Análisis marxista sobre la crisis de productividad en Chile y el mundo

http://kaosenlared.net/category/america-latina-3/chile/

Los procesos que a continuación describiré son parte del despliegue dialéctico de las contradicciones de las leyes internas del modo de producción capitalista pero que, adquieren carácter universal en al expresarse como procesos históricos y severos conflictos, crisis, convulsiones a nivel planetario y local. Hace más de un año un grupo de compañer@s me pregunto […]

Marcelo D. Cornejo Vilches

 NOSOTR-S  -01.10-2015 018

Los procesos que a continuación describiré son parte del despliegue dialéctico de las contradicciones de las leyes internas del modo de producción capitalista pero que, adquieren carácter universal en al expresarse como procesos históricos y severos conflictos, crisis, convulsiones a nivel planetario y local.

Hace más de un año un grupo de compañer@s me pregunto cuales eran los limites objetivos del desarrollo del capitalismo en Chile.

La pregunta, por su crucial exposición a la discusión política, me remitió al estudio pormenorizado de un aspecto fundamental para la discusión en economía política contemporánea: el problema de la productividad. Aún no había terminado la presentación de mis investigaciones relacionadas con las contradicciones monetarias que explicaban el choque imperialista actual, tampoco había terminado de exponer las contradicciones fundamentales entre los procesos de acumulación y centralización de capitales. Amén de lo anterior, estaba realizando una profunda disquisición sobre los problemas de la renta de la tierra máxime que cada uno de los elementos que aquí he mencionado son abrumadoramente desconocidos por las izquierdas incluyendo aquellos grupos más empapados en la lectura de los clásicos del marxismo -los trotskstas- por ejemplo. Ninguno de esos grupos logra elevar el horizonte de sus análisis para apropiarse del devenir de la lucha de clases -aún bajo esquemas aproximados y erróneos como diría Luchanarsky- precisamente por carecer de una sólida formación teórica y un hábil despliegue del método materialista dialéctico como arsenal donde encontrar problemas, baterías analíticas y límites de los cuerpos teóricos que explican uno y otro campo político analítico. Pero quizás la debilidad más crítica de los análisis consiste en suponer que avanzar en la construcción y despliegue teórico implica abandonar una supuesta práctica en asuntos “concretos”. Reproduciendo una vez más las clásicas disociaciones entre teoría y práctica hechos por la burguesía, creen que lo teórico es diferente a lo práctico, que lo práctico es algo “concreto” mientras lo teórico es algo “abstracto”. No alcanzan a comprender que el abordaje teórico en clave marxista es pura práctica política en y desde el seno de la lucha de clases.

Para la economía política burguesa la discusión sobre la productividad emerge como un problema central y estratégico. Claro está que el formato ideológico con el que es planteada la discusión persigue como objetivo político de clases declarado, deteriorar aún más los maltrechos y escuálidos vestigios de provenientes de las conquistas laborales por parte de la clase proletaria local y mundial. Empero, las izquierdas, se quedan solo con esta lectura, con el fin interesado de la burguesía relacionado con la productividad. Queda clausurado entonces el camino para desembrollar uno de los factores explicativos fundamentales del provenir de la lucha de clases, sus derroteros, intensidad, y oscilaciones. quedan también cerradas a machete las análisis en clave marxista leninista, derivando toda discusión en una pura cuestión de estilo, en verdaderos silogismos intelectualizados, y otras con oscuras intenciones apologéticas, plantean discusiones por fuera del campo de construcción político social caldeado en el gran horno de la lucha de clases.

Así entonces aparecen organizaciones político sociales forjadas en la lucha de clases sin método ni análisis sobre el devenir de la misma lucha y de otro, organizaciones empaladas por las bajas temperaturas que suponen alejarse del campo de lucha de clases y elevarse en la lectura sobre intelectualizada y escolástico-aristotélico ajena a las luchas. Entre ambas grandes tendencias discurre el populismo (en sus versiones reaccionarias -nacionalistas, y en sus versiones radicales-anticapitalistas) el romanticismo culturalista (ahí están algunas expresiones posmodernas), el dogmatismo marxista estaliniano que considera suficiente la mera descripción sociológica del conflicto entre burgueses y proletarios, sin considerar las leyes que rigen el desarrollo capitalista ni menos aún avanzar un ápice en la construcción revolucionaria de proyecto político proletario anticapitalista para la lucha de clases.

La caída de los precios de los energéticos, petróleo y materias primas expresa el llamado fin del “súper-ciclo” de los comoditties, la contracción -¿definitiva o coyuntural?- y término de la llamada renta diferencial por sobre la tasa media de ganancia. Es la apertura de las puertas del infierno entre burguesías y potencias imperialistas por la renta absoluta. Empero para el sistema capitalista simultáneamente se despliegan en contradicción infinita la creación de condiciones para reimpulsar la productividad por efecto del abaratamiento de los precios de la energía al mismo tiempo que despiertan con fuerza cíclopea una nueva ola de fusiones y adquisiciones, lo que trae aparejado una fuerte tensión entre capitales cuya génesis es la ley del valor. Queda así coronada toda una época histórica, la agudización de la contradicción entre acumulación y centralización. Es en este contexto que los llamados “analistas” predicen una ola de fusiones y adquisiciones en las empresas petroleras, con compañías aferrándose a acuerdos de rescate y con una caída el valor de las acciones que puede generar gangas para los depredadores que tengan los bolsillos más grandes.1

En medio de esta tormenta capitalista defendiendo la trinchera de la productividad el capital alemán se esfuerza por retomar posiciones en América Latina. En este sentido, los alemanes hacen alegorías sobre las pequeñas y medianas empresas (pymes) superlativizando su importancia para América Latina, por lo que sus retos y su necesidad de internacionalización están en el punto de mira del empresariado alemán. De este modo, sostuvo el presidente de la Asociación Alemana Empresarial para América Latina, Bodo Liesenfeld, citado por el diario ‘El Comercio’ que, “El empresario latinoamericano está mucho más dispuesto a asumir riesgos que el alemán”. La afirmación fue secundada por el gerente general de esa entidad, Christoph Schmitt en las Jornadas Latinoamericanas realizadas en la ciudad alemana de Colonia al subrayar que “Los latinoamericanos son hoy en día líderes en muchos sectores como el agroindustrial, de fruta seca o productos alimenticios producidos bajo normas de biotecnología”. En la misma ocasión el presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Luis Alberto Moreno, constató que “las pymes latinoamericanas son más productivas, eficientes y competitivas, pero carecen de inversión suficiente y exportan solo uno o dos productos. Uno de los principales problemas es su acceso a la financiación.” 2 Son más de cuatro millones y constituyen el 90% de las unidades productivas pero aportan sólo el 13% del total de las exportaciones. “Uno de los principales problemas es su acceso a financiación”, describió Moreno cifrando su necesidad de capital en unos USD 125.000 millones. “Les falta el foco internacional y necesitan con urgencia know-how”, -prosiguió el presidente del BID- llamando a los alemanes a aportar la experiencia de su “Mittelstand”, sector de empresas medianas de la economía alemana. Moreno instó a una mayor cooperación con otros países y en particular con Alemania, la cuarta economía del mundo cuyas inversiones directas en América Latina constituyen sólo el siete por ciento del total. A la invitación respondió entusiasmado el presidente del Banco Europeo de Inversiones (BEI), el alemán Werner Hoyer subrayando “que es un buen momento para relanzar las relaciones con América Latina”, agregando que “Europa durante mucho tiempo no miró con atención lo que ocurre en América Latina”, y llamó a respaldar la internacionalización de las pymes a ambos lados del Atlántico proveyendo acceso a financiación.

En el caso de Chile, la burguesía entrega antecedentes macizos sobre la brutal crisis de productividad existente en el país. Los índices de productividad en Chile son 40% inferiores a los de economías desarrolladas, mostrando su mayor caída en los últimos 15 años3 . Minería y servicios son los sectores con menor productividad, mientras que las grandes empresas de los rubros agroindustria y retail o comercio minorista, exhiben los mejores resultados. La productividad chilena podría multiplicarse por 2,2, – resalta el influyente Diario El Mercurio – “si mejora la regulación y la calidad de la gerencia en el segmento de las micro y pequeñas y medianas empresas”, agregando que la OCDE propone crear una comisión de productividad, como lo han hecho Australia, México y Nueva Zelandia, para fomentar buenas políticas de innovación o proponer soluciones a cuellos de botella, tales como energía y logística. Plantea además que el país tiene mucha concentración en ciertos mercados, por lo que apunta a la importancia de una norma de fusiones termina afirmando el periódico. Los elementos fundamentales el apoyo público, el tamaño de la demanda, sea local o extranjera, y la construcción de relaciones de largo plazo que permitan invertir en innovación. El país no debiera tener complejos en impulsar políticas industriales, y señala como ejemplo la creación de una banca de desarrollo que impulse inversiones estratégicas o ciertas industrias apuntalando además incentivos tributarios adicionales a pymes o startups declama El Mercurio.

Es lo que nosotros venimos llamando la tensión dialéctica entre proceso de acumulación de capitales y proceso de centralización de capitales.

Basado en la ortodoxia neoclásica, Rodrigo Fuentes4 destaca que el aumento en el producto per cápita tiene una equivalencia uno a uno con el crecimiento en la productividad laboral. Cabe preguntarse entonces si el publicitado mayor PIB per cápita que ostenta Chile en América Latina con cerca de 24.000 dólares (PPA) es el límite al que pudo llegar el país basado en las actuales condiciones históricas de desarrollo del capitalismo local y mundial. ¿Se puede producir más teniendo como patrón de crecimiento la renta proveniente de la explotación de la minería del cobre y la agricultura?

Siguiendo a Harberger una empresa experimenta un aumento de productividad cuando es capaz de producir lo mismo con un menor uso de los factores productivos. Esto se logra con cambios tecnológicos producto de esfuerzo de innovación y/o adopción de nuevas tecnologías o a través de la eliminación de “ineficiencias en el proceso productivo”, reduciendo costos5 . En este sentido, cambios tecnológicos, políticas que reducen distorsiones y mejoran la eficiencia en la asignación de recursos pueden ser considerados como reducciones de costo y crecimiento en la productividad6 .

En el debate, la discusión se ha centrado en tratar de entender por qué la tasa de crecimiento de la productividad ha disminuido tanto. Sin embargo, también interesa entender si la remoción de las restricciones que han causado la caída de las tasas de crecimiento de la productividad permitiría que se retomaran las tasas de crecimiento histórica o mejor aún las tasas del periodo de los “años dorados”. El desafío, por tanto, es comprender las fuentes que sostienen el crecimiento de largo plazo de la economía.

¿Qué quiere decir nuestra Academia burguesa con este análisis auto crítico?, ¿que el patrón de desarrollo económico rentista sólo debe “eliminar” las “distorsiones” mediante reformas estructurales para recuperar la tasa de ganancia extraordinaria que proporciono la renta diferencial de los años noventa?

