas que les afecten directamente y esté en riesgo su existencia, integridad cultural y sus recursos naturales de subsistencia, establecido en el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales.
Asimismo el conglomerado de representantes indígena urbanos, rurales y sociedad civil, enfatiza que el Convenio 169 de la OIT sobre Pueblos Indígenas y Tribales, es un tratado internacional de Derechos Humanos, cuyo carácter es vinculante con la legislación interna del país y tiene un rango constitucional, ratificado en el artículo quinto de la Constitución Política chilena que obliga al Estado a respetar y cumplir las normativas en la materia.

Por tanto, mediante la acción legal realizada en la Corte de Apelaciones de Arica, la Coordinadora solicita: la suspensión y/o revocación definitiva del proceso de participación que establece la ley 19 por contradecir en particular al Convenio 169 de la OIT; la anulación de la concesión de exploración minera en el territorio de la Reserva Nacional Las Vicuñas, ya que esta se concedió sin contar con la consulta y consentimiento a las comunidades indígenas directamente afectadas. Y toda medida que tenga por objeto reestablecer el debido imperio del derecho de los afectados, principalmente tomando en consideración los principios cautelares, precautorios y de irreversibilidad del daño ambiental que se pretende causar en la Reserva Nacional de la Vicuñas, con costas.

NORMATIVAS VULNERADAS

Según el recurso interpuesto por el referente aymara, el proceso de participación ciudadana del proyecto Catanave, efectuado el 6 de enero de 2010 en Putre, vulnera el derecho establecido en el Convenio 169 de la OIT en sus articulados 6, 7 y 15, donde se establece que antes de emprender cualquier actividad de exploración o explotación de minerales y/u otros recursos naturales que se encuentren en las tierras o territorios indígenas de debe consultar al Pueblo Indígena, a fin de determinar si los intereses de esos pueblos serían perjudicados y en que medida, antes de emprender o autorizar cualquier programa de prospección o explotación de los recursos existentes en sus tierras.

Como indica el instrumento internacional, los Estados tienen la obligación de consultar a los pueblos indígenas, más aún cuando se pone en riesgo la subsistencia, integridad cultural y existencia de las comunidades directamente e indirectamente afectadas, además del riesgo de la contaminación de su territorio y el uso de sus recursos naturales no renovables.

“Este derecho a la consulta se encuentra amparado en los instrumentos internacionales contenidos en la Convención de la Erradicación de la Discriminación y Racismo, En la Convención de los Derechos del Niño, en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales y en el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos y además en la Declaración de Naciones Unidas sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas”, añaden en el recurso de protección.

Es más, la Coordinadora indica que el proceso de participación dada por la Conama en del marco de la Ley de Bases Generales del Medio Ambiente, contraviene los artículos 12, 13 y el articulo 34 de la Ley 19.253, Ley Indígena, en razón de la protección otorgada por normativa a la propiedad y posesión que tienen los pueblos indígenas sobre tierras ancestrales, además de la obligación legal que se hace para que en estas materias de alto impacto se consulte a las organizaciones indígenas.

Además, el proyecto minero “Catanave” se desarrollaría ubicado a 15 kilómetros de la localidad Tignamar, comuna de Putre, provincia de Parinacota, al interior de la Reserva Nacional de Las Vicuñas, que forma parte del Sistema Nacional de Áreas Silvestres Protegidas por el Estado (SNASPE). Es decir, la exploración es solicitada en territorio indígena y ancestral amparados por la Ley Indígena, y protegido por las normas del SNASPE, y por los artículos referidos al derecho a la vida, a vivir en un ambiente libre de contaminación, ambos contenidos en el articulo 19 de la Constitución Política de la Republica.

“La autoridad nacional no ha considerado el Convenio 169 de la OIT, en lo que respecta a la consulta, participación y consentimiento. De esta forma el gobierno ha restringido las obligaciones de respeto, protección y garantía establecidos en la Convención Americana de Derechos Humanos y el artículo 1 de la Constitución Política del Estado, que establece como deber del estado la adopción de las medidas de participación que aseguren la mayor realización de los grupos intermedios en el país, más cuando se trata de una nación indígena, en territorio ancestral protegido por leyes nacionales e internacionales”, argumenta la Coordinadora.

Cabe destacar también que sin la participación de los afectados en un proyecto con intervención de alto impacto ambiental, probablemente irreversible, no se cautelan los derechos garantizados por la Convención sobre Diversidad Biológica, suscrita y ratificada por Chile, cuya finalidad es establecer la conservación de la diversidad biológica del territorio indígena que se pretende intervenir, teniendo presente que es una Reserva Nacional de las Vicuñas.

