Homenaje a Paulina Aguirre Tobar

https://youtu.be/zj24w00sqGsDSC_0240

002 aa logo clotarioCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA
CARLOS MARX
APÉNDICE
CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”
Marx a Engels
27 junio 1867
Párrafo 02:
La solución de este problema presupone:
1.El haber estudiado cómo se transforma el valor de un día, por ejemplo, de fuerza de trabajo en el salario o precio del trabajo de un día. Esto se hace en el capítulo V de este tomo.
II.El estudiado cómo se transforma la plusvalía en ganancia, la ganancia media, etc. Esto presupone, a su vez, el estudio del proceso de circulación del capital, puesto que la rotación del capital etc., es un factor que hay que tener en cuenta para esto. Por eso este problema no puede ser planteado hasta el Libro tercero (que figurará con el segundo tomo II) Entonces se demostrará de dónde nace la creencia profesada por el buen burgués y el economista vulgar, a saber: del hecho de que en sus cerebros no se refleja nunca más que la forma directa de expresión de la realidad y no la trabazón interna de ésta. Por lo demás, si no ocurriera así , ¿cuál iba ser el papel de la ciencia?

- Página – 685-686 — El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl
https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/
¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!
Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com
Faceboox *UPT*. Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):
http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858
Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Un tratado inmenso

gustavoduch /

https://gustavoduch.wordpress.com/

Una pregunta para usted. Si fuera parlamentario o parlamentaria, de izquierdas o de derechas, no importa, ¿rebajaría las normativas alimentarias para dar permiso a que en nuestros mercados se puedan vender pollos que saliendo del matadero han estado bañados, digo sumergidos, en cloro, o carne de vaca y cerdo tratada con ácido láctico? ¿Daría su voto favorable a retroceder unos años y que en las granjas el uso de hormonas y antibióticos campe a sus anchas? ¿Tendría problemas éticos en hacer más flexible el uso de pesticidas en nuestros campos aceptando aquellos que se demuestran son responsables de la muerte de millones de abejas? ¿O de permitir dosis más altas de aquellos que en combinación con tantos otros que ya están presentes, acaban combinados en nuestra sangre -como quien hace un cocktail- sin saber qué efecto puede tener esta mezcla? ¿Se dejaría convencer para que las etiquetas que informan de lo que contienen lo que compramos no tuvieran que llevar tantos datos, que en fin, total, nadie se las lee? ¿Aceptaría todo tipo de transgénicos en nuestros platos? O, y disculpe tantas preguntas, ¿daría un paso atrás en aquellas normativas que han venido a ‘humanizar’ un poco el trato y el bienestar de los animales de granja? Pues mire, parece ser que la respuesta general es que no, que un parlamento en su sano juicio, donde la precaución estuviera presente, no aceptaría este tipo de cambios en las normativas higiénico-alimentarias.chapa-11-oct-ttip

Desde hace más de un año, y por el ya demasiado habitual sistema de filtraciones, tanto la sociedad civil europea ¡como el propio Parlamento Europeo!, hemos conocido que lo descrito podría suceder si salen airosas las negociaciones secretas que entre la Comisión Europea y los EEUU están llevando adelante para firmar un tratado que liberalice aún más las relaciones comerciales entre las dos orillas del Atlántico. Las reacciones están siendo sustanciales pues numerosas organizaciones de todos los países europeos estamos trabajando coordinadamente para impedir esta firma y, lógicamente, en el Parlamento Europeo tanto por la presión ciudadana en el cogote, tanto por responsabilidad pública o por haberse sentido ninguneados, no reina el clima propicio para aceptarlo. Entonces, ¿nos podemos quedar tranquilos? Las multinacionales que esperaban redoblar sus ganancias en estas operaciones soñadas ¿se han rendido?

Pues no, claro que no. Como cita el informe ‘Exborrando Derechos’ de VSF-Justicia Alimentaria Global, solo el mencionado sector de aves de corral, calcula que si a través de la firma de la ‘Asociación Transatlántica para el Comercio y la Inversión (TTIP)’, que así se llama el tratado, se eliminaran las barreras normativas que impiden que desde 1997 tengamos en Europa pollos hormonados, con sobredosis de antibióticos y un baño de cloro para que reluzcan, podrían estar comercializando más de 500 millones anuales de US $ a la UE. Y como esto es solo un ejemplo del mucho dinero que sueñan embolsar, ya pueden ustedes imaginarse que los lobbies de la agroindustria están desde sus despachos orquestando una nueva estrategia.

Nueva pero vieja. Como decía es obvio que será muy complicado que, con secretos o no, se apruebe en Europa una regulación, o una desregulación, que abre la puerta a más transgénicos, a más pesticidas y todo sin etiquetar, así que están optando por esperar al momento adecuado, cuando los focos se apaguen. Ya tenemos experiencias similares.

En concreto el diseño de acuerdo que promueven estos lobbies y que la Comisión Europea está aceptando, consiste en incluir entre los puntos del Tratado la figura de un ‘Consejo de Cooperación Regulatoria’. Con el argumento de disponer de un espacio permanente y dinámico para abordar aquellas diferencias que ‘de salida’ ya existen, como aquellas que puedan ir apareciendo, y así ir encontrando una armonización de normativas, se pone en marcha un aparato fuera del control ciudadano e incluso político donde se capacita a un grupo de técnicos a ir tomando las decisiones que consideren. Las bonitas noches de verano, cuando la gente baila en las verbenas populares, será cuando por multiconferencia se decidirá lo que comeremos, quien lo producirá y cómo lo producirán. Una bomba nocturna a la soberanía alimentaria de nuestros pueblos.

El citado informe explica muy bien como en uno de los últimos documentos filtrados, la propia Comisión Europea propone un funcionamiento para este Consejo de Cooperación Regulatoria que, sospechosamente cual correa de trasmisión, recoge a la perfección lo deseado por los grupos de presión. Sintetizando, se propone que (1) para tomar decisiones la directriz principal sea sus resultados desde el punto de vista del comercio, vamos que lo que les mueve es que se venda más a costa de cualquier otra cosa; (2) que para tomar decisiones se han de contar con las aportaciones de las partes interesadas, léase, las corporaciones; y (3) que quienes negociarán y decidirán serán organismos técnicos que muchas veces ya han sido denunciados porque su composición, después de que las puertas hayan girado y girado, son de personas muy próximas a las propias empresas interesadas.

En estas rutas de la neoliberalización hay una lógica aplastante. Cuanto más grande es el mercado y más abierto está, las leyes de la competencia hacen que ganen aquellas que se han hecho grandes a base de explotar al personal, al medio ambiente y fagocitar a las más pequeñas. Eso decía, una lógica que aplasta.

¿Nos dejaremos aplastar por un tratado tan inmenso?

Diari ARA. Marzo de 2015. Gustavo Duch

 

 

001 a 2 huenanteCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Marx a Engels

27 junio 1867

Párrafo 01:

     [….] En cuanto a la objeción, que consideras indefectiblemente, del buen burgués y del economista vulgar (quienes se olvidan, naturalmente, de que al calcular el trabajo retribuido bajo la rúbrica del salario, calculan el trabajo no retribuido bajo la rúbrica de la ganancia, etc.), el problema, científicamente expresado, se plantea en los término siguientes: En saber cómo se transforma el valor de la mercancía en su precio de producción, para cuyos efectos.

1º todo el trabajo aparece como retribuido bajo la forma de salario;

2º en cambio, el trabajo excedente o la plusvalía revisrte la forma de un recargo de precio, bajo el nombre de interés, ganancia etc., sobre el precio de costo (== al precio de la parte del capital constante + el salario)    

 

- Página – 685 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

¿Nace la cuarta central sindical en Chile?

http://www.elciudadano.cl/2015/03/20/153765/discurso-central-del-acto-del-comite-de-iniciativa-por-la-unidad-sindical-cius/

Marzo 10 de 2015

Discurso central del acto del Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical (Cius)

https://youtu.be/iEq7IIDD5VM

Más de 300 dirigentes sindicales se reunieron en el Teatro Camilo Henríquez de la capital chilena. Manuel Ahumada, presidente de la CGT, a nombre de los convocantes, entregó los motivos del rechazo a la reforma laboral y convocó a los trabajadores para realizar marchas de protesta para el 9 de abril. En un anfiteatro repleto, se agitaron las banderas de la UCT, la Utec, la Confederación Bancaria, la CEPCH, los Fenahípicos, Sintrac, el sindicato Líder, entre otros.Cius-e1426822289929

El 12 de febrero del presente año un grupo de organizaciones sindicales, hastiadas y agotadas de quienes hablan a nombre de los trabajadores sin considerarlos, iniciamos un proceso que todos buscábamos por distintos caminos y no lográbamos concretar.

Constituimos el Comité de Iniciativa por la Unidad Sindical, Cius.

Creíamos, creemos y creeremos, en la fuerza y la unidad de los trabajadores como elemento principal en la construcción de lo que llamamos “una nueva sociedad”.

No hemos puesto nombre a ésta, pero estamos claros de la necesidad de su existencia. Se construirá desde la fuerza avasalladora de los trabajadores y sus hermanos de clase.

La misma fuerza que nos ha permitido mantenernos de pie en este largo proceso de crisis, impulsados  por la exigencia de responder de una buena vez y con firmeza a la voracidad de capital y de sus servidores.

Desde ese reciente febrero se han dado pasos interesantes.

No solo la continuidad en el trabajo de análisis, sino también y muy importante el enorme aporte de todas y todos impulsados por la convicción de ir estructurando lo que pretendemos sea un instrumento que eduque, promueva la organización y se haga parte de la lucha de todos los que quieren cambios.

El único requisito que consideramos irrenunciable es la defensa irrestricta de los derechos de los trabajadores, así como el compromiso de las organizaciones  que los acogen, de trabajar en la creación y fortalecimiento de la conciencia de clase en los desprovistos de ella.

