Funa a Ricardo Lawrence Mires (video, fotos, prontuario y antecedentes)


Video de la funa de señal 3 La Victoria

https://www.youtube.com/watch?v=5OA1cBjY_hk&index=2&list=UUvrQj9UUs3fQ94xU7ceu7Dg

El 28 de julio de 2014,

“Si no hay justicia, hay funa”: Se reactiva la “Comisión Funa”

Sandra Trafilaf | Miércoles 18 de junio 2014

funa1

En octubre de 1998 luego de la detención de Augusto Pinochet en Londres, organizaciones de derechos humanos, familiares, hijos e hijas de detenidos desaparecidos y ejecutados, preocupados por la falta de justicia en casos de crímenes cometidos bajo la dictadura crean la “Comisión Funa” para visibilizar ante la sociedad la impunidad en la que estos agentes continuaron con sus vidas cotidianas, insertos como personas “respetables”. Después de varias acciones denunciando a los agentes que quedaron impunes,  en los frontis de sus casas y en sus trabajos, este jueves el grupo vuelve a reactivarse con sus fundadores originales, convocando a una reunión abierta.

“Si no hay Justicia, hay Funa” es el lema de la Comisión que fue creada el 1 de octubre de 1999 cuando un grupo de jóvenes, la mayoría hijos de luchadores sociales que sufrieron violaciones a sus derechos,  llegan hasta la clínica Indisa para denunciar que el médico cardiólogo Alejandro Forero integró el Comando Conjunto y participó de sesiones de tortura, supervisando a los prisioneros que luego harían desaparecer.

La ley de Amnistía de 1976 ha sido hasta ahora la piedra de toque en los tribunales de justicia, que en algunos casos ha investigado las violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, pero termina aplicando la amnistía a los perpetradores, dejando impune las desapariciones forzadas, las ejecuciones, las torturas  de miles de chilenos que vieron sus derechos humanos más esenciales conculcados.

Julio Oliva uno de sus fundadores, tenía 17 años cuando perdió a su padre, el que fue ejecutado en agosto de 1984 por agentes de la CNI, y es también uno de los convocantes a reactivar la Comisión Funa, que tendrá su primera reunión este jueves en la sede de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP).  Julio Oliva  afirma  que se logró imponer la política del ex presidente Patricio Aylwin “justicia en la medida de lo posible”, que permitió relativizar el juicio al estado por las violaciones sistemáticas contra los chilenos.

“Nosotros sabemos que hay una lista de por lo menos más de 4 mil agentes que participaron en violaciones a los derechos humanos, que fueron de la Dina o de la CNI o del Comando Conjunto o de la Dipolcar o diferentes espacios que tuvieron las fuerzas armadas y civiles para cometer violaciones que no han sido siquiera procesados, muchos de ellos también fueron amnistiado durante la dictadura y después no se les sometió a proceso, y por lo mismo, ahora vemos que hace poco se logró desaforar a un actual diputado por la muerte de compañeros en el sur”, precisa Julio Oliva.

Otra de las fundadoras de la Comisión la historiadora, académica y experta en derechos humanos  Alejandra López, hija del dirigente sindical desaparecido Nicolás López, detenido en 1976, explica que en este país es imposible hacer justicia y considera que la instancia viene a visibilizar a los criminales de lesa humanidad, para lograr una especie de justicia social.

“El gran tema aquí es la aplicación de la ley de Amnistía, entonces ahí es cuando se plantea una alternativa que es la Comisión Funa.  Cómo no es posible hacer una justicia real para todos estos personajes que violaron los derechos humanos de manera sistemática y generalizada, y se transformaron en criminales de lesa humanidad, ahí es cuando debe operar permanentemente cualquier comisión con el fin de evidenciar estos crímenes que ocurrieron y ahí es cuando la gente debe ser capaz de juzgarlos, de poder evidenciarlo, apuntarlos con el dedo, este personaje, este criminal de lesa humanidad violó los derechos humanos y está impune”, sostiene Alejandra López.

La presidenta de la Agrupación de Familiares de Ejecutados Políticos (AFEP) Alicia Lira, asegura que hasta aquí nadie se ha pronunciado sobre  la justicia y la sanción a los responsables de los crímenes, ni siquiera sobre los proyectos sobre interpretaciones a las leyes como el Código Penal o discusiones pendientes que no han tenido eco en los gobiernos post dictatoriales.

La presidenta de la AFEP sostiene que la Comisión Funa es una instancia que se debe reactivar. “Se vio la necesidad que la Comisión Funa tiene que funcionar y si no llegan a la justicia por lo menos que tengan la sanción moral que la vecindad o en el medio que ellos trabajan, que sepan qué clase de personas tienen al lado o qué persona lo está atendiendo cómo pasó con los médicos que están atendiendo en clínicas particulares. Por lo tanto, ese es el objetivo principal lo que no llegue a la justicia por lo menos va a ser sancionado moralmente, socialmente y políticamente”.

El abogado de la Defensoría Popular Rodrigo Román, señala que el tema de la justicia es una deuda pendiente de la sociedad y afirma que esta impunidad permite las violaciones que hoy deben sufrir quienes participan de la protesta social, recordando que ningún gobierno concertacionista ha logrado cumplir con su compromiso de restablecer la verdad, la justicia y sancionar a los criminales de lesa humanidad.

“Actualmente hay Carabineros formalizados por el delito de torturas, miembros de la PDI funcionarios de Gendarmería,  en esas tres instituciones donde se supone que se entendía erradicadas esas prácticas.  Eso da cuenta que efectivamente las policías y particularmente nuestra policía que es altamente militarizada, tiene parece en su ADN que está en su ideología esto de las violaciones a los derechos humanos, las decenas de miles de personas que acusan tratos crueles e inhumanos, vejatorios al interior de los carros policiales  y de los cuarteles policiales con posterioridad una vez que son muchas veces detenidos en forma ilegal en el contexto de la protesta social da cuenta de eso”, denuncia el abogado de la Defensoría Popular.

En este contexto político y judicial, los integrantes de organizaciones defensoras de los derechos humanos coinciden que no habrá justicia en los tribunales, que al parecer  no se logrará concretar para todos quienes debieron sufrir la represión, por ello, insisten en la necesidad de contar con una entidad que permanentemente instale la sanción moral y social para quienes cometieron crímenes de lesa humanidad.

Comisión Funa pide condena para Ricardo Lawrence Mires

Sandra Trafilaf | Domingo 27 de julio 2014 funa2

En una nueva acción, la Comisión Funa recorrió el barrio donde vive Ricardo Lawrence Mires, uno de los fundadores de la DINA que aún, denuncian, vive en impunidad.

La Comisión Funa, integrada por organizaciones de familiares de víctimas de violaciones a los derechos humanos durante la dictadura, convocó a una nueva acción para denunciar que Ricardo Lawrence Mires, teniente coronel en retiro de Carabineros, sigue impune librándose de un castigo por parte de la justicia, después de haber sido vinculado la desaparición de la dirección clandestina del PC.

Este agente fue sometido a proceso en el caso de Calle Conferencia por el secuestro, tortura, muerte y desaparición de la dirección clandestina del PC Mario Zamorano Donoso, Víctor Díaz, Uldarico Donaire Cortez, Jorge Muñoz Poutays, Jaime Donato Avendaño, Elisa Escobar Cepeda, Fernando Lara Rojas, Lenin Díaz Silva, Marcelo Concha Bascuñán, Eliana Espinoza Fernández y César Cerda Cuevas.

El vocero de la Comisión Funa, Julio Olivera, luego de recorrer en una marcha el barrio circundante a Catedral con Esperanza, destacó que resulta extraño que este agente de la dictadura, aun no hubiese sido encarcelado por las múltiples violaciones a los derechos humanos.

“Hoy día funamos a Ricardo Lawrence Mires que es un alto integrante de la cúpula de la Dina y con bastantes procesos a su haber. Nos extraña demasiado que todavía no esté preso junto a sus pares, aunque sea en Punta Peuco, solamente ha estado detenido un par de meses por el caso de ‘Calle Conferencia, pero eso todavía no ha salido la condena y hay una condena que salió a principios de este mes por 18 compañeros del MIR que son detenidos desaparecidos donde se supone que debería ser detenido prontamente, pero hasta el día de hoy no ha sido”.

Condenado a 20 años de presidio por la desaparición de 18 militantes del MIR, Ricardo Lawrence Mires tiene pendiente una condena por el secuestro y desaparición de Alfonso Chanfreau Oyarce, Lumi Videla Moya, Sergio Pérez y María Cristina López Stewart. Otro de los crímenes al que se le vincula es el  asesinato del diplomático español Carmelo Soria.

Por su parte, la abogada integrante de la Defensoría Popular, María Rivera, señaló que su organización solidariza con todas las acciones que significan alcanzar la justicia.

“La Defensoría Popular adhiere a todo lo que signifique movilizarse en pos del juicio y del castigo de los criminales que tiñeron este país de sangre y que todavía, lamentablemente, siguen en la impunidad por las políticas de los gobiernos de la democracia. Desafortunadamente hoy nosotros tenemos que salir a la calle y seguir intentando denunciar a los criminales que viven en la impunidad porque los tribunales de justicia no han hecho la tarea que deben hacer”.