Tanto la Universidad Católica como la Universidad Adolfo Ibáñez subrayan que el cambio en la tasa de crecimiento de la productividad se debe fundamentalmente a un cambio en las tasas de crecimiento de productividad sectorial; el efecto reasignación es despreciable, en especial en el segundo periodo. La conclusión general es que el “freno” en el crecimiento de la productividad agregada proviene primordialmente de un “frenazo” en la tasa de crecimiento de los sectores.7 O, dicho de otra forma, las ganancias en productividad pueden trasladarse no necesariamente entre ramas de la misma economía sino entre los mayores productores y distribuidores de capital y mercancías.

Pareciese entonces que la Academia burguesa busca causas explicativas para los años dorados de su modelo basado en el ciclo de renta de la tierra diferencial generador de ganancias extraordinarias por sobre la media real del capitalismo local. En este sentido, ha sido documentado ya que en rigor los aumentos de productividad en la década de los noventa se originaron en la reducción de costos y no en aumentos de valor agregado8 . Pero, ¿qué ocurre si ya no pueden seguir disminuyendo costos? ¿Es posible seguir sosteniendo un patrón de desarrollo capitalista en el que la riqueza obtenida sea simplemente efecto de una renta diferencial ajena a la producción de valor por parte de la clase trabajadora – como supone la teoría neoclásica-? En definitiva, la crisis de productividad en Chile devela y desnuda la escalofriante debilidad teórica de la academia burguesa y su ortodoxia neoclásica.

Sin embargo, una son las explicaciones y otra distinta son las tendencias históricas objetivas. Desde el análisis marxista, cuando hablamos de crisis de productividad estamos planteando que para todo el mundo, se acabo el súper ciclo que permitió vivir de renta diferencial (en la definición marxista y ricardiana), es decir que por la venta de materias primas, se obtenían unas tasas de ganancia extraordinaria superior a la tasa de ganancia media o normal. Esto significa que las economías podían funcionar independiente de que la cantidad de valor real creado, de plusvalía constante y sonante -la tasa de ganancia media- fuese inferior a la tasa de ganancias extraordinarias. Lo anterior alimento el capital ficticio a niveles exorbitantes provocando una feroz agudización del conflicto entre los procesos de acumulación de capital y centralización de capital, hecho que a su vez desencadeno una verdadera guerra de divisas e incertidumbre monetaria. En segundo término, el fin del ciclo de renta diferencial, lanza como bestias hambrientas a los imperios en la conquista de áreas geográficas, espacios económicos, etc. en busca de la renta absoluta. Sin embargo, las dos situaciones anteriores ha implicado una crisis de productividad a nivel mundial. El punto es que el crecimiento de producción de la masa de medios de producción se ha estancado y ha ido disminuyendo. Cuando hoy habla de crisis de productividad mundial no solo se refiere a la diferencial entre ganancia extraordinaria y ganancia media, sino a un problema clave y estratégico: se está estancando la capacidad, la potencia para producir una enorme masa de medios de producción que se corresponda con la cantidad de plusvalía que anda dando vueltas y que reclama su estatus de capital valorizándose en el proceso de producción social en conjunto. El hecho de que digamos que el capitalismo no está produciendo la suficiente masa de medios de producción es gravísimo para el sistema, implica ni más ni menos una de las condiciones claves que Marx señalo como clave para la creación por parte del mismo sistema de las condiciones objetivas para el socialismo ya no solo a nivel local, como yo pensaba en un principio, sino también a nivel mundial. Es una especie de fatiga mundial -aún no tengo certeza de que esta crisis sea definitiva, cuasi definitiva o solo parcial -; lo anterior significa la agudización de la lucha de clases mundial – comprendiendo que el hecho que se agudice la lucha de clases no es directamente proporcional a la conciencia, organización y victoria del proletariado- dejando como una aparente salida el militarismo y la guerra expresada como guerras locales, regionales, de baja intensidad, hibridas, de cuarta generación etc. Empero, cuando la crisis de productividad expresa el agotamiento de alguna de las leyes históricas fundamentales al modo de producción capitalista, esta ya no brinda la posibilidad cierta de canalizar una salida segura. En este sentido, a nivel geopolítico, el diagnostico y la estrategia de Vladimir Putin es más lúcida pues, las guerras inspiradas en la destrucción de Estados y caos socio-político posterior -estrategia que la OTAN ha hecho suya bajo la directriz anglosajona- puede llevar a tal desestabilización global que, el mundo inmerso en la agudización de la lucha de clases y la crisis de productividad podría ser caldo de cultivo para la generación de condiciones subjetivas que apunten vectorialmente hacia una sola resultante: una revolución social anticapitalista de carácter mundial.

En Chile, el estancamiento de productividad fue expresado de una manera colosalmente clara por el trabajo de la Commission on Growth and Development del Banco Mundial. Esta muestra que el insuficiente crecimiento de la eficiencia de las empresas existentes, el nulo crecimiento de la participación de mercado de las empresas más productivas, y el bajo emprendimiento innovador explicarían por qué una vez obtenidas las ganancias del cambio estructural se habría estancado el crecimiento agregado de la PTF en el sector manufacturero; similares conclusiones se obtienen de los análisis de descomposición de crecimiento de Bergoing et .al9 y el Economic Survey de la OCDE 2010 que incluye todos los sectores de la economía. 10

En clave marxista la burguesía reconoce que los trabajadores generan la riqueza sin embargo, a su vez, asumen que para aumentarla hay que lidiar no sólo con el costos de la fuerza de trabajo, sino con la realización de la plusvalía, o sea aumentar la explotación, que a su vez contribuye a deprimir la tasa media de ganancia. Es una confesión ex profeso del verdadero secreto de la economía política capitalista explicitada por Marx.

Conforme a la investigación y cálculos de Fuentes y Morales11 (2009), en que analiza el impacto del salario mínimo se llega también a conclusiones similares. A juicio de estos economistas burgueses el indicador de flexibilidad microeconómica medido como la velocidad en que se restaura el equilibrio de salarios con el valor del producto marginal, es un manifestación de distorsiones en varios mercados. De modo que una empresa enfrentada a un shock tiene tres formas de enfrentar la contingencia, reducir la mano de obra y seguir operando en el mismo mercado, reorientar su actividad a sectores menos afectados por el shock y una combinación de ambos. La posibilidad de seguir estas estrategias se ven influidas por imperfecciones en el mercado laboral (rigideces), insuficientes competencias de empleabilidad que permitan reorientar a los trabajadores y restricciones de liquidez que impiden financiar bienes de capital o la inversión en intangibles para producir la reorientación. En consecuencia, la capacidad de la empresa de innovar en una crisis es lo que le permite tener mayor flexibilidad para enfrentarla. En la medida que el rápido crecimiento de la PTF en la década de oro se debió a un cambio estructural y no a un aumento de productividad de las empresas existentes o a un proceso de progreso tecnológico, y que los aumentos de productividad intrafirma estuvieron principalmente en sectores no transables o empresas de sectores transables que no crecieron es lógico entender que los beneficios de este cambio estructural generaron un salto en la productividad que no era sustentable en el largo plazo. De una muestra de 4.000 empresas, el gasto en innovación como porcentaje del PIB habría caído de 1,6% en 2003- 2004 a un 1,2% el 2005-2006, mientras que el porcentaje de empresas que innova se habría reducido de un 38% a un 33% del total de compañías con más de 10 trabajadores. En tanto, la inversión en I+D, más vinculada a grandes empresas, habría caído del 0,3% del PIB en 2003-2004 al 0,25% del PIB en 2005-200612 .

Según cifras de la OCDE, en promedio, el Producto Interno Bruto (PIB) generado por cada trabajador en una hora ascendió en 2010 a US$42,6. En 2010, el PIB producido por un trabajador estadounidense por cada hora fue de US$59,5. En Noruega, US$75,4. En Chile, la cifra llegó apenas a US$19,213. La minería, intensiva en consumo energético, registra la mayor caída en esta medición en los últimos cinco años. La industria financiera, por el contrario, registra un fuerte aumento. Entre enero y septiembre de 2007, cada trabajador de la minería produjo $11 millones. El año 2011, sólo $4,5 millones, una caída de 61%. Pero en la industria financiera, si cada trabajador generó a$567 mil en los tres primeros trimestres de 2007, la cifra saltó a $26 millones este año. Pero, un par de años después, las alarmas sonaban con mayor fuerza aún cuando, BHP Billiton expone preocupación por costos de producción y caída de la productividad en Chile. 14 Al respecto el presidente de BHP Billiton Cobre, Peter Beaven, se manifestó preocupado ante el alza en los costos de la producción de las operaciones mineras en Chile, los cuales entre 2007 y 2012, en promedio, aumentaron en un 46%, mientras que la productividad en el sector registró una caída aproximada del 30% entre 2004 hasta la fecha. “Chile vive un punto de inflexión, un momento único para su desarrollo y ello coincide con un momento decisivo para la industria minera, que ha sido históricamente su columna principal y actualmente enfrenta situaciones complejas en los yacimientos”, explicó. Dicho de otro modo, cada peso invertido en Chile desde 2004, solo ha permitido que la producción de cobre no baje y se haya mantenido constante en 5 millones de toneladas anuales”. Se deriva entonces que el agua y la energía pesa alrededor un 30% en la caída de productividad, o dicho al revés, requieren aumentar en un 30% la producción de agua y energía, o dicho de otra manera, necesitan convertir en renta al menos un 30% de los recursos naturales habidos en el país.

 

 

logo 10CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Engels a Marx

22 de octubre 1867

Párrafo 01 xxxx:

     […] Haré con mucho gusto el artículo para la Fornightly Review. Pero dime de cuanto espacio puedo, aproximadamente, disponer. Seguramente preferirás que la cosa se haga en forma de resumen, destacando concisamente los puntos principales de la obra: orígenes del capital; plusvalía; jornada de trabajo; revisión de las leyes ricardianas, etc., etc.; desde luego, yo no puedo criticar la obra. También me gustaría saber la fecha aproximada en que tiene que estar allí el artículo. Para el núm. De 1 de Noviembre es ya muy tarde: tendrá que ser, pues, para el núm. 1 de Diciembre.

– Página – 692-693 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Marxismo, Peones - Proletarios, unidad

Carta a la senadora Isabel Allende escrita por padre de chilena asesinada en Venezuela

http://eldesconcierto.cl/

El padre de Gisella Rubilar, chilena asesinada en Venezuela durante las “guarimbas” que lideró Leopoldo López en 2014, cuestionó las críticas por parte del oficialismo chileno al gobierno de Nicolás Maduro y la actitud del PS, la que calificó de “incomprensible” y “desleal” .

Luis Rubilar Solis | 30/09/2015Gisella

Carta a ciudadana Senadora Isabel Allende Bussi
Presidente Partido Socialista de Chile
Presente

Me dirijo a usted para entregarle antecedentes acerca del asesinato de mi hija GISELLA RUBILAR FIGUEROA en Mérida, Venezuela (09-03-2014), desde unas ‘guarimbas’ desatadas por el movimiento ‘La Salida’, liderado por el oligarca venezolano Leopoldo López Mendoza.