No estamos contra partidos, movimientos o grupos políticos,  así como tampoco cuestionamos ni impedimos la participación de los trabajadores en ellos. Lo que no compartimos es el intento de estos instrumentos de querer hacerse del control de las organizaciones, para transformarlas en correas transmisoras de sus líneas de acción.

Nuestro principal compromiso es no volver a repetir los errores que llevaron a la crisis al movimiento sindical.

Esto es lo que nos convoca el día de hoy, en el primer acto abierto del Cius y por lo mismo nos sentimos gratificados de la presencia de cada una y cada uno de ustedes en este lugar.

HAY UNA HISTORIA DETRÁS

Cuando hablamos de crisis lo hacemos interpretando los elementos que dan cuenta de ella.

Hace 42 años la fuerza de trabajo activa apenas pasaba de los tres millones y la organización de los trabajadores superaba el 30%. Los sindicatos constituidos llegaban a 6.700 y los trabajadores afiliados llegaban casi al millón con un promedio por organización que superaba los 145 socios. Se negociaba por rama  y existían poderosas organizaciones nacionales adheridas a la Central Única de Trabajadores.

A fines del 2014 la fuerza de trabajo supera los ocho millones y el porcentaje de organización no llega al 14%.

La fragmentación en la organización es el principal rasgo negativo.

Actualmente hay en el país 10.634 sindicatos activos con una población afiliada de 940.222 trabajadores, lo que da cuenta de un promedio de 88 trabajadores por organización.

De estos sindicatos, 6.739 son de empresa o de establecimientos con una población afiliada de 665.582 trabajadores. Son los que pueden negociar colectivamente de acuerdo a la legislación.

Existen 464 federaciones que agrupan a 54.372 trabajadores, es decir, un promedio de 117 socios y  64 confederaciones que agrupan un total de 114.416 trabajadores, siendo el promedio de 1.787 trabajadores.

Por último, hay tres centrales sindicales, que bajo el principio de la libertad sindical no declaran la totalidad de socios afiliados a cada una.

En materia de negociación colectiva, en el año 2013 se suscribieron apenas 1.845 contratos colectivos y 472 convenios colectivos entre sindicatos y la empresa. El total de trabajadores involucrados fue de 283.376 (209.485 como contrato y 73.891 como convenios).

Por otra parte, se suscribieron 586 instrumentos colectivos entre grupos de trabajadores y la empresa.

Finalmente, es bueno tener en cuenta que las huelgas realizadas en el 2013 fueron 201 y estuvieron involucrados en ellas 30.638 trabajadores.

Si esto no refleja una crisis, no sabemos qué podría reflejarla.

Es para terminar con lo que hemos reseñado, que damos pasos en procura de la ansiada unidad.

Es para poner fin a la caída libre y reiniciar el camino de educación, organización y lucha, que unimos fuerzas.

No estamos para calificar ni minimizar el trabajo de nadie, pero no guardaremos silencio cuando se pretenda seguir conculcando los derechos de los trabajadores y trabajadoras.

Estamos aquí para expresar a viva voz que los actuales mecanismos de educación y organización sindical no sirven, salvo para frenar y castigar a quienes quieren ponerse de pie ante el capital.

Fue la organización  y la convicción de los trabajadores y sus organizaciones la que consiguió, tras décadas de lucha, mejorar una legislación laboral que, sin ser el ideal, recogía algunas de las demandas históricas

En cuatro de estas normas legales graficamos lo que llegaron a conseguir los trabajadores organizados.

* Los despidos que afectaban a más de 10 trabajadores solo procedían previa autorización conjunta de los ministerios del Trabajo y de Economía (art.86 inciso 3° C. del T. antiguo).

* Descanso en domingo y feriado legales (art.322 C. del T. antiguo) y 44 horas semanales, para los empleados del comercio. (art.32 de la ley 17.365)

* La facultad a las federaciones y confederaciones  para celebrar contratos colectivos de trabajo y representar a sus miembros en las instancias de conciliación y arbitraje (art.412 del C. del T.).

* En caso de despido injustificado y de negativa patronal de reincorporación, se obligaba al pago mínimo de un mes por año sin tope ni limitación alguna, en cuanto a su monto superior.(art.8° de la ley 16.455).

La historia dice que los derechos de nuestro pueblo y de la sociedad toda, fueron arrasados por el golpe militar.

Por eso debe quedar claro que no somos neutros, que tenemos en nuestros hombros la tarea que miles no pudieron culminar y que no renunciamos a ella.

Pensamos diferente, actuamos según resuelven nuestras organizaciones, pero nos une la pertenencia a la clase, la convicción que lo más importante son los trabajadores.

HAY QUE RECUPERAR NUESTROS VALORES

Esto y mucho más es el Cius, y en él hay espacio para todos los que crean que otro mundo es posible.

La discriminación  y la censura de los medios de comunicación es brutal, pero es de lo que se sirven para mantenernos aislados y silentes.

Poco o nada se conoce de cientos de luchas que se dan día a día, poca información de luchas tan importantes como la del agua en Petorca y Caimanes, pueblos que reclaman contra la contaminación, que dicen no más termoeléctricas, basta de discriminación.

Todas las luchas del pueblo son valiosas, por ello hoy es fundamental, la difusión y conversación sobre las mismas, porque al conocer los trabajadores de qué se trata sentirán la necesidad de hacerse oír.

Hay que retomar los altos niveles que tuvimos hace no tanto tiempo en la solidaridad con cada causa y con cada lucha.

Solidaridad activa, de presencia, de medios, de palabras, más y más solidaridad pues eso alimenta las ganas de pelear, muestra  a los que dan la pelea que el cerco es posible de romper.

Cada acción que resuelvan los abusados debe ser apoyada, de cualquier forma pero apoyada, lo que no debe pasar es que el modelo imponga el silencio.

LAS REFORMAS LABORALES

Este sistema en el que vivimos es una mierda, y sin embargo se las ha ingeniado para tenernos divididos y evitar que el repudio se generalice.

Los que lucharon contra la dictadura dijeron que las cosas cambiarían.

Fue una mentira que podemos constatar en cada paso que dieron desde que llegaron al poder.

No sólo se ha mantenido la impunidad, el Estado no recuperó su rol y cada día es menor, dependiendo todo de la gestión del empresariado. La privatización y las concesiones terminaron con décadas de gestión del Estado respecto de sus conciudadanos.

Se entregó a privados el agua, la electricidad y las telecomunicaciones.

Capitales privados son quienes administran y especulan con las platas de las AFP e Isapres, se volvió a entregar a  la voracidad capitalista el usufructo del cobre y otros minerales, las carreteras son concesionadas a trasnacionales.

No existe espacio donde no se imponga el capital.

Así lo hicieron también con la leyes laborales.

No debemos olvidar ni por un minuto, que fueron más de 180 leyes las que fueron derogadas y reemplazadas por el Plan Laboral.

Las reformas de 1990 y 2001, y otros arreglitos al Código, no fueron en la dirección de dignificar a los trabajadores, al contrario. Solo baste hacer notar algunas de las normas vigentes:

*No pueden negociar las federaciones o confederaciones.

* La indemnización tiene tope de 330 días, no hay reincorporación por despido injustificado.

* Existen los contratos de tiempo parcial y la remuneración es proporcional al ingreso mínimo.

* Los trabajadores pueden cumplir dos o más funciones, sean estas  alternativas o complementarias.

* El Código del Trabajo permite jornadas de 60 horas en cinco días de trabajo a la semana, o sea 12 horas diarias.

* Cuando hay renuncia voluntaria o mutuo acuerdo de las partes no hay obligación patronal de tener la previsión al día.

* Los empleadores pueden declarar y no pagar la previsión y también el seguro de cesantía.

¿Esto es muestra de la preocupación de los gobiernos de Concertación y de mayorías nuevas para con los trabajadores?

Por supuesto que no y por más que prometan, nada harán por modificar su conducta.

Creyéndonos domesticados dan el paso final, paso que, convengamos, solo se atrevieron a dar ante nuestra incapacidad de reaccionar, ante nuestra débil gestión y organización. Eso no podemos ignorarlo, por más que nos duela. Pero si queremos, podemos cambiarlo.

Presentan una reforma laboral con énfasis en la negociación colectiva, que algunos dirigentes sindicales se han atrevido a calificar como:

“… un gran paso para la organización sindical. Hemos comenzado a desmantelar el Plan Laboral de José Piñera, que lleva 35 años y cuatro meses.” (Presidenta CUT)

Esta mala señal, el discurso triunfalista, ha llevado a que entre los propios trabajadores nazcan diferencias.

En el trabajo diario nos encontramos con compañeras y compañeros que dicen estar de acuerdo con estas reformas.

Ya hemos expuesto algunos antecedentes, suficientes para probar que  son más de lo mismo y que no beneficiarán al grueso de los trabajadores.

Pero hay más elementos negativos y es necesario manejarlos, exponerlos en todo lugar a donde vamos, porque así podremos romper el veto y pelearle al capital y sus servidores en su propio terreno.

Mucha atención con lo siguiente:

Según datos del SII en Chile, a diciembre de 2014,  hay 988.743 empresas con un total de 8.659.897 trabajadores. Así se disgregan:

778.470 definidas como microempresas, que compran fuerza de trabajo a 1.087.373 personas. O sea 1,39 trabajador por empresa.

71.665 empresas son llamadas pequeñas, mal contratan a 1.733.185 personas, lo que da un promedio de 10 trabajadores por empresa.

Las empresas medianas son 25.838 y explotan y abusan de 1.459.043 personas, con un promedio de 56,46 trabajadores.

Las grandes empresas son 12.770, y contratan a 4.380.299 personas, promedio 343 trabajadores por empresa.