Ricardo Lawrence Mires es uno de los fundadores de la DINA y jefe del grupo operativo grupo Operativo Águila que opero en Londres 38, Villa Grimaldi, en el cuartel de exterminio de Simón Bolívar y el centro de torturas de José Domingo Cañas.

Durante la marcha por las calles aledañas al domicilio, dueños de locales comerciales aseguran que Ricardo Lawrence Mires, recorre el barrio y es parte de los clientes habituales, afirmando que desconocían que había pertenecido a los organismos represivos de la dictadura.

 Publicado el 27/07/2014

FUNA A RICARDO LAWRENCE TORTURADOR Y ASESINO REALIZADO X COMISION FUNA

Fotos Funa

funa3Hoy se funo a un torturador y un asesino y frente a los departamentos del número 2916, después de haber pasado la funa por ese lugar y dar aviso a los vecinos de la existencia y de la convivencia de un torturador y asesino en el depto 31 de la misma numeración.
Al volver nos encontramos con la desagradable sorpresa de encontrarnos cara a cara con el responsable del hecho de hacer desaparecer a 18 personas, mayoritariamente militantes del MIR. Y hoy aún lleva pendiente la condena por el secuestro, tortura, muerte y desaparición de Alfonso Chanfreau Oyarce, Lumi Videla Moya, Sergio Perez y María Cristina López Stewart.
El torturador que se escondió en el almacén frente al número, ya que sorpresivamente se le encontró comprando en el lugar, espero a la llegada de CArabineros para que estos lo sacarán del lugar, ¿cómo? en un furgón policial

(Mary)funa4

Ricardo Victor Lawrence Mires www.memoriaviva.com

Teniente Coronel de Carabineros

Agente DINA; “Agrupación Águila”

Alias: “Cachete Grande

I.: 5.392.869-2

  1. Domicilio:  Cirujano Videla 1312, Ñuñoa, Santiago

Ricardo Lawrence Mires, oficial de Carabineros. Jefe operativo de la DINA. Extraditable. Teniente de Carabineros en 1974, fue jefe de la Agrupación Aguila de la DINA. Torturador, estuvo en el cuarteles clandestino de la calle Londres 38, José Domingo Cañas y Villa GrimaldiRicardo Lawrence Mires, pertenecía a Carabineros. Lo llamaban “teniente Cachete Grande“.

Ricardo Lawrence era considerado uno de los mas crueles torturadores, sólo suspendía la tortura a un detenido cuando éste sufría un paro cardíaco o se desmayaba. Los sobrevivientes recuerdan la vez que a una detenida, que había sufrido más de cuatro horas de parrillazos eléctricos, le puso un jugoso pedazo de sandía delante suyo. Todos sabían que si la mujer ingería el apetitoso trozo le provocaría un estallido de sus vísceras. En su testimonio, la ex agente Luz Arce cuenta que fue él quien, bajo amenaza de muerte, la obligó a colaborar.

Con el grado de teniente coronel se encuentra hoy en retiro y alejado de su institución.

Fuentes de Información: Dónde están hoy los dinos de ayer? Gladys Díaz; La Nación; La Tercera; El Mercurio; El Mostrador; El Clarín; AFDD; Punto Final; Comisión FUNA; Archivo Memoriaviva

FUNA

Funado el 28/4/01 – 

Información entregada por la Funa: FUNADO RICARDO “CACHETE” LAWRENCE, Un asesino distribuyendo camarones

Al mediodía del sábado 28 de abril más de trescientas personas se reunieron en la plazoleta ubicada en las esquinas de Avenida Las Condes con Tabancura para funar a uno de los altos jefes de la DINA. Desde temprano circulaban por el sector patrullas y motos de Carabineros, junto a dos micros con personal de Fuerzas Especiales, mientras un cuidado especial tenían con la distribuidora de camarones “Kamaron Bay” que, además de protección policial, tapaba con toscos cartones los letreros que señalaban su nombre y dirección y una paleta publicitaria que se encontraba en la vereda. Al parecer ya habían sido alertados por su empleado de la posible visita.

Antes de iniciar la marcha se realizó un homenaje al joven Carlos Cid, militante de la Surda y miembro de la Comisión FUNA, fallecido en un accidente automovilístico pocos días antes. Con la fuerza y la alegría de su recuerdo, los cientos de jóvenes se encaminaron a Tabancura 1382 tomándose la calle y siguiendo luego por una ancha vereda para evitar problemas con carabineros. Frente a Kamaron Bay, que lucía un letrero de cerrado, su primer piso totalmente desocupado y mientras algunos ojos espiaban desde atrás de una persianas del segundo piso, se desarrolló una performance simulando la tortura, habló una dirigenta de los ex presos políticos y se leyó el prontuario de Lawrence Mires. Luego se recorrió el sector entregando volantes a vecinos y automovilistas para volver al lugar cuando ya habían instalado sus vehículos los dueños de la distribuidora y finalmente regresar, al ritmo del “ole ola”, a a plazoleta para dar por finalizada esta primera funa en el corazón del barrio alto.

UNO DE LOS MAS SINIESTROS

Junto con Miguel Krassnoff Martchenko, Ricardo Lawrence Mires es uno de los más siniestros personajes de la DINA de Manuel Contreras. El hoy distribuidor de camarones “Ricardo Flores”, era conocido en la DINA como “teniente Cachete Grande” cuando ejercía como jefe de la Agrupación Halcón. Como oficial de Carabineros, durante el gobierno de la Unidad Popular integró el Grupo Móvil. Ya con grado de teniente, en 1974, es uno de los fundadores de la DINA, ejerciendo funciones en los centros de tortura de Londres 38, Villa Grimaldi, José Domingo Cañas y Venecia, del que fue jefe.

Sus propios subalternos lo consideraban cruel, pues sólo suspendía la tortura a un detenido cuando éste sufría un paro cardíaco o se desmayaba. Sobrevivientes recuerdan que a una detenida, que había sufrido más de cuatro horas de parrillazos eléctricos, le puso un jugoso pedazo de sandía delante suyo. Todos sabían que si la mujer lo ingería le provocaría un estallido de sus vísceras. En su testimonio, la ex agente Luz Arce asegura que fue él quien, bajo amenaza de muerte, la obligó a colaborar.

Está involucrado en el secuestro, tortura, muerte y desaparición de cientos de chilenos, entre ellos se encuentra Alfonso Chanfreau Oyarce, militante del MIR y profesor de Filosofía, de 23 años, casado y padre de una hija, detenido en su casa el 30 de julio de 1974 y aun desaparecido.
En José Domingo Cañas estaba a cargo de Miguel Krassnoff, Ricardo Lawrence y Marcelo Moren Brito, la detenida Lumi Videla Moya, militante del MIR, estudiante de Filosofía de 26 años, casada y madre de Dago Perez Videla, integrante de Gondwana, quien murió a causa de las torturas y luego fue arrojada a la Embajada de Italia. Su compañero, Sergio Pérez, se encuentra desaparecido.

En la misma celda de Lumi se encontraba detenida la joven María Cristina López Stewart, estudiante de pedagogía en historia y militante del MIR. Tenia 21 años cuando fue detenida el 22 de septiembre de 1974. María Cristina está desaparecida.

El 15 de julio de 1976, Carmelo Soria, funcionario internacional chileno-español, fue detenido por agentes de la DINA. Al día siguiente, su cadáver fue encontrado junto a su automóvil en el canal El Carmen, en Santiago. Testigos afirman que “Ricardo Lawrence llego un día a visitar a Wenderoth. Entro mofándose y diciendo: ‘despachamos al compadre’. Señaló que a esa persona le hablan metido una botella entera de pisco y después ‘lo metimos en el auto y lo despachamos’. Lawrence agregó que alguien se subió al lado del detenido en el auto y cuando este cobró cierta velocidad el acompañante se lanzo y el auto siguió camino hasta chocar o desbarrancar”.

En enero de 1975 se produjo un operativo masivo en el que participaron las Agrupaciones Caupolicán y Purén con apoyo aéreo, de helicópteros de la Aviación y del Ejercito. El objetivo era detener a Dagoberto Pérez Vargas, quien vivía en calle Venecia, junto a Nelson Gutiérrez; ambos dirigentes del MIR. La casa quedaba a la altura del 1.700 entre Freirina y Quezada Acharán. El operativo fracasó pero la DINA tomó posesión del inmueble. Ricardo Lawrence era jefe de ese cuartel cuando, en 1977, un joven vecino del sector que era enfermo mental fue violado en forma reiterada por un agente de la DlNA. El escándalo les obligó a abandonar el lugar.

