Chile: no hay crisis del sistema político.


Clemente Espinosa.

Secretario SUTRA-CHILE

Sindicato Unidad de Trabajadores- SUTRA-CHILE

https://www.facebook.com/groups/1576401679306593/

 

 

de38d7bfdcf6868bd7ef96f571c25f5a4cd70efe

 

Debido a que en los últimos meses se han destapado 3 situaciones de corrupción empresarial y estatal (Penta, Soquimich y Caval) que incluyen a empresarios, personas que ejercen cargos de elección popular y funcionarios de gobierno, mucho se ha hablado en Chile sobre que existe una crisis del sistema político. Tráfico de influencias, cohecho y desfalco fiscal definen a modo general estos casos (que no explicaremos en detalle en este escrito) ¿Es tal dicha crisis? ¿Qué alcances tiene? Para saberlo se debe determinar cuáles son los elementos de una crisis, considerando además que aun sale a la luz pública toda la información, ni se sabe quiénes son todos los involucrados.

Para que podamos definir si estamos o no frente a una crisis, lo primero es saber qué intereses se están viendo afectados. La crisis no es tal si no hay un interés afectado. El segundo elemento para definir una crisis sistémica es el riesgo en el desarrollo de su actividad, o sea, que el sistema político en su forma actual vea un serio peligro de no poder continuar con su funcionamiento.

Antes de analizar las características, diremos que el carácter de los escándalos destapados reafirma la idea de que el análisis debe hacerse desde una perspectiva de clase, pues lo que une a estas situaciones es el dinero y su influencia en la política (Penta y Soquimich) o viceversa (Caval). Se trata de formas de corrupción a las que sólo pueden acceder personas con dinero e influencias, en claro perjuicio de quienes no tienen dichos medios, o sea, la gente pobre y no tanto, que paga sus impuestos diariamente, en un contexto de aumento constante del costo de vida y de estancamiento de los salarios.

Dicho lo anterior, podemos concluir que efectivamente hay un interés afectado. Sí, esta situación afecta los intereses de la “clase política” (eufemismo usado para no hablar de burguesía o, lisa y llanamente, de ricos y poderosos) que ve como su credibilidad vuelve a caer gravemente y como sus posibilidades de sacar ventajas personales de su actividad política se reducen drásticamente. El primer elemento de una crisis se cumple totalmente.

El segundo elemento (riesgo de no poder seguir desarrollando sus funciones como sistema político) no existe. No extraña que el diagnóstico general de la “clase política” sea de una supuesta crisis del sistema político y de sus instituciones, cuando hemos sido testigos de la rápida reacción del Estado, investigando e incluso apresando a los máximos responsables de estos escándalos, algo que la gran mayoría ha celebrado. Una verdadera crisis es aquella que pone en cuestión el poder del Estado y sus instituciones y de quienes las manejan. Lo que hoy vemos es, a lo más, una crisis de confianza que se expresará en las próximas elecciones con una alta abstención o con el favorecimiento de candidaturas populistas.

Una verdadera crisis en el funcionamiento del sistema político sólo puede ser generada por la creciente actividad de un pueblo que, hastiado de los abusos, del robo y la corrupción, se organiza por la conquista de demandas y de objetivos políticos claros. Esto sumado a una creciente división en el seno de la “clase política”, de la cual la gente común y corriente no tiene opción de ser parte. En ese sentido, volvemos a la idea de que el análisis de una eventual crisis debe hacerse desde una perspectiva de clase, con todas las contradicciones y conflictos que ello implica asumir, algo que muchos militantes de izquierda y derecha omiten deliberadamente de sus análisis. Ni el Estado ha visto en riesgo su poder y legitimidad, ni la “clase política” se encuentra dividida. Es más, el diagnóstico y las soluciones de todos sus sectores es común, casi no hay diferencias entre lo que opina la Nueva Mayoría (centro izquierda) y la Alianza (derecha) al respecto (los empresarios que hoy cumplen prisión preventiva serán los chivos expiatorios en esta ocasión, algo en lo que todos parecen estar de acuerdo). A su vez, la organización popular aun no es capaz de hacerle frente a situaciones de este tipo por medio de la movilización popular y del establecimiento de una alternativa de poder distinta a la del bloque dominante o “clase política”.

No obstante todo lo dicho, sí puede establecerse que si bien no existe actualmente una crisis, con el correr del tiempo esta puede efectivamente llegar a producirse si la desconfianza va en aumento y el pueblo aumenta su actividad de lucha, fortaleciendo alternativas políticas revolucionarias. De todas formas, la “clase política”, más unidad que nunca, ya tomó nota de sus errores y se presta a corregirlos para que ello no suceda.