CONCLUSIONES

*Las empresas micro, pequeñas y medianas representan el 98,7% del total de las empresas en el país y aglutinan a 4.279.601 trabajadores

*Es casi imposible que los trabajadores de las micro y pequeñas empresas (cuyo personal suma 2.820.558 y equivale al 32,57% del total de trabajadores) puedan organizarse en sindicatos y negociar colectivamente (Se dificulta en grado sumo la posibilidad de que lo hagan en un sindicato interempresas).

O SEA, MÁS DEL 30% DE LOS TRABAJADORES NO SERÁN BENEFICIADOS BAJO CASI NINGÚN ASPECTO POR LA REFORMA LABORAL.

Y esto no es todo.

*Las mismas reformas establecen la obligación del quórum para constituir sindicato como el mínimo para volver a negociar, por lo tanto muchos sindicatos podrían no estar en condiciones de mantener su quórum y por lo mismo se quedarían sin poder negociar de nuevo.

*Si a esto agregamos, las sanciones por prácticas antisindicales a los sindicatos, que incluyen montos igual a los que debería pagar la patronal e incluso la pérdida de fuero para los dirigentes, la validación de suscripción de pactos dentro de la negociación que podrían hacer obligatorio el trabajo de horas extras más allá de lo legal (2 horas por día) y otras tanto o mas malas, podemos decir que:

LAS REFORMAS LABORALES NO SERÁN BENEFICIOSAS PARA UN ALTO % DE LOS TRABAJADORES ORGANIZADOS.

En el menor tiempo posible haremos llegar a todas las organizaciones un completo cuadro de análisis de las reformas.

Pero ya desde esta tribuna decimos que:

RECHAZAMOS LAS REFORMAS LABORALES, PORQUE NO SIRVEN, PORQUE APUNTAN A JUDICIALIZAR LA GESTIÓN DE LOS DIRIGENTES Y A VALIDAR LA FLEXIBILIDAD LABORAL.

Esta es nuestra visión, pero claramente no tenemos aún la fuerza para imponerla, aunque sí tenemos las convicciones, que se refuerzan día a día, por lo que debemos seguir trabajando para llegar a más trabajadores.

Lo importante, vital, es que los abusados en sus derechos conozcan este engendro que gobierno, sindicalistas oficialistas y empresarios transformarán en ley en el Parlamento.

Porque eso es lo que harán, más allá de lo correcto de nuestra evaluación.

¿QUÉ NOS QUEDA ENTONCES POR HACER?

1.- Socializar las reformas y nuestra opiniones, ya que en la medida que los trabajadores constaten la verdad, entenderán que no pueden seguir creyendo en quienes les mienten descaradamente.

2.- Entregar una propuesta a lo malo, entendiendo que serán varias decenas de miles los que sufrirán con esta ley del capital, más allá incluso de las mejoras que se puedan introducir al proyecto de ley.

3.- Incorporar demandas no consideradas en la reforma en los contratos colectivos, y elaborar un proyecto colectivo tipo para todos aquellos que vayan abriéndose a la decisión de luchar.

4.- Movilizar, bajo diferentes acciones a todos lo que sientan que esta mala reforma debe ser denunciada.

¿SOLO ESTE ES EL OBJETIVO DEL CIUS?

Lo anterior es solo el inicio del camino, el paso necesario para demostrar que estamos vigentes, activos, en proceso de unidad y decididos a no bajar los brazos.

Porque la historia nos dice que podemos, porque la confianza de la clase en quienes la representan lealmente, está con nosotros.

Solo debemos trabajar, trabajar y trabajar, para construir sólidos pilares que soporten la estructura que irá creciendo a medida que vamos creando y creando conciencia.

La gran tarea de esta etapa en que estamos es difundir nuestra propuesta, con mucha pedagogía debemos ir a los trabajadores no organizados así como fortalecer los elementos de unidad, con las organizaciones sindicales existentes.

En esta pelea no hay más enemigo que el capital.

No aspiramos a otra cosa que la unidad.

Pero no la vemos como un concepto vacío de contenido, sino como un elemento vital para adquirir la fuerza que nos permita exigir, en las calles, en cada lugar de trabajo, en todos los espacios donde el modelo impide el paso.

Esto lo logramos organizados, conscientes de que el desafío es grande pero alcanzable. Ese es el objetivo del CIUS.

NUESTRAS DEMANDAS

Hemos dicho que queremos una sociedad distinta, donde los trabajadores ocupen el espacio que les ha sido negado.

No nos pueden seguir ignorando.

Y es que somos miles. Millones.

Somos los que hacemos que este país se mueva. Sin nuestro trabajo no se levantan los edificios corporativos ni las casas de los patrones, ni las grandes autopistas ni las grandes instalaciones fabriles.

Sin nuestro trabajo no funcionan ni sus instituciones financieras ni sus instituciones estatales.

Tienen el dinero y tienen el poder, pero sin nosotros sus empresas son cáscaras vacías que nada producen.

Lavamos sus autos, mantenemos sus jardines, incluso les alimentamos y cuidamos sus hijos.

Se enriquecen con las exportaciones, pero sin el concurso de nuestras manos ni uvas ni manzanas, ni minerales, maderas o peces llegan a sus cajas, ni esas cajas a los puertos. Menos, suben solas a los barcos que las llevarán a sus destinos.

Somos nosotros, son nuestras manos, nuestro esfuerzo.

Es hora de comenzar a hacernos valer.

Partiremos por lo básico, sin negar que queremos todo lo que nos corresponde.

Aspiramos a que ningún trabajador chileno tenga que seguir mendigando de su patrón locomoción mensual y alimentación.

Queremos que los patrones paguen el aporte del seguro de cesantía que hoy nos sacan a nosotros y que no nos descuenten su aporte de la indemnización por años de servicio.

Demandamos una jornada de trabajo de ocho horas diarias por cinco días de trabajo, y descanso dominical sin restricciones.

Derecho a sala cuna sin mínimo de trabajadoras por empresa y post natal real y efectivo de seis meses.

Hacer una obligación la gratificación garantiza al menos de 4,75 ingresos mínimos mensuales pagada en doceavos.

Demandamos uniformes y calzado de trabajo, elementos de seguridad y protección para que no se sigan muriendo los trabajadores, en ningún lugar donde prestan sus servicios.

Estas y otras demandas del diario vivir deben estar en los contratos colectivos y en un pliego básico de demandas.

Que se entienda bien. Queremos un mundo distinto al que estamos viviendo, un mundo que reconozca a quienes lo habitan el derecho a cambiar lo que lo está dañando y que lo lleva a la destrucción.

Conversaremos, analizaremos y resolveremos escuchando a todos. Ya son muchos los que demandan cambios y no nos haremos a un lado en esta demanda nacional.

Cuando estemos de acuerdo en las demandas, seguramente:

No renunciaremos a exigir una nueva Constitución.

Ni a exigir el término de las AFP.

Ni a la renacionalización del cobre y otros minerales.

No claudicaremos en la lucha por salud y educación digna y gratuita para todos nuestros compatriotas.

Seguiremos demandando indemnización por años de servicio sin tope, el término del subcontrato, igual remuneración por igual trabajo.

No más contratación a honorarios, no más discriminación laboral ni salarial con la mujer.

Sostendremos que la huelga es un derecho irrenunciable, que no puede estar supedita a lo que piensen patrones o gobiernos.

Lucharemos por pensiones mínimas dignas, así como un sueldo mínimo que permita vivir dignamente al trabajador y su familia.

La vivienda tiene que ser un derecho, con viviendas aptas para la vida familiar, áreas verdes amplias no restrictivas, salas cunas y jardines infantiles donde puedan estar todos nuestros hijos.

Queremos en definitiva un nuevo país, siempre lo hemos querido, pero para construirlo necesitamos pasar de la sentida aspiración a la construcción de los instrumentos para lograrlo.

Este es el gran desafío y la principal herramienta será la movilización permanente en procura del Pliego de los Trabajadores que construiremos al calor del trabajo unitario.

Debemos trabajar con fuerzas para comenzar a crecer en cada lugar de trabajo y fortalecer los sindicatos ya constituidos.

Pasar de 10 a 100, a 1.000, a cientos de miles marchando organizados y disciplinados, detrás de las banderas de la clase trabajadora.

Una clase que no marchará sola, una clase que se reunirá con los descontentos en todas las regiones, pueblos y ciudades.

Seremos una fuerza enorme, disciplinada y organizada, pondremos en todas las manos nuestras demandas y todas la voces las gritarán.

Partiremos ocupando una cuadra de una ciudad y nos extenderemos a todas ellas, serán avenidas y alamedas las que se llenen de gente, porque la demanda de una sociedad distinta, donde los explotados tengan el valer que se merecen, se piensa y se construye unidos y organizados.

Esas son las aspiraciones del CIUS y todos seremos CIUS para concretarlas.

Construiremos el Pliego de los Trabajadores, avanzaremos hacia la unidad de todos los descontentos, somos la mayoría que decide hacer oír su voz.

Marcharemos en Santiago y regiones, si estamos en condiciones de hacerlo, el próximo 9 de abril; prepararemos un gran Primero de Mayo, donde los actores principales serán los trabajadores y con ellos todos los que sueñan con un futuro mejor.

QUE VIVAN LOS TRABAJADORES.

 

logo 20CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE AL CAPÍTULO I, 1

La forma del valor

1Forma simple del valor

Párrafo08:

     [….] Por lo que se refiere a la traducción inglesa, estoy buscando en Londres un editor que pague bien, para que Moro*1 como traductor y yo como autor podamos compartir los honorarios […..] Tengo algunas perspectivas, gracias al deseo que los señores Harrison et Co. sienten de estudiar el libro en inglés. Eccarius les ha dicho, naturalmente, que él era un humilde discípulo mío—(su crítica de Mill les ha impresionado enormemente, a ellos, antiguos devotos de este autor)—y que el señor profeta se disponía a publicar o estaba imprimiendo justamente ahora, en Alemania, el arcano de la sabiduría [….]