Lawrence Mires actualmente está siendo procesado por el secuestro y desaparición de la dirección del Partido Comunista que fue detenida en el operativo conocido como “la ratonera de Calle Conferencia”. Producto de esa operación están desaparecidos Mario Zamorano Donoso, Jorge Muñoz Poutays, Uldarico Donaire Cortez, Jaime Donato Avendaño, Elisa Escobar Cepeda, Fernando Lara Rojas, Lenin Díaz Silva, Marcelo Concha Bascuñán, Víctor Díaz López, Eliana Espinoza Fernández y César Cerda Cuevas.
También vinculado a este operativo se encuentra la detención y desaparición de Bernardo Araya Zuleta y María Flores Barraza, quienes fueron vistos en el cuartel Venecia.
Hace algunos años la ex agente Ingrid Olderock, también proveniente de Carabineros, acusó a Lawrence de un atentado contra su vida.

Ricardo Víctor Lawrence Mires, cuya cédula de identidad es la 5.392.869-2 y que además aparece involucrado en la constitución de la empresa de fachada Pedro Diet Lobos de la DINA, en 1988 era comisario de la Tercera Comisaría de Santiago y en 1989 fue trasladado a Los Andes. Pasó a retiro en 1990 con el grado de Teniente Coronel y hoy trabaja en la empresa distribuidora de camarones “Kamaron Bay”, donde usa el alias de “Ricardo Flores” en su contacto con dueños de numerosos restaurantes de Santiago.

LOS CLIENTES DE “RICARDO FLORES”

Ricardo Lawrence usa en su trabajo como distribuidor de los camarones en los mejores restaurantes de Santiago, la chapa de “Ricardo Flores”.
Con este nombre atiende, entre otros, al Club de la Unión, al Club de Golf de Presidente Riesco 3700, al Bali Hai de Colón 5146, Le Due Torri de Providencia (Isidora Goyenechea 2908) y Santiago Centro, Alfa de Manuel Montt 1526, Mar Verde de Hermanos Cabot 7058, Ají Verde de Constitución 284, Eladio de Pío Nono 251, Venezzia de Pío Nono 200, Rib’s de Vitacura 9875, Gatsby de Providencia 1984, Borde Río de Monseñor Escribá de Balaguer 6400, los hoteles Sheraton y Hyatt, el Gioggia, Aquí está Coco, San Frutoso, El Otro Sitio de Antonia Lope de Bello 53, Paseo San Damían de Las Condes 11271, Mariscogar de Dr. Roberto del Río 1654, Océano de Los Militares 5225 oficina 1904, Picoroco de Ernesto Pinto Lagarrigue 123, Mare Nostrum de La Concepción 281 y Todo Fresco de Antonia Lope de Bello 61.
Kamaron Bay, de propiedad de Rodrigo Izquierdo del Villar, tiene además otras sucursales en Santiago, en Alameda 1146 oficina 12 y en Pío XI 1290, y en Puerto Varas.

Una de las primeras reacciones de sus clientes fue la que provino de un grupo de restaurantes del barrio Bellavista, encabezados por el Galindo, que dejaron de comprar a la distribuidora una cantidad cercana a los 20 millones de pesos mensuales.
(Comisión Funa)

La Nación

3 de Junio 2003

Ola de procesamientos en casos de DD.HH.

Un total de nueve procesamientos más fueron dictados por violaciones de los derechos humanos, en un contexto donde crecen las expectativas para conocer por dónde la derecha, independientemente de mejorar la indemnización a familiares de las víctimas, abordará una propuesta legislativa que intentaría poner fin a los juicios contra militares a 30 años desde ocurrido el golpe militar.

En una resolución dictada por el ministro Juan Guzmán Tapia, fueron ayer procesados como autores del delito de secuestro en 1976 de nueve militantes comunistas los ex integrantes de la DINA coronel (R) Carlos López Tapia, brigadier (R) Miguel Krassnoff Martchenko, coronel (R) Germán Barriga Muñoz, coronel (R) de Carabineros Ricardo Lawrence Mires y el médico Osvaldo Pincetti.

Los encausamientos fueron dictados por la desaparición del ex diputado Bernardo Araya y su esposa, María Olga Flores, y de los integrantes de la dirección clandestina del PC, todos desaparecidos a la fecha, Mario Zamorano, Jorge Muñoz (esposo de la hoy presidenta del PC, Gladys Marín), Elisa Escobar, Uldarico Donaire, Jaime Donato, Lenín Díaz y Víctor Díaz. Este último era padre de la ex presidenta de la AFDD, Viviana Díaz. La desaparición de la primera dirección clandestina del PC se conoce como el caso de calle Conferencia, porque en una casa de esta arteria, en Santiago Poniente, la DINA montó una ratonera para capturar a la cúpula del PC.

Estas víctimas están incluidas en la primera querella contra Augusto Pinochet y otros militares (R), que presentó el 12 de enero de 1998 Gladys Marín.

El abogado querellante, Eduardo Contreras, destacó que “esto demuestra que se puede seguir haciendo verdad y justicia, a diferencia de lo que quiere la UDI”. Contreras subrayó también “la valentía y la condición ética del juez Guzmán, que, sin inhabilitarse en el caso, procesó a un familiar suyo tan directo”.

Efectivamente, Carlos López Tapia, primo del juez Guzmán, fue el jefe del centro clandestino Villa Grimaldi en 1976, lugar donde fueron llevados y desaparecieron los detenidos del PC. López integró también la Caravana de la Muerte en su primera gira por el sur y, según sus propias declaraciones en el proceso, asistió la noche del 3 de octubre de 1973 en Valdivia a la ejecución extrajudicial del líder del MIR en la zona de la precordillera de la hoy Décima Región, José Liendo Vera, más conocido como el “comandante Pepe”.
Ayer Guzmán admitió que la medida “fue difícil, porque los jueces somos seres humanos”.

Otros Cuatro

En tanto, el juez Jorge Zepeda sometió a proceso al oficial de Ejército (R) Claudio Lecaros Canales, al suboficial (R) José Muñoz Pozo, y al suboficial (R) de Carabineros Omar Mella Lillo. El encausamiento fue dictado como autores del homicidio de Rubén Acevedo Gutiérrez y del secuestro de Vidal Riquelme Ibáñez y Cesáreo Soto.

Las tres víctimas se presentaron el 15 de septiembre de 1973 al retén El Melosal de San Javier, en la hoy Séptima Región, desde donde fueron retirados por militares de la Escuela de Artillería de Linares, conducidos al puente Loncomilla y ejecutados. Sólo apareció el cuerpo de Acevedo.
A su turno, el ministro Daniel Calvo procesó al coronel (R) de la FACH Guillermo Gómez Aguilar, como autor del secuestro de Gabriel Marfull González. Este fue detenido el 13 de septiembre de 1973 y llevado a la Base Aérea El Bosque. Allí fue ejecutado y su cuerpo trasladado hasta la Cuesta Barriga, donde fue abandonado.

En ambas causas actúa como querellante en representación de las familias el abogado del Fasic Nelson Caucoto, que valoró ayer la investigación instruida hasta ahora por los dos magistrados.

LA CAÍDA DEL PC

En la calle Conferencia, ubicada en la zona poniente de la comuna de Santiago, la DINA montó en mayo de 1976 una “ratonera”: agentes del organismo represivo esperaron durante varios días la llegada de la dirigencia del PC que trabajaba en la rearticulación del partido y los fueron capturando para luego hacerlos desaparecer.
En diciembre del mismo año, la DINA volvió a golpear y esta vez sus agentes detuvieron a integrantes de una nueva dirección del PC, en lo que se conoce como el “caso de los trece”. En esta segunda oleada represiva cayó Waldo Pizarro, esposo de Sola Sierra y padre de la hoy presidenta de la AFDD, Lorena Pizarro.

Brigada “Lautaro” de la DINA

La brigada Lautaro de la DINA era la unidad de exterminio montada por Manuel Contreras y dirigida por el Mayor de ejercito Juan Morales Salgado.
Esta brigada operaba desde el desconocido cuartel de Calle Simón Bolívar 8630.

Las acciones hasta ahora conocidas de este grupo de agentes DINA seria la captura de la dirección del partido comunista en 1976.
La brigada funcionaba con un contingente de mas de 70 miembros, de los cuales sus miembros operativos ejecutaban la recopilación de información, detenciones, interrogatorios/tortura, ejecución y desaparecimiento de cuerpos de los detenidos.

Para estos efectos constaban con acceso a una gran infraestructura, que aparte del cuartel en si, tenían un variado numero de vehículos a su disposición, además del acceso a los helicópteros Puma, del Comando de Aviación del Ejército (CAE) que operaba desde Peldehue.
Los miembros de la Brigada lautaro provenían de las cuatro ramas de las FFAA, además de contar con algunos agentes civiles adscritos a las diversas ramas, su conformación era mayoritariamente de sub oficiales, El hecho de que en esta brigada existían a lo menos siete agentes provenientes de la Armada, deja de claro que la institución miente cuando declaro que la Armada retiró a todo su personal de la DINA en 1975.
Otra de las características de la brigada Lautaro, es que contaba con un gran numero de mujeres, las que como se ha ido descubriendo, se caracterizaban por su frialdad y crueldad ante los crímenes. Varias de ellas, por sus conocimientos de medicina y enfermería, cooperaban en los experimentos que se ejecutaban en el laboratorio químico de la casa de Michael Townley, en Lo Curro. Townley asistía constantemente al cuartel de Calle Simón Bolívar para experimentar en los detenidos con el gas que fabricaba el químico Eugenio Berrios.