Del mismo modo, la orgánica indígena agrega que “es importante mencionar que este proyecto minero viola la obligación de prevenir y cautelar la integridad ambiental consagrada en la convención de Biodiversidad de Río”.
Finalmente la Coordinadora Aymara de Defensa de los Recursos Naturales recuerda a la opinión pública en general que la empresa de capitales norteamericanos, Southern Copper Corporation, fue condenada por el Tribunal Internacional del Agua en el año 1992, acusada de inminente ecocidio producido por medio siglo en el sur del Perú (Ilo) tras extraer aguas de alta calidad de las cuencas altoandinas, con impactos negativos, afectando la disponibilidad de agua para uso domestico y agrícola; además de descargar relaves al mar destruyendo el cauce del río Locumba y la Bahía de Ite, ecosistema que perdieron su diversidad biológica.

texto y fotos: Leyla Noriega Zegarra.
Periodista.

1 Comentario

Archivado bajo chile, mpt

EL FIN DEL GOBIERNO CONCERTACIONISTA, EL TRIUNFO DE LA DERECHA Y LAS TAREAS DEL MOVIMIENTO POPULAR

El cambio de Gobierno en Chile ha despertado múltiples reacciones, y queremos expresar nuestras visiones a través de esta nueva Carta de Opinión.

Este cambio de gobierno se da luego que la Concertación administrara por 20 años el modelo neoliberal heredado de la Dictadura, en una constante negociación y acuerdo con la Derecha, y bajo la protección y el beneplácito del empresariado. El bloque en el poder ha sido unido y sólido, y hasta el día de hoy lo es, en la medida en que no hay grandes disputas de poder entre las distintas fracciones de la burguesía, y en que la “democracia de los acuerdos” siempre ha primado por sobre los conflictos. De este modo, el tipo de modelo económico que se ha instaurado en Chile -donde la precariedad del trabajo es la regla, donde prácticamente no hay restricciones al negocio de unos cuantos por sobre las necesidades de las mayorías trabajadoras, donde hay Tratados de Libre Comercio con casi todos los países del mundo, cuya contra parte es la miseria de los sectores económicos más débiles y la depredación de los recursos naturales, y donde la distribución del ingreso es asquerosamente desigual-, ha sido el eje de acuerdo, con matices cosméticos, de la clase política dominante.

Nosotros vemos que el resultado de las elecciones, con la Derecha en el gobierno, no va a cambiar el panorama. Si bien asumimos que hay diferencias -como por ejemplo, hay algunos derechos sociales mínimos que la Concertación no se decidió a recortar, o bien no tuvo el tiempo para hacerlo-, estas diferencias no son de fondo. La Concertación instaló, durante estos 20 años, una visión del país que es la hegemónica en la actualidad, y que expresa la legitimación de la desigualdad del capitalismo en aras de la “gobernabilidad” y de la “democracia”.

En ese sentido, hay que tener en cuenta que durante este último año, en el período pre electoral, se dio una situación extrañísima: la Concertación supuestamente estaba debilitada, dividida, pero el proyecto concertacionista se expresaba más vigente que nunca a través de los diversos candidatos. Un Jorge Arrate que venía del bloque gobernante, con ciertos reparos y críticas, pero que representaba a un PC muy afín a la Concertación, un MEO que se declaraba el continuador de la Concertación, un Eduardo Frei apoyado formalmente por los partidos de Gobierno, y Piñera que intentaba ofrecer lo mismo que la Concertación, pero “bien administrado”, “extendiendo los beneficios a la clase media” y “sin los vicios del pasado”.

En cuanto a la elección en sí, y como explicación del triunfo de Piñera, vemos que hay una evidente crisis del padrón electoral. Más del 40% de las personas mayores de 18, no están inscritas, no fueron a votar, anularon o dejaron el voto en blanco. Por lo tanto, Piñera fue electo con alrededor del 30% de los votos de los mayores de edad, sin un aumento sustancial del total de votos que históricamente ha tenido la derecha. Debido a esto, vemos al mismo tiempo, una mantención de las posturas políticas a nivel del electorado, es decir, no consideramos que exista una derechización efectiva o profunda de la sociedad chilena.

Al contrario que los analistas políticos, nosotros pensamos que Chile no cambió, y justamente por eso salió Piñera, pues, lo que sí explica su elección es la deslegitimación de la participación en las elecciones y en general de la política institucional, y además una despolitización profunda en términos de la completa ausencia de proyectos políticos en la sociedad chilena. En ese vacío de política real, es que puede tener éxito una propuesta puramente propagandística como la de Piñera. Este vacío, se expresa muy bien es lo programático, en la medida en que la Derecha que llega al gobierno ha prometido “cosas” pero sin esclarecer las medidas que quieren tomar. Ellos han declarado simplemente que ellos harán las cosas bien. Así, se autoproclaman como mejores administradores que la Concertación, sin corrupción, y con caras nuevas.

Otro nivel de análisis, son las implicancias inmediatas y directas en términos de las relaciones internaciones, pues se fortalece el eje de gobiernos más reaccionarios de la región de América Latina (Perú, Colombia, México, etc.) lo cual es un gran impulso a los intereses imperialistas de EEUU, que justo en este momento está en una nueva ofensiva, desde el Golpe en Honduras, y recientemente con la invasión camuflada de “ayuda humanitaria” a Haití.