 

*1 :Samuel Moore

 

- Página – 685 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Sobre la práctica. Mao Tse-Tung

http://www.marxismo.cl/

SOBRE LA PRACTICA[*]Logo-2014-300x89

SOBRE LA RELACION ENTRE EL CONOCIMIENTO Y LA PRACTICA, ENTRE EL SABER Y EL HACER
Julio de 1937

* En nuestro Partido había cierto número de camaradas dogmáticos, que, durante largo tiempo, rechazaron la experiencia de la revolución china, negaron la verdad de que “el marxismo no es un dogma, sino una guía para la acción”, y trataron de intimidar a la gente con palabras y frases de las obras marxistas, sacadas mecánicamente fuera del contexto. Había también cierto número de camaradas empíricos, que, durante largo tiempo, se limitaron a su Fragmentaria experiencia personal, ignoraron la importancia de la teoría para la práctica revolucionaria y no vieron la revolución en su conjunto; aunque trabajaron con diligencia, lo hicieron a ciegas. Las ideas erróneas de unos y otros, y en particular las de los dogmáticos, causaron [cont. en pág. 318. — DJR] entre 1931 y 1934 enormes daños a la revolución china; además, los dogmáticos, disfrazados de marxistas, desorientaron a gran número de camaradas. El camarada Mao Tse-tung escribió “Sobre la práctica” con el fin de denunciar, desde el punto de vista de la teoría marxista del conocimiento, los errores subjetivistas de dogmatismo y de empirismo en el Partido, especialmente el de dogmatismo. Este trabajo se titula “Sobre la práctica” porque pone énfasis en la denuncia del dogmatismo, variedad del subjetivismo que menosprecia la práctica. Las concepciones contenidas en este trabajo las expuso el camarada Mao Tse-tung en una serie de conferencias dadas en el Instituto Político y Militar Antijaponés de Yenán.Mao Tse-Tung01