La información que se ha logrado rescatar hasta agosto 2007, aparece después de la investigación del caso “calle conferencia” llevada a cabo por el Juez Víctor Montiglio quien ha logrado establecer la suerte corrida por un numero de detenidos de la dirección del partido comunista, entre ellos el secretario general del PC en la clandestinidad, Víctor Manuel Díaz López, además de Bernardo Araya Zuleta, María Olga Flores Barraza, Mario Zamorano Donoso, Onofre Jorge Muñoz Poutays, Uldarico Donaire Cortés, Jaime Patricio Donato Avendaño, Elisa Escobar Cepeda, Lenín Adán Díaz Silva, Eliana Espinoza Fernández y Marta Lidia Ugarte Román.

Hasta hoy se ha establecido que Víctor Manuel Díaz López fue detenido la madrugada del 12 de mayo de 1976 en la casa ubicada en calle Bello Horizonte Nº 979, de la Comuna de Las Condes, días después de la detención de varios dirigentes del PC detenidos en el operativo conocido como la “Ratonera” en Calle Conferencia No1587.

Víctor Díaz fue llevado al centro de torturas de Villa Grimaldi, y posteriormente trasladado a “Casa de Piedra”, otro centro de torturas de la DINA ubicado en el Cajón del Maipo, lugar donde es sabido que Augusto Pinochet habría visitado a Víctor Díaz y a otros dirigentes PC ahí detenidos.
A principios de 1977 Manuel Contreras le da la orden a Juan Morales Salgado, de eliminar a Víctor Díaz, y en cumplimiento de esa orden, los agentes Sergio Escalona Acuña y Bernardo Daza Navarro sacan a Díaz de un celda y le amarraron una bolsa plástica en la cabeza asfixiándolo, mientras la teniente (enfermera) de ejército Gladys de las Mercedes Calderón Carreño le inyectó cianuro. Posteriormente procedieron a introducir el cuerpo en bolsas plásticas, atarlo y adosarle un trozo de riel e introducirlo en sacos papero para luego atarlo con alambre y asegurarse que no se abran las amarras.

El cuerpo fue trasladado en vehículos hasta el regimiento del Ejercito en Peldehue, donde tenían otros ejecutados traídos desde Villa Grimaldi y atados de la misma forma que Víctor Díaz. Cargaron los cuerpos en el helicóptero Puma del Comando de Aviación del Ejercito y partieron con rumbo a la costa de la Quinta Región para lanzar los cuerpos al mar.
Este modo de operar de los agentes de la brigada Lautaro demuestra la brutalidad y deshumanización de todos sus miembros.

Lista de algunos de los agentes de la Brigada Lautaro.

1 Acevedo Acevedo, Heriberto del Carmen Carabineros Suboficial (R)
2 Ahumada Despouy, Joyce Ana Ejército Suboficial (R)
3 Altamirano Sanhueza, Orlando del Tránsito Armada Suboficial (R)
4 Alvarez Droguett, Victor Manuel Ejército Suboficial (R)
5 Alvarez Vega, Hiro Ejército Suboficial (R)
6 Arriagada Mora, Jorge Hugo FACH   Empleado civil (R)
7 Aspe Rojas, Celinda Angélica Armada Suboficial (R)
8 Benavides Escobar, César Raúl Ejército General (R)
9 Bermúdez Méndez, Carlos Justo                 Ejército Suboficial (R)
10 Bitterlich Jaramillo, Pedro Segundo Ejército Suboficial (R)
11 Cabezas Mardones, Eduardo Patricio FACH Suboficial (R)
12 Calderón Carreño, Gladys de las Mercedes Ejército Oficial (R) y enfermera
13 Castro Andrade, Sergio Hernán Carabineros Suboficial (R)
14 Chaigneau Sepúlveda, Federico Humberto Ejército Teniente Coronel (R)
15 Daza Navarro, Bernardo del Rosario Armada Suboficial (R)
16 Díaz Radulovich, Jorge Iván FACH Suboficial (R)
17 Díaz Ramírez, Guillermo Eduardo FACH      Suboficial (R)
18 Escalona Acuña, Sergio Orlando Armada Suboficial (R)
19 Escobar Fuentes, Jorge Marcelo Ejército Brigadier (R)
20 Ferrán Martínez, Guillermo Jesús            Ejército Suboficial (R)
21 Garea Guzmán, Eduardo Ejército Empleado civil (R)
22 Guerrero Aguilera, Gustavo Enrique Carabineros Suboficial (R)
23 Guerrero Soto, María Angélica Ejército Suboficial (R)
24 Gutiérrez Valdés, Pedro Antonio Ejército Suboficial (R)
25 Jaime Astorga, Rufino Eduardo Carabineros Suboficial (R)
26 Jímenez Escobar, Berta Yolanda Armada Suboficial (R)
27 Krassnoff Martchenko, Miguel Ejército Brigadier (R)
28 Lagos Yañez, Luis Alberto       FACH Empleado civil (R)
29 Lawrence Mires, Ricardo Víctor Carabineros Teniente Coronel (R)
30 López Tapia, Carlos José Ejército Coronel (R) y Prof. Ejér.
31 Magna Astudillo, Elisa del Carmen Ejército Oficial (R)
32 Manríquez Manterola, Jorge Lientur Armada Suboficial (R)
33 Marcos Muñoz, Carlos Segundo Civil        adscrito al Ejército
34 Meza Serrano, José Miguel Armada Suboficial (R)
35 Montre Méndez, Manuel Antonio Carabineros Suboficial (R)
36 Morales Salgado, Juan Hernán                          Ejército Coronel (R) y Prof. Ejér.
37 Navarro Navarro, Teresa del Carmen Armada Suboficial (R)
38 Obreque Henríquez, Manuel Jesús Ejército Suboficial (R)
39 Ojeda Obando, José Alfonso Carabineros Suboficial (R)
40 Orellana de la Pinta, Claudio Orlando Carabineros Suboficial (R)
41 Oyarce Riquelme, Eduardo Alejandro Ejército Suboficial (R)
42 Pacheco Fernández, Claudio Enrique Carabineros Suboficial (R)
43 Pichunmán Curiqueo, Jorge Segundo Carabineros Suboficial (R)
44 Piña Garrido, Juvenal Alfonso                         Ejército Suboficial (R)
45 Reyes Lagos, Eduardo Antonio Ejército Suboficial (R)
46 Rinaldi Suárez, Carlos Ramón Ejército Suboficial (R)
47 Rivas González, Adriana Elcira FACH Suboficial (R)
48 Riveros Valderrama, René Miguel Ejército Oficial (R)
49 Saavedra Vásquez, Orfa Yolanda     Ejército Suboficial (R)
50 Sagardía Monje, Jorge Laureano Carabineros Suboficial (R)
51 Sarmiento Sotelo, José Manuel Carabineros Suboficial (R)
52 Silva Vergara, Marilin Melahani Carabineros Suboficial (R)
53 Sovino Maturana, Hernán Luis Ejército Capitán (R)
54 Torrejón Gatica, Orlando Jesús Ejército        Suboficial (R)
55 Troncoso Vivallos, Emilio Hernán Carabineros Suboficial (R)
56 Urrutia Acuña, Luis Arturo Carabineros Suboficial (R)
57 Vacarella Gilio, Italia Donata                               Carabineros Suboficial (R)
58 Valdebenito Araya, Héctor Manuel Carabineros Suboficial (R)
59 Vilches Muñoz, Ana del Carmen FACH Empleada civil (R)

El Mostrador

26 de Enero 2007

Calle Conferencia: Militares confiesan crimen de dirigente PC Víctor Díaz

Ministro en visita Víctor Montiglio procesó a siete ex uniformados por secuestro y homicidio del padre de la dirigenta de la AFDD Viviana Díaz.
Siete ex uniformados fueron procesados este viernes por su responsabilidad en el secuestro del ex dirigente comunista Víctor Díaz Osorio, padre de la dirigenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos (AFDD) Viviana Díaz.

La decisión fue adoptada por el ministro en visita del caso Calle Conferencia, Víctor Montligio, luego de que los imputados confesaran su participación en el secuestro y posterior homicidio del miembro de la cúpula del Partido Comunista (PC).
La resolución afecta al coronel Juan Morales Salgado, al oficial Guillermo Ferrán Martínez, la teniente Gladys Calderón y la suboficial Eliana Magna Astudillo, todos en calidad de retiro del Ejército.
También fueron encausados por el magistrado el ex teniente de Carabineros Ricardo Lawrence, y los marinos en retiro Sergio Escobar y Bernardo Daza Navarro.

Todos los encausados continuarán en prisión en distintas unidades militares, a las que habían ingresado a mediados de esta semana por disposición del juez Montiglio.