Este sujeto, respaldado por M. Corina Machado y Antonio Ledezma, cómplices golpistas, y respaldado por capitales internos y externos, pretendió derrocar al Gobierno constitucional del presidente Nicolás Maduro, a través de la insurgencia en las calles vía colocación de guayas decapitadoras, violencia civil armada, o barricadas callejeras (guarimbas), provocando más de 40 muertos, cientos de heridos e incontables daños materiales: situación anómica y confusional de la cual son responsables, entre otros, los señalados nombres de la derecha económica venezolana, todos ellos con nexos de vida y colusión con intereses estadounidenses.

Mi hija, chilena residente en Venezuela, fue una de las víctimas de tal barbarie fascista, cuyo deceso provocó sendas declaraciones de los Presidentes Piñera (saliente) y Bachelet (entrante) el 10 de marzo del 2014, sin que desde entonces ninguna autoridad oficial, ni gubernamental ni parlamentaria, haya expresado algún interés o responsabilidad respecto a su situación, en tanto ciudadana connacional asesinada cobardemente por un disparo de guarimba, aún no esclarecido.

En cambio, sí, paradojalmente la mayoría de tales personeros se ha dedicado a defender públicamente a dichos responsables intelectuales de desmanes y muertes, en nombre de la democracia y los Derechos Humanos.

Que intencionalmente lo haga la derecha nacional con los Piñera, von Baer, o Larraín, o los copeianos Frei, el viajero Pizarro o los Walker, se podría entender, pero que en dudosa complicidad, integrantes de su Partido, como los Rossi, los Correa, los Letelier, y usted misma como Senadora y actual Presidente lo haga, resulta incomprensible, y muy desleal con los principios originales de justicia social y latinoamericanismo que han guiado al P.S. chileno, y que guían al hermano PSU de Venezuela, principal colectivo político que sustenta al gobierno bolivariano actual, y para el cual Salvador ALLENDE y su legado, significa un referente icónico, siempre presente y trascendente.

Tales personeros y otros progresistas del aporreado Congreso, antes presidido por usted, deberían dedicarse con tino y consecuencia a defender a sus conciudadanos del pueblo, en vez de lucrar, viajar y pedir dinero a los empresarios capitalistas para devolverles con intereses a través de sus falsarias gestiones parlamentarias o gubernamentales.

Es por ello, ciudadana Presidente, que requiero de usted, que este Partido se preocupe por la situación de justicia legal respecto de Gisella Rubilar Figueroa y sus tres hijas menores de edad, que ojalá solicite al Ministerio de RR.EE. que actúe como corresponde, y que las opiniones políticas sobre asuntos tan complejos como la situación de Venezuela, no sean tratados a la ligera, con irresponsable intromisión en ella, sólo motivadas por intereses espurios y disonantes con los principios éticos que distinguieran otrora al histórico Partido Socialista de Chile, que usted ahora preside.

Quedo espera de una respuesta oportuna y fundamentada a lo aquí comunicado a usted,
Ciudadano Luis Rubilar Solis – Céd.Id. 3.617.777-2

logo 09CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Marx a Engels

19 de octubre 1867

Párrafo 01:

Mándame tu receta para los periódicos alemanes. La daré a copiar y buscar los mejores placements. Podrán ser utilizadas incluso, en parte al menos, para doublé employ, pues mayer ha pedido lo mismo para el otro lado del océano y lo utilizará, echándolo a perder. Tan pronto como tengamos éxito en Alemania—que es lo más importante, pues de allí depende en gran parte el éxito de aquí–, debes escribir tú una carta para la Fortnightly Review. Beesly se encargará de que pase. Es una premisa necesaria para conseguir un editor en Londres, Esta revista abriga una simpatía secreta (tan secreta, que ningún mortal la nota) por el comtismo, pero quiere reflejar todos los puntos de vista. Si Mr. Lewes (el devoto de Goethe y también, desgraciadamente, medio contista) se interesa por el libro a través de la crítica (Lewes es, también en secreto, copropietario de la Review), será fácil encontrar editor. Y aun sin eso, la cuestión del editor se simplificará mucho […]

    

– Página –692 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Marxismo, Peones - Proletarios, unidad

Desde nuestros archivos (121) Publicado en febrero 2010

https://unidadmpt.wordpress.com/2010/02/27/mexico-la-politica-del-oprimido-y-la-experiencia-zapatista/