Otra implicancia directa del triunfo de la Derecha, es una probable restricción del gasto social, por el énfasis que ha hecho históricamente la Derecha en ese ámbito. Pero recordemos que ya está bastante restringido, pues los derechos sociales durante la Concertación, como la Educación, Salud, Vivienda, han sido escasamente cubiertos a través de los recursos del Estado, a pesar de los bonos focalizados. El gasto público ha sido, en general, un salvataje constante a las inversiones de los capitalistas. En todo caso, sabemos que Piñera no puede ser drástico en el recorte pues le puede hacer perder popularidad, y también sabemos que en las finanzas públicas, en el caso que el Estado de Chile se viera apretado, tanto la Concertación como la Derecha apelarían a recortar el gasto social.

También vemos que un aspecto importante es la reconfiguración parcial del panorama político, pues ya desde antes de la elección diversos sectores hablaban de generar una nueva “coalición progresista”. Sobre este asunto, hay varios elementos a considerar. Lo fundamental, y lo más peligroso, es que estos sectores van a jugar a dos bandas, haciendo “oposición constructiva” como ellos dicen, es decir, apoyando a Piñera en el gobierno y parlamento (ejemplo de ello es la buena recepción de la idea del “gabinete de unidad nacional”), e intentando, al mismo tiempo, activar la movilización social, instrumentalmente, en función de volver a ser gobierno, en la línea de las declaraciones del presidente de la CUT, Arturo Martínez.

Este nuevo bloque “progresista” puede agrupar a los partidos de la Concertación, a los partidarios de MEO, puede acercarse al PC y otras fuerzas de izquierda, o puede excluir a alguno de estos sectores, pero probablemente juegue a lo mismo. Aquí se instala un falso dilema entre el “progresismo” y la Derecha, como ocurrió antiguamente con Dictadura vs Democracia, lo cual todo luchador social honesto debe combatir.

Como es posible que haya un vuelco de las fuerzas concertacionistas a la movilización social, en función de recargar sus fuerzas, lo cual implicará una instrumentalización del movimiento popular, habrá que prepararse para hacer frente a un escenario de mayor movimiento, pero con una óptica poco favorable para un proyecto revolucionario y autónomo de las y los trabajadores y los pueblos. Nuestra apuesta pasa, en este sentido, por aprovechar las coyunturas que se puedan generar para fortalecer y construir la fuerza propia del campo popular, y enfrentar al régimen capitalista, con independencia, autonomía y solidaridad entre las y los que luchan. Nuestra tarea, la tarea del movimiento popular, que siempre ha sido ardua, es defender lo poco que hay, y seguir luchando por lo que no tenemos, por lo que nos pertenece.

¡Por el Socialismo y la Libertad!

¡Arriba las y los que luchan!

Estrategia Libertaria – Corriente de Acción Libertaria

1 Comentario

Archivado bajo Feminismo, Feministas, Haití, mpt, Politíca., unidad mpt

Acuerdo Internacional de los Trabajadores y de los Pueblos 87, rue du Faubourg-Saint-Denis – 75 010 Paris. Francia ¡Urgente Haití!