En el marco de esta investigación, Lawrence había reconocido que Díaz fue visitado por el fallecido ex dictador Augusto Pinochet Ugarte, mientras el primero permanecía recluido en un centro de detención conocido como “la casa de piedra” en el Cajón del Maipo.
El caso Calle Conferencia se refiere al operativo en el cual los órganos represores de la régimen militar desmantelaron la cúpula del PC, que se desempeñaba en la clandestinidad.
En la acción efectuada los primeros días de mayo de 1976, se detuvo al ingeniero Jorge Muñoz –entonces marido de la fallecida líder comunista Gladys Marín-, Mario Zamorano, Uldarico Donaire, Jaime Donato y Díaz, quienes desde entonces permanecen desaparecidos.

El Mostrador

24 de Julio 2007

Por asociación ilícita, homicidio y secuestro Procesan a médicos y ex militares por crimen de agente DINA Manuel Leyton

Juez Madrid encausó a trece personas, entre ellas los facultativos Horacio Taricco, Pedro Valdivia, Osvaldo Leyton, Vittorio Orvietto y la enfermera Eliana Bolumburu, develando las oscuras actividades de profesionales de la salud al servicio de la dictadura. Fallo, al que accedió en exclusiva El Mostrador.cl, acreditó que deceso de Leyton estuvo asociado al gas sarín.

La no despreciable cantidad de 35 procesamientos contra 13 personas –entre los que destacan cuatro doctores y una enfermera- dictó el ministro Alejandro Madrid Crohare, en el proceso que sustancia por el homicidio y secuestro del ex agente de la DINA Manuel Jesús Leyton, quien murió en marzo de 1977 por aplicación de torturas y gas sarín en la clínica London del organismo represivo.
Esta es la primera vez que un magistrado logra identificar la orgánica del recinto que la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) usó para aplicar tormentos y venenos a opositores de la dictadura, como también quiénes formaban parte del personal médico y auxiliar que ayudaron a llevar a cabo estas prácticas.

El Mostrador.cl accedió a una copia íntegra del procesamiento dictado por Madrid, a través de una alta fuente judicial.
Los encausamientos dictados por Madrid se dividen en los delitos de asociación ilícita, homicidio calificado y asociación ilícita y afectan a 13 personas que tuvieron distintas participaciones en los hechos investigados.
Por asociación ilícita, en calidad de co-autores, fueron procesados los médicos Hernán Horacio Taricco Lavín, Pedro Samuel Valdivia Soto, Osvaldo Eugenio Leyton Bahamondes, Vittorio Orvietto Tiplitzky y la enfermera jefe de la clínica London Eliana Carlota Bolumburu Tabeada.
Esta última es prima de Ana María Borumburu, quien laboraba en la Universidad Católica, cerca de los doctores Hermal Rosemberg y Sergio González Bombardiere, quienes realizaron la autopsia no autorizada al ex Presidente Eduardo Frei.

Bajo los mismos cargos, el ministro procesó a los ex militares Ricardo Víctor Lawrence Mires, Vianel Valdivieso Cervantes, Hernán Luís Sovino Maturana (jefe de seguridad de la clínica), al suboficial mayor (R) Santiago Alfredo Matteo Galleguillos; al coronel (R) Juan Morales Salgado (recién procesado en el caso Prats); al comandante (R) del Ejército y miembro de la brigada Lautaro de la DINA Federico Humberto Chaigneau Sepúlveda (procesado en el caso Conferencia); la teniente del Ejército Gladys de las Mercedes Calderón Carreño (también encausada en Conferencia), conocida en la DINA por su crueldad, ya que fue quien inyectaba cianuro a los detenidos; y al empleado civil Lorenzo Omar Toro Olivares.
De acuerdo a la resolución del magistrado, los coautores del homicidio calificado, es decir, quienes participaron directamente en la muerte de Leyton, fueron el médico Taricco Lavín, y los ex uniformados Lawrence Mires, Vianel Valdivieso Cervantes y Morales Salgado. Sus cómplices, en tanto, fueron Sovino Maturana y Toro Olivares

Los encubridores del homicidio, según el procesamiento, son los doctores Leyton Bahamondes, Valdivia Soto, la enfermera Bolumburu Taboada y los ex uniformados Matteo Galleguillos, Chaigneau Sepúlveda y la teniente Calderón Carreño.
Finalmente, como coautores de secuestro fueron procesados los doctores Taricco Lavín, Leyton Bahamondes, la enfermera Bolumburu Taboada, y los ex militares Lawrence Mires, Vianel Valdivieso, Sovino Maturana, Morales Salgado y Toro Olivares.
Papeles mentirosos

Madrid no escatimó detalles en su investigación y también encausó en calidad de co-autores de falsificación de instrumento público al médico Leyton Bahamondes y la enfermera Bolumburu Taboada.
Estos últimos fueron quienes elaboraron la documentación para que la muerte de Leyton apareciera asociada a un ataque cardíaco provocado por una enfermedad, y no por los efectos de la aplicación del gas sarín.
De hecho, en la resolución dictada por Madrid queda acreditada que los directivos del Servicio Médico Legal (SML) de la época fueron presionados para cambiar la historia clínica y las causas de muerte.
Estos procesamientos se suman a los dictados el lunes por el mismo juez contra el ex auditor general del Ejército Fernando Torres Silva y quien fuera su mano derecha, el coronel (R) de justicia Enrique Ibarra Chamorro, en el marco de la investigación por el secuestro y homicidio del ex agente de la DINA Eugenio Berríos.

La historia que acreditó Madrid
La muerte del cabo Leyton Robles es lo que podría llamarse una vendetta mafiosa para quien traiciona el código del silencio. Y para el ex director de la DINA Manuel Contreras la palabra traición era sencillamente un vocablo impronunciable.
La historia acreditada por el juez es que Leyton Robles, junto a otros agentes, buscaban repuestos para reparar una renoleta con la que trabajaba la DINA. Sin embargo, los fondos con los que contaba el organismo represivo ya eran exiguos y, por lo tanto, no se podía arreglar el vehículo.
El cabo decidió resolver el tema por sí mismo robó un automóvil similar al francés Marcel Duhalde. El ciudadano europeo denunció el hecho ante Carabineros, cuyos efectivos detuvieron a Leyton Robles y al agente Heriberto Acevedo y los llevaron a una comisaría.
Entre tiras y aflojas entre la DINA y la policía uniformada, se llegó al punto máximo de que la unidad fue rodeada por efectivos del organismo encabezado por Manuel Contreras.

Sin embargo, Leyton ya había revelado en el interrogatorio que el vehículo en cuestión pertenecía a un detenido desaparecido y que éstos eran lanzados al mar, como una forma de hacerles ver a los policías que su detención era casi un asunto de seguridad nacional.
El cabo fue finalmente liberado. Pero la DINA lo detuvo nuevamente en el recinto de Simón Bolívar. Días más tarde falleció de un misterioso ataque cardíaco, cuando sólo tenía 24 años.

Tras la muerte de Leyton, el círculo de hierro de la DINA se hizo presente en el lugar: Vianel Valdivieso y el entonces mayor Morales Salgado. Ellos se llevaron el cadáver. De eso han pasado poco más de 20 años.

La Nación

27 de mayo de 2008

Juez Montiglio procesó a 98 ex agentes por víctimas de la Operación Colombo – El golpe más grande a la represión

Entre los encausados, todos en retiro, hay ocho coroneles y 23 suboficiales de Ejército, 40 oficiales y suboficiales de Carabineros, dos ex agentes de la FACH, una ex agente de la Armada, y siete ex agentes de la Policía de Investigaciones.

El mayor golpe a la represión de la dictadura de Augusto Pinochet dio ayer el ministro Víctor Montiglio, al procesar a 98 ex agentes de distintas ramas de las Fuerzas Armadas, Carabineros e Investigaciones por 42 víctimas de la Operación Colombo.

Se trata de la resolución más numerosa dictada entre las casi 400 causas por violaciones de los derechos humanos que se instruyen en el país. Incluso superó a los 67 ex agentes encausados por el mismo juez Montiglio en 2007 por los crímenes de la Brigada Lautaro y su Grupo Delfín en el cuartel Simón Bolívar.

Entre los encausados por Colombo hay ocho coroneles de Ejército (R), seis de los cuales no habían procesados antes en ninguna causa. También fueron declarados reos 23 suboficiales de Ejército (R) de los cuales al menos el 50 por ciento aparecen por primera vez en este tipo de causas.
Entre estos suboficiales figura Juvenal Piña, alias “El Elefante”, ex agente de la Brigada Lautaro, que fue quien asfixió al jefe comunista en la clandestinidad (1976) Víctor Díaz, con una bolsa plástica en su cabeza, previo a que le inyectaran cianuro.