México: La política del oprimido y la experiencia zapatista

por Arturo Anguiano
Revista “Rebeldia”
Rebeldía. Año 8, número 68, 2009.
redaccion@revistare beldia.org
A Daniel Bensaïd, marxista, internacionalista, teórico y militante
de la resistencia y la emancipación de los oprimidos.
La crisis del Estado mexicano y su régimen político autoritario no ha encontrado una solución de recambio.
La democracia oligarquizada con sus reglasde exclusión y autoreproducció n que ha puesto enpráctica, asegura la dominación de clase, pero no logra suscitar el consenso social. Mantiene la crisis de representació n y legitimidad de las instituciones estatales y del régimen político que tras su largo ocaso no ha podido sino trasfigurar la República imaginaria que nos impusieron durante décadas en una República inacabada y oligarquizada, todavía ajena
a la democracia.
Las elecciones de 2000 y 2006 mostraron no sólo el fracaso de la alternancia política como medio de relegitimació n y recomposición estatales, representaron también la quiebra de las ilusiones democráticas, lo que no necesariamente genera apatía y, en cambio, puede conducir a la revuelta. La crisis de las instituciones se agudizó con la degradación incontenible de
la política estatal y la perversión de los actores políticos oficiales, esto es: los partidos, la clase política ampliada que simboliza al régimen oligárquico aparentemente en reconstitución.
Las contradicciones y conflictos sociales que brotan y se tejen desde la sociedad, desde abajo, se desarrollan, sin embargo, desde fuera de la pesadilla de la política estatal. Se realizan en otra frecuencia, aunque sean afectados por esa política (explotación, despojo, opresión, criminalizació n, violencia) y generalmente choquen con sus actores institucionales.
Pero sus lógicas son distintas, por lo que se conducen por caminos diversos que, cuando se encuentran, estallan.
Ha sido larga la búsqueda de opciones de participación política de la sociedad que permitan recuperar y rehabilitar el espacio público, confiscado por el Estado y los partidos, para poner en práctica otra política desde abajo, desde pueblos y comunidades, desde los barrios y centros de trabajo. Esto es, una política producto de —y acorde a— las necesidades y
acciones de la sociedad y sus ciudadanos concebidos como diferentes (con múltiples identidades) y con plenos derechos. Ha sido el caso de México al menos desde 1968 y, muy especialmente, desde la rebelión indígena del 1 de enero de 1994 y la irrupción del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en la política nacional e internacional.
La Sexta Declaración de la Selva Lacandona de junio de 2005 y La Otra Campaña zapatistas impulsaron la construcción, en los hechos, de otra política distinta a la estatal: una política alternativa, desde abajo y a la izquierda, que posibilite la recuperación y transformació n del espacio público. Aunque arrancó durante la larga campaña electoral por la renovación de la presidencia en México, La Otra Campaña no se hizo contra ella, sino que la trascendió con otra lógica, bajo los principios de otra política distinta a la estatal, esto es: autónomos y autogestivos, y desde una perspectiva de largo plazo en busca de la construcción de una alternativa político-social anticapitalista, emancipatoria.
Desde los años setenta, se realizaron en México muchos intentos de conquistar las libertades políticas y derechos sociales fundamentales confiscados por el régimen priísta autoritario. Sindicatos, organizaciones sociales, colectivos de todo tipo, medios independientes
—al inicio restringidos a la prensa escrita— fueron invadiendo el excluyente espacio de la política, mediante movilizaciones y luchas que construyeron autonomías y resistencias muchas veces duraderas.
Las transfiguraciones del Estado y la política estatal, el reconocimiento y conquista de derechos democráticos fueron en gran medida resultados paradójicos de aquellas movilizaciones político-sociales.
Algunos actores colectivos e individuales acabaron por integrarse en la inacabada recomposición desde arriba del régimen político excluyente, asimilándose como personajes de la clase política entonces ampliada y nutriendo instituciones estatales reformadas a medias.
El Partido de la Revolución Democrática (PRD) es su máxima condensación.
Sin embargo, la lucha por la autonomía y por plenos derechos, contra la exclusión y el régimen opresivo y contra la explotación desmedida que ha garantizado durante decenios, no ha dejado de reproducirse mediante múltiples acciones reivindicativas que concluyeron politizándose. A veces, también con irrupciones ciudadanas como la de 1988 en torno a
la candidatura presidencial de Cuauhtémoc Cárdenas o las de los primeros años del tercer milenio por los ataques a Andrés Manuel López Obrador (desafuero y fraude electoral), cuando cientos de miles de ciudadanos en ciernes se movilizaron contra el abuso de
poder y la exclusión.
Lo mismo, desde otra perspectiva, con movilizaciones sociales generadas por la irrupción del EZLN desde 1994 o estallidos como el que dio origen a la Alianza Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO), en Oaxaca, apenas en 2006. La larga lucha por libertades y derechos políticos y sociales en México ha sido siempre, en el fondo, un combate por la autonomía de los oprimidos frente al poder y sus representantes y hacedores, un combate por la democracia verdadera.
Una de las aportaciones fundamentales del EZLN a la reorganizació n y relanzamiento de la lucha social y política, además de la persistencia y continuidad de sus iniciativas, ha sido la brega por una política distinta a la estatal en crisis, por otra política de los de abajo, de los oprimidos.
Desde mi punto de vista, la otra política que se procura desde abajo busca romper las jerarquías y supeditaciones de la política estatal, las que a final de cuentas generan conformidad y resignación, esto es: parálisis, desmovilizació n. Es, de entrada, una política de autoafirmació n de los oprimidos que rechaza suplantaciones, formas de representació n fingidas que disfrazan en la práctica la exclusión y la mercantilización de relaciones sociales (y políticas) en extremo desiguales. La política del oprimido es, en cambio, una política que busca recuperar el sentido original de lo político, entendido como el hacer y el decidir en colectivo, por parte de la comunidad, sobre las cuestiones de la vida colectiva
1. La política implica así a pueblos y comunidades muy distintos, en territorios múltiples y diferenciados, pero primero que nada requiere la intervención, la participación. La política del oprimido involucra a la sociedad, a la comunidad, no concibe al individuo perdido en la abstracción anuladora del mercado, sino desembocando en el torrente de lo colectivo, que no puede ser sino concreto, específico, múltiple (social, profesional, étnico, ecológico, etcétera), pero susceptible de encontrar intereses y propósitos unificadores, generales, universales, o sea, de carácter político.
En realidad, en el contexto del orden conservador, social y políticamente degradado, acaparado por una oligarquía estatal (la clase política) entreverada y dependiente de la oligarquía financiera, solamente los oprimidos, los de abajo, los discriminados y proscritos —todos los excluidos— son quienes pueden (y necesitan vitalmente) transformar lo político en un
sentido igualitario, sostenido en la resistencia y la acción conjunta autónoma.
Es decir, hace falta desestatizar la política, separar lo político del Estado y, aunque puede resultar paradójico, hay que desprivatizarlo, desprofesionalizarl o, en fin, en México nos urge igualmente descorporativizarlo; desmantelarlo y reconstruir el poder desde la sociedad. Rehacer el tejido social destruido por el neoliberalismo es condición de la política del
oprimido. Expropiada, acaparada por la clase política, por las elites estatales y los poderosos de quienes se nutren y para quienes existen, la política necesita ser regresada a la sociedad, volverla espacio y vida de todos los ciudadanos, de las colectividades, de los pueblos, es decir, fortaleciendo a los nuevos y viejos actores de la sociedad (sobre todo pueblos, comunidades, organizaciones sociales y civiles).
La política del oprimido significa la posibilidad de la verdadera democracia, de una democracia radical, autogestiva y emancipatoria, que incluso puede inventar formas de representació n inéditas. No es una democracia excluyente, como la democracia liberal con representaciones postizas, en que se sustenta el capitalismo. Para alcanzarla, sin embargo,
se requiere vivir la política como resistencia en los distintos espacios donde se encuentran y desarrollan los oprimidos. Poner en práctica, a contracorriente, los muy variados derechos individuales y colectivos, menguados y secuestrados por la política institucional prevaleciente.
A mi parecer, no hace falta buscar un nuevo sujeto social transformador, distinto al que consideraba históricamente la izquierda. De hecho, el concepto del proletariado en Marx iba mucho más allá de los obreros industriales. Si hoy hablo del oprimido pienso
en todos los explotados, sometidos, discriminados, ultrajados, excluidos, proscritos, esto es: trabajadores, campesinos, indígenas, mujeres, desempleados, poblaciones colonizadas, minorías nacionales, migrantes, todos los diferentes, los otros que somos los que no somos los de arriba y su clase política. Todos ellos, todos nosotros, necesitan, necesitamos, la política
para sobrevivir, para resistir, pero también para salir de la opresión e impulsar proyectos libertarios alternativos, opciones de emancipación.
La política del oprimido es, necesariamente, una política anticapitalista y no puede sino enfrentar al capitalismo —y al Estado capitalista, cualquiera que sea su forma— más que oponiendo un proceso de resistencia largo, múltiple, en todos los terrenos. Contra lo que se nos ha querido hacer creer, la mundialización, el neoliberalismo, la democracia procedimental (o formal o burguesa o liberal o como se quiera llamar) no son fatalidades, procesos ineluctables del devenir histórico de la humanidad. Son estrategias deliberadas del capital para reproducir su dominio lo que, por supuesto, no significa que no se sostengan en ciertas tendencias objetivas. La mundialización, la economía, la democracia y, en general, los Estados y los procesos políticos podrían, pueden organizarse, impulsarse de otra manera, con otros ritmos, con fines distintos a los de la ganancia y la reproducción de la dominación de clase. Al menos es lo que piensa parte del movimiento social y político que descansa en la reforma del capitalismo. La lógica del oprimido es otra, pero puede coincidir circunstancialmente en algunos puntos y momentos.
Hoy, el EZLN aparece como el único actor político (político-militar todavía) que plantea en México la política en términos no estatales, es decir, en términos de la política de la sociedad, de los de abajo y que la piensa en los olvidados conceptos de estrategia y de clase. Por esto, es el único proyecto de lucha efectiva contra la mundializació n neoliberal y el orden conservador en crisis, no sólo en nuestro país, sino en buena parte del planeta. Por eso su impacto a nivel mundial, su influencia en las resistencias que brotan y se despliegan un poco por todas partes. Su consigna de construir “un mundo donde quepan muchos mundos”
2. 2 se sostiene en su proyecto libertario, donde la resistencia, la crítica, la rebeldía son condiciones para la emancipación, es decir, para lograr la libertad, la igualdad, la justicia y la democracia sustentadas en la autonomía (territorial, social, política) de los actores, en su autoorganización, en sus prácticas sociales y políticas propias, en su autogestión y autogobierno.
Al convocar, a través de la Sexta Declaración de la Selva Lacandona, a todas las fuerzas políticas y sociales identificadas con la izquierda para impulsar La Otra Campaña en rechazo al orden capitalista neoliberal, desató un proceso que llevó a casi toda la Comandancia a recorrer todo el país, encontrar pueblos, comunidades, colectivos, grupos e individuos (excluidos, proscritos y algunos incluso olvidados,
ignorados) que seguramente fecundaron su experiencia (de todos) y su visión de la nación.
Impulsaron así un proceso de recomposición y reorganización desde abajo que fue recobrando o labrando mayores y nuevos espacios públicos, donde se fue abriendo cauce otra forma de hacer política, una política diversa, incluyente, sostenida en la comunidad, en los pueblos, en lo colectivo. Esto es: la política del oprimido,
mediante la cual los actores se van reconociendo y madurando por medio de sus propias acciones y vivencias colectivas. Con el encuentro y diálogo con los otros también de abajo, en el intercambio de experiencias y aspiraciones, de enojos y resistencias respecto a la opresión, la explotación y el desprecio de los de arriba.
Una política de autoorganización, de exploración y cimentación de caminos, de construcción de relaciones solidarias entre iguales, de resistencia y lucha. Una política de autoemancipació n sostenida en los principios de libertad, democracia, justicia e igualdad.
Asimismo, entre los aportes del EZLN para la formulación y puesta en práctica de otra política acorde a los intereses y perspectivas del oprimido destaca, muy especialmente, la construcción del autogobierno en el vasto territorio ocupado por las comunidades rebeldes a través, primero —desde finales de 1994—, de los Municipios Autónomos Zapatistas (Marez) y, luego, con los Caracoles y las Juntas de Buen Gobierno
3. De la reorganización y autoorganización de las comunidades regidas colectivamente con formas de autogobierno local, esto es, municipales, se pasó a la coordinación e integración de gobiernos regionales.
Todos los territorios zapatistas viven bajo principios y reglas democráticos, colectivos e igualitarios, ensayando formas de autogobierno que permiten la autodeterminació n de pueblos y comunidades. La política se recupera así para la comunidad y se asume como modo de vida, esto es, como la manera en que los oprimidos se involucran y deciden en forma colectiva sobre las cuestiones fundamentales que les
afectan e interesan vitalmente.
La autoorganización de los pueblos en comunidades, en municipios autónomos, permitió nombrar colectivamente a sus autoridades, así como la creación de comisiones de trabajo para atender las diversas necesidades y tareas, haciéndolo sobre la base de la votación universal y la revocabilidad del mandato. Las Juntas de Buen Gobierno integran representantes de cada uno de los municipios autónomos involucrados en la zona que comprende el Caracol al que pertenecen, electos y revocables de la misma manera que garantizan la representació n de pueblos, comunidades y
su vinculación estrecha.
“Aquí manda el pueblo y el gobierno obedece” sintetiza el principio central que trastoca la relación tradicional gobernantes- gobernados (en realidad dominantes-
dominados), suprimiendo jerarquías y supeditaciones y garantizando el gobierno de todos. La revocabilidad se complementa además con la limitación de la duración del mandato que impone la rotación de los funcionarios, quienes tampoco reciben los salarios y prerrogativas característicos de la política estatal
4. Puede resultar curioso —dada la diferencia de épocas y circunstancias—, pero existe una gran coincidencia entre la manera como se articula y funciona el autogobierno zapatista y las características que destacó Marx de la Comuna de París de 1871, el primer gobierno de los oprimidos, quienes se liberaron al menos unas semanas en una ciudad5. Las expresiones siempre originales de la lucha de los oprimidos, reproducen en el fondo tendencias ancestrales que acaban por revelar un carácter universal.
El autogobierno en las comunidades rebeldes de Chiapas se sostiene en la propiedad colectiva de la tierra (recuperada) y demás medios de producción, lo que les ha permitido formas de producción, distribución y apropiación colectiva de los frutos del trabajo.
Esto, empero, no significa que los zapatistas pretendan desarrollar un sistema autárquico, completamente aislado del resto del país y del mundo. Organizan más bien sus propias relaciones con el mercado, incluso internacional. Y los intercambios no son solamente de mercancías, sino que se conectan a los flujos inmateriales y culturales, desplegando en forma deliberada relaciones de solidaridad e intercambios sociales, políticos, comunicativos, siempre partiendo de bases autónomas e igualitarias.
¿Nuevas relaciones sociales? ¿Qué tipo de relaciones?
Difícil responder en forma definitiva a esas preguntas, pero lo que está claro es que la autoorganización, autogestión y autogobierno que se ponen en práctica en las comunidades zapatistas implican relaciones igualitarias y de solidaridad, alejadas de la lógica del intercambio mercantil y la subordinación jerárquica. La democracia, la igualdad y la justicia que se van construyendo ahí, sin duda, son distintas a las prevalecientes en la mayoría del país.
No está claro hacia dónde pueden desembocar, lo que por supuesto dependerá del contexto nacional y global, pero es un proceso inédito (territorial, social, cultural y político) que se hermana, sin embargo, con otras muchas experiencias de autoorganizació n y autogobierno de otras latitudes y épocas. Es un camino firme y sugerente de construcción de otra política, distinta a la política de las minorías que han copado un Estado y un régimen político autoritarios y excluyentes, que se afanan por mantener a flote una suerte de democracia oligárquica al servicio del orden conservador y el capitalismo neoliberal.
Es una situación de excepción la que se vive en Chiapas, evidentemente provocada por la irrupción y el hacer del EZLN y los pueblos indios zapatistas. Es un autogobierno construido y defendido a contracorriente, principalmente luego del golpe que representó el rechazo de todos los poderes y actores estatales de los Acuerdos de San Andrés sobre cultura y derechos de los pueblos indios. Es un autogobierno sometido a la persistente guerra de baja intensidad.
Imposible tratar de repetir la experiencia en otras comunidades o regiones del país sin considerar condiciones y trayectorias específicas. Pero sí debe quedar claro que la política alternativa, así como la autogestión y autogobierno que se forjan en las comunidades zapatistas siguen caminos de resistencia ancestrales, pero que igualmente brotan y se renuevan constantemente por la intervención de núcleos muy diversos de los oprimidos.
Otras condiciones, otros núcleos oprimidos, otras experiencias y trayectorias de resistencia pueden suscitar nuevas formas de autoorganización, autonomía y autogobierno (local, regional, nacional) que proseguirán socavando el capitalismo y su dominación neoliberal.
Por múltiples y muy diversos caminos pueden rehabilitarse nuevos espacios en donde los pueblos y comunidades, donde la sociedad, los oprimidos y excluidos, experimenten otra forma de hacer política, acorde a sus intereses, que potencie sus participaciones colectivas e individuales, esto es la autoorganización, movilización autónoma y autogobierno. Es así como la política de los oprimidos, de los proscritos de
la política estatal, podrá convertirse en una estrategia de liberación, de autoemancipación.
Notas:
1. Al igual que Daniel Bensaïd, considero “lo político, en tanto forma de estar-juntos, de actuar-juntos, de pensar juntos, inscrita esta existencia plural en las coordenadas de espacio y de tiempos sociales que contribuye a producir.
En la medida en que implica una soberanía, supone cierto dominio espacial de un territorio. En la medida en que implica un poder de decisión, apunta hacia cierto control temporal del futuro”. (Le pari melancolique, Fayard, París, 1997, p. 84).
2. “Cuarta Declaración de la Selva Lacandona” (1 de enero 1996), EZLN, Documentos y comunicados, 3, Era, México, 1997, p. 89.
3. Véase por ejemplo Gloria Muñoz Ramírez, “Los caracoles: reconstruyendo la nación”, Rebeldía, México, n° 23, septiembre 2004; Pablo González Casanova, “Los ‘caracoles’
zapatistas: redes de resistencia y autonomía”, Memoria, revista mensual de política y cultura, México, n° 177, noviembre 2003 y Sergio Rodríguez Lascano, “Caracoles zapatistas:
creación heroica”, Contrahistorias. La otra mirada de Clío, México, n° 8, marzo-agosto 2007.
4. Los tres encuentros de los pueblos zapatistas con los pueblos del mundo realizados desde fines de 2006 en distintos Caracoles son fuente fundamental de información sobre la experiencia de autogobierno de las comunidades rebeldes de Chiapas. Véase http://enlacezapatista.ezln.org.mx. En el citado n° 8 de la revista Contrahistorias se hace una buena presentación de las intervenciones de miembros de las Juntas de Buen Gobierno en el primer encuentro.
5. Vale la pena leer, desde la óptica de las experiencias actuales, los distintos manifiestos que Karl Marx escribió a nombre de la Asociación Internacional de los Trabajadores
en torno a la Comuna de París, publicados bajo el título general de La guerra civil en Francia.