El Acuerdo Internacional de los Trabajadores y de los Pueblos quiere dar a conocer a todos los
trabajadores del mundo, horrorizados a la vista del terrible martirio que sufre otra vez el pueblo
haitiano, el llamamiento lanzado por la Asociación de Trabajadores y Pueblos del Caribe (ATPC).
SÍ A LA SOLIDARIDAD CON LOS TRABAJADORES Y EL PUEBLO DE HAITÍ (extractos)
La Asociación de Trabajadores y Pueblos del Caribe, ATPC, da toda su solidaridad al pueblo
haitiano atropellado y mutilado una vez más por un seísmo de gran intensidad que acaba de sufrir el país
[…].
La ATPC recuerda que los estragos, las numerosas víctimas, el profundo sufrimiento de las
poblaciones a raíz de ese seísmo son consecuencia de carencias flagrantes de infraestructuras, del
estado de la mayor parte de las infraestructuras y viviendas, del paro que afecta a más del 60% de
los trabajadores, de los salarios de miseria (menos de 2 euros al día) mientras el Gobierno de Haití
entrega cada semana más de un millón de dólares a las instituciones internacionales como pago de
la llamada deuda externa.
La ATPC llama a los pueblos de Guadalupe, del Caribe, a protestar contra esta situación;
Llama a los trabajadores y pueblos del Caribe a responder a las acciones de solidaridad con el
pueblo de Haití, en particular a las organizadas por la ATPC;
La ATPC reafirma que la situación actual del país haitiano no deriva de la fatalidad ni de alguna
maldición sino de la sobreexplotación, de que las potencias occidentales, en particular Francia y los
Etsados Unidos, han impuesto el sometimiento del pueblo haitiano, de la nación haitiana, primera
república negra del mundo que venció a las tropas enviadas por Napoleón I que habían
restablecido el esclavismo en Guadalupe en 1802.
ATPC
(Guadalupe, 13 de enero de 2010)
Setenta y dos horas tras el temblor de tierra, el terrible caos en el que tratan de sobrevivir
millones de haitianos hace más apremiante aún ese llamamiento:
- “Sin estado y ante la ineficacia de la ONU, los haitianos están entregados a su propia suerte”,
declara un profesor universitario brasileño que desempeña una misión en Haití, presente en el
momento del seísmo, quien añade: “los haitianos están cansados de las promesas de los que
dicen representar a la ‘comunidad internacional’. A fin de cuentas, ¿por qué están aquí? Al cabo
de seis años de ocupación, los hospitales y las escuelas están en ruinas” (Folha de São Paulo, 14
de enero).
- Respuesta de los Estados Unidos: ¡envían 10.000 marines! Los paracaidistas norteamericanos
se han adueñado del aeropuerto, la marina de los Estados Unidos controla todos los puntos
estratégicos de la isla. Un portaaviones nuclear norteamericano ocupa el puerto devastado, un
buque de los guardacostas patrulla ante Puerto Príncipe, otro está a punto de llegar. Haití, aislada
del mundo, está cerrada herméticamente.
- El gobierno de los Estados Unidos mantiene al mismo tiempo la prohibición de que ciudadanos
haitianos entren en territorio de los Estados Unidos y nombra copresidente de la “Misión de
salvamento de Haití” a G.W. Bush, el hombre de la guerra de Iraq y de Afganistán, el que, siendo
presidente de los Estados Unidos no movió ni el dedo meñique para auxiliar a los cientos de miles
de víctimas –la mayoría, negras– del ciclón Katrina en Nueva Orleáns.
- El FMI, que por boca de su presidente Sr. Strauss Kahn se declara dispuesto a desbloquear
algunos millones de dólares como ayuda, sigue exigiendo el pago íntegro de la deuda externa
que desde hace años sangra al pueblo y la nación haitianos.
- Primera reacción del ministro francés de Asuntos Exteriores Sr. Kouchner, pocas horas después
de la catástrofe, cuando miles de haitianos están sepultados bajo los escombros y los muertos se
cuentan ya por decenas de miles y los sin techo son millones: ¡“hay que mantener el orden,
detener los saqueos, garantizar las propiedades”! Y el ministro de Exteriores del Brasil, Celso
Amorim, no le va a la zaga: “Es claro que esta tragedia requiere una atención especial en lo
tocante al orden y la seguridad. Sobre todo teniendo en cuenta que las prisiones han resultado
destruidas” (O Estado, 14 de enero).
Por supuesto, la catástrofe natural es un hecho, ha habido una fricción de placas tectónicas a
lo largo de una falla catalogada hace mucho tiempo.
Pero hay 50.000 o los 100.000 muertos porque los edificios, las viviendas (por no hablar de
los poblados de chabolas) no han sido concebidos para responder a las normas antisísmicas, y
se anuncian otros cientos de miles de muertos porque ya no hay hospitales, ni medio alguno de
transporte, ya no hay infraestructura del Estado, ni servicios públicos… Todo eso no es “natural”,
es el resultado de una política deliberada aplicada desde hace años bajo la férula del FMI y de las
“grandes potencias” que han impuesto a este país la destrucción de los servicios públicos, el pago
de una deuda ilegítima, y todas las demás medidas exigidas por el FMI. “Grandes potencias” que
sostuvieron a la dictadura de los Duvalier hasta 1981, luego el golpe de Estado que echó al
presidente Aristide en 2004 para instalar el gobierno actual que se sostiene sobre las bayonetas
de la Minustah.
Lo que está aquí en entredicho es la política del conjunto de los gobiernos que han conducido
durante años a este país, a ese pueblo pobre entre los pobres, al abismo de miseria en el que le
ha sorprendido el temblor de tierra. Los mismos que hoy fingen llorar por la suerte del pueblo
haitiano.
En realidad, lo que está asolando Haití es una catástrofe social, política, económica de la que
son responsables esos gobiernos y nadie más.
Solidaridad con el pueblo, con los trabajadores y la juventud de Haití, ¡sí!
Por lo tanto, hay que decir claro que la primera exigencia es:
- ¡Cancelación inmediata de la deuda externa!
- ¡Restitución al pueblo haitiano de su plena soberanía, fin de la ocupación militar! Lo que
Haití necesita son médicos, enfermeras y enfermeros, ingenieros, no soldados.
- ¡Apertura de todas las fronteras de los estados en los que quieren entrar ciudadanos
haitianos!
Las organizaciones sindicales y populares haitianas (*) que en diciembre de 2008 organizaron en
Puerto Príncipe la “conferencia continental por la soberanía de Haití” apelan a la solidaridad
obrera internacional.
La Asociación de Trabajadores y Pueblos del Caribe y el Acuerdo Internacional se suman a
ese llamamiento.
Contribuid económicamente al fondo de CMO (indicar Haití), en la siguiente dirección: 87, rue
du Faubourg Saint-Denis. 75010 Paris, Francia, que les hará llegar vuestros donativos.
París, 15 de enero de 2010
(*) Entre las que se encuentran la CATH, Central Autónoma de los Trabajadores Haitianos; la CTSP, Confederación de
Trabajadores del Sector Público; la ADFEMTRAH, Asociación de Mujeres de la CATH; el POS, Partido Obrero Socialista Haitiano;
la KOTA, Konfédorasyon travayè aisyen, la UTSH, Unión de los Trabajadores Sindicados Haitianos; la CISN, Confederación
Independiente, Sindicato Nacional; la FOS, Federación de Obreros Sindicados