Además el magistrado encausó a 40 ex agentes oficiales y suboficiales de Carabineros, entre los que están Ricardo Lawrence, Heriberto Acevedo, Claudio Pacheco y José Mora, todos ex integrantes de la misma Brigada. Entre los procesados hay también ex agentes que pertenecían a la Policía de Investigaciones. El único civil (Ejército) es Juan Suárez.
De la lista total, al menos trece ya se encuentran cumpliendo condena por otras causas (ver lista).
Hasta el cierre de esta edición los procesados seguían siendo detenidos para ser internados en distintos lugares, como el Batallón de Policía Militar de Peñalolén.

Entre las 42 víctimas por las cuales el ministró dictó su resolución, están María Angélica Andreolli, Miguel Acuña Castillo, Juan Carlos Perelmann Ide, Juan Chacón Olivares, Jorge Müller Silva, Luis Guendelmann Wisniak, Mario Calderón Tapia y Carmen Bueno Cifuentes.
La Operación Colombo y los medios
La lista de los 119 fue publicada en la revista Lea (Buenos Aires) y el diario O Dia (Brasil), en 1975, informaciones que también fueron falsas. Ambas publicaciones fueron creadas por agentes de la DINA.

La Operación Colombo fue parte de la Operación Cóndor, y consistió en un montaje de la dictadura para hacer creer a la población que 119 detenidos que se encontraban desaparecidos, habían salido clandestinamente a Argentina y allí murieron enfrentados con fuerzas policiales y del Ejército durante la fase previa al golpe militar de 1976 en Argentina.

Algunos de esos nombres aparecieron como militantes “asesinados” en Buenos Aires y alrededores, con carteles en sus cuerpos que decía que habían sido ejecutados por sus propios compañeros por ajuste de cuenta por rencillas internas. Sin embargo, ello también resultó un montaje.
La lista de los 119 fue publicada en la revista Lea (Buenos Aires) y el diario O Dia (Brasil), en 1975, informaciones que también fueron falsas. Ambas publicaciones fueron creadas por agentes de la DINA en el extranjero y tuvieron una única edición.
En Chile la prensa pro dictadura como los diarios El Mercurio, La Tercera, Las Ultimas Noticias y La Segunda, reprodujeron el montaje de los servicios de inteligencia. En el recuerdo quedó el titular del vespertino que informó “Exterminados como ratones: 59 miristas chilenos caen en operativo militar en Argentina”. Ellos formaron parte de la lista de los 119 desaparecidos de Colombo.
El ex prófugo Raúl Iturriaga, quien era uno de los encargados del departamento exterior de la DINA, fue quien primero dio luces en Buenos Aires de este operativo.

Según el ex agente civil Enrique Arancibia Clavel, condenado en Buenos Aires por el crimen del general Carlos Prat y su esposa, fue Iturriaga quien a comienzos de 1975 se juntó con él para pedirle que preparara lo necesario porque “hay que hacer aparecer a unos muertos de la Operación Colombo”.
Se trataba de preparar la aparición de los supuestos cuerpos de Jaime Robotham y Luis Guendelmann como parte del montaje.
Lista de procesados

Ejército (todos en retiro):
Víctor Molina Astete (coronel); Sergio Castillo González (crl); Eduardo Guerra Guajardo (crl); Víctor San Martín Jiménez (crl); José Fuentes Torres (crl); Manuel Carevic Cubillos (crl); Jaime Paris Ramos (crl); César Manríquez Bravo (crl); Raúl Toro Montes (suboficial); Eduardo Reyes Lagos (sub); Orlando Torrejón Gatica (sub); Osvaldo Tapia Alvarez (sub. Suicidado); Juvenal Piña Garrido (sub. “El Elefante”); Juan Suárez Delgado (civil); Nelson Paz Bustamante (sub); José Aravena Ruiz (sub); Luis Torres Méndez (sub); Raúl Soto Pérez (sub); Jorge Andrade Gómez (sub); Juan Escobar Valenzuela (sub); Rolando Concha Rodríguez (sub); Gustavo Apablaza Meneses (sub); Hiro Alvarez Vega (sub); Víctor Alvarez Droguett (sub); Jorge Venegas Silva (sub); Carlos Rinaldi Suazo (sub); Carlos Letelier Verdugo (sub); Reinaldo Concha Orellana (sub); Máximo Aliaga Soto (sub); Hugo Clavería Leiva (sub); Samuel Fuenzalida Devia (sub)

Investigaciones
Juan Urbina Cáceres; Hugo Hernández; Manuel Rivas Díaz; Herman Alfaro; Eugenio Fieldhouse; Osvaldo Castillo

Carabineros (oficiales y suboficiales todos en retiro)

Gerardo Godoy García; Ciro Torres Sáez, Alejandro Molina Cisternas; Camilo Torres Negrier; Héctor Lira Aravena; José Fritz Esparza; Claudio Pacheco Fernández; Jorge Sagardia Monge; Sergio Castro Andrade; Luis Villarroel Gutiérrez; Armando Cofré Gómez; Fernando Roa Montaña; Gerardo Meza Acuña; Enrique Gutiérrez Rubilar; Luis Mora Cerda; José Muñoz Leal; Juan Duarte Gallegos; Carlos Miranda Meza; Rufino Jaime Astorga; Luis Urrutia Acuña; Luis Zúñiga Ovalle; Pedro Alfaro Hernández; Orlando Inostroza Lagos; Rosa Ramos Hernández; Gustavo Caruvan Soto; Héctor Valdebenito Araya; Manuel Avendaño González; José Mora Diocares; Guido Jara Brevis; Nelson Ortiz Vignolo; Ruderlindo Urrutia Jorquera; Héctor Flores Vergara; Jerónimo Neira Méndez; Manuel Montré Méndez; Heriberto del Carmen Acevedo; Claudio Orerllana de la Pinta; Nelson Iturriaga Cortés; Luis Gutiérrez Uribe; José Ojeda Obando

Fuerza Aérea
Delia Gajardo Cortés; Hernán Avalos Muñoz

Armada
Teresa Navarro Osorio;

Procesados que ya cumplen condena
Manuel Contreras Sepúlveda; Pedro Espinoza Bravo; Raúl Iturriaga Neumann; Marcelo Moren Brito; Miguel Krassnoff Martchenko; Ricardo Lawrence Mires; Basclay Zapata Reyes; Conrado Pacheco; Francisco Ferrer Lima; Gerardo Urrich; Orlando Manzo Durán; Rizier Altez España; Fernando Lauriani Maturana

El Mostrador

13 de noviembre de 2008

Manuel Contreras suma nueva condena por violación a los DD.HH

Además el ministro en vista de la Corte de Apelaciones de Santiago Juan Eduardo Fuentes Belmar condenó a los también ex integrantes de la DINA Marcelo Moren Brito a 3 años de presidio efectivo y a Ricardo Lawrence Mires a 3 años de presidio con beneficio de remisión condicional.
El ex jefe de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (Dina), general (r) Manuel Contreras Sepúlveda, fue condenado a 5 años y un día de presidio efectivo por su responsabilidad en el secuestro calificado de Ariel Danton Santibáñez Estay, ocurrido en noviembre de 1974 en la comuna de Santiago.

La condena de primera instancia la dictó el ministro en vista de la Corte de Apelaciones de Santiago Juan Eduardo Fuentes Belmar.
Asimismo fueron condenados los también ex integrantes de la DINA Marcelo Moren Brito a 3 años de presidio efectivo y a Ricardo Lawrence Mires a 3 años de presidio con beneficio de remisión condicional.
Esta es la segunda condena dictada por el ministro Juan Eduardo Fuentes Belmar durante el año 2008 y la décimo quinta desde el año 2005 en causas por investigaciones de violaciones a los derechos humanos.
Del total de 61 procesos que recibió el magistrado en 2005 por violaciones a los derechos humanos que tramitaban los antiguos juzgados del crimen de Santiago, sólo quedan 21 pendientes.

La Nación

4 de septiembre de 2009    

Crueles represores figuran entre los más de 150 ex agentes procesados

Crueles represores figuran entre los más de 150 ex agentes de la DINA, todos en situación de retiro, que fueron procesados el martes pasado por el ministro Víctor Montiglio en los casos Operación Colombo, Cóndor y Calle Conferencia 1587.
Entre ellos figura la oficial de Ejército Gladys Calderón Carreño, quien inyectaba cianuro para matar a los detenidos en el cuartel de avenida Simón Bolívar, en la comuna de La Reina, donde operó la Brigada Lautaro.

También aparece el suboficial de Infantería de Marina Sergio Escalona Acuña, quien con un alicate extraía a los cuerpos de los prisioneros ya muertos, las piezas dentales que contenían oro.

Esta operación la realizaba antes de que los cadáveres fueran ensacados para ser arrojados al mar.
De la misma manera, otros de los procesados son los suboficiales de Carabineros Jorge Pichunmán Curiqueo y Claudio Pacheco Fernández, quienes se encargaban en ese cuartel clandestino de desfigurar los rostros de los detenidos y quemar sus huellas dactilares, utilizando un soplete.
Entre los 150 ex agentes encausados por los casos Colombo y Conferencia, existe un total de 21 oficiales. (Ver lista).
A ello hay que sumar los cerca de 50 procesados por víctimas de la Operación Cóndor, lo que podría hacer crecer la cifra total de encausados por sobre los 165, dado que la mayoría de estos cerca de 50 nombres se repiten en las resoluciones dictadas por Colombo y Conferencia.
La mayoría de los procesados pertenecen al Ejército, pero también hay integrantes de la Fuerza Aérea, Armada, Carabineros, Investigaciones y Gendarmería.