008 aa logo HuenanteCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA
CARLOS MARX
APÉNDICE
CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”
Engel a Marx
18 octubre 1867
Párrafo 01:
Aún podría escribir cuatro o cinco artículos más sobre tu libro, desde distintos puntos de vista, pero no sé adónde mandarlos. ¡Cualquiera sabe por dónde andará Siebel! Quizá por Argel o por Palermo. Sin embargo, espero tener pronto contestación suya. Si pudieras darlos a copiar ahí, en Londres, para que no se conociera mi letra, tal vez lo mejor sería mandárselos a Meissner.

– Página – 692– El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl
https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/
¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!
Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Marxismo, Peones - Proletarios

Mientras Chile se mira en un espejo roto

Andrés Figueroa Cornejo  ·      

   Aspectos de la contingencia y de la crisis en el país andino 1. El enemigo principal de la humanidad es el Estado corporativo de los Estados Unidos. Y el imperialismo norteamericano comporta, junto a las más grandes economías del mundo, el movimiento de la realidad del capitalismo como totalidad planetaria […]

 Chile-Bandera

Aspectos de la contingencia y de la crisis en el país andino

  1. El enemigo principal de la humanidad es el Estado corporativo de los Estados Unidos. Y el imperialismo norteamericano comporta, junto a las más grandes economías del mundo, el movimiento de la realidad del capitalismo como totalidad planetaria que domina, subyuga y sobreexplota mediante el trabajo asalariado y la expoliación sin remedio de la biodiversidad. Esto es, el imperialismo es consecuencia dinámica del desenvolvimiento ampliado del modo capitalista de reproducir la sobrevida humana. Para ello cuenta con las armas de la alienación, de la producción del sentido común y del fetichismo de la propiedad privada, de la ganancia y del propio capital. Y también cuenta con más del 23% del Producto Interno Bruto Mundial y del 37% de la industria bélica de última generación. No sólo se trata de armas convencionales y nucleares de plutonio, uranio e hidrógeno. Asimismo, genera armas bacteriológicas, químicas y radiológicas (HAARP). Con las dimensiones actuales que han cobrado las armas de destrucción masiva, ya se perdió la contabilidad sobre cuántas veces podría destruirse el mundo. Sin embargo, la industria bélica continúa prosperando, produciendo, adoctrinando y lucrando sideralmente, y es parte del mismo holding que compone el sistema financiero, la trata de personas, la prostitución infantil, el narcotráfico, la agroindustria, los ahorros previsionales, los paraísos fiscales, el comercio mundial.

Que EE.UU. sea el enemigo principal de la humanidad no significa que China y/o Rusia sean una suerte de alternativa liberadora. Basta observar su desenvolvimiento y las condiciones de sus clases sociales trabajadoras. El presupuesto militar de Rusia y China, según al sitio web Global Firepower a enero de 2015, fue de USD 76.600.000.000 y 126.000.000.000, respectivamente. Luego vienen India, Reino Unido, Francia, Alemania, Turquía, Corea del Sur y Japón.

Por lo demás, únicamente la humanidad oprimida puede emanciparse a sí misma y es su garantía única de  sobrevivencia. El resto es naufragio. De hecho, hasta la mejor literatura de ciencia ficción, cada día que pasa, parece más novela histórica y crónica de actualidad.

  1. En medio de la contradicción esencial entre capitalismo y humanidad (o la contradicción ampliada entre capital y trabajo), además del imperialismo estadounidense, también existen otros polos capitalistas centrales, como China (13,9% del PIBM), Japón (6,2 % del PIBM), Alemania (5,2% del PIBM), Reino Unido (3,9 del PIBM) y Francia (3,8%). De los 194 países de la Tierra, 159 de ellos sólo llegan a concentrar menos del 9% del PIBM. La asimetría estructural y las relaciones de fuerza y de poder son las formas en que se presenta el imperialismo capitalista. La división internacional del trabajo, la dependencia, la colonización ideológica, el racismo o narrativa necesaria para la subyugación de clase, el patriarcado, las migraciones criminales, las guerras genocidas, las guerras preventivas, las guerras de baja intensidad, las guerras solapadas, las guerras diplomáticas, las guerras comerciales y las guerras financieras y monetarias, corresponden al soporte de la dominación económica y política de la minoría opresora contra la mayoría sometida. A través de esos medios, el capitalismo se concentra, se vuelve oligopólico y busca ralentizar su tendencia a la caída de la tasa de ganancia. Las llamadas crisis financieras en el marco de la hegemonía del momento financiero sobre el todo de la reproducción capitalista, es una de las formas privilegiadas de cómo se expresa la caída de las utilidades del propio capital y la sobreproducción de mercancías y servicios (o burocracias en torno a la sobreproducción de mercancías que se apilan en los momentos del intercambio, la distribución y el consumo).

De la misma manera, las crisis financieras están ligadas al crédito y a la deuda infinita tanto en los capitalismos centrales, como en los dependientes o periféricos o auxiliares o complementarios o subordinados. Lo que existe en general, son pugnas interimperialistas e intercapitalistas. Dentelladas asesinas al interior y entre los propios capitalismos-eje del planeta, así como el ocaso del Estado de Bienestar, el ocaso de los progresismos, el ocaso de la socialdemocracia, el ocaso de la democracia burguesa y liberal que signó la fase anterior a la del capitalismo en curso. Lo que existe es la dictadura del capital y brotes fascistas en todo el globo. La gesta de los oprimidos/as se desarrolla como resistencia en lugares muy concretos y específicos del mundo. Y gestos hay por doquier. No obstante, la suma de los gestos no se resuelve en la constitución de la gesta urgente.

  1. El movimiento real de las luchas descoyuntadas de las fuerzas populares en Chile no se manifiesta como un enfrentamiento directo y consciente, organizado y maduro en contra del capitalismo y el imperialismo. La mayoría activa destacada para las transformaciones poscapitalistas es todavía insuficiente. A septiembre de 2015, salvo la resistencia concreta de franjas del Pueblo Mapuche en y por su territorio y autonomía (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202707), se observa una fragmentación del movimiento de los oprimidos tras demandas que emplazan al Estado sobre reivindicaciones asociadas a la democracia burguesa tal como se conoció antes del golpe de Estado de 1973. Se trata de una suerte de peticionismo economicista y ligado a los derechos sociales convertidos en mercancías desde la imposición del imperio de la ortodoxia más rabiosa del liberalismo económico en la historia del suelo andino. El 2014, cientos de miles de trabajadores/as se lanzaron a la huelga ilegal y no normada, superando con creces las huelgas “legales”. No obstante, no existe una dirección única o compartida del pueblo trabajador, y las tasas de sindicalización con capacidad de negociar colectivamente el salario y las condiciones laborales no llegan siquiera a los dos dígitos. El aislamiento y la insolidaridad que sufren los focos de los asalariados/as en lucha, se recortan sobre un paisaje marcado por la indolencia y el miedo todavía.

Las reformas comprometidas y luego sepultadas por la misma Nueva Mayoría encabezada por Michelle Bachelet, que jamás significaron modificaciones de calado estructural en beneficio del pueblo trabajador, más la política de recortes de presupuesto fiscal para inversión social, van constituyendo algunas de las piezas que acaban por consolidar la deslegitimación del sistema político general en Chile. La crisis de representación del sistema político ya existía antes de los casos de corrupción. Estos últimos simplemente aceleraron su desprestigio entre la población y desnudaron los vínculos entre la política tradicional (o una de las particiones de la administración formal del orden existente) y el capital, fenómeno y una de las determinaciones orgánicas del Estado como forma de dominación de la clase opresora y minoritaria contra la mayoría oprimida. Los gremios del capital reunidos en la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC) apenas tuvieron que desabrocharse un botón de la camisa y arrugar el ceño para descafeinar lo poco que cambiarían las cosas de realizarse las reformas, las cuales apuntaban, en el mejor de los casos, a morigerar las desigualdades estructurales ligadas al momento de la distribución de la totalidad del modo ultraliberal de desarrollo chileno. Como se ha indicado en otros análisis, como un espejo roto del sistema político usamericano, la Nueva Mayoría es al Partido Demócrata, lo que la Alianza es al Partido Republicano. No importa que mediante las encuestas de opinión la gente de queje repetidamente por la corrupción. Lo realmente grave para los de arriba es que el malestar apuntara directamente al corazón del capital. Naturalmente que las encuestas no están hechas para esos efectos.

Chile es el segundo país miembro de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), luego de Corea del Sur, con mayor cantidad de suicidios al año (1.500, según el Servicio Médico Legal), con tasas explosivas de medicación psicotrópica, alcoholismo y drogadicción, mientras que la insatisfacción y las relaciones de competencia reinan como la peste desde las aulas escolares hasta las gerencias transnacionales. Como resultado de la sobreproducción mundial de mercancías, en Chile el consumismo a cuotas imposibles, el egoísmo y la indolencia festejan su mediodía. Las relaciones sociales presas de la alienación y el fetichismo, tienden a facilitar y consentir los modos del fascismo, la industria de la seguridad, la militarización del territorio mapuche, el Estado policíaco, los montajes contra la juventud disidente, la xenofobia, el recelo al semejante.