El materialismo premarxista examinaba el problema del conocimiento al margen de la naturaleza social del hombre y de su desarrollo histórico, y por eso era incapaz de comprender la dependencia del conocimiento respecto a la práctica social, es decir, la dependencia del conocimiento respecto a la producción y a la lucha de clases.
Ante todo, los marxistas consideran que la actividad del hombre en la producción es su actividad práctica más fundamental, la que determina todas sus demás actividades. El conocimiento del hombre depende principalmente de su actividad en la producción material; en el curso de ésta, el hombre va comprendiendo gradualmente los fenómenos, las propiedades y las leyes de la naturaleza, así como las relaciones entre él mismo y la naturaleza, y, también a través de su actividad en la producción, va conociendo paulatinamente y en diverso grado determinadas relaciones existentes entre los hombres. No es posible adquirir ninguno de estos conocimientos fuera de la actividad en la producción. En una sociedad sin clases, cada individuo, como miembro de la sociedad, uniendo sus esfuerzos a los de los demás miembros y entrando con ellos en determinadas relaciones de producción, se dedica a la producción para satisfacer las necesidades materiales del hombre. En todas las sociedades de clases, los miembros de las diferentes clases sociales, entrando también, de una u otra manera, en determinadas relaciones de producción, se dedican a la producción, destinada a satisfacer las necesidades materiales del hombre. Esto constituye la fuente fundamental desde la cual se desarrolla el conocimiento humano.
La práctica social del hombre no se reduce a su actividad en la producción, sino que tiene muchas otras formas: la lucha de clases, la vida política, las actividades científicas y artísticas; en resumen, el hombre, como ser social, participa en todos los dominios de la vida práctica de la sociedad. Por lo tanto, va conociendo en diverso grado las diferentes relaciones entre los hombres no sólo a través de la vida material, sino también a través de la vida política y la vida cultural (ambas estrechamente ligadas a la vida material). De estas otras formas de la práctica social, la lucha de clases en sus diversas manifestaciones ejerce, en particular, una influencia profunda sobre el desarrollo del conocimiento humano. En la sociedad de clases, cada persona existe como miembro de una determinada clase, y todas las ideas, sin excepción, llevan su sello de clase.
Los marxistas sostienen que la producción en la sociedad humana se desarrolla paso a paso, de lo inferior a lo superior, y que, en consecuencia, el conocimiento que el hombre tiene tanto de la naturaleza como de la sociedad se desarrolla también paso a paso, de lo inferior a lo superior, es decir, de lo superficial a lo profundo, de lo unilateral a lo multilateral. Durante un período muy largo en la historia, el hombre se vio circunscrito a una comprensión unilateral de la historia de la sociedad, ya que, por una parte, las clases explotadoras la deformaban constantemente debido a sus prejuicios, y, por la otra, la pequeña escala de la producción limitaba la visión del hombre. Sólo cuando surgió el proletariado moderno junto con gigantescas fuerzas productivas (la gran industria), pudo el hombre alcanzar una comprensión global e histórica del desarrollo de la sociedad y transformar este conocimiento en una ciencia, la ciencia del marxismo.
Los marxistas sostienen que la práctica social del hombre es el único criterio de la verdad de su conocimiento del mundo exterior. Efectivamente, el conocimiento del hombre queda confirmado sólo cuando éste logra los resultados esperados en el proceso de la práctica social (producción material, lucha de clases o experimentación científica). Si el hombre quiere obtener éxito en su trabajo, es decir, lograr los resultados esperados, tiene que hacer concordar sus ideas con las leyes del mundo exterior objetivo; si no consigue esto, fracasa en la práctica. Después de sufrir un fracaso, extrae lecciones de él, modifica sus ideas haciéndolas concordar con las leyes del mundo exterior y, de esta manera, puede transformar el fracaso en éxito: he aquí lo que se quiere decir con “el fracaso es madre del éxito” y “cada fracaso nos hace más listos”. La teoría materialista dialéctica del conocimiento coloca la práctica en primer plano; considera que el conocimiento del hombre no puede separarse ni en lo más mínimo de la práctica, y repudia todas las teorías erróneas que niegan su importancia o separan de ella el conocimiento. Lenin dijo: “La práctica es superior al conocimiento (teórico), porque posee no sólo la dignidad de la universalidad, sino también la de la realidad inmediata.”[1] La filosofía marxista — el materialismo dialéctico — tiene dos características sobresalientes. Una es su carácter de clase: afirma explícitamente que el materialismo dialéctico sirve al proletariado. La otra es su carácter práctico: subraya la dependencia de la teoría respecto a la práctica, subraya que la práctica es la base de la teoría y que ésta, a su vez, sirve a la práctica. El que sea verdad o no un conocimiento o teoría no se determina mediante una apreciación subjetiva, sino mediante los resultados objetivos de la práctica social. El criterio de la verdad no puede ser otro que la práctica social. El punto de vista de la práctica es el punto de vista primero y fundamental de la teoría materialista dialéctica del conocimiento[2].
Pero, ¿cómo el conocimiento humano surge de la práctica y sirve a su vez a la práctica? Para comprenderlo basta con mirar el proceso de desarrollo del conocimiento.
En el proceso de la práctica, el hombre no ve al comienzo más que las apariencias, los aspectos aislados y las conexiones externas de las cosas. Por ejemplo, algunas personas de fuera vienen a Yenán en giras de investigación. En los primeros uno o dos días, ven su topografía, calles y casas, entran en contacto con muchas personas, asisten a recepciones, veladas y mítines, oyen todo tipo de conversaciones y leen diferentes documentos: todo esto son las apariencias de las cosas, sus aspectos aislados y sus conexiones externas. Esta etapa del conocimiento se denomina etapa sensorial, y es la etapa de las sensaciones y las impresiones. Esto es, las cosas de Yenán, aisladas, actuando sobre los órganos de los sentidos de los miembros del grupo de investigación, han provocado sensaciones en ellos y hecho surgir en su cerebro multitud de impresiones junto con una noción aproximativa de las conexiones externas entre dichas impresiones: ésta es la primera etapa del conocimiento. En esta etapa, el hombre no puede aún formar conceptos, que corresponden a un nivel más profundo, ni sacar conclusiones lógicas.
A medida que continúa la práctica social, las cosas que en el curso de la práctica suscitan en el hombre sensaciones e impresiones, se presentan una y otra vez; entonces se produce en su cerebro un cambio repentino (un salto) en el proceso del conocimiento y surgen los conceptos. Los conceptos ya no constituyen reflejos de las apariencias de las cosas, de sus aspectos aislados y de sus conexiones externas, sino que captan las cosas en su esencia, en su conjunto y en sus conexiones internas. Entre el concepto y la sensación existe una diferencia no sólo cuantitativa sino también cualitativa. Continuando adelante, mediante el juicio y el razonamiento, se pueden sacar conclusiones lógicas. La expresión de la Crónica de los tres reinos[3]: “Frunció el entrecejo y le vino a la mente una estratagema”, o la del lenguaje corriente: “Déjeme reflexionar”, significan que el hombre, empleando conceptos en el cerebro, procede al juicio y al razonamiento. Esta es la segunda etapa del conocimiento. Los miembros del grupo de investigación, después de haber reunido diversos datos y, lo que es más, después de “haber reflexionado”, pueden llegar al juicio de que “la política de frente único nacional antijaponés, aplicada por el Partido Comunista, es consecuente, sincera y genuina”. Habiendo formulado este juicio, ellos pueden, si son también genuinos partidarios de la unidad para salvar a la nación, dar otro paso adelante y sacar la siguiente conclusión: “El frente único nacional antijaponés puede tener éxito.” Esta etapa, la de los conceptos, los juicios y los razonamientos, es aún más importante en el proceso completo del conocimiento de una cosa por el hombre; es la etapa del conocimiento racional. La verdadera tarea del conocimiento consiste en llegar, pasando por las sensaciones, al pensamiento, en llegar paso a paso a la comprensión de las contradicciones internas de las cosas objetivas, de sus leyes y de las conexiones internas entre un proceso y otro, es decir, en llegar al conocimiento lógico. Repetimos: el conocimiento lógico difiere del conocimiento sensorial en que éste concierne a los aspectos aislados, las apariencias y las conexiones externas de las cosas, mientras que aquél, dando un gran paso adelante, alcanza al conjunto, a la esencia y a las conexiones internas de las cosas, pone al descubierto las contradicciones internas del mundo circundante y puede, por consiguiente, llegar a dominar el desarrollo del mundo circundante en su conjunto, en las conexiones internas de todos sus aspectos.
Nadie antes del marxismo elaboró una teoría como ésta, la materialista dialéctica, sobre el proceso de desarrollo del conocimiento, el que se basa en la práctica y va de lo superficial a lo profundo. Es el materialismo marxista el primero en resolver correctamente este problema, poniendo en evidencia de. manera materialista y dialéctica el movimiento de profundización del conocimiento, movimiento por el cual el hombre, como ser social, pasa del conocimiento sensorial al conocimiento lógico en su compleja y constantemente repetida práctica de la producción y de la lucha de clases. Lenin dijo: “La abstracción de la materia, de una ley de la naturaleza, la abstracción del valor, etc., en una palabra, todas las abstracciones científicas (correctas, serias, no absurdas) reflejan la naturaleza en forma más profunda, veraz y completa.”[4] El marxismo-leninismo sostiene que cada una de las dos etapas del proceso cognoscitivo tiene sus propias características: en la etapa inferior, el conocimiento se manifiesta como conocimiento sensorial y, en la etapa superior, como conocimiento lógico, pero ambas son etapas de un proceso cognoscitivo único. Lo sensorial y lo racional son cualitativamente diferentes; sin embargo, uno y otro no están desligados, sino unidos sobre la base de la práctica. Nuestra práctica testimonia que no podemos comprender inmediatamente lo que percibimos, y que podemos percibir con mayor profundidad sólo aquello que ya comprendemos. La sensación sólo resuelve el problema de las apariencias; únicamente la teoría puede resolver el problema de la esencia. La solución de ninguno de estos problemas puede separarse ni en lo más mínimo de la práctica. Quien quiera conocer una cosa, no podrá conseguirlo sin entrar en contacto con ella, es decir, sin vivir (practicar) en el mismo medio de esa cosa. En la sociedad feudal era imposible conocer de antemano las leyes de la sociedad capitalista, pues no había aparecido aún el capitalismo y faltaba la práctica correspondiente. El marxismo sólo podía ser producto de la sociedad capitalista. Marx, en la época del capitalismo liberal, no podía conocer concretamente, de antemano, ciertas leyes peculiares de la época del imperialismo, ya que no había aparecido aún el imperialismo, fase final del capitalismo, y faltaba la práctica correspondiente; sólo Lenin y Stalin pudieron asumir esta tarea. Aparte de su genio, la razón principal por la cual Marx, Engels, Lenin y Stalin pudieron crear sus teorías fue su participación personal en la práctica de la lucha de clases y de la experimentación científica de su tiempo; sin este requisito, ningún genio podría haber logrado éxito. La expresión: “Sin salir de su casa, el letrado sabe todo cuanto sucede en el mundo” no era más que una frase hueca en los tiempos antiguos, cuando la técnica estaba poco desarrollada; y en nuestra época de técnica desarrollada, aunque tal cosa es realizable, los únicos que tienen auténticos conocimientos de primera mano son las personas que en el mundo se dedican a la práctica. Y sólo cuando, gracias a la escritura y a la técnica, llegan al “letrado” los conocimientos que estas personas han adquirido en su práctica, puede éste, indirectamente, “saber todo cuanto sucede en el mundo”. Para conocer directamente tal o cual cosa o cosas, es preciso participar personalmente en la lucha práctica por transformar la realidad, por transformar dicha cosa o cosas, pues es éste el único medio de entrar en contacto con sus apariencias; asimismo, es éste el único medio de poner al descubierto la esencia de dicha cosa o cosas y comprenderlas. Tal es el proceso cognoscitivo que en realidad siguen todos los hombres, si bien alguna gente, deformando deliberadamente los hechos, afirma lo contrario. La gente más ridícula del mundo son los “sabelotodo” que, recogiendo de oídas conocimientos fragmentarios y superficiales, se las dan de “máxima autoridad en el mundo”, lo que testimonia simplemente su fatuidad. El conocimiento es problema de la ciencia y ésta no admite ni la menor deshonestidad ni la menor presunción; lo que exige es ciertamente lo contrario: honestidad y modestia. Si quieres conocer, tienes que participar en la práctica transformadora de la realidad. Si quieres conocer el sabor de una pera, tienes tú mismo que transformarla comiéndola. Si quieres conocer la estructura y las propiedades del átomo, tienes que hacer experimentos físicos y químicos, cambiar el estado del átomo. Si quieres conocer la teoría y los métodos de la revolución, tienes que participar en la revolución. Todo conocimiento auténtico nace de la experiencia directa. Sin embargo, el hombre no puede tener experiencia directa de todas las cosas y, de hecho, la mayor parte de nuestros conocimientos proviene de la experiencia indirecta, por ejemplo, todos los conocimientos de los siglos pasados y de otros países. Estos conocimientos fueron o son, para nuestros antecesores y los extranjeros, producto de la experiencia directa, y merecen confianza si en el curso de esa experiencia directa se ha cumplido la condición de “abstracción científica” de que hablaba Lenin y si reflejan de un modo científico la realidad objetiva; en caso contrario, no la merecen. Por eso, los conocimientos de una persona los constituyen sólo dos sectores: uno proviene de la experiencia directa y el otro, de la experiencia indirecta. Además, lo que para mí es experiencia indirecta, constituye experiencia directa para otros. Por lo tanto, considerados en su conjunto, los conocimientos, sean del tipo que fueren, no pueden separarse de la experiencia directa. Todo conocimiento se origina en las sensaciones que el hombre obtiene del mundo exterior objetivo a través de los órganos de los sentidos; no es materialista quien niegue la sensación, niegue la experiencia directa, o niegue la participación personal en la práctica transformadora de la realidad. Es por esto que los “sabelotodo” son ridículos. Un antiguo proverbio chino dice: “Si uno no entra en la guarida del tigre, ¿cómo podrá apoderarse de sus cachorros?” Este proverbio es verdad tanto para la práctica del hombre como para la teoría del conocimiento. No puede haber conocimiento al margen de la práctica.
Para poner en claro el movimiento materialista dialéctico del conocimiento, movimiento de profundización gradual del conocimiento, surgido sobre la base de la práctica transformadora de la realidad, daremos a continuación otros ejemplos concretos.
En el período inicial de su práctica, período de destrucción de las máquinas y de lucha espontánea, el proletariado se encontraba, en cuanto a su conocimiento de la sociedad capitalista, sólo en la etapa del conocimiento sensorial; conocía sólo los aspectos aislados y las conexiones externas de los diversos fenómenos del capitalismo. En esa época, el proletariado era todavía una “clase en sí”. Sin embargo, el proletariado se convirtió en una “clase para sí” cuando, entrando en el segundo período de su práctica, período de lucha económica y política consciente y organizada, llegó a comprender la esencia de la sociedad capitalista, las relaciones de explotación entre las clases sociales y sus propias tareas históricas, gracias a su práctica, a su variada experiencia de largos años de lucha y a su educación en la teoría marxista, resumen científico hecho por Marx y Engels de dicha experiencia.
Lo mismo pasó con el conocimiento del pueblo chino respecto al imperialismo. La primera etapa fue la del conocimiento sensorial, superficial, tal como se manifestó en las indiscriminadas luchas contra los extranjeros, ocurridas durante los movimientos del Reino Celestial Taiping, del Yijetuan y otros. Sólo en la segunda etapa, la del conocimiento racional, el pueblo chino discernió las diferentes contradicciones internas y externas del imperialismo y comprendió la verdad esencial de que el imperialismo, en alianza con la burguesía compradora y la clase feudal, oprimía y explotaba a las amplias masas populares de China; tal conocimiento no comenzó sino por la época del Movimiento del 4 de Mayo de 1919.
Veamos ahora la guerra. Si los dirigentes militares carecen de experiencia militar, no podrán comprender en la etapa inicial las leyes profundas que rigen la dirección de una guerra específica (por ejemplo, nuestra Guerra Revolucionaria Agraria de los últimos diez años). En la etapa inicial, sólo vivirán la experiencia de numerosos combates y, lo que es más, sufrirán muchas derrotas. Sin embargo, esta experiencia (la experiencia de los combates ganados y, sobre todo, la de los perdidos) les permitirá comprender lo que por dentro articula toda la guerra, es decir, las leyes de esa guerra específica, comprender su estrategia y sus tácticas, y de este modo, dirigirla con seguridad. Si en ese momento se confía el mando de la guerra a una persona inexperta, ella también tendrá que sufrir una serie de derrotas (es decir, adquirir experiencia) antes de poder comprender las verdaderas leyes de la guerra.
Con frecuencia, de algún camarada que no tiene coraje para aceptar una tarea, oímos decir: “No estoy seguro de poder cumplirla.” ¿Por qué no está seguro de sí mismo? Porque no comprende el contenido y las circunstancias de ese trabajo según las leyes que lo rigen, porque no ha tenido o ha tenido muy poco contacto con semejante trabajo, de modo que no se puede ni hablar de que conozca tales leyes. Pero, después de un análisis detallado de la naturaleza y las circunstancias de ese trabajo, se sentirá relativamente seguro de sí mismo y lo aceptará de buen grado. Si se dedica a él por algún tiempo y adquiere experiencia, y si está dispuesto a examinar la situación con prudencia, en vez de abordarla de una manera subjetiva, unilateral y superficial, será capaz de llegar por sí mismo a conclusiones sobre