1 Comentario

Archivado bajo Ambientalistas, Archivos de la unidad MPT, Cuba, ecología, Economía, Feminismo, Feministas, Haití, mpt, MPT francia, Politíca., unidad mpt

Haití Un campamento servirá de base de apoyo a movimientos feministas del país

Karol Assunção

El terremoto ocurrido la semana pasada en Haití dejó muchos miles de personas muertas, heridas y desamparadas. Además de intentar rescatar a las víctimas que todavía están entre los escombros de casas y edificios que se desmoronaron con el temblor de tierra, los haitianos enfrentan un nuevo desafío: reconstruir el país. Para ayudar en esa lucha, el movimiento feminista internacional está instalando un campamento en la frontera entre Haití y República Dominicana.
De acuerdo con Télia Negrão, miembro de la comisión ejecutiva de la Red Feminista de Salud, la intención es que el campamento sirva de base de apoyo a los movimientos feministas y para las mujeres haitianas. Así como todos los sectores de Haití, las organizaciones feministas también necesitarán rearticularse y fortalecerse.
Esto porque, según Télia, muchas dirigentes murieron en el desastre y las que sobrevivieron están conmovidas emocionalmente. “Ahora, en este primer momento es necesario identificar a las líderes sobrevivientes y ayudarlas psicológicamente”, comenta. Para ella, la mayor preocupación de las feministas de todo el mundo es garantizar la participación de las haitianas en la recuperación del país.
Télia explica que la idea principal del campamento internacional es construir una red de comunicación alternativa para fortalecer a los movimientos sociales y de mujeres. “[Queremos] mostrar el otro lado de los hechos, la lucha heroica de los haitianos y haitianas por la supervivencia”, revela.
Para facilitar el trabajo, el campamento se está instalando en la ciudad de Jimani, lugar estratégico, pues además de ser el centro comercial entre Haití y República Dominicana, es la ciudad hacia donde muchos haitianos y haitianas van intentando salir del país. Según Télia, la base contará con una radio, una agencia de noticias, un memorial a las líderes feministas que murieron en el terremoto y una central de servicios.
De acuerdo con ella, la previsión es que funcione también en el lugar una unidad de salud de la mujer, que podrá dar ayuda psicológica y funcional a las víctimas del desastre y de la violencia, intensificada en momentos como éste. “Estos servicios se definirán en una reunión los próximos días”, afirma.
El campamento se está implantando en el país caribeño gracias a la ayuda financiera ofrecida por entidades y movimientos de varias partes del mundo, como la Red de Salud de las Mujeres Latinoamericanas y del Caribe, que destinó los recursos de uno de sus proyectos a la causa.
Sin embargo, para Télia, ésta no es la principal contribución de la Red. “Nuestra principal ayuda es la solidaridad y la política, en la discusión de estrategias de reinicio de la lucha de las mujeres en la reconstrucción de Haití”, destaca.

1 Comentario

Archivado bajo Feminismo, Feministas, Haití, Politíca.

Estrategia del caos para una invasión José Luis Vivas

El terremoto que arrasó Puerto Príncipe el 12 de enero pasado ofrece una pretexto inmejorable para justificar la enésima invasión y ocupación militar del Haití, ya ocupado desde 2004, pero ahora directamente por los principales promotores de esa ocupación, sin intermediarios. Motivos, políticos y estratégicos, no faltan. De paso, serviría para escarmentar al principal intermediario de la actual ocupación, Brasil, que a pesar de los buenos servicios prestados en Haití no se ha portado de la misma forma en relación al reciente golpe de Estado en Honduras.

Lo que hemos observado hasta el momento parece corroborar la tesis de que se está preparando una nueva ocupación militar, no humanitaria. Varios elementos lo indican como: fricciones con los actuales ocupantes, la Misión de Paz (MINUSTAH) de la ONU, especialmente con Brasil, que tiene el mando militar; entorpecimiento de la ayuda humanitaria y fomento de una situación de caos; y una campaña mediática consistente en la creación de una imagen de caos y violencia, que justificaría una ocupación ante la opinión pública. Como veremos abajo, todos esos componentes parecen estar presentes.

Hay motivos para sospechar que se está permitiendo deliberadamente el deterioro de la situación humanitaria en Haití. Por ejemplo la reconocida descoordinación en las tareas de rescate, ampliamente difundida por los medios. En teoría, correspondería a la ONU dirigir tales tareas, pero al parecer ésta ha sido desautorizada por los Estados Unidos, que ocupó desde primera hora uno de los puntos claves para la coordinación de las tareas de rescate, el aeropuerto. Sin el liderazgo de la ONU, y con un Estado haitiano “fallido” o, en lenguaje menos Orwelliano, quebrado de forma premeditada, no queda nadie que pueda dirigir las tareas de rescate eficientemente. Ciertamente tampoco las ONGs, que han venido recibiendo fondos internacionales para ejercer muchas de las funciones que deberían corresponder al gobierno haitiano. A las ONGs no se les puede exigir las mismas responsabilidades que a un gobierno, un hecho tal vez muy conveniente en estos momentos.