Hoy viernes debe terminar la maratónica operación para que todos los procesados queden arrestados e ingresados a los distintos lugares de reclusión preventiva, según la institución a la que pertenecen.
En el caso del Ejército, todos deberán quedar detenidos en el Batallón de Policía Militar en la Avenida José Arrieta, en la comuna de Peñalolén

Lista de oficiales (R)
1.- César Manríquez Bravo (coronel Ejército)
2.- Ciro Torré Sáez (crl. Carabineros)
3.- Fernando Lauriani Maturana (brigadier Ej.)
4.- Gerardo Godoy García (tte.crl. Carab.)
5.- Gerardo Urrich González (crl. Ej.)
6.- Jaime Paris Ramos (crl. Ej.)
7.- José Fuentes Torres (crl. Ej.)
8.- Manuel Contreras Sepúlveda (gral. Ej.)
9.- Manuel Carevic Cubillos (crl. Ej.)
10.- Marcelo Moren Brito (crl. Ej.)
11.- Miguel Krassnoff (brig. Ej.)
12.- Orlando Manzo Durán (crl. Gendarmería)
13.- Pedro Espinoza Bravo (brig. Ej.)
14.- Raúl Iturriaga Neumann (gral. Ej.)
15.- Ricardo Lawrence Mires (crl. Carab.)
16.- Sergio Castillo González (crl. Ej.)
17.- Víctor Molina Astete (crl. Ej.)
18.- Víctor San Martín Jiménez (crl. Ej.)
19.- Gladys Calderón Carreño (cap. Ej.)
20.- Federico Chaigneau Sepúlveda (tte. crl. Ej.)
21.- Juan Morales Salgado (crl. Ej.)

El Clarin

20 de noviembre de 2009

Procesados en España Generales y oficiales implicados en asesinato de Carmelo Soria

Los generales (R) del Ejército de Chile Hermán Brady Roche, Cesar Raúl Benavides Escobar, Juan Manuel Guillermo Contreras Sepúlveda, Pedro Octavio Espinoza Bravo, Jaime Enrique Lepe, Raúl Eduardo Iturriaga Neuman Orellana; el ex Subsecretario del Interior, Capitán de Navío Enrique Montero Marx; los oficiales Jorge Remigio Rios San Martín; Guillermo Humberto Salinas Torres; Pablo Belmar Labbé; René Patricio Quilhot Palma; Rolf Wenderoth Pozo; Ricardo Lawrence Mires, han sido procesados por el Juzgado Central de Instrucción nº 5 de la Audiencia Nacional de España por su participación, mediata o inmediata, en el secuestro, tortura y asesinato del diplomático D. Carmelo Soria.

En el Auto de 17 de noviembre de 2009, que próximamente publicará integro EL CLARIN en la sección “Caso Pinochet”, el Juez y el Ministerio Fiscal han aceptado la ampliación de querella formulada el 23 de enero de 2007 por la Fundación Presidente Allende-España y la viuda de D. Carmelo Soria. Estos habían solicitado, asimismo, el procesamiento del Ministro del Interior, Sergio Fernández, y de la Ministra de Justicia, Mónica Madariaga, por haber firmado en 1978 el Decreto de Amnistía en cuya aplicación la Corte Suprema de Chile ha ordenado en 1996 que este crimen no fuera enjuiciado en Chile. El Juez español ha denegado el procesamiento de estos Ministros de la Dictadura “en este momento, por cuanto resulta insuficiente para hacerlo el hecho de que hubiesen firmado el Decreto de Amnistía en 1978 que sirvió para conferir impunidad a los autores, cómplices y encubridores, porque por tal razón también tendrían que serlo los demás miembros del gobierno y todos aquellos que aplicaron la norma posteriormente, máxime después del pronunciamiento sobre tal tipo de normas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos. Por tanto, y ientras no se acredite una participación diferente en los hechos no puede admitirse a trámite la querella contra estas dos personas”.

El Auto de 17 de noviembre de 2009 acuerda, entre otras Diligencias, poner en conocimiento del Sr. Secretario General de Naciones Unidas, en aplicación del artículo 11 del Convenio sobre prevención y castigo de delitos contra personas internacionalmente protegidas de 14 de diciembre de 1973, la admisión de la querella contra los presuntos culpables de la tortura y asesinato de D. Carmelo Soria Espinoza y que en su día se comunicará el resultado final.
España asume la competencia para enjuiciar este delito en virtud de los principios de jurisdicción universal y de evitar la impunidad, después que la Corte Suprema ha acordado que no puede serlo en Chile, país cuya jurisdicción España considera preferente en virtud del principio de territorialidad.

La Nación

15 de diciembre de 2009   

Suprema confirma sentencias por secuestro de mirista

La Corte Suprema dictó este martes nuevas sentencias en contra de los integrantes de la disuelta Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), a raíz de la investigación instruida por el secuestro calificado de Ariel Danton Santibáñez, ocurrido en noviembre de 1974.
Los ministros de la Sala Penal del máximo tribunal, en fallo dividido acogieron, las condenas establecidas tras la indagatoria del ministro en visita Juan Eduardo Fuentes Belmar.
Según consta en el fallo se condenó al general y otrora líder del organismo represor de la dictadura militar, general (r) Manuel Contreras, a la pena de tres años de presidio, pero se le concedió el beneficio de la remisión condicional de la pena; en tanto el coronel en retiro Marcelo Morel Brito y el teniente coronel Ricardo Lawrence fueron condenados también a tres años de cárcel con el beneficio de la remisión condicional.

  1. cl

19 de mayo de 2014

Un criminal más que anda suelto

La “justicia en la medida de lo posible” permite que muchos ex represores, incluso condenados por graves crímenes, circulen en libertad. Es el caso de Ricardo Lawrence Mires, quien concentra varias condenas judiciales pero que está en libertad. En estas semanas incluso ha estado en el Palacio de los Tribunales para asistir a la vista de los alegatos por el secuestro y desaparición de Alfonso Chanfreau.

La “libertad provisional bajo fianza” de Lawrence -uno de los más reconocidos ex agentes de la DINA que tuvo su base de operaciones en Londres 38, Villa Grimaldi, José Domingo Cañas e incluso en el cuartel de exterminio de Simón Bolívar- obedece a una decisión de la Corte de Apelaciones de Santiago, adoptada por una de sus salas de verano. Desde que el ministro Leopoldo Llanos le había impuesto la prisión preventiva en las causas de Villa Grimaldi, los abogados de derechos humanos concurrieron a la Corte de Apelaciones para que este ex represor permaneciera en prisión dado que su libertad es un peligro para la seguridad de la sociedad. La Corte, sin embargo, le dio la libertad provisional bajo fianza.

Hace menos de un mes, el ministro Hernán Crisosto volvió a condenar a Lawrence Mires -junto a otros 74 ex agentes de la DINA-, ahora por la desaparición de Jorge Grez Aburto, y le dio una pena de 10 años de prisión efectiva, sin beneficios. Pero la causa ahora inicia su etapa de apelaciones.

Erika Hennings, querellante en la causa por el secuestro y desaparición de su esposo Alfonso Chanfreau, relató así su encuentro con Lawrence:

“Salí muy temprano esta mañana, caminé lento, como normalmente me cuesta hacerlo, sumida en mis reflexiones y emociones, caminando hacia adelante y también queriendo dar pasos hacia atrás, no a las memorias, si no al refugio de mi casita en Ñuñoa, pero mis pasos lentos iban avanzando -paradojalmente- hacia la memoria, hacia la posibilidad de entrar a la sala que haría -que hará!- Justicia (migajas claro…) casi al llegar, el abogado me envía mensaje diciendo que se suspendía nuevamente la causa, quedé detenida a dos pasos de la puerta de entrada, con sentimiento de enojo, de desconcierto, ¿dónde ir?, ¿a la Corte igualmente?, ¿a mi trabajo? Decidí entrar a la Corte, encontré a “mis abogados”, pregunté si se encontraba Lawrence, el agente de la DINA, jefe de Grupo Operativo Águila. Solo tenía claro que fotos le debía sacar, mi funa. Me indicaron donde se encontraba, me trataron de persuadir, para no arriesgarme, mi objetivo era claro, se encontraba a unos 50 metros, estaba con Ibarra y Humberto Unda, sendos abogados de todos los agentes de la DINA y otros culpables de las FFAA, caminé decidida, con mi celular como si fuese escribiendo, pero la cámara preparada, y así empecé a sacarle fotos, justo se pusieron de pie, no me detuve, saqué y saqué fotos, lo encontré de frente, se asustó, su cara era de alguien asustado, el abogado me trató de correr, pero seguí sacando fotos. Le dije simplemente: eres muy care raja (:-( ) vino otro abogado, preguntando porque le sacaba fotos, se lo dije.. Unda le dijo a Lawrence: métete a esa sala… me volví donde “mis abogados” temblaba claro, pero espero que los criminales, salvo para declarar, no vuelvan tan impunemente a los Tribunales”.

