Carta abierta a nuestras amigas y amigos- Somos MOVILÍZATE CHILE


Esa sociedad necesaria, por ahora única alternativa sensata al capitalismo neoliberal, será posible con la máxima democracia, es decir, con la socialización completa del poder.

http://www.kaosenlared.net/america-latina-sp-1870577476/al/chile

Somos MOVILÍZATE CHILE, un movimiento político que promueve la organización, la lucha de la ciudadanía y de los excluidos de nuestra sociedad, en oposición al capitalismo.c00c26a4079d5b697e9ad436e45b0b41_S

Vemos la forma oprobiosa en que día a día nuestra sociedad pierde sus conquistas sociales en todos los ámbitos, desde el laboral hasta la previsión social, desde los servicios fundamentales de salud y educación, hasta el mínimo gozo de la cultura y la recreación.

El neoliberalismo nos ha adoctrinado en la adoración banal a un supuesto “mercado libre”, en el consumismo y en la salvaje competencia individualista, poniendo a la persona a correr detrás de un éxito equívoco e ilusorio.

La política es, en realidad, un campo de transacciones y de lobby, es la bolsa de valores públicos de la fracción más pequeña de la sociedad. Y el Parlamento, el Ejecutivo, la Justicia, los medios de comunicación masivos y las Fuerzas Armadas, son los recursos de su dictadura, lejos del desarrollo nacional y de la satisfacción de las necesidades elementales de la mayoría de los habitantes del país.

Este régimen de destrucción, este imperio absoluto, se llama capitalismo neoliberal mundial, y arrastra a nuestro país a un colapso nunca antes visto, a una crisis profunda de la sociedad. No enfrentarlo es resignarse a ser víctimas, siguiendo la ola que nos conduce a un desastre total para el país, pero también para la vida misma en el planeta.

Esta opresión política, social, económica y cultural, arrastra al país y a las mayorías sociales a un colapso inminente, pero a la vez invisibilizado por la fuerza mediática del poder. Hemos sido testigos de la abrumadora realidad, del triunfo hegemónico de la apatía y de la indiferencia política impuesta por la podrida doctrina que nos heredase la dictadura y los gobiernos traidores de la Concertación. Este escenario no refleja una crisis institucional, como piensan los más optimistas, sino que es el fortalecimiento de la opresión por medio de cadenas invisibles. Sin embargo, tenemos la convicción de que fuera de las urnas, la indignación se acumula bajo el manto de una paz y de un orden social aparentes, de un maquillaje útil a la persistente sustracción de los bienes y de las riquezas del país para unos pocos, que se reservan a sí mismos el derecho exclusivo de dictar las políticas del Estado.

En este momento cientos de miles o incluso millones, agotan su paciencia expresándolo en las calles y asambleas, reclamando sus auténticos intereses que sólo son posibles a través de la organización con otros,  librándose de las cadenas impuestas por las leyes de dominación, diseminando ideales más fraternales en la cultura popular. Los dueños del país insisten, con sus métodos de engaño y sus reglas ilegítimas, en mantener la ilusión a toda costa, pero no podrán silenciar ni dividir a todos hasta el infinito.

No es nuestra tarea frenar ni dosificar esa indignación social, sino que, por el contrario, abrirle camino de manera efectiva hacia cambios urgentes que superen las injustas relaciones sociales. Así, esta mayoría, nuevamente organizada y más consciente de su papel histórico, construirá un país donde los beneficios del trabajo se socialicen, y donde el dinero y el capital no sean el eje motor, sino que lo sea el ser humano, constructor del progreso y de su propio destino.

Esa sociedad necesaria, por ahora única alternativa sensata al capitalismo neoliberal, será posible con la máxima democracia, es decir, con la socialización completa del poder. La elección de nuestro destino será el derecho de todos y de todas, así como la responsabilidad de cada uno y de cada una.

Para ello, el malestar acumulado deberá traducirse en la conquista de derechos arrebatados. Nos sentimos responsables de que ello sea así, la única forma de ver algo nuevo es simplemente avanzando todos juntos hacia ese devenir mejor, ya sea paso a paso o a tranco largo, cubriendo tanto tramo como nos sea posible.

Tenemos la convicción de que debemos terminar con el Código Laboral de la dictadura, creando un Plan Laboral que haga valer y proteja los intereses de la clase trabajadora. Le daremos un carácter también estratégico al derecho a la salud pública más plena; proponemos una nueva educación, hondamente ligada a los intereses reales del país, garantizando a todos el poder abrirse camino y contar con la capacidad de contribuir concretamente al desarrollo de toda la sociedad. Abolir el desvergonzado robo de las AFP y de las ISAPRES, de manera que la previsión y la salud sean servicios que se financien de manera independiente del capital privado, dando lugar a sistemas de ayuda mutua y de reparto solidario con la protección garante de un Estado democrático. Nacionalizar la banca, asegurando que el dinero esté sometido al control soberano del Estado democrático, impidiendo que la gran empresa trasnacional y los países más poderosos utilicen nuestras finanzas para extorsionarnos y lograr sus mezquinos intereses. En el proceso de socialización, el mercado de intercambio y de distribución evolucionará, y las grandes empresas perderán su dominio sobre los precios, el valor del trabajo y los ámbitos de inversión, terminando con la era totalitaria de los monopolios y de los oligopolios, y favoreciendo, en cambio, a las miles de pequeñas y medianas empresas, así como a la industria nacional y estatal, y, sobre todo, a la producción colectiva. Para la recuperación de nuestra economía y para impulsar los grandes cambios sociales, habrá que recuperar para la soberanía de Chile cada fuente de sus riquezas naturales y estratégicas. Y todo ello no podría ser posible si no hacemos del Estado un aparato en manos de la voluntad popular, a través de una democracia basada en el ejercicio de la participación activa de todos los territorios de la vida nacional, con nuevos poderes de decisión mayoritaria adoptados en una Constitución de origen popular.

Más allá de estas urgencias, vamos por cambios sociales aún más definitivos. El Socialismo que vemos venir no será otra cosa que la democracia más amplia y profunda.

En búsqueda de estos primeros actos de independencia y soberanía, de justicia social y democracia, nuestra labor es organizar y agitar la lucha, desatando la indignación legítima de nuestros pueblos, para que de ello surja una alternativa política consciente del cambio social.

Hemos elegido por mucho tiempo las cadenas para sobrevivir. Es hora de elegir la lucha para conquistar la vida plena.

Movilízate Chile

Convergencia Popular

004 aaa LOGO AllendeCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

CAPÍTULO XXXIV

LA LLAMADA ACUMULACIÓN ORIGINARIA

6.Génesis del capitalista industrial.-

Párrafo 18:

…*67 Pie de página*: John Fielden, The Curse of the factory System, pp. 5 y 6. Sobre las infamias cometidas en sus origenes por el sistema fabril, véase doctor Aikin (1795), Description of the Country from 30 to 40 miles around Manchester, p. 219 y Gisborne, Enquiry into duties of men, 1795, t. II. Como la máquina de vapor retiró a las fábricas de la orilla de los ríos, trayéndolas del campo al centro de la ciudad, el forjador de plusvalía, siempre dispuesto a “sacrificarse”, no recitaba ya que le expidiesen los esclavos a la fuerza de los asilo, pues tenía el material infantil más a mano. Cuando Sir R. Peel (padre del “ministro de la plausibilidad) presentó en 1815 su ley de protección de la infancia, F. Horner (lumen del Bullion-Comité e íntimo amigo de Ricardo) declaró, en la Cámara de los Comunes: “Es público y notorio que, al subastarse los efectos de un industrial quebrado, se sacó a pública subasta y se adjudico una banda, si se le permitía esta expresión, de niños fabriles, como parte integrante de su propiedad. Hace dos años (en 1813) se planteó ante el King·s bench un caso repugnante de éstos. Se trataba de un cierto número de muchachos que una parroquia de Londres había cedido a un fabricantes, el cual, a su vez, los traspaso a otro. Por fin, algunas personas caritativas los encontraron, completamente famélicos (absolute famine) Pero, a conocimiento suyo, como vocal de la Comisión parlamentaria de investigación, había llegado otro caso más repugnante todavía. Hace no muchos años, una parroquia de Londres y un fabricante de Lancashire habían hecho un contrato en que se estipulaba que el segundo aceptaría, por cada veinte niños sanos, un idiota”

 

– Página –645–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s