23 de marzo 2015.

 

logo 18CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Párrafo 06:

     III Forma general de valor

&1. Distinta fisonomía que la forma relativa de valor.

&2. Distinta fisonomía que la forma equivalencial.

&3. Desarrollo uniforme de la forma relativa de valor y de la forma equivalencial.

&4. Desarrollo de la polaridad de la forma relativa de valor y de la forma equivalencial.

&5. Tránsito de la forma general de valor a la forma dinero.

 

– Página – 684 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

1 comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Una respuesta a “Chile: no hay crisis del sistema político.

  1. a) Es una contradicción en los términos enfatizar en la necesidad de un análisis de clase, pero a la vez operar de manera estructurante con el concepto “pueblo”. “Clase” y “pueblo” no son lo mismo; en ningún caso son sinónimos ni términos próximos. El genuino análisis de clase siempre ha luchado irreconciliablemente contra este uso enfático del concepto pueblo en la lucha política, en lo fundamental porque incluye dentro dentro sí a patrones explotadores y “proyectos de transformación burguesa”. Esto fue así para el Marx de 1875, el Engels de 1891, el Plejanov de los 1890s, el Lenin de toda la vida, el Trotsky de 1906 y de los 1930s. Fue así para los explotados de la rusia de 1917, quienes vieron como los narodniki (populistas rusos) no se diferenciaban fundamentalmente de las acciones de los patrones explotadores; fue así para los los obreros húngaros de 1956, a quienes reprimieron los explotadores burocráticos que rallaban la papa con “el estado de todo el pueblo”; fue así para los obreros y explotados de los cordones industriales y la movilización por la base en osorno y otras ciudades del sur durante el chile de 1972-73 (por algo el poder popular del MIR nunca pudo cristalizar en los obreros de base que fueron efectiva vanguardia clasista); fue así para los obreros traicionados por el MFA y Cunhal en el portugal de 1974-75; fue así para los explotados de Nicaragua quienes vieron en la práctica el sentido burgués de una revolución popular en los 1980s; fue así para los explotados en venezuela, que ven como el poder popular no es sino una cobertura para la alianza con la burguesía nacional explotadora (a quien el mismo Chávez doró la píldora durante todos los años de su gobierno)

    b) “clase política” es un término que: i) tiene un origen y una función de crítica al análisis clasista genuino, al marxismo: origen en Pareto y Mosca; ii) busca no tocar al empresariado, la fracción burguesa que es determinante y a la cual debemos expropiar; iii) es utilizado por los progres (sobre todo IA) para presentarse ante el empresariado como mejores representantes y gestionadores del poder del Estado (de ahí que Boric y Figueroa critiquen a la clase política, pero llamen explícitamente en sus programas a las alianzas con el empresariado)

    c) lo que se intenta definir al final del artículo es lo que los marxistas llamamos crisis nacional objetiva (que tiende a la crisis prerrevolucionaria y luego revolucionaria si es que existe un partido clasista de masas). El punto es que este tipo de crisis no es el único existente. Existen crisis económicas, crisis políticas, crisis de legitimidad, etc. Sin tener un análisis acabado, diré solamente que lo que ocurre es índice de una descomposición del sistema partidario tradicional construido a fines de los 1980s. No es el régimen democrático burgués el que está en crisis (ya que las alternativas políticas con cierta fuerza solo plantean más democracia burguesa, no regímenes bonapartistas o kerenskistas -ni hablar de fascismo-). Nos encontramos, posiblemente, frente a un régimen democrático burgués maduro, el cual siempre ha tendido a sufrir crisis de legitimidad (e.g. la inglaterra de 1919-1926; la alemania de weimar; los centros capitalistas de los 1970s, etc). Ahora bien, esta crisis de legitimidad se da en el marco de un ciclo de lucha de clases ascendente que ha perdido vuelo debido retrocesos cruciales (correos en 2013, recolectores de basura en 2013, trabajadores municipales en 2013, angamos en enero de 2014, los peonetas en junio de 2014, la huelga de líder de diciembre de 2014, los profes en diciembre de 2014, etc).

    d) y un punto importante de toda esta alaraca con la corrupción, es que se deja de lado lo crucial del momento (y determinante para varios años más en lo que sigue para la gran mayoría de la población): la “reforma” al código laboral….

    saludoscomunistas,
    msm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s