La Nacion

6 de Junio 2014

PROCESAN A MILITARES (R) POR HOMICIDIOS DEL MONTAJE DE RINCONADA DE MAIPÚ

El magistrado Leopoldo Llanos encausó a los ex agentes de la DINA Manuel Contreras Sepúlveda, Marcelo Moren Brito, Rolf Wenderoth Pozo, Miguel Krassnoff Martchenko y Basclay Zapata Reyes, en calidad de autores de los homicidios de Pedro Cortés Jelves y Manuel Reyes Garrido y procesó también como encubridor al ex agente de laDINA Ricardo Lawrence Mires.

Según la investigación, Reyes Garrido y Cortés Jelves fueron víctimas de una operación de montaje realizada por la DINA para hacer aparecer como muertos en un enfrentamiento a un total de 6 personas vinculadas al MIR y al Partido Comunista, las que habían sido detenidas y torturadas en el centro de detención de Villa Grimaldi.

Según consta en el fallo, Manuel Lautaro Reyes Garrido, militante del MIR, y Pedro Blas Cortés Jelves, militante del Partido Comunista, fueron ejecutados el 19 de noviembre de 1975. Todo partió el 17 de noviembre de 1975, cuando se produjo un enfrentamiento en calle Biobío en el cual resultó muerto un militar y el militante del MIR Roberto Gallardo Moreno. Al día siguiente, el 18 de noviembre, fueron detenidos en sus domicilios todos los integrantes de la familia Gallardo y conducidos luego hasta el Cuartel de Investigaciones de calle General Mackenna donde fueron interrogados y torturados.

“En la madrugada del 19 de noviembre fueron liberados algunos de los miembros de la familia, a excepción de Alberto Recaredo Gallardo Pacheco, Catalina Ester Gallardo Moreno y Mónica del Carmen Pacheco Sánchez, quienes fueron puestos a disposición de la DINA y trasladados hasta el recinto de Villa Grimaldi”, señala el fallo.

La resolución agrega: “La madrugada del 19 de noviembre, fue detenida Ester Torres junto a tres de sus hijos, Renato, Mauricio y Francisco Javier Ganga, por agentes de la DINA que buscaban a su hijo mayor Luis Andrés Ganga y fueron llevados a Villa Grimaldi; después de ser torturados e interrogados se obtuvo el dato del paradero de Luis Andrés, quien fue aprehendido momentos más tarde y conducido a ese recinto, donde fue torturado. Testigos que se encontraban detenidos en Villa Grimaldi declaran que esa fue la peor de todas las noches, describen un gran movimiento de autos, escucharon a los agentes pidiendo agua y aceite caliente y gritos de lamento de los torturados. Al otro día se observó en el patio, tirados en el suelo, varios cadáveres y en una pieza a dos mujeres, Catalina y Mónica, en muy malas condiciones físicas”.

Ese mismo día, los cadáveres de Mónica Pacheco Sánchez, Catalina Gallardo Moreno, Alberto Gallardo Pacheco, Luis Andrés Gangas Torres, Pedro Blas Cortés Jeldres y Manuel Lautaro Reyes Garrido, “fueron trasladados desde Villa Grimaldi, por personal de la DINA al mando del capitán de Ejército Germán Barriga Muñoz y del capitán de Carabineros Ricardo Lawrence Mires, hasta el recinto denominado Rinconada de Maipú, con la finalidad de aparentar un enfrentamiento entre estos detenidos y personal de la DINA”.

En la tarde del 19 de noviembre, un comunicado de prensa del Gobierno dio cuenta de “un enfrentamiento” en los cerros de la Rinconada de Maipú, en el que habrían muerto Alberto Recaredo Gallardo Pacheco, Catalina Ester Gallardo Moreno, Mónica del Carmen Pacheco Sánchez, Luis Andrés Ganga y otros dos hombres”.
La falsa información fue abordada por los medios de la época quienes la comunicaron en sendas portadas y en noticieros de televisión como hechos reales. Los medios escritos de la época y los noticieros de TVN y Canal 13 daban cuenta de este montaje.

En el caso de la TV, la cobertura tuvo consecuencias a nivel gremial ya que el Tribunal Regional de Ética y Disciplina (TRED) del Consejo Metropolitano (Santiago) del Colegio de Periodistas, determinó en ese tiempo suspender por un año, con censura pública, a Julio López Blanco, Claudio Sánchez Venegas, Vicente Pérez Zurita y Manfredo Mayol Durán, quienes colaboraron con la dictadura desde sus cargos en Televisión Nacional (TVN), y Canal 13 (en ese tiempo, Corporación de Televisión de la Pontificia Universidad Católica).

MONTAJE HISTÓRICO
El comunicado emitido por los organismos oficiales señalaba textual: “(…) Hoy 19 de noviembre, a las 12:00 horas en los cerros de Rinconada de Maipú, se registró un violento enfrentamiento a tiros de más de treinta minutos de duración entre las fuerzas de la DINA e Investigaciones y el grupo de extremistas que se parapetó fuertemente armado en ese cerro. Resultando muertos 6 extremistas, huyendo uno de ellos. Al mismo tiempo fueron heridos dos funcionarios de los servicios de inteligencia y seguridad con diagnóstico, uno grave y el otro menos grave. Se ha podido arribar a las siguientes conclusiones, los extremistas muertos son Mónica Pacheco Sánchez alias Myriam, del MIR… casada con Roberto Gallardo Moreno alias Juan, del MIR, quien resultó muerto en el tiroteo registrado en la escuela N° 51 el lunes pasado. Catalina Gallardo Moreno del MIR…. Manuel Lautaro Reyes Garrido, perteneciente al MIR, Alberto Gallardo Pacheco perteneciente al MIR, Luis Andrés Gangas Torres alias Jaime o Lucho Cárcamo del MIR y Pedro Blas Cortés Jeldes del partido comunista, alias ‘Marcos'”.

“En realidad, se realizó un “montaje” para impedir su descubrimiento, destinado a ocultar los hechos, efectivamente, ocurridos, torturas y muertes de víctimas desvalidas y los efectos utilizados para la comisión de los mismos, existiendo, además, favorecimiento personal, por existir conocimiento de las circunstancias de los ilícitos, para lograr la impunidad de los autores de los mismos, miembros de la DINA”, señala el documento judicial.

Logo 17CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

CAPÍTULO XXIII

LA LEY GENERAL DE LA ACUMULACIÓN CAPITALISTA.

  1. Producción progresiva de una superpoblación relativa o ejército industrial de reserva.

Párrafo 12:

…*Pie de página*: Hasta el pleno período algodonero, en 1863, encontramos en un panfleto de los hilanderos de algodón de Blackburn violentas contra el trabajo excesivo que, gracias a la ley fabril, sólo podía imponerse, naturalmente, a los obreros varones adultos. “En esta fábrica se exigen a los obreros adultos hasta 12 y 134 horas de trabajo al día, a pesar de existir cientos de obreros condenados a la ociosidad y que trabajarían de buen grado una parte de la jornada para poder mantener a su familia y preservar a sus hermanos obreros de uina muerte prematura por exceso de trabajo.” “Nosotros –leemos más adelante—nos preguntamos si esta costumbre de trabajar más tiempo del debido puede permitir ninguna clase de relaciones un poco tolerables entre los patronos y sus servidores” Las víctimas de este exceso de trabajo sienten la injusticia que contra ellos se comete, al igual que los condenados a ociosidad forzosa (condemned to forcedidleness) En este distrito la tarea que hay que rendir bastaría para dar trabajo durante una parte de la jornada a todos, si se repartiese equitativamente. Al pedir a los patronos que reduzcan con carácter general las horas de trabajo, por lo menos mientras dure el actual estado de cosas, en vez de hacer que se maten trabajando unos pocos y obligar a los demás, por falta de trabajo, a mendigar su existencia de la caridad pública, no hacemos más que pedir lo que en justicia nos pertenece” (Reports of Insp. of Fact. 31st Oct. 1863, p. 8) El autor de Essay on Trade and Commerce atisba, con su acostumbrado instinto infalible para percibir lo que interesa a la burguesía, la influencia que una superpoblación relativa ejerce sobre los obreros que trabajar: “Otra causa de la haraganería (idleness) reinante en este Reino es la falta de un número suficiente de brazos que trabajen. En cuanto, al crecer insólitamente la demanda de productos, la masa obrera resulta insuficiente, los obreros se daban cuenta de su importancia y quieren hacérsela sentir también al patrono. Es asombroso, pero tan depravados son los sentimientos de esta canalla que, al llegar, estas ocasiones, los obreros se unen y combinan para poner en un brete al patrón holgando un día entero” (Essay, etc., pp. 27 y 28) La pretensión de la canalla es, más concretamente, que se les suban los jornales.

– Página –538-539–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s