cómo debe hacer el trabajo y lo hará con mucho mayor coraje. Sólo quienes abordan los problemas de manera subjetiva, unilateral y superficial, dictan órdenes presuntuosamente apenas llegan a un nuevo lugar, sin considerar las circunstancias, sin examinar las cosas en su totalidad (su historia y su situación actual en conjunto) ni penetrar en su esencia (su naturaleza y las conexiones internas entre una cosa y otras). Semejantes personas tropiezan y caen inevitablemente.
Así se ve que el primer paso en el proceso del conocimiento es el contacto con las cosas del mundo exterior; esto corresponde a la etapa de las sensaciones. El segundo es sintetizar los datos proporcionados por las sensaciones, ordenándolos y elaborándolos; esto corresponde a la etapa de los conceptos, los juicios y los razonamientos. Sólo cuando los datos proporcionados por las sensaciones son muy ricos (no fragmentarios e incompletos) y acordes con la realidad (no ilusorios), pueden servir de base para formar conceptos correctos y una lógica correcta.
Aquí hay que subrayar dos puntos importantes. El primero, que se ha señalado más arriba pero que conviene reiterar, es la dependencia del conocimiento racional respecto al conocimiento sensorial. Es idealista quien considere posible que el conocimiento racional no provenga del conocimiento sensorial. En la historia de la filosofía existe la escuela “racionalista”, que sólo reconoce la realidad de la razón y niega la realidad de la experiencia, considerando que sólo es digna de crédito la razón y no la experiencia sensorial; su error consiste en trastrocar los hechos. Lo racional merece crédito precisamente porque dimana de lo sensorial; de otro modo, lo racional sería arroyo sin fuente, árbol sin raíces, algo subjetivo, autogenerado e indigno de confianza. En el orden que sigue el proceso del conocimiento, la experiencia sensorial viene primero; si subrayamos la importancia de la práctica social en el proceso del conocimiento, es porque sólo ella puede dar origen al conocimiento humano y permitir al hombre comenzar a adquirir experiencia sensorial del mundo exterior objetivo. Para una persona que cierra los ojos y se tapa los oídos y se aísla totalmente del mundo exterior objetivo, no hay conocimiento posible. El conocimiento comienza con la experiencia: éste es el materialismo de la teoría del conocimiento.
El segundo punto es que el conocimiento necesita profundizarse, necesita desarrollarse de la etapa sensorial a la racional: ésta es la dialéctica de la teoría del conocimiento[5]. Pensar que el conocimiento puede quedarse en la etapa inferior, sensorial, y que sólo es digno de crédito el conocimiento sensorial y no el racional, significa caer en el “empirismo”, error ya conocido en la historia. El error de esta teoría consiste en ignorar que los datos proporcionados por las sensaciones, aunque constituyen reflejos de determinadas realidades del mundo exterior objetivo (aquí no me refiero al empirismo idealista, que reduce la experiencia a la llamada introspección), no pasan de ser unilaterales y superficiales, reflejos incompletos de las cosas, que no traducen su esencia. Para reflejar plenamente una cosa en su totalidad, para reflejar su esencia y sus leyes internas, hay que proceder a una operación mental, someter los ricos datos suministrados por las sensaciones a una elaboración que consiste en desechar la cáscara para quedarse con el grano, descartar lo falso para conservar lo verdadero, pasar de un aspecto a otro y de lo externo a lo interno, formando así un sistema de conceptos y teorías; es necesario dar un salto del conocimiento sensorial al racional. Los conocimientos así elaborados no son menos substanciosos ni menos dignos de confianza. Por el contrario, todo aquello que en el proceso del conocimiento ha sido científicamente elaborado sobre la base de la práctica, refleja la realidad objetiva, como dice Lenin, en forma más profunda, veraz y completa. Los “prácticos” vulgares no proceden así; respetan la experiencia pero desprecian la teoría, y en consecuencia no pueden tener una visión que abarque un proceso objetivo en su totalidad, carecen de una orientación clara y de una perspectiva de largo alcance, y se contentan con sus éxitos ocasionales y con fragmentos de la verdad. Si esas personas dirigen una revolución, la conducirán a un callejón sin salida.
El conocimiento racional depende del conocimiento sensorial, y éste necesita desarrollarse hasta convertirse en conocimiento racional: tal es la teoría materialista dialéctica del conocimiento. En la filosofía, ni el “racionalismo” ni el “empirismo” entienden el carácter histórico o dialéctico, del conocimiento, y aunque cada una de estas escuelas contiene un aspecto de la verdad (me refiero al racionalismo y al empirismo materialistas, y no idealistas), ambas son erróneas en cuanto a la teoría del conocimiento en su conjunto. El movimiento materialista dialéctico del conocimiento desde lo sensorial a lo racional ocurre tanto en un pequeño proceso cognoscitivo (por ejemplo, conocer una sola cosa, un solo trabajo) como en uno grande (por ejemplo, conocer una sociedad o una revolución).
Sin embargo, el movimiento del conocimiento no acaba ahí. Detener el movimiento materialista dialéctico del conocimiento en el conocimiento racional, sería tocar sólo la mitad del problema y, más aún, según la filosofía marxista, la mitad menos importante. La filosofía marxista considera que el problema más importante no consiste en comprender las leyes del mundo objetivo para estar en condiciones de interpretar el mundo, sino en aplicar el conocimiento de esas leyes para transformarlo activamente. Para el marxismo, la teoría es importante, y su importancia está plenamente expresada en la siguiente frase de Lenin: “Sin teoría revolucionaria, no puede haber tampoco movimiento revolucionario.”[6] Pero el marxismo subraya la importancia de la teoría precisa y únicamente porque ella puede servir de guía para la acción. Si tenemos una teoría justa, pero nos contentamos con hacer de ella un tema de conversación y la dejamos archivada en lugar de ponerla en práctica, semejante teoría, por buena que sea, carecerá de significación. El conocimiento comienza por la práctica, y todo conocimiento teórico, adquirido a través de la práctica, debe volver a ella. La función activa del conocimiento no solamente se manifiesta en el salto activo del conocimiento sensorial al racional, sino que también, lo que es más importante, debe manifestarse en el salto del conocimiento racional a la práctica revolucionaria. El conocimiento que alcanza las leyes del mundo hay que dirigirlo de nuevo a la práctica transformadora del mundo, hay que aplicarlo nuevamente a la práctica de la producción, a la práctica de la lucha de clases revolucionaria y de la lucha nacional revolucionaria, así como a la práctica de la experimentación científica. Este es el proceso de comprobación y desarrollo de la teoría, la continuación del proceso global del conocimiento. El problema de saber si una teoría corresponde a la verdad objetiva no se resuelve ni puede resolverse completamente en el arriba descrito movimiento del conocimiento desde lo sensorial a lo racional. El único medio para resolver completamente este problema es dirigir de nuevo el conocimiento racional a la práctica social, aplicar la teoría a la práctica y ver si conduce a los objetivos planteados. Muchas teorías de las ciencias naturales son reconocidas como verdades no sólo porque fueron creadas por los científicos, sino porque han sido comprobadas en la práctica científica ulterior. Igualmente, el marxismo-leninismo es reconocido como verdad no sólo porque esta doctrina fue elaborada científicamente por Marx, Engels, Lenin y Stalin, sino porque ha sido comprobada en la ulterior práctica de la lucha de clases revolucionaria y de la lucha nacional revolucionaria. El materialismo dialéctico es una verdad universal porque nadie, en su práctica, puede escapar a su dominio. La historia del conocimiento humano nos enseña que la verdad de muchas teorías era incompleta y que la comprobación en la práctica ha permitido completarla. Numerosas teorías eran erróneas, y la comprobación en la práctica ha permitido corregirlas. Es por esto que la práctica es el criterio de la verdad y que “el punto de vista de la vida, de la práctica, debe ser el punto de vista primero y fundamental de la teoría del conocimiento”[7]. Stalin tenía razón al decir: “[. . .] la teoría deja de tener objeto cuando no se halla vinculada a la práctica revolucionaria, exactamente del mismo modo que la práctica es ciega si la teoría revolucionaria no alumbra su camino.”[8] ¿Se consuma aquí el movimiento del conocimiento? Nuestra respuesta es sí y no. Cuando los hombres, como seres sociales, se dedican a la práctica transformadora de un determinado proceso objetivo (sea natural o social) en una etapa determinada de su desarrollo, pueden, a consecuencia del reflejo del proceso objetivo en su cerebro y de su propia actividad consciente, hacer avanzar su conocimiento desde lo sensorial a lo racional, y crear ideas, teorías, planes o proyectos que correspondan, en términos generales, a las leyes que rigen el proceso objetivo en cuestión. Luego, aplican estas ideas, teorías, planes o proyectos a la práctica del mismo proceso objetivo. Si alcanzan los objetivos planteados, es decir, si en la práctica de este mismo proceso logran hacer realidad las ideas, teorías, planes o proyectos previamente formulados, o hacerlos realidad en líneas generales, entonces puede considerarse consumado el movimiento del conocimiento de este proceso específico. Pueden darse por logrados los objetivos previstos cuando, por ejemplo, en el proceso de transformar la naturaleza, se realiza un proyecto de ingeniería, se verifica una hipótesis científica, se fabrica un utensilio o se cosecha un cultivo, o, en el proceso de transformar la sociedad, se gana una huelga, se vence en una guerra, o se cumple un plan educacional. Sin embargo, por lo general, tanto en la práctica que transforma la naturaleza como en la que transforma la sociedad, muy rara vez se realizan sin ninguna alteración las ideas, teorías, planes o proyectos previamente elaborados por el hombre. Esto se debe a que la gente que se dedica a la transformación de la realidad está siempre sujeta a numerosas limitaciones; no sólo se encuentra limitada por las condiciones científicas y técnicas existentes, sino también por el desarrollo del propio proceso objetivo y el grado en que éste se manifiesta (aún no se han revelado plenamente los diferentes aspectos y la esencia del proceso objetivo). En esta situación, debido a que en el curso de la práctica se descubren circunstancias imprevistas, con frecuencia se modifican parcialmente y a veces incluso completamente las ideas, teorías, planes o proyectos. Dicho de otra manera, se dan casos en que las ideas, teorías, planes o proyectos originales no corresponden, en parte o en todo, a la realidad, son parcial o totalmente erróneos. A menudo, sólo después de repetidos fracasos se logra corregir los errores en el conocimiento y hacer concordar a éste con las leyes del proceso objetivo y, por consiguiente, transformar lo subjetivo en objetivo, es decir, obtener en la práctica los resultados esperados. En todo caso, cuando se llega a este punto, puede considerarse consumado el movimiento del conocimiento humano respecto a un proceso objetivo dado en una etapa determinada de su desarrollo.
Sin embargo, considerado el proceso en su avance, el movimiento del conocimiento humano no está consumado. En virtud de sus contradicciones y luchas internas, todo proceso, sea natural o social, avanza y se desarrolla, y, en consonancia con ello, también tiene que avanzar y desarrollarse el movimiento del conocimiento humano. En cuanto a los movimientos sociales, los auténticos dirigentes revolucionarios no sólo deben saber corregir los errores que se descubran en sus ideas, teorías, planes o proyectos, corno ya se ha dicho anteriormente, sino que, además, cuando un determinado proceso objetivo avanza y cambia pasando de una etapa de desarrollo a otra, ellos deben saber avanzar y cambiar, a la par, en su conocimiento subjetivo, y conseguir que todos los que participan en la revolución hagan lo mismo, es decir, deben saber plantear, de acuerdo con los nuevos cambios producidos en la situación, nuevas tareas revolucionarias y nuevos proyectos de trabajo. En un período revolucionario, la situación cambia con mucha rapidez, y si el conocimiento de los revolucionarios no cambia también rápidamente en conformidad con la situación, ellos no serán capaces de conducir la revolución a la victoria.
No obstante, sucede a menudo que el pensamiento se rezaga respecto a la realidad; esto se debe a que el conocimiento del hombre está limitado por numerosas condiciones sociales. Nos oponemos a los testarudos en las filas revolucionarias, cuyo pensamiento no progresa en concordancia con las circunstancias objetivas cambiantes y se ha manifestado en la historia como oportunismo de derecha. Estas personas no ven que la lucha de los contrarios ha hecho avanzar el proceso objetivo, mientras que su conocimiento se halla atascado aún en la vieja etapa. Esto es característico del pensamiento de todos los testarudos. Su pensamiento está apartado de la práctica social, y ellos no son capaces de ir delante guiando el carro de la sociedad; se limitan a ir a la rastra, refunfuñando que el carro marcha demasiado rápido y tratando de hacerlo retroceder o dar media vuelta y regresar.
Nos oponemos también a la huera palabrería “izquierdista”. El pensamiento de los “izquierdistas” pasa por encima de una determinada etapa de desarrollo del proceso objetivo; algunos toman sus fantasías por verdades, otros pretenden realizar a la fuerza en el presente ideales sólo realizables en el futuro. Alejado de la práctica presente de la mayoría de las personas y de la realidad del momento, su pensamiento se traduce en la acción como aventurerismo.Mao Tse-Tung02
El idealismo y el materialismo mecanicista, el oportunismo y el aventurerismo, se caracterizan por la ruptura entre lo subjetivo y lo objetivo, por la separación entre el conocimiento y la práctica. La teoría marxista-leninista del conocimiento, caracterizada por la práctica social científica, no puede dejar de oponerse categóricamente a estas concepciones erróneas. Los marxistas reconocen que, en el proceso general absoluto del desarrollo del universo, el desarrollo de cada proceso determinado es relativo y que, por eso, en el torrente infinito de la verdad absoluta, el conocimiento humano de cada proceso determinado en una etapa dada de desarrollo es sólo una verdad relativa. La suma total de las incontables verdades relativas constituye la verdad absoluta[9]. El desarrollo de todo proceso objetivo está lleno de contradicciones y luchas, y también lo está el desarrollo del movimiento del conocimiento humano. Todo movimiento dialéctico del mundo objetivo se refleja, tarde o temprano, en el conocimiento humano. En la práctica social, el proceso de nacimiento, desarrollo y extinción es infinito. Y así lo es el proceso de nacimiento, desarrollo y extinción en el conocimiento humano. A medida que avanza cada vez más lejos la práctica del hombre que transforma la realidad objetiva de acuerdo con determinadas ideas, teorías, planes o proyectos, más y más profundo se va haciendo el conocimiento que de la realidad objetiva tiene el hombre. Nunca terminará el movimiento de cambio en el mundo de la realidad objetiva, y tampoco tendrá fin la cognición de la verdad por el hombre a través de la práctica. El marxismo-leninismo no ha agotado en modo alguno la verdad, sino que en el curso de la práctica abre sin cesar el camino hacia su conocimiento. Nuestra conclusión es la unidad concreta e histórica de lo subjetivo y lo objetivo, de la teoría y la práctica, del saber y el hacer, y nos oponemos a todas las ideas erróneas, de “izquierda” o de derecha, ideas que se separan de la historia concreta.
En la presente época del desarrollo de la sociedad, la historia ha hecho recaer sobre los hombros del proletariado y su partido la responsabilidad de conocer correctamente el mundo y transformarlo. Este proceso, el de la práctica transformadora del mundo, que está determinado con arreglo al conocimiento científico, ha llegado ya a un momento histórico en China y en toda la Tierra, a un gran momento sin precedentes en la historia, esto es, el momento de acabar completamente con las tinieblas en China y en el resto de la Tierra, y transformar nuestro mundo en un mundo luminoso, nunca visto antes. La lucha del proletariado y de los pueblos revolucionarios por la transformación del mundo implica el cumplimiento de las siguientes tareas: transformar el mundo objetivo y, al mismo tiempo, transformar su propio mundo subjetivo, esto es, su propia capacidad cognoscitiva y las relaciones entre su mundo subjetivo y el objetivo. Estas transformaciones ya están en marcha en una parte del globo terrestre, la Unión Soviética. Allí se sigue promoviendo este proceso de transformaciones. Los pueblos de China y del resto del orbe también están pasando o pasarán por semejante proceso. Y el mundo objetivo a transformar incluye también a todas las personas opuestas a estas transformaciones, personas que tienen que pasar por una etapa de coacción antes de poder entrar en la etapa de transformación consciente. La época en que la humanidad entera proceda de manera consciente a su propia transformación y a la del mundo, será la época del comunismo mundial.
Descubrir la verdad a través de la práctica y, nuevamente a través de la práctica, comprobarla y desarrollarla. Partir del conocimiento sensorial y desarrollarlo activamente convirtiéndolo en conocimiento racional; luego, partir del conocimiento racional y guiar activamente la práctica revolucionaria para transformar el mundo subjetivo y el mundo objetivo. Practicar, conocer, practicar otra vez y conocer de nuevo. Esta forma se repite en infinitos ciclos, y, con cada ciclo, el contenido de la práctica y del conocimiento se eleva a un nivel más alto. Esta es en su conjunto la teoría materialista dialéctica del conocimiento, y ésta es la teoría materialista dialéctica de la unidad entre el saber y el hacer.

