El problema del campo NO es la falta de jóvenes


Aquí se recogen los primeros artículos del número 11 de la revista, centrados en la temática de jóvenes y agricultura y medio rural, desde la perspectiva que hoy, de forma radical, nos da la Soberanía Alimentaria

guss

La fantástica portada de este número 11 corresponde a una ilustración de nuestra amiga www.loxitu.net y las fotografías que la acompañan demuestran el trabajo de la Escola de Pastors de Catalunya
_______________________________________________
Amistadesvsf mailing list
Amistadesvsf@grups.pangea.org
http://www.grups.pangea.org/mailman/listinfo/amistadesvsf

001 a 2 huenanteCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

Capítulo VIII

LA JORNADA DE TRABAJO

3. Ramas industriales inglesas sin límite legal de explotación.

Párrafo 09:

J. Leach declara: “El invierno pasado (1862), de las 19 muchachas empleadas en el taller, tuvieron que abandonar el trabajo 6, a consecuencia de enfermedades adquiridas por exceso de trabajo. Para que no decaigan en sus tareas, no tengo más remedio que gritarles.” W. Duffy. “Muchas veces, los niños no podían abrir los ojos, de cansados que estaban; a nosotros mismos no ocurría no pocas veces los mismo”. J. Lighbourne: “Tengo 13 años… El invierno pasado, trabajábamos hasta las 9 de la noche, y el invierno hasta las 10. El invierno pasado, llegaba a casa casi todas las noches llorando de lo que me dolían los pies.” G. Apsden: “Cuando este chico tenía 7 años, solía llevarle a hombros sobre la nieve y trabajaba casi siempre ¡16 horas diarias!… No pocas veces, tenía que arrodillarme para darle de comer junto a la máquina, pues no podía abandonarla ni pararla.” Smith, socio y gerente de una fábrica de  Manchester: “Nosotros (se refiere a “sus” obreros, los que trabajan para “nos”) trabajamos sin interrumpir las faenas para comer, de modo que la jornada de 10 ½ horas termina a las 4 y media, y lo demás es trabajo extraordinario. * (dudamos mucho que el señor Smmith no pruebe bocado durante 10 horas y media) Nosotros (continúa el mismo señor Smith) rara vez acabamos antes de las 6 de la tarde (se refiere al funcionamiento de “sus” máquinas de fuerza de trabajo), de modo que en realidad casi todo el año rendimos (idem de idem) trabajo extraordinario… Los niños y los adultos (152 niños y jóvenes menores de 18 años y 140 adultos) han venido a trabajar unos con otros, durante los últimos 18 meses, por término medio, cuando menos 7 días a la semana, o sean 78 horas y media semanales. En 6 semanas, hasta el 2 de mayo de este año (1863), el promedio de trabajo fue más alto: ¡8 días, o sean 84 horas semanales” Pero, este mismo señor Smith, tan aficionado al pluralis maiestatis, añade: “El trabajo a la máquina es fácil”. Los que emplean el block printing dicen lo mismo: “el trabajo manual es más sano que el trabajo a la máquina”. Y los señores fabricantes, en bloque, se declaran indignados contra la proposición de “parar las máquinas, po lo menos, durante las comidas”. “Una ley—dice Mr. Otley, director de una fábrica de alfombras en Borough (Londres)—que permitiese trabajar desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde, nos(!) parecería muy bien, pero las horas del factory Act. Desde las 6 de la mañana hasta las 6 de la tarde no sirven para nosotros (!)… Nuestra máquina se para durante la comida (¡qué magnanimidad!) Esta parada no origina ninguna pérdida considerable de papel ni de color.” “Pero—añade, con un gesto de simpatía el informante—comprendo que se rehúya la pérdida que esto lleva aparejada”. El informe del comisario opina candorosamente que el temor de algunas “empresas destacadas” a “perder ganancia” no es “razón suficiente” para “hacer perder” la comida de medio día durante 12 a 16 horas a niños de menos de 13 años y a jóvenes de 18, o para hacérsela ingerir como se hace ingerir a la máquina de vapor carbón y agua, a la lana jabón, a los engranajes aceite, etc. durante el mismo proceso de producción, como si se tratase de una simple materia auxiliar del instrumento de trabajo **.

*Pie de página:*…

**:* …

– Página – 191-192 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al  Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!

Una respuesta a “El problema del campo NO es la falta de jóvenes

  1. carmen dijo: 22-11-2012 hola me gutaria que supierais que estuve en el juzgado hace quince dias porque denuncié a mi empresa porque por cuidado de un menor yo trabajo de lunes a viernes de 9 a 16 horas y queria cambiarlo de 10 a 15 horas, y la empresa me decia que al cambiar la reduccion tenia que ir a trabajar los sabados, pues NO, el juez dijo que: MI REDUCCION ERA LA MISMA Y QUE MI CAMBIO al ser CONCRECCION HORARIA no tenia nada que ver con la ley de febrero de este año. asi que por si a alguien le interesa, podeis cambiar las horas de vuestra reduccion cuando querais.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s