En el país, como en casi todas partes del mundo, surgen, se desintegran y vuelven a surgir diversas agrupaciones políticas anticapitalistas. Como la lucha de clases no se resuelve explícita y consistentemente, las organizaciones anticapitalistas parecen no verse emplazadas a reunirse virtuosamente, aún carecen de un proyecto común para el desenvolvimiento de una sociedad no capitalista, de una estrategia que salga de los títulos, del insorteable análisis concreto de la realidad concreta, y muy pocos empeños logran hacer pie en territorios sociales que potencialmente sean capaces de labrar la señalética del futuro de la vida socializada. Sin embargo, la sola existencia de esas agrupaciones anticapitalistas ilustra la rebeldía majadera e imparable que produce la deshumanización capitalista. Aunque todavía no sea la hora de ofensivas, ya es la hora apremiante de la organización, la reflexión colectiva crítica, la sistematización aleccionadora de la acción práctica y directa, por menuda que resulte. Las instancias anticapitalistas que ya están, no perecerán si se desenvuelven en el automovimiento orgánico de los grupos sociales oprimidos en lucha. Nada está terminado ni nada es definitivo. Ya es una muestra de comprensiones superiores que cualquier lucha encorsetada en el reducto de la institucionalidad, de aquel punto concentrado de la coacción y la cooptación, no comporta ninguna promesa de porvenir. Y el horror capitalista continúa siendo la condición de su propia destrucción y superación si vence en la humanidad la voluntad colectiva y acuñada en el principio de vida y no de muerte.

  1. Ante la crisis capitalista mundial, la presente administración del Ejecutivo chileno, con el fin de encantar inversiones y evitar la deslocalización de capitales y su fuga, disminuye la tramitación y los estándares de impacto ambiental de los proyectos transnacionales y combinados extractivistas asociados a la minería, la agroindustria, las forestales y la energía. Asimismo, intenta contrarrestar la destrucción del trabajo asalariado mediante microcréditos para microemprendimientos y multiplicar el cuentapropismo de sobrevivencia.

Tanto la fortaleza del dólar, como el fin del período dorado de los altos precios de la exportación de materias primas y commodities frente a la ralentización de la economía china y planetaria, provocan la caída de las proyecciones de crecimiento nativo, sintonizándose con las economías en crisis del continente. En Chile, se precipitan las fusiones empresariales, las colusiones monopólicas, los despidos, el empleo informal, las ventas callejeras. En tanto, la maquinaria de producción de sentido común capitaneada por los medios masivos de comunicación, agitan premeditadamente el fenómeno de la delincuencia, multiplicando la incertidumbre ambiental y su percepción fabricada, y desligando el hurto de sus causas gatilladas por el empeoramiento de las condiciones de vida, la miseria y la ignorancia. Además de aumentar la dotación de las fuerzas policiales, la rebaja de la edad penal, el incremento de las cárceles y el negocio de la seguridad privatizadas, los medios de propaganda del poder hacen prosperar el uso de armas y de capacitaciones al respecto por la población ‘contra la sospecha’, la discriminación aspectual y hasta contra la infancia y adolescencia empobrecida. Independientemente que de manera oficial, el registro de incidentes delincuenciales no haya aumentado en la realidad. Como es sabido, también se pueden construir las condiciones de la fascistización y de los ‘rostros disfuncionales’, esto es, los escenarios subjetivos necesarios que junto a una crisis económica, auspicien ‘soluciones’ más radicales en materia de orden y disciplinamiento social.

La independiente Fundación Sol (http://www.fundacionsol.cl/), evacuó en septiembre de 2015 un estudio basado en los más frescos datos ofrecidos por la Encuesta de Caracterización Socioeconómica 2013 (CASEN2013), dependiente del Ministerio de Desarrollo Social, donde “se puede concluir que en Chile se registra un considerable ‘atraso salarial’”. Si bien el análisis de la Fundación Sol acentúa las asimetrías en el momento de la distribución de los ingresos, ello es suficiente para graficar los niveles de súper-explotación de la mercancía fuerza de trabajo de, al menos, una parte significativa de la población asalariada.

En general, la investigación revela que el 50,5% de los ocupados chilenos gana menos de $260 mil pesos líquidos al mes (USD382), y el 74,1% menos de $400 mil pesos (USD588). Sólo el 11,8% obtiene más de $700 mil pesos (USD1.029). La feminización de la pobreza queda ilustrada cuando el estudio arroja que el 84,9% de las mujeres gana menos de $500 mil pesos (USD735).

“En los cuatro sectores que más acumulan ocupados a nivel nacional, Comercio (18,8 %), Industria Manufacturera (11,3 %), Construcción (9,4 %) y Agricultura y Pesca (8,5 %), el 60 % de los trabajadores de menores ingresos obtienen hasta $320.000 (USD470,5). Y en ocho sectores económicos el 74 % de los ocupados obtiene ingresos menores a $400.000”, y la Fundación Sol agrega que “El 79,6 % de los ocupados con jornada completa obtiene ingresos inferiores a $500.000 (USD735)”.

Por otra parte, la investigación afirma que “Al comparar a Chile con países similares en cuanto al PIB per cápita (o cercanos en la vecindad), se corrobora una situación de atraso salarial efectivo. Por ejemplo, Croacia, con un PIB per cápita menor que Chile en 2013, tiene una mediana salarial que es casi un 45 % más alta. En el caso de Polonia, con un PIB per cápita muy similar a Chile, obtiene una mediana salarial ajustada por paridad de poder de compra que es casi un 47,3 % superior. Para situarse en los rangos normales de los países con un PIB per cápita similar, nuestro país tendría que recuperar terreno de forma considerable en lo que refiere al valor del trabajo”, e indica que “la heterogeneidad sectorial también se aprecia, Intermediación Financiera tiene un ingreso promedio de $887.975 líquido, mientras que en Agricultura, Pesca, Hogares Privados con Servicio Doméstico, Hoteles y Restaurantes el promedio de ingresos es inferior a $300.000”.

Si el lugar de Chile en el planeta capitalista es el de plataforma financiera y comercial para la región, y el extractivismo exportador minero, maderero y de producción de celulosa, no existe una relación entre los salarios y las ganancias de esas zonas. Si bien, los altos ejecutivos de las industrias mencionadas y fracciones de sus trabajadores/as, en términos relativos, tienen sueldos diferenciados y más altos que el resto, sólo se explica por los índices astronómicos de sus utilidades. Sin embargo, así y todo, los salarios tienden a una media que corresponde al sueldo necesario para fidelizar la fuerza de trabajo a las empresas donde es sobreexplotada. Y la diferencia salarial en una economía donde el sistema financiero y el extractivismo hegemonizan, los sueldos sólo amplían o reducen la capacidad de endeudamiento de los trabajadores/as. Los cálculos moderados hablan de que los asalariados/as chilenos están endeudados, por lo menos, en siete salarios.

Heterogeneidad, castigo a las mujeres y jóvenes, diferencias menores entre los salarios de quienes se desempeñan en pequeñas o grandes empresas, y distancias menores entre la fuerza de trabajo contratada y la no contratada, junto a la extraordinaria y añosa política de flexibilidad y polifuncionalidad laborales, índices ridículos de trabajadores/as que pueden siquiera negociar sus sueldos y condiciones de trabajo, forman parte del mapa de la fuerza de trabajo en Chile.

Casi está de más poner en cuestión los métodos que usa el gobierno para medir el empleo formal e informal, y la pobreza en el país (http://www.fundacionsol.cl/2012/10/fundacion-sol-en-el-ciudadano-encuesta-casen-mas-alla-de-las-cifras/). Al respecto, las metodologías están hechas, justamente, para sacar cuentas alegres y satisfacer a la OCDE, al FMI, al Banco Mundial y a otras instituciones que regentan “el arbitraje y evaluación” de la economía global.

  1. En la república del silencio y de los pactos de silencio e impunidad (http://www.rebelion.org/noticia.php?id=202286), el periodista Juan Carlos Cruz, uno de los varios querellantes contra el cura católico Fernando Karadima por abusos sexuales de ‘menores con violencia y abuso de su potestad eclesiástica’, realizó nuevas declaraciones en el programa Tolerancia Cero del canal de señal abierta Chilevisión, el pasado 13 de septiembre de 2015.

El jefe de la Iglesia Católica chilena, Ricardo Ezzati, intercambió incriminatorias correspondencias electrónicas con el actual miembro del consejo cardenalicio del Vaticano, el cardenal Francisco Javier Errázuriz Ossa, donde tramaron exitosamente impedir que Juan Carlos Cruz forme parte del Consejo Papal de Prevención de Abusos  Sexuales. El proceso civil respecto de las pruebas y testimonios de las víctimas abusadas está en curso y tanto Ezzati, como Errázuriz tendrían la obligación de prestar declaraciones. Ambos cleros, encubridores de los crímenes pedófilos, representan y ejecutan las políticas de la fracción más conservadora y recalcitrante de esa institución milenaria, incluso a contrapelo de los mandarines del Partido Demócrata Cristiano, y, sobre todo, desatendiendo los costados más progresistas del relato del propio Papa Francisco. Históricamente dividida por la lucha de clases, la Iglesia Católica del país toma posiciones en franca y resuelta contradicción entre un Cristo sacrificado en la arquitectura del poder, y el Cristo vivo y liberador de los oprimidos/as.

En el programa televisivo, Juan Carlos Cruz declaró que “Ezzati y Errázuriz le han mentido a Chile, (cuando en realidad) por dentro son venenosos e hirientes. (Por lo demás) El cardenal Ezzati, cuando fue inspector general de un colegio Salesiano, donde encubrió a tres sacerdotes que abusaban de niños, cambiándolos de diócesis a otros establecimientos educacionales donde seguían abusando. (De hecho) Uno de los sacerdotes, Rimsky Rojas, hizo desaparecer a una de sus víctimas, el joven Ricardo Harex, cuyo cuerpo jamás ha sido encontrado. Los testigos clave de ese caso han ido muriendo misteriosamente”.

Pero Juan Carlos Cruz no se quedó allí. Señaló que “los pactos de silencio se aplican también entre los obispos. Yo vi en este mismo programa cuando invitaron a Carmen Gloria Quintana (https://es.wikipedia.org/wiki/Carmen_Gloria_Quintana, quemada viva por militares durante una protesta contra la tiranía de Pinochet) y ella mencionó al general Santiago Sinclair, y el general Sinclair (quien fue senador Institucional, vicecomandante en Jefe del Ejército y miembro de la Junta Militar) era íntimo amigo del cura Karadima. A mí me dio miedo porque Karadima tenía los brazos muy largos. Tenía a los empresarios más ‘cototudos’ (poderosos) de Chile de su lado”.