NOTAS
[1] V. I. Lenin: Resumen del libro de Hegel ” Ciencia de la lógica “. [pág. 319] [2] Véanse C. Marx, Tesis sobre Feuerbach y V. I. Lenin, Materialismo y empiriocriticismo, II, 6. [pág. 319] [3] Célebre novela histórica china escrita por Luo Kuan-chung (¿1330-1400?). [pág. 320] pág. 332
[4] V. I. Lenin: Resumen del libro de Hegel ” Ciencia de la lógica “. [pág. 321] [5] V. I. Lenin dice: “Para comprender, hay que comenzar a comprender y a estudiar de una manera empírica, y elevares de lo empírico a lo general.” Ibíd. [pág. 325] [6] V. I. Lenin: ¿Qué Hacer?, I, d. [pág. 327] [7] V. I. Lenin: Materialismo y empiriocriticismo, II, 6. [pág. 328] [8] J. V. Stalin: “Los fundamentos del leninismo”, III. [pág. 328] [9] Véase V. I. Lenin, Materialismo y empiriocriticismo, II, 5. [pág. 330]

Obras Escogidas de Mao Tse-tung
EDICIONES EN LENGUAS EXTRANJERAS PEKIN 1968
Primera edició;n 1968
Tomo I, pp. 317-32.
pág. 317

 

logo19CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE AL CAPÍTULO I, 1

La forma del valor

1Forma simple del valor

Párrafo 07:

     IV La forma dinero

(Lo de la forma dinero, que incluyo solamente en gracia a la unidad sistemática, apenas abarcará media página)

&1. Diferencia entre el tránsito de la forma general de valor a la forma dinero y los tránsitos de desarrollo anteriores.

&2. Transformación de la forma relativa de valor en la forma precio.

&3. La forma simple de la mercancía en cierra el secreto de la forma dinero.

- Página – 685 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Chile: no hay crisis del sistema político.

Clemente Espinosa.

Secretario SUTRA-CHILE

Sindicato Unidad de Trabajadores- SUTRA-CHILE

https://www.facebook.com/groups/1576401679306593/

 

 

de38d7bfdcf6868bd7ef96f571c25f5a4cd70efe

 

Debido a que en los últimos meses se han destapado 3 situaciones de corrupción empresarial y estatal (Penta, Soquimich y Caval) que incluyen a empresarios, personas que ejercen cargos de elección popular y funcionarios de gobierno, mucho se ha hablado en Chile sobre que existe una crisis del sistema político. Tráfico de influencias, cohecho y desfalco fiscal definen a modo general estos casos (que no explicaremos en detalle en este escrito) ¿Es tal dicha crisis? ¿Qué alcances tiene? Para saberlo se debe determinar cuáles son los elementos de una crisis, considerando además que aun sale a la luz pública toda la información, ni se sabe quiénes son todos los involucrados.