Otro elemento es la escasa prisa en el envío de ayudas por parte de EEUU, en contraste con la rapidez demostrada en a movilización militar. Incluso la distante China parece haberse adelantado a los Estados Unidos en el envío de auxilio. Así, el teniente general retirado del ejército estadounidense, Russell Honoré, que participó en las tareas de rescate tras el huracán Katrina en 2005, declaraba acerca de la situación de Haití tras el terremoto: “pienso que eso ya hemos aprendido durante el Katrina, llevemos agua y alimentos y comencemos a evacuar a la gente… Pienso que deberíamos haber comenzado con más premura” (1). Por ejemplo, mientras las fuerzas armadas de EEUU parecen haber sido movilizadas con bastante rapidez, un buque hospital de la marina se está preparando con más parsimonia: “es un buque lento, algo viejo, tardará una semana en llegar una vez que lo hayamos puesto a punto”, aclara un portavoz del Pentágono (2). Quizá no puedan hacer nada mejor con el viejo buque, pero deberían existir otros medios para acelerar las ayudas. Por ejemplo, se podría seguir la sugerencia algo herética de Lawrence Korb, ex secretario asistente de Defensa de EEUU, de aprovechar los conocimientos de los cubanos en las tareas de rescate: “debemos pararnos y pensar que nuestro vecino Cuba cuenta con algunos de los mejores médicos del mundo… Deberíamos tratar de trasladarlos allí en en nuestros vuelos “(3).

Todo eso nos deja la impresión que, en el mejor de los casos, las tareas de rescate no son una prioridad para el gobierno de EEUU, al contrario de las puramente militares, como el envío de “3500 soldados de la 82 División Aerotransportada de Fort Bragg”, cuya misión “no está clara”, según el Christian Science Monitor (2). Pero quizá quede más clara con esta explicación del portavoz del Departamento de Estado de EEUU Philip Crowley: “Nosotros no estamos adueñándonos de Haití. Estamos ayudando a estabilizar el país. Estamos ayudando en el suministro de material y socorro para salvar vidas, y vamos a permanecer allí a largo plazo para ayudar a reconstruir Haití.” (3) Y también las palabras posteriores de la secretaria de Estado Hillary Clinton, asegurando que las fuerzas norteamericanas se quedarían en Haití “hoy, mañana, y previsiblemente en el futuro”.

Las fricciones diplomáticas con otros países, especialmente Brasil, que está al mando de las tropas de la ONU en Haití, no tardaron en manifestarse, lo que parece indicar también que la “misión” norteamericana en Haití va mucho más allá de lo puramente humanitario. Hasta hoy Brasil había cumplido diligentemente con el papel que le fue designado en Haití. Sus tropas se dedicaban a controlar y, en ocasiones, aterrorizar a la población haitiana, especialmente a los más pobres, de una forma que ya habían perfeccionado en las favelas de Brasil. Como informa en una entrevista el periodista Kim Ives, de Haiti Liberté, la presunta misión de la paz de la ONU en Haití, liderada por brasileños, “es extremadamente mal vista [por la población haitiana]. La gente está harta y cansada de que se estén gastando millones en ella, de observar como los muchachos se la pasan dando vueltas por todas partes dentro de tanques gigantescos y apuntándoles con los fusiles. Y es que, como sabes, esta es una fuerza cuya misión es la de someter al país” (4).

Cabe esperar que los EEUU entrarían en conflicto con Brasil si la intención del primero es la de asumir un papel militar en Haití. El conflicto no tardó en producirse. En palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, el 14 de enero, “sería absolutamente deseable que todas esas fuerzas estuvieran coordinadas por el comandante de la MINUSTAH allí” (3). Pero los EEUU no aceptaron esta propuesta. Funcionarios del gobierno de EEUU han indicado que sus fuerzas “coordinarán” sus acciones con la dirección de la MINUSTAH, y nada más: “Vamos a actuar bajo comando de los EEUU en apoyo a una misión de la ONU en nombre del gobierno y del pueblo haitiano”, declara Crowley (3).

Como esa “coordinación” está funcionando se puede deducir de la reacción del ministro de defensa de Brasil, Nelson Jobim, criticando el control “unilateral” de EEUU sobre el aeropuerto de Puerto Príncipe, que según él se tomó sin que otros países fueran consultados, y que estaría entorpeciendo el aterrizaje de aviones de la FAB (Fuerza Aérea Brasileña) cargados de personal y mantenimientos (5). Como indica el diario brasileño Folha de São Paulo, esa situación “ha causado un pequeño problema diplomático entre Brasil y EEUU. Además de entorpecer el aterrizaje de los aviones de la FAB, los brasileños se quejan de que el control norteamericano habría impedido el acceso de la MINUSTAH (Misión de paz de la ONU en el Haití, liderada por brasileños) al local [el aeropuerto]” (5).