Casi sobran las palabras. La comandancia ejecutiva del capital en el país, esto es, la alta oficialidad de las Fuerzas Armadas, el gran empresariado y la jerarquía eclesiástica, funciona como una sola fuerza, un mismo procedimiento y similares fines.

La república del silencio, de la impunidad y del olvido de Chile se agrieta por momentos. No lo sabrá acaso la historia y los pueblos cuando la toman en sus manos.

 

007 aa logo CeciliaCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Engels a Marx

13 de octubre 1867

Párrafo 03:

     [P.S] por la adjunta carta de Kugelmann, verás que ha llegado la hora de actuar. Tú puedes escribirle mejor que yo mismo sobre el libro. Dile también que no pierda tiempo; que nos envié las cosas para que las corrijamos, sino que lo haga después que ya estén publicadas. Hazle ver que mucho más que la profundidad lo que interesa es “meter ruido”

– Página – 692 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

1 comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Marxismo, Peones - Proletarios, unidad

Chile: No en nombre de Allende ni del Socialismo

Pablo Sepúlveda Allende

http://kaosenlared.net/category/america-latina-3/chile/

Inaceptables y dolorosas son las declaraciones de la Presidenta del Partido Socialista de Chile en contra de la condena de Leopoldo López, dirigente opositor declarado culpable por incitación a la violencia y otros delitos enmarcados en un plan declaradamente sedicioso llamado “La Salida”(1) que condujo a una fuerte ola de violencia callejera de tendencia fascista […]

unnamed-18Inaceptables y dolorosas son las declaraciones de la Presidenta del Partido Socialista de Chile en contra de la condena de Leopoldo López, dirigente opositor declarado culpable por incitación a la violencia y otros delitos enmarcados en un plan declaradamente sedicioso llamado “La Salida”(1) que condujo a una fuerte ola de violencia callejera de tendencia fascista que duro varios meses y que costó la vida de 43 seres humanos además de millonarias pérdidas materiales.

Declaraciones tan desafortunadas como desinformadas en que la senadora, hija de Salvador Allende dice: “no logro entender que un opositor que haga una acción que no tiene ninguna violencia, que manifiesta su opinión crítica a un gobierno pueda ser encarcelado”. ¿Cómo leer, como entender dichas afirmaciones teniendo en cuenta la historia reciente de Chile, su historia personal y nuestra propia historia familiar? Historia que fue marcada justamente por este tipo de violencia desenfrenada y llena de odio.

El condenado dirigente político Leopoldo López hizo un llamado abierto y público, claramente dirigido a la insurrección, “al alzamiento”, a “permanecer en las calles hasta lograr la salida del gobierno”, “hasta que logremos sacar a quienes nos están gobernando”; que como decíamos condujo a unos meses de violencia política que buscaba el derrocamiento de un gobierno legítimo y con gran apoyo ciudadano ¿Como decir entonces que la acción premeditada del sedicioso plan “La Salida” es “una acción que no tiene ninguna violencia”, que solo “manifiesta su opinión crítica a un gobierno”?

Peor aún ¿como calificar a López de “preso de conciencia” cuando además de lo referido fue uno de los protagonistas más visibles y violentos de la represión del régimen golpista que derrocó por 48 horas a Hugo Chávez el año 2002?

¿Porque hacer semejantes y desafortunadas declaraciones, tan reduccionistas, tan desinformadas, tan doble estándar “a nombre personal” y “como Presidenta del Partido Socialista de Chile”?, sabiendo perfectamente que la quien habla es la hija de Salvador Allende.

¿Porque hablar de Leopoldo López y callar sobre las múltiples crímenes y atrocidades que se cometen a diario en nombre de la supuesta lucha antiterrorista, la democracia y la libertad?

Creo que hay respuestas más de fondo y que tienen que ver con lo ideológico, sobre conceptos sobre el Socialismo y el Neoliberalismo, etc.

Pero en este caso, sobre todo se evidencia un doble estándar cuando se habla de Democracia y Derechos Humanos, cuando hay una valoración y un juicio condenatorio a priori al hablar de estos temas en los casos de Venezuela y Cuba, y cuando por otro lado no se dice nada, no se señala, no se condenan por ejemplo, los crímenes de lesa humanidad cometidos por el Estado de Israel contra el Pueblo Palestino, las fosas comunes del Uribismo en Colombia, las torturas en la cárcel de Guantánamo, la terrible desaparición de 43 estudiantes normalistas en México hace un año.

¿Por qué el silencio ante los Presos Políticos Mapuche, el asedio y represión brutal a las Comunidades Mapuche por parte del gobierno que representa? ¿O simplemente las guerras genocidas promovidas y auspiciadas por el gobierno de los EEUU en el mundo? Ahí no hay denuncias, solo hay silencio.

Por otro lado esta lo pragmático de la política, el desviar la atención de los problemas internos; cuando el gobierno de Chile está pasando sus peores momentos en términos de legitimidad ante la ciudadanía, cuando la clase política está valorada de forma tan negativa, cuando los escándalos de la corrupción estructural de la política en Chile (si, de ese Chile supuestamente tan incorruptible) salen a la luz.

La llamamos corrupción estructural e inmoral (y de cierta forma hasta “legalizada” en la actual Constitución heredada de Pinochet), porque ahora se sabe hasta qué niveles se ha prostituido la política ante el poder económico de las grandes empresas, de las familias más poderosas, de las grandes fortunas económicas que financian las campañas de los políticos en todos los niveles y en casi todos los sectores y casi a todos los partidos políticos.

Pero lo peor y más inmoral, es cuando empresas expoliadas y enajenadas al Estado chileno durante la dictadura pinochetista, empresas estratégicas que fueron entregadas, por ejemplo al entonces yerno de Augusto Pinochet, Julio Ponce Lerou, y quien a través de la empresa Sociedad Química Minera de Chile (SOQUIMICH) aparece entregando millonarias sumas de dinero a campañas de políticos de los partidos del actual gobierno, incluyendo gente del Partido Socialista, el mismo partido que fundara Salvador Allende, gente como el senador Fulvio Rossi (que incluso se entrevistó con Enrique Capriles en su última visita a Chile), y quien ha sido llamado a declarar por boletas facturadas a la empresa controlada por el ex yerno de Augusto Pinochet.

Asimismo con Milton Lee Guerrero, ex tesorero del Partido Socialista.

Por otro lado está gente como Enrique Correa, importante dirigente político durante el Gobierno de la Unidad Popular y que ahora es notorio lobbysta de la Consultora Imaginación que le ha hecho asesorías a SOQUIMICH, al grupo Penta y al grupo Luksic, todos grupos económicos financistas de la política chilena y que además en absoluta incoherencia ideológica y ética, es Vice-Presidente de la Fundación Salvador Allende….

Por último, no se puede dejar de comentar sobre las declaraciones de Felipe González, para quien “Pinochet respetaba mucho más los derechos humanos que Maduro”. Opiniones como estas son un real insulto a los derechos humanos y a la historia, un insulto a las millones de víctimas de las dictaduras latinoamericana.

Estas declaraciones se enmarcan en la misma campaña internacional contra Venezuela, de la cual desafortunadamente se ha hecho eco la senadora Isabel Allende.

Esto no es casualidad, porque el señor Felipe González y el PSOE son el referente ideológico del Partido Socialista de Chile de pos-dictadura. Cabe preguntarle a la dirección del Partido Socialista de Chile, que sufrió en carne propia los horrores y las atrocidades de la dictadura pinochetista, si está de acuerdo con que semejante camaleón político, que con estas declaraciones mostró sin vergüenza su falta total de ética, siga siendo su mentor político.12027637_912803768811024_6857253456418226389_n

Pablo Sepúlveda Allende

(1) El plan ‘La Salida’ derivo directamente en las protestas violentas, las llamadas “guarimbas”, que azotaron viarias ciudades de Venezuela durante más de dos meses donde el odio político se apodero de sectores importantes de la oposición, solo con mencionar que en muchos sectores sociales donde se realizaban las ‘guarimbas’, en postes y semáforos se colgaban del cuello a muñecos vestidos de rojo, en alusión a los simpatizantes del chavismo, también hubo mucho hostigamiento y amenaza a las familias que reconocían como simpatizantes del gobierno en los sectores donde predomina la oposición y donde se realizaban las ‘guarimbas’, por lo demás sectores siempre de clase media alta o alta.

 

006 aa logo victorCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Engels a Marx                                                                   

13 de octubre 1867

Párrafo 02:

     A Siebel le escribiré mañana; ante todo, tengo que saber donde para y cómo anda de salud.

– Página – 692 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

1 comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, unidad

Opinión/ Que nuestra “crisis” no nos haga ver crisis en donde no hay – Manuel Erazo

Por Manuel Erazo

En el último tiempo me ha llamado mucho la atención que compañeros de organizaciones políticas anuncien que estamos viviendo una de las crisis más grandes que ha vivido el sistema político Chileno, incluso diciendo que esta es casi irreversible. Preguntándoles sobre cómo llegan a esas conclusiones, su respuesta es debido a la crisis de legitimidad que viven los partidos políticos hoy, que se expresa en la alta abstención en las últimas presidenciales y debido a los casos de corrupción que van desde el PC con el ARCIS y la UDI con PENTA (disculpen lo estrecho del margen político, pero así es el parlamento), asunto preocupante bastante pues estamos leyendo la realidad con lentes distintos y tenemos conclusiones contradictorias. Veámoslo en detalle.

10360709_1427663394206835_6221928111802151601_n

Que el sector electoralista de la izquierda (que vas desde todos los miembros de lo que fuera “todos a la moneda”, el partido igualdad,  hasta el autodenominado bloque de conducción del CONFECH) diga esto, no me llama la atención, puesto que el discurso de estos siempre ha sido el mismo. Para ellos el sistema político está en crisis, puesto que hay corruptos en el Estado, por consiguiente  estos deben dar un paso al lado y dejar espacio a personas más capaces ( efectivistas) más puras ( moralmente hablando) y mas buenas (cristianamente hablando), su respuesta: es hora de que el pueblo no siga votando por los mismos puesto que hoy hay una nueva alternativa y son ellos. En definitiva solo quieren seguir oxigenando el sistema.

Su objetivo es cambiar de un Estado Liberal a otro Estado liberal; pero de carácter benefactor. Que a través de nobles reformas como la educación gratuita, la salud gratuita, el fin de las afps, una nueva constitución con faltas de ortografías (como dijo una candidata), decreten un Estado Benefactor, su norte es Ecuador.

Sin embargo, que la izquierda revolucionaria llegue a estas conclusiones me preocupa. Principalmente, porque si nuestro análisis es tan estrecho, no nos permite levantar la mirada. Me atrevo a plantear esta crítica, puesto que los errores y aciertos que cometamos (para bien o para mal) los debemos asumir TODOS.

