Declaración respecto de los últimos ataques explosivos. SUTRA – Chile


10 de septiembre de 2014

https://www.facebook.com/sutra.sindicato

Respecto de la colocación de dos artefactos explosivos en menos de 48 horas, uno en el Metro Estación Escuela Militar y el otro (bomba de sonido) en un supermercado de la ciudad de Viña del Mar, teniendo ambos por resultado a trabajadores heridos y/o lesionados, como Sindicato Unión de Trabajadores (SUTRA Chile) declaramos lo siguiente:10010181_666486023398526_7779963847466116298_o

1. Rechazamos por completo ambos actos, sean quienes sean sus autores pues se trata de violencia en contra del pueblo, algo que nos parece inaceptable.

2. Creemos que la libertad de los trabajadores se genera a través de la organización del mismo en defensa de sus intereses, y no desde los ataques individuales de este tipo.

1912220_728528853887128_4107569165308732684_n

 

3. Tenemos muy claro que el pueblo organizado no atenta contra su misma clase. Asimismo sabemos muy bien que quienes hoy hablan de terrorismo a través de los medios de comunicación masivos, son los mismos quienes han sido cómplices y/o autores de las peores atrocidades contra el pueblo que dicen defender, sea en democracia o en dictadura.

4. Solidarizamos con las/os trabajadoras/es afectadas/os por dichos actos, como también con sus familias y reafirmamos el compromiso que históricamente hemos asumido como SUTRA, esto es, luchar por los intereses de la clase históricamente explotada.10603676_1468851713398067_2226559673696981801_n

 SUTRA Chile.

004 aaa LOGO AllendeCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

CAPÍTULO XXIII

LA LEY GENERAL DE LA ACUMULACIÓN CAPITALISTA.

b.Las capas peor pagadas del proletariado industrial inglés.

Párrafo 06:

En su informe general sobre la sanidad, dice el Dr. Simon, refiriéndose a este estado de alimentación: :Todo el que haya ejercido la medicina entre gente pobre o pecientes de hospitales, ya sean internos o vivan fuera del establecimiento, sabe cuánto abundan los casos en que la falta de alimentos provoca o agudiza las enfermedades… Sin embrago, desde el punto de vista sanitario, hay que tener en cuenta aquí otra circunstancia mucho más decisiva… Debe recordarse que el organismo sólo a duras penas tolera que se le prive de sustancias alimenticias y que, por lo general, a la penuria preceden toda otra serie de privaciones. Mucho antes que el déficit alimenticio adquiera una importancia higiénica, mucho antes que el fisiólogo piense en computar los granos de nitrógeno y carbono entre los que oscilan la vida y la muerte por hambre, la casa del paciente se habrá visto despojada de todo confort material. El vestido y la calefacción dejarán todavía más que desear que el mismo alimento. La familia estará expuesta, sin defensa, a todas las inclemencias del tiempo; el espacio habitable se verá reducido a proporciones que son pasto de enfermedades o un incentivo para ellas; el menaje de casa y los muebles habrán desaparecido casi sin dejar rastro, y hasta la misma limpieza resultará costosa y casi inasequible. Y si, por un sentimiento de dignidad, aún se intenta conservarla, cada uno de estos intentos representará un nuevo tormento de hambre. La vivienda se instalará allí donde el techo resulte más barato; en barrios en que la policía sanitaria recolecta los frutos más insignificantes, con desagües espantosos, circulación escasa, basura abundante, poco agua y de la peor calidad, y, en las ciudades, máxima escasez de aire y luz. Tales son los peligros sanitarios a que inevitablemente se halla abocada la pobreza, cuando los pobres no pueden comer siquiera lo estrictamente indispensable. Y si todos estos males, sumados, envuelven un peligro tremendo para la vida humana, la simple escasez de alimento es ya de suyo algo verdaderamente espantoso… Ideas aterradoras, sobre todo si se tiene en cuenta que la pobreza a que nos referimos no es la pobreza de la ociosidad, achacable a quien la padece. Trátase de la pobreza de trabajadores. Más aún; en lo que a los obreros de las ciudades se refiere, han de trabajar jornadas larguísimas para obtener un mísero bocado de alimento. Sólo en un sentido muy relativo y condicional puede afirmarse que este trabajo sirva siquiera para vivir… Este sustento nominal no es, en muchísimos casos, más que un rodeo más o menos largo en la marcha hacia el pauperismo. *

*Pie de página*: L. c., pp. 14 y 15  

– Página –557–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s