A pesar de declaraciones posteriores de Hillary Clinton a Jobim, asegurando que “las fuerzas norteamericanas van a cumplir funciones esencialmente humanitarias, sin interferir en la seguridad pública del país” (6), el hecho es que tales funciones “humanitarias” estarán comandados “no por agencias civiles del gobierno… sino por el Pentágono” , a través de SOUTHCOM (Comando Sur de los Estados Unidos), cuya misión es la de “conducir operaciones militares y promocionar la cooperación en seguridad para lograr los objetivos estratégicos de los Estados Unidos”, como señala Michel Chossudovsky, del Global Research, (7).

Otro elemento importante es la aparente instrumentalización de un supuesto estado de caos en Haití, al que también podría contribuir la quizás premeditada descoordinación en la distribución de la ayuda humanitaria. El objetivo aquí sería el de crear una imagen de caos y violencia que justifique la invasión ante la opinión pública, y para eso hay que contar con la colaboración estrecha de los grandes medios de información. Al menos los medios más afines al gobierno norteamericano parecen no haber perdido tiempo en este sentido. Desde el primer momento han tratado de dramatizar la situación, por ejemplo a través de la difusión de rumores de ráfagas de supuestos tiroteos, que nadie más en Puerto Príncipe parece haber oído, o de la formación de nuevas bandas criminales. Así, ya un par de días después del terremoto podíamos leer, en un artículo intitulado “¿Tomarán las bandas criminales el control del caos haitiano?”, las siguientes ominosas palabras: “cuando la oscuridad cubrió la ciudad de Puerto Príncipe, asolada por el terremoto, moradores informaron que habían oído tiros. Eso difícilmente constituía una sorpresa: en Haití, durante las emergencias – naturales o políticas – tiros pueden ser tan omnipresentes por la noche como el ladrido de los perros, con bandas armadas adueñándose de las calles” (8). El hecho de que nadie parece haber oído esos tiros ni visto tales pandillas adueñándose de las calles, puede indicar que la intención aquí es la de crear una falsa imagen de caos que haga más aceptable para la opinión pública una eventual invasión y ocupación del país.

La mayor parte de los medios machacan ahora con imágenes de caos y violencia. Pero hay excepciones. Así, como explica el coordinador del Canadian Haiti Action Network, Roger Annis, refiriéndose a un reportaje de la BBC que no muestra nada de esa supuesta violencia, este “contrasta fuertemente con las advertencias de saqueo y violencia que llena las ondas de canales de noticias tales como la CNN”, y que “están siendo reproducidas por el secretario de Defensa de EEUU Robert Gates” (9). Indagado por los medios acerca del motivo por el cual no se estaban lanzando provisiones desde el aire, Gates contesta que “me parece que lanzamientos desde el aire simplemente van a provocar disturbios”, que por lo visto Gates considera peor que la falta de provisiones.

Lo más macabro de todo esto es que las ayudas podrían no estar llegando a los damnificados debido a una intención deliberada de provocar ese mismo estado de caos y violencia que parece no existir hasta el momento. Según Roger Annis “está creciendo la evidencia acerca de una negligencia monstruosa hacia el pueblo haitiano tras el catastrófico terremoto de 3 días atrás. A medida que provisiones médicas vitales, alimentos, substancias químicas para purificación del agua y vehículos se están amontonando en el aeropuerto de Puerto Príncipe, y que los medios están informando de un esfuerzo internacional masivo para suministrar ayuda de emergencia, los moradores de la ciudad destrozada se preguntan cuándo podrán ver algún tipo de ayuda” (9).

El reportero de la BBC Andy Gallaguer declara también que anduvo por todas las partes de la capital durante el viernes, 15 de enero, y que “no observó nada más que cortesía de parte de los haitianos que encontró. En todas partes fue llevado por los moradores a ver lo que había sucedido en sus vecindarios, sus casas y sus vidas. Y entonces preguntaban: ¿dónde están las ayudas?” (9) A la declaración del secretario de defensa norteamericano que motivos de “seguridad” estarían impidiendo la distribución de ayuda, Gallaguer contesta que “yo no estoy viendo nada de eso” (9). Sobre la situación en el aeropuerto, informa que “hay una gran cantidad de material en el suelo y mucha gente allí. Yo no sé qué problemas hay con la entrega” (9). Igualmente, según palabras de un observador local, “los agentes de los medios están buscando historias de haitianos desesperados que estén actuando de forma histérica. Cuando en realidad lo más común es verlos actuar de forma sosegada, mientras que la comunidad internacional, la élite y los políticos están desquiciados con ese tema, y ninguno parece tener la mínima idea de lo que está pasando” (9)

No solamente no hay planes de transportar a médicos cubanos a la isla, sino que la ocupación del aeropuerto se dio inmediatamente después de la llegada de 30 médicos cubanos para reunirse con los cerca de 300 que ya estaban en la isla desde hace más de un año. Y muchos sospechan que algo podría tener que ver con la ocupación del aeropuerto. Trinidad & Tobago Express, por ejemplo, informa que “una misión de ayuda emergencia de la Comunidad Caribeña [Caricom] a Haití, incluyendo a jefes de gobierno y funcionarios técnicos de relieve, no pudo obtener permiso este viernes para aterrizar en el aeropuerto de ese país devastado, ahora bajo control de los Estados Unidos.” Además, “indagado acerca de si las dificultades encontradas por la misión de Caricom podrían estar relacionadas con informes de que las autoridades norteamericanas no estarían ansiosas en facilitar el aterrizaje de naves procedentes de Cuba y Venezuela, el primer ministro Golding [de Jamaica] contestó que ‘solamente espero que no haya ninguna verdad en ese tipo de pensamiento inmaduro, a luz de la espantosa extensión de la tragedia de Haití’…” (10).

El siguiente testimonio del director del Ciné Institute de Jacmel, David Belle, también contradice radicalmente la imagen de caos y violencia difundida por los medios. “Me han contado que muchos medios informativos norteamericanos pintan Haití como un polvorín a punto de explotar. Me han dicho que los reportajes principales de los grandes medios solo hablan de violencia y caos. Nada hay más lejos de la realidad… Ni una sola vez he sido testigo de un solo acto de agresión o violencia. Al contrario, hemos visto a vecinos ayudando a vecinos y amigos ayudando a amigos y extraños. Hemos visto a vecinos excavando en los escombros con las manos desnudas para encontrar a supervivientes. Hemos visto a curanderos tradicionales tratando a los heridos; hemos visto ceremonias solemnes ante entierros colectivos, y a moradores esperando pacientemente, bajo un sol abrasador, con nada más que unas pocas pertenencias que les quedaron. Una ciudad mutilada de dos millones de seres esperando ayuda, medicina, alimento y agua. La mayoría no ha recibido nada. Haití puede enorgullecerse de sus sobrevivientes. Su dignidad y decencia frente a esta tragedia son en sí mismas asombrosas”. (11)

Todos esos elementos justifican la sospecha de que está en marcha una macabra estrategia del caos para justificar una invasión y ocupación que por lo visto nada tendrá de humanitaria.

(1) “Pentagon defends response time of Haiti aid efforts”, Christian Science Monitor, 15 de enero de 2010. http://www.csmonitor.com/USA/Military/2010/0115/Pentagon-defends-response-time-of-Haiti-aid-efforts (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(2) “Why is it taking so long for Pentagon aid to reach Haiti?”, Christian Science Monitor, 14 de enero de 2010. http://www.csmonitor.com/USA/Military/2010/0114/Why-is-it-taking-so-long-for-Pentagon-aid-to-reach-Haiti (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(3) “Marines to aid Haitian earthquake relief. But who’s in command?, Christian Science Monitor, 14 de enero de 2010. http://www.csmonitor.com/USA/Military/2010/0114/Marines-to-aid-Haitian-earthquake-relief.-But-who-s-in-command (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(4) Kim Ives, transcripción de entrevista ofrecida a Democracy Now, 13 de enero de 2010. http://i3.democracynow.org/2010/1/13/haiti_devastated_by_largest_earthquake_in (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(5) “EUA enviarão 10 mil soldados para Haiti; Brasil critica controle americano do aeroporto”, Folha de São Paulo, 16 de enero de 2010. http://www1.folha.uol.com.br/folha/mundo/ult94u680243.shtml (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(6) “Após tensão com EUA, cinco aviões da FAB com suprimentos e equipes chegam ao Haiti”, Folha de São Paulo, 16 de enero de 2010. http://www1.folha.uol.com.br/folha/mundo/ult94u680260.shtml (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(7) Michail Chossudovsky, “The Militarization of Emergency Aid to Haiti: Is it a Humanitarian Operation or an Invasion?”, Global Research, 15 de enero de 2010. http://www.globalresearch.ca/index.php?context=va&aid=17000 (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(8) “Will Criminal Gangs Take Control in Haiti’s Chaos?”, Time, 14 de enero de 2010. http://www.time.com/time/specials/packages/article/0,28804,1953379_1953494_1953819,00.html?cnn=yes&hpt=T2 (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(9) Roger Annis, “Where is the aid in Haiti?”, 16 de enero de 2010. http://canadahaitiaction.ca/?p=1055 (sitio consultado el 16 de enero de 2010).

(10)Robert Singh, “CARICOM BLOCKED… as US takes control of airport”, Trinidad & Tobago Express, 17 de enero de 2010. http://www.trinidadexpress.com/index.pl/article_news?id=161583443(sitio consultado el 17 de enero de 2010).

(11) “El director del Ciné Institute de Jacmel, David Belle, informa desde Puerto Príncipe”, 17 de enero de 2010. http://www.cineinstitute.com/news/2010/01/17/cine-institute-director-david-belle-reports-from-port-au-prince/ (sitio consultado el 17 de enero de 2010).

1 Comentario

Archivado bajo Economía, Politíca., unidad