¿Qué significa ser ‘derechista’ en Chile?


Escrito por  Arturo Alejandro Muñoz

http://kaosenlared.net/america-latina-sp-1870577476/al/chile/93433-%C2%BFqu%C3%A9-significa-ser-%E2%80%98derechista%E2%80%99-en-chile

Ser derechista significa colocar el dinero por sobre toda acción terrenal, teniendo como máxima fundamental en política (y en la vida misma) aquella que reza: “¡¡si no puedes vencerlos… cómpralos!!”1d2bba0182e5ce00005549cc76bfe22d_S

CUANDO EL ENRIQUECIDO empresario y latifundista Eduardo Matte Pérez, hace ya más de un siglo, dijo:”Los dueños de Chile somos nosotros, los dueños del capital y del suelo; lo demás es masa influenciable y vendible; ella no pesa ni como opinión ni como prestigio”, definió con prístina claridad el pensamiento de la derecha chilena, develando con ello el alma matter que la mueve y motiva.

Durante décadas (la verdad es que esto se mantuvo así por más de 170 años) la Derecha sostuvo sus predicamentos y actos políticos según lo estableciese la iglesia vaticana extra-encíclicas (fuera de las encíclicas), por lo que se consideraba a riqueza y pobreza como una “voluntad de Dios”, o un orden divino establecido desde el impenetrable “más allá`’. En la grey católica habrían de ser los liberales (y  no los conservadores) quienes incorporaron algunas encíclicas a sus programas de gobierno, como fue el caso del candidato Arturo Alessandri Palma el año 1920.

Todo partido político, quiéralo o no, debe cargar con los fardos de su propia historia. Los miembros de la tienda conservadora saben que algunos de los suyos, que fueron presidentes de la república, son responsables de masacres y matanzas bestiales. Los tres mil trabajadores del salitre asesinados en la Escuela Santa María de Iquique dan cuenta de ello, tanto como  los setenta obreros acribillados en la oficina salitrera San Gregorio…o los 150 campesinos masacrados en Ranquil, o las decenas de muertos en el canal del Melado, o los 40.000 torturados y 3.200  asesinados por la ultra derechista dictadura militar que encabezaba Pinochet Ugarte, etc.

Esa es parte de la historia de la derecha chilena, pero solamente una parte, ya que el total de la misma encierra otros hechos que merecen, a lo menos, críticas razonables y a veces repudio. A lo largo de nuestra Historias republicana ha sido la derecha quien protagonizó los hechos más sangrientos y totalitarios, lo que puede demostrarse revisando las páginas del recorrido político de nuestra nación desde aquel destacable 18 de septiembre de 1810.

Liberales y conservadores (o pipiolos y pelucones, respectivamente) protagonizaron luchas a muerte desde el mismo momento que Bernardo O’Higgins asumió como Director Supremo. Desde ese instante, se sucedieron en Chile las asonadas, los complots, las sediciones, los golpes de estado, las mini revoluciones, las venganzas y asesinatos, los encarcelamientos y el exilio. Freire contra O’Higgins, Portales contra Freire, y de esa manera se van sucediendo episodios de sangre y fuego… siempre entre liberales y conservadores; ergo, siempre entre derechistas ávidos de poder y riquezas, con evidente predominio de los conservadores, quienes incluso provocaron la guerra civil el año 1891 a objeto de mantener abierta las puertas de las salitreras y azufreras  del Norte Grande a los intereses foráneos, específicamente ingleses.

Fueron ellos también, derechistas de tomo y lomo, quienes dieron el golpe de estado el año 1924 a uno de los suyos (Arturo Alessandri Palma) intentado infructuosamente evitar una nueva Constitución Política y el Código del Trabajo.

Las acciones prohibitivas y totalitarias siempre han provenido de gobiernos encabezados por personajes derechistas, cual fue el caso de la Ley Maldita (Ley de Defensa Permanente de la Democracia) parida por Gabriel González Videla, cuya elección como presidente de la república fue posible gracias a los votos  de los miles de miembros del partido comunista, a quienes traicionó a primera hora.

¿No fue la derecha –reflejada en la locura sediciosa del general Roberto Viaux Marambio- quien intentó dar un golpe de estado al gobierno democristiano de Frei Montalva el año 1969?  ¿Y no fue esa misma derecha, representada siempre por insanos y totalitarios ‘patriotas’ de apellidos Ossa, Bulnes y Viaux, la que asesinó al general René Schneider el año 1970? ¿Y al comandante Arturo Araya Peeters? ¿Y al presidente Salvador Allende? ¿Y al ex general Carlos Prats? ¿Y al ex canciller Orlando Letelier? ¿Y a Víctor Jara, a Jacqueline Drouilly, a Carlos Berger, a Tucapel Jiménez, a Cecilia Labrín, a Rodrigo Anfruns, a Gervasio, etc., etc., tres mil quinientas veces etcétera?

Amén de portar tan pesada e indigna mochila, todo derechista hoy debe ser consciente de que está tomando partido por una política económica que privilegia (y alienta) el traspaso a manos privadas de nuestros recursos naturales, así como autoriza ‘oficialmente’ que nuestros dineros previsionales sean administrados por los que venden el país a mega empresarios y que, luego, se prestan a sí mismos aquellos billetes (Bancos y Financieras) a muy bajo interés anual, dineros que resultan ser aquellos que usted les solicitará en calidad de préstamo, pagando un elevado porcentaje de interés… ¡por su propia plata!, lo cual se suma al cobro que esos individuos le hacen por administrar sus fondos previsionales.

Dificulto que a usted, como elector, ciudadano y trabajador, le venga cual miel sobre hojuelas saber que las mega empresas transnacionales (como las mineras) pagan porcentualmente un impuesto menor que el que a usted le descuentan mes a mes sin que tenga posibilidad alguna de ‘negociarlo’ con el fisco (menos aún, de evadirlo, como lo hacen centenares de empresarios en este país). Eso, la derecha no sólo lo acepta, sino que lo defiende, lo recomienda y opta incluso por legislar para tornarlo “legal”.

Ser derechista en Chile, hoy, continúa significando apoyar la intervención de la Iglesia vaticana en materias de gobierno, así como aceptar el  inmovilismo en cuestiones valóricas y la mantención de sistemas que privilegian principalmente (a veces, únicamente) a quienes son los propietarios del capital… aquellos que Eduardo Matte Pérez definió como los dueños de Chile. Cual colofón del lenguajeo de Matte Pérez, una frase reciente viene a coronar todo lo dicho: “Nada es gratis en esta vida”, aseguró hace unos meses el entonces Presidente de la República, Sebastián Piñera, significando con ello que el dinero, el euro, el dólar, el yen, lo es todo. Para gente como él, la ganancia económica no es lo más importante… es lo único importante.

Ser derechista no sólo se refiere a denostar a las etnias originarias y a los vecinos del norte, a rechazar el latinoamericanismo y entregarse (usted y el país) de pies y manos  atadas a la voluntad de patrones extranjeros, sino que también significa colocar el dinero por sobre toda acción terrenal, teniendo como máxima fundamental en política (y en la vida misma) aquella que reza: “¡¡si no puedes vencerlos… cómpralos!!”

No sólo a simples electores han comprado los propietarios del dinero; también lograron corromper con su aceite fenicio a “representantes” del pueblo, ya que de labios de muchos de estos jamás se ha escuchado una sola palabra dirigida a legislar y sancionar en serio los ilícitos empresariales del nivel y gravedad como los que la sociedad chilena ha conocido (Agrosuper, colusión farmacéutica, La Polar, Barrick, pesticidas usados por megaempresas agrícolas, estafas de las inmobiliarias, robo en descampado cometido por las AFP’s, etc.).

Por el contrario, algunos de esos políticos estuvieron severamente involucrados, años atrás, en  asuntos  tan turbios como una escuela de conductores que entregaba certificaciones ‘truchas’ cobrando una buena suma de dinero,  plantas de revisión técnica que ‘no revisaban nada’ y autorizaban  la ‘sanidad’ de un vehículo contra entrega de veinte mil pesos,  etc. La corrupción es la mejor arma del poderoso… el que tiene muy clara la máxima que política y socialmente utilizan las cofradías a las que pertenece (y que usted ya conoce):

“si no puedes derrotarlos… ¡¡cómpralos!!”

006 aa logo victorCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

CAPÍTULO XXIII

LA LEY GENERAL DE LA ACUMULACIÓN CAPITALISTA.

  1. Producción progresiva de una superpoblación relativa o ejército industrial de reserva.

Párrafo 15:

Aquella ficción económica confunde las leyes que regulan el movimiento general de los salarios o la relación entre la clase obrera, es decir, la fuerza de trabajo total, y el capital global de la sociedad, con las leyes que distribuyen la población entre las diferentes órbitas de producción. Si. Por ejemplo, al presentarse una coyuntura favorable, la acumulación se anima especialmente en una determinada esfera de producción, haciendo que las ganancias obtenidas en ella excedan del límite normal y atrayendo a ella nuevos capitales, crecerá, lógicamente, la demanda de trabajo y subirán los salarios. Los salarios altos empujan a un sector mayor de la población obrera a la órbita de producción favorecida, hasta que ésta se sature de fuerza de trabajo y los salarios, a la larga, vuelvan a su nivel normal primitivo o caigan incluso por debajo de él, como ocurrirá si la afluencia de obreros es excesiva. A partir de este instante, no sólo cesará el movimiento inmigratorio de obreros en la rama industrial de que se trata, sino que se promoverá incluso un movimiento de inmigración. El economista cree ver aquí “cómo y por qué”, al subir los salarios, crece en términos absolutos el censo de obreros, y al crecer en términos absolutos el censo de obreros bajan los salarios, pero lo que él ve no son, en realidad, más que las oscilaciones locales del mercado de trabajo, de una determinada órbita de producción, los fenómenos de distribución de la población obrera entre las distintas esferas de inversión del capital, a tono con sus necesidades variable.  

– Página –540-541–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s