Para que podamos definir si estamos o no frente a una crisis, lo primero es saber qué intereses se están viendo afectados. La crisis no es tal si no hay un interés afectado. El segundo elemento para definir una crisis sistémica es el riesgo en el desarrollo de su actividad, o sea, que el sistema político en su forma actual vea un serio peligro de no poder continuar con su funcionamiento.

Antes de analizar las características, diremos que el carácter de los escándalos destapados reafirma la idea de que el análisis debe hacerse desde una perspectiva de clase, pues lo que une a estas situaciones es el dinero y su influencia en la política (Penta y Soquimich) o viceversa (Caval). Se trata de formas de corrupción a las que sólo pueden acceder personas con dinero e influencias, en claro perjuicio de quienes no tienen dichos medios, o sea, la gente pobre y no tanto, que paga sus impuestos diariamente, en un contexto de aumento constante del costo de vida y de estancamiento de los salarios.

Dicho lo anterior, podemos concluir que efectivamente hay un interés afectado. Sí, esta situación afecta los intereses de la “clase política” (eufemismo usado para no hablar de burguesía o, lisa y llanamente, de ricos y poderosos) que ve como su credibilidad vuelve a caer gravemente y como sus posibilidades de sacar ventajas personales de su actividad política se reducen drásticamente. El primer elemento de una crisis se cumple totalmente.

El segundo elemento (riesgo de no poder seguir desarrollando sus funciones como sistema político) no existe. No extraña que el diagnóstico general de la “clase política” sea de una supuesta crisis del sistema político y de sus instituciones, cuando hemos sido testigos de la rápida reacción del Estado, investigando e incluso apresando a los máximos responsables de estos escándalos, algo que la gran mayoría ha celebrado. Una verdadera crisis es aquella que pone en cuestión el poder del Estado y sus instituciones y de quienes las manejan. Lo que hoy vemos es, a lo más, una crisis de confianza que se expresará en las próximas elecciones con una alta abstención o con el favorecimiento de candidaturas populistas.

Una verdadera crisis en el funcionamiento del sistema político sólo puede ser generada por la creciente actividad de un pueblo que, hastiado de los abusos, del robo y la corrupción, se organiza por la conquista de demandas y de objetivos políticos claros. Esto sumado a una creciente división en el seno de la “clase política”, de la cual la gente común y corriente no tiene opción de ser parte. En ese sentido, volvemos a la idea de que el análisis de una eventual crisis debe hacerse desde una perspectiva de clase, con todas las contradicciones y conflictos que ello implica asumir, algo que muchos militantes de izquierda y derecha omiten deliberadamente de sus análisis. Ni el Estado ha visto en riesgo su poder y legitimidad, ni la “clase política” se encuentra dividida. Es más, el diagnóstico y las soluciones de todos sus sectores es común, casi no hay diferencias entre lo que opina la Nueva Mayoría (centro izquierda) y la Alianza (derecha) al respecto (los empresarios que hoy cumplen prisión preventiva serán los chivos expiatorios en esta ocasión, algo en lo que todos parecen estar de acuerdo). A su vez, la organización popular aun no es capaz de hacerle frente a situaciones de este tipo por medio de la movilización popular y del establecimiento de una alternativa de poder distinta a la del bloque dominante o “clase política”.

No obstante todo lo dicho, sí puede establecerse que si bien no existe actualmente una crisis, con el correr del tiempo esta puede efectivamente llegar a producirse si la desconfianza va en aumento y el pueblo aumenta su actividad de lucha, fortaleciendo alternativas políticas revolucionarias. De todas formas, la “clase política”, más unidad que nunca, ya tomó nota de sus errores y se presta a corregirlos para que ello no suceda.

23 de marzo 2015.

 

logo 18CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Párrafo 06:

     III Forma general de valor

&1. Distinta fisonomía que la forma relativa de valor.

&2. Distinta fisonomía que la forma equivalencial.

&3. Desarrollo uniforme de la forma relativa de valor y de la forma equivalencial.

&4. Desarrollo de la polaridad de la forma relativa de valor y de la forma equivalencial.

&5. Tránsito de la forma general de valor a la forma dinero.

 

- Página – 684 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

1 comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Desde nuestros archivos (119) Publicado en febrero 2010

Peor terremoto en veinte años azota centro-sur de Chile

https://unidadmpt.wordpress.com/2010/02/27/peor-terremoto-en-veinte-anos-azota-centro-sur-de-chile/

Ministro del Interior confirmó la cifra tras el movimiento telúrico que sacudió siete regiones del país. El sismo tuvo una intensidad de 8,5 grados en el Biobío. En el Archipiélago Juan Fernández una ola ingresó y dejó 3 víctimas fatales.
Mientras la mayoría de los chilenos dormía, el suelo comenzó a moverse. A las 3.34 de la madrugada y a 63 kilómetros al suroeste de Cauquenes comenzaba un sismo que finalmente alcanzó los 8,5 grados Richter y que se percibió prácticamente en todo el territorio nacional.

De acuerdo al último reporte de la Oficina Nacional de Emergencia (Onemi), la cifra de muertos alcanza los 147, número que podría aumentar con el paso de las horas.
La Región del Maule y del Bío-Bío fueron las más afectadas con este terremoto, donde la intensidad en Escala Mercalli alcanzó los IX. En tanto, en la Región Metropolitana VIII, Valparaíso VI, O’Higgins y La Araucanía VII.

Según los informes preliminares entregados por las autoridades, la mayoría de las víctimas se concentran en la Región del Maule y Bíobío. En Concepción, por ejemplo, permanecen sepultados bajo los escombros en un edificio unas 60 personas.

De acuerdo a las cifras entregadas por los encargados de turno de la Onemien la Región de
Valparaíso 7 víctimas fatales; Metropolitana 30; O’Higgins 40, Maule 34; Bíobío 31 y La Araucanía 5.

En tanto, el gobierno catalogó como zona afectada de desastre entre las Regiones de Valparaíso y Bíobío, lo que significa la facilitación de la ayuda; movilización de los recursos, dejando de lado por ejemplo, los procesos de licitación.

El USGS de Estados Unidos informa en su sitio web que se producen cada veinte minutos aproximadamente réplicas en la misma zona afectada por el terremoto, rodeando los grados 5 en la escala Richter.

Tras el terremoto, las calles en gran parte del país quedaron a oscuras, producto del corte de energía que alcanzó a prácticamente toda la población, la que rápidamente se volcó a las calles producto de la alarma que provocó el sismo. Sin embargo, a esta hora ya se ha comenzado a restablecer el servicio eléctrico en algunas zonas, así como también el servicio telefónico, el cual colapsó completamente tras el movimiento telúrico.

TSUNAMI EN JUAN FERNANDEZ
Otro lugar del país que se ha visto fuertemente afectado es el Archipiélago Juan Fernández, donde a las 6.00 de la mañana un tren de olas de hasta tres metros se adentró unos 20 en la isla y dañó instituciones públicas como la gobernación marítima, colegios y sectores residenciales.

El tsunami dejó al menos quince desaparecidos. La Armada sigue monitoreando el lugar, y una fragata va a la isla con alimentos.

MEDIDAS
La ministra de Educación, Mónica Jiménez, informó que el gobierno tomó la decisión de suspender el ingreso a clases programado para este 1 y 3 de marzo. La titular de la cartera sostuvo que para los colegios pertenecientes a la zona de desastre el inicio del año escolar se iniciará el 8 de marzo, no así para las regiones que no se vieron mayoritariamente afectadas.

http://www.latercera.com/contenido/680_229632_9.shtml

Ver el mensaje en su contexto

Logo 17CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE AL CAPÍTULO I, 1

La forma del valor

1Forma simple del valor

Párrafo 05:

     II Forma total o desarrollada de valor

&1. Infinitud de la serie de las expresiones relativas de valor.

&2. La forma compleja relativa de valor encierra siempre la posibilidad de su desarrollo.

& 3. Defectos de la forma desarrollada relativa de valor.

&4 la forma compleja relativa de valor y la forma específica equivalencial.

&5. Tránsito a la forma general de valor

 

- Página – 684 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Seré emigrante climático

 

Cuando nos preguntamos en qué territorios el cambio climático puede afectar más a su agricultura, la ciencia y la conciencia coinciden en sus respuestas.

 

LEER AQUÍ

 

Buen día y gracias

 

 

1024px-refugiados_climc3a1ticos

Gustavo Duch Guillot—————————-

MUCHA GENTE PEQUEÑA, nuevo libro..

PALABRE-ANDO, artículos de opinión, relatos, ensayos…

“Porque contar es otra forma de caminar”
ooo(º)
(       ) (º)ooo
\    (  (       )
\ _)   )    /
(_ /
_______________________________________________
Amistadesvsf mailing list
Amistadesvsf@grups.pangea.org
http://www.grups.pangea.org/mailman/listinfo/amistadesvsf

 

 

Logo 16CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE AL CAPÍTULO I, 1

La forma del valor

1Forma simple del valor

Párrafo 04:

     &4. Forma del valor o forma independiente de manifestarse el valor== valor de cambio´

&5. La forma simple de valor de la mercancía== manifestación simple de la antítesis de valor de uso y valor que en ella se contiene.

&6. La forma simple de valor de la mercancía== forma simple de mercancía de un objeto.

&7. Relación entre la forma mercancía y la forma dinero.

&8. La forma simple relativa de valor individual de equivalente.

&9. Tránsito de la forma simple a la forma compleja de valor.

 

- Página – 684 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios