A LA REVOLUCIÓN NO SE LA LLEVA EN LOS LABIOS, PARA VIVIR DE ELLA. SE LA LLEVA EN EL CORAZÓN PARA MORIR POR ELLA.


Que duda cabe, El Maestro alzó su vuelo. Desde hace ya algunas horas, debe estar entablando debates intensos, permanentes e ininterrumpidos con los otros y otras grandes. Conociéndolo, a través de sus escritos, tiene que haber tomado posición entre aquellos que sostienen un marxismo vivo, una ciencia creadora, al servicio de hacer y vivir la Revolución social de los explotados y humillados de siempre.
Muchos militantes del COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA, comenzaron sus primeras armas teóricas bebiendo de la Interpretación Marxista de la Historia de Chile. Desde esa óptica, comenzaron a perfilar que en Chile jamás existió, y existirá, una burguesía nacional y progresista. Con El Maestro, aprendimos que la Conquista española no tuvo un carácter feudal o señorial, sino que fue una empresa típicamente capitalista. Con él, aprendimos a situar en su justa medida el accionar de los personajes en la Historia, sobre todo de ese tal O’higgins, que la historiografía burguesa eleva a la calidad de Padre de la Patria.
Sin hacer una lectura prejuiciada, luego fuimos asumiendo que el Camarada profesaba un trotskismo muy distinto a los trotskistas obreristas, que lamentablemente abundan en este terruño, esos que responden a Internacionales situadas en otras realidades, algo así como unos nuevos Testigos de Jehová. El Maestro, con una mirada prístina, fue leyendo la realidad de Chile con una clara intencionalidad de ser parte de la lucha teórica, tan cara a nuestros esfuerzos de liberación social y nacional.
Esa intensa búsqueda de ser parte de los cambios fundamentales, lo impulsaron a ser parte de la generación de un movimiento de izquierda revolucionaria, que un buen 15 de agosto, del año 1965, se definió por romper la calma chicha de una izquierda postrada ante la fiebre electoral.
El Maestro, sólo alzó el vuelo. Sólo muere si lo olvidamos. Sólo muere si lo pontificamos y lo convertimos en un ídolo. Sólo muere si lo convertimos en un estampado en una remerita o en una chapita. El Maestro muere, de muerte definitiva, si olvidamos sus pensamientos, esos tan creativos, tan sugestivos, que nos impulsan a estudiar nuestra formación social, sin calco ni copia, sino creación perpetua, sin repetir como papagayos, menos repetir los conceptos del reformismo o los que generan los intelectuales orgánicos de la burguesía.
El Maestro nos lega una rica investigación, de casi toda la vida. Difícil sería escoger una para comentar. Aquí, recordamos “Hacia una Historia del Ambiente, en América Latina”, en donde analiza el concepto de modo de producción a través de la destrucción de la naturaleza en nuestro Continente. Hacemos una invitación a las nuevas generaciones a retomar la lectura de sus investigaciones. Hacemos la invitación sobre todo a sus compadres trotskistas para que se despojen de ese obrerismo tan chato, tan caricaturesco, que no nos hace avanzar un ápice en la reconstrucción del Movimiento Popular.
Si Luis Vitale estuviera en condiciones, nos acompañaría este 08 de julio de 2010, en nuestro llamado como MOVIMIENTO DE LOS PUEBLOS Y LOS TRABAJADORES, en conjunto con otras organizaciones políticas y sociales, a protesta social ante la mala vida y el mal gobierno. El Maestro nos diría que debe ser una jornada de inicio, de despegue. Que no nos debe embargar la desesperación, que como siempre todo depende de aquellos que están dispuestos a reiniciar la caminata dura de la emancipación social.
Efectivamente, El Maestro fue derivando al marxismo libertario, atisbando que en la flexibilidad del pensamiento está lo radical en el actual período. De inmediato, y siguiendo las sabias enseñanzas del Compañero Luis, que nos enseñó, entre otras cosas, que el debate es el arte que nos hace avanzar a los revolucionarios, rebatir esa frase que dice que El Maestro nos convocó a luchar en contra del CAPITALISMO NEOLIBERAL.
Como se debe estar defendiendo, en algún banquete sentado junto a los otros grandes. En el texto “De Bolívar al Ché”, precisamente, señala que no estamos ante un nuevo modo de producción o frente a una nueva época de la Historia. EL MAESTRO, SITÚA ENTRE 1980-1990, LA FASE II DEL IMPERIALISMO.
El COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA, en forma autónoma a El Maestro, ha arribado a las mismas conclusiones. Estamos viviendo los inicios, la fase transitiva de la instalación de la SEGUNDA FASE DEL IMPERIALISMO. Eso del neoliberalismo queda para los reformistas. Si hasta en las transmisiones de los partidos del mundial vemos que no existe ni pizca de neoliberalismo, sino que la más clara muestra de monopolio, exclusión, concentración.
Que duda cabe, El Maestro alzó el vuelo. Las nuevas generaciones tienen como compromiso reiniciar el estudio sistemático de nuestra formación social, no como un ejercicio intelectual, sino que para ser participes de la revolución social que está pendiente.
Al Maestro toda la Historia, no la Utopia como ahora dicen. El sueño de millones, elevado a multitudes. El rojo de los caídos por el Socialismo y el negro de la pobreza de nuestra América.
El COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA, se compromete a seguir su senda.

¡Compañero Luis Vitale, Presente!

COLECTIVO ACCIÓN DIRECTA.
JUNIO 27 DE 2010.

PD: SALUDAMOS A BIO-BIO LA RADIO, ÚNICO MEDIO DE COMUNICACIÓN SOCIAL OFICIAL, QUE INFOMÓ DEL FALLECIMIENTO DEL COMPAÑERO VITALE, DANDO UNA BREVE RESEÑA DEL REVOLUCIONARIO DE TODOS LOS TIEMPOS.

About these ads

Deja un comentario

Archivado bajo chile

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s