Hasta el momento no hay ninguna señal que nos haga pensar que el sistema político haya entrado en crisis. Hasta el momento nadie está cuestionando seriamente el sistema de partidos, por lo que pensar que estamos en una  “crisis de confianza” (como le llaman los panelistas de tolerancia 0) es un error. Primero, que haya una crisis de confianza, nos dice que en algún momento confiamos en ellos, cosa que no es así, nunca hemos creído en ellos. Segundo, no por casos de corrupción, se pone en cuestión el sistema político, eso no ah ocurrido en ningún país, quizás provoque que el presidente dimita, pero no que  el sistema político entre en agonía ( no confundir crisis coyuntural a estructural). Tercero, lo que efectivamente hay es que las coaliciones que hoy gobiernan están preocupadas por los escándalos, puesto que les va afectar en las próximas municipales, pero nadie está pensando en que están en crisis el gobierno y mucho menos el sistema político.

El sistema político tiende cada día más a hacerse más fuerte, esto significa más represión a los movilizados y más apertura a los moderados.

La elite no está agonizando como dice un articulo por ahí, si fuera de esa forma ya tendríamos a los militares en la moneda hace rato, si fuera así EEUU hace rato nos vendría a invadir por las armas de destrucción masiva que “seguramente” encontraran en la Araucanía.

Frente a este periodo particular, la respuesta del poder es  claramente  institucional, por ejemplo: para democratizar el sistema de partidos proponen una reforma al sistema binominal; para cambiar el sistema de financiamiento proponen uno de carácter mixto entre privado y fiscal; frente a la poca transparencia se crea una ley de transparencia y para no mostrarse machistas  y limpiar su imagen cuotas de género para las candidaturas. Por los casos de corrupción una agenda anticorrupción.

Además, y por si fuera poco para dar mayor legitimidad al conjunto institucional están pensando en una nueva constitución. Es por esto que no debemos quedarnos sentados de manera complaciente pensando en que el sistema caerá sin  dar la pelea o marxistamente hablando, que se generaran las condiciones objetivas sin haber hecho absolutamente nada.

Lo que me preocupa es la crisis que estamos viviendo nosotros, que llegamos a pensar que a partir de 7 o 20 casos de corrupción el sistema político está en crisis. Eso es lo que me preocupa, porque nosotros sabemos que no es así. Sabemos que el capitalismo no entra en crisis de esa forma, sino hace rato estaríamos en el socialismo. Para cambiar efectivamente  las relaciones capitalistas, debemos tener en consideración que la burguesía tiene “científicos” las 24 horas del día pensando en cómo perpetuar las relaciones sociales capitalistas y, por lo mismo, nosotros  debemos hacerlo con la misma seriedad y urgencia.

Debemos tener claridad en que las verdaderas crisis políticas no se dan bajo ningún punto de vista por la expresión puntual de falta de legitimidad, menos fundamentadas en encuesta (distinta seria su expresión en una protesta popular, eso nos pondría en otro escenario). La gobernabilidad no se mide por encuestas, sino por determinadas correlaciones de fuerza que en la lucha política se expresa

Sobre la supuesta crisis económica, debemos considerar que las bajas tasas de ganancias de algunas empresas, la devaluación del dólar, caída en la inversión y demás indicadores macroeconómicos, todo eso no significa una crisis del sistema capitalista, más bién, es  su constitución como tal, es su movilización de capitales de un país a otro. Significa que dejan de depredar un país y se van a otro que les permite mayor ganancia y que la legislación les permita legalmente destruir el país. Pero esto claramente significa que los que vivirán la crisis seremos los mismos de siempre, nos costara mucho más llegar con el pan, incluso muchas veces no tendremos.

Frente a esto solo puedo llegar a una conclusión: quien realmente está en crisis somos nosotros, la izquierda.

No puede ser que bajo esta coyuntura puntual, tengamos la complacencia de ver que al parecer el sistema político entre en crisis , el imaginar que se dieron todas las condiciones objetivas, sin haber hecho nada, como si divinamente hay condiciones objetivas que por arte de magia hacen todo nuestro trabajo y que nosotros solo nos debemos ocupar de las subjetivas ( lo que vulgarmente se conoce como el concientizar).

Eso es una crisis, nuestra complacencia, el pensar que porque los estudiantes marchan una vez cada 2 semanas “la estamos haciendo”, el pensar que por ganar una federación estudiantil que nos permite estar en el CONFECH es “estar haciéndola”, el pensar que tener “pega” en un territorio y cortar calle a las fechas emblemáticas es “estar haciéndola”, el pensar que juntarnos con los mismos de siempre y solo cambiarnos el nombre es pensar que estamos avanzando, etc. Lamentablemente no la “ estamos haciendo”, a mi parecer eso demuestra que la “estamos vendiendo”.

Por un lado, nos hacen hablar en un lenguaje que no es el nuestro y más encima en su escenario: nos cambiaron la protesta popular por la manifestación ciudadana, nos cambiaron la unidad de clase por una lucha multisectorial (en el que se imaginan que la clase está dividida por sectores según su ocupación).Es eso lo que nos debe preocupar: ¿cómo salimos a decir lo que queremos decir y en nuestro terreno y en nuestro lenguaje?

Me preocupa que seamos tan complacientes en el análisis, cosa que también lo manifiesto como una autocritica, porque somos un movimiento, quizás con orgánicas distintas, incluso a veces nos puteamos entre nosotros, pero somos parte de un mismo movimiento, en que nos debe preocupar en que está cada uno. Con esto no estoy hablando del típico discurso de la unidad, que todos decimos pero nadie se preocupa de hacer efectivo, no estoy hablando de unidad orgánica, estoy hablando que por lo menos tengamos unidad política. Porque si tenemos el mismo objetivo, preocupémonos de tener los mismos análisis.

Frente a esto debemos dar alguna respuesta, algunas líneas. No basta tampoco con ser autoflagelantes, puesto que, si bien comprendo en la situación en la que nos encontramos, tengo una convicción intacta, cuyo argumento me lo da la historia… VENCEREMOS.

Nuestra tarea es construir una nueva sociedad. Para esto hay que hacer mucho, hay harta pega que hacer. Debemos comenzar a socializar análisis para que, por lo menos, tengamos análisis comunes. Después hablemos de unidad orgánica, por mientras con la unidad política, como primer paso estamos avanzando. Segundo, como ya tendremos análisis comunes nuestra práctica política nos llevara a encontrarnos en todos los espacios y nacerá la necesidad de unificación, como un bloque, como un solo puño que nos dará fuerza para comenzar a golpear.

Como comprendemos que la tarea es grande (no diré es larga, puesto que el tiempo depende de nosotros), debemos estar todos. Por lo que invitamos a las bases de las organizaciones electoralistas que dejen de escuchar a los “viejos”, que la derrota de ellos, que la frustración de ellos , no permee nuestras ganas de cambiarlo todo, vénganse para este lado que por allá la están puro “vendiendo”.

Como no queremos que la revolución tenga un ismo en nuestro apellido, debemos tener algo claro, la revolución solo la hacen los pueblos, los revolucionarios aceleramos el proceso, nos constituimos como retaguardia, para generar las condiciones materiales para la lucha, pero la revolución solo la hacen los pueblos o no es revolución, o la hacemos todos o nos convertimos en un Estado bolivariano.  La revolución debe tener rostro de pueblo no de vanguardia.

Debemos pasar de una crisis imaginada a provocar una que efectivamente les preocupe y a nosotros nos dé la posibilidad de que con organización popular podamos vencer.Logo-2014-300x89

Santiago, Primavera de 2015

 

005 aa logo Carolina CheCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Engels a Marx

13 de octubre 1867

Párrafo 01:

     He escrito y enviado a Kulgelm [ann] dos artículos sobre el libro, escritos desde distintos puntos de vistas; me parece que, tal como están redactados, casi cualquier periódico puede darles cabida: a la vista de ellos, puede luego él hacer otros. Éstos le servirán de ayuda.

– Página – 691 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

1 comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Marxismo, Peones - Proletarios, unidad

$HILE. Las imagenes de Felipe que molestaron al E$tado $hileno… Una imagen dice mas que mil palabras

Publicado por vozenfuga

felipe21 felipe22 felipe23

 

Las armas que le molestan al E$tado $hileno, son tan poderosas que cuando sucedió el golpe cívico-militar en $hile , lo primero que acallaron fueron los medios de comunicación.

 

felipe20felipe19felipe18felipe17felipe16

 

Hace un tiempo ya bastante lejano que la prensa ha sido reprimida por la policía militarizada , sobre todo cuando lo que se dice y lo que se muestra es el depredador avance de una economía salvaje que destruye todo a su paso generando una pobreza enorme en amplios sectores de la población, y devastando amplias zonas y comunas , destruyendo pueblos enteros como pasa hoy en el sur de $hile, zona del Wallmapu desplegando todo el terrorismo de e$tado con niños, ancianos , mujeres y hombres que se resisten a ser exterminados y luchan valientemente por la recuperación de sus tierras ancestrales.

felipe15felipe14felipe13felipe12felipe09felipe08

 

Son estas denuncias las que tanto incomodan al poder, son estas imágenes el gran peligro para el E$tado que representa nuestro hermano y compañero Felipe , Son las libertades ganadas como lo habia hecho Cristian Levinao lo que tenia enfurecido al E$tado y debía terminar con estas denuncias y estas alegrías .por que están importante la información que no puede tolerar que nosotr@s el pueblo las maneje y la persigue a toda costa.

felipe07felipe06felipe05

Sin embargo ya es tarde , ya much@s lograron ver la militarización del Wallmapu, ya much@s entendieron los montajes y lo que son los testigos sin rostro . Ya muchos entendieron gracias a las imágenes compañero que esto NO es DEMOCRACIA y que Nada Ha Cambiado.

felipe03felipe 02felipe 01

Hermano Felipe gracias, y por supuesto nos veremos pronto en las calles nuevamente porque nadie podra silenciar la verdad

http://vozenfugacalle.blogspot.cl/

 

004 aaa LOGO AllendeCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Marx a Kugelmann

11 octubre 1867

Párrafo 01:

     [….] La posibilidad de que llegue a aparecer el segundo tomo depende, en gran parte, del éxito del primero. Este éxito es indispensable para poder encontrar un editor en Inglaterra, sin lo cual mi deplorable situación material seguirá siendo tan difícil y tan irregular que no encontraré tiempo ni sosiego para terminar rápidamente la obra. Son éstas, naturalmente, cosas de las que el señor Meissner no tiene por qué enterarse, pues, el que el segundo tomo aparezca pronto o se retrase. Las verdaderas críticas—sean favorables u hostiles—no pueden esperarse hasta pasado algún tiempo, pues una obra tan extensa y difícil como ésta no puede leerse y digerirse en unos cuantos días. Pero el éxito inmediato no depende de las verdaderas críticas, sino, para decirlo lisa y llanamente, de que se sepa agitar la cosa, armar mucho ruido, lo cual obligará también al enemigo a manifestarse. Para echar la bola a rodar, lo importante no es lo que se diga. Lo importante sobre todo es no perder tiempo [….]  

– Página – 691 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Marxismo, Peones - Proletarios, unidad