Perú. Vida y obra de José Carlos Mariátegui, un marxista imprescindible para las nuevas generaciones (Primera y segunda parte)


. JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI: UNA INTRODUCCIÓN A SU VIDA Y OBRA. José Carlos Mariátegui nació el 14 de junio de 1894 en Moquegua, Perú. Murió el 16 de abril de 1930 en Lima. Sus treinta y seis años de intensa vida se pueden dividir en tres claras etapas: la primera: va desde su nacimiento hasta […]

http://kaosenlared.net/category/america-latina-3/peru/

 j-cmariategui-209x300

JOSÉ CARLOS MARIÁTEGUI: UNA INTRODUCCIÓN A SU VIDA Y OBRA.

José Carlos Mariátegui nació el 14 de junio de 1894 en Moquegua, Perú. Murió el 16 de abril de 1930 en Lima. Sus treinta y seis años de intensa vida se pueden dividir en tres claras etapas: la primera: va desde su nacimiento hasta octubre de 1919 donde parte con su amigo César Falcón hacia Europa; la segunda: es su etapa europea que transcurre desde octubre de 1919 a marzo de 1923 y la tercera, su segunda etapa peruana, que va de marzo de 1923 hasta su muerte en abril de 1930.

Si bien estas tres etapas de su vida son muy importantes, sus años en Europa y su segunda etapa peruana son las más importantes. La europea, por su estudio y asimilación en profundidad del marxismo, por su conocimiento de la obra de George Sorel, de la que va a tomar su “teoría de los mitos” y por experimentar la agitada e intensa vida europea de esos años, en donde la revolución comunista y la contrarrevolución fascista estaban en auge. En su segunda etapa peruana: realiza lo más importante de su obra escrita, funda la histórica revista “Amauta” y también funda el Partido marxista – leninista peruano. Son años de mucho trabajo, de mucha creación y también de mucho dolor físico, pues en 1928 le amputan una pierna. Es por esto que esta introducción a su vida y a su obra la dividiré en tres etapas.

1894 – 1919 primera etapa peruana.
Como vimos, Mariátegui nace en Moquegua el 14 de junio de 1894. Al poco tiempo su familia se traslada a Lima. Su familia estaba formada por su madre y sus dos hermanos, pues el padre al poco tiempo de nacer Mariátegui, desaparece. Era una familia pobre. Su madre fue una ferviente católica y tuvo mucha influencia en el pequeño Mariátegui. Pero el acontecimiento fundamental en esta etapa sucede en 1902, cuando el futuro revolucionario marxista tenía sólo ochos años. Cuentan sus biógrafos que en la escuela de Huacho un niño le pegó una patada en su rodilla e inmediatamente le sale un gran hematoma. Es llevado al hospital donde permanece cuatro meses. Luego debe guardar cama por cuatro años. Se convierte en un niño solitario cuya principal compañía eran los libros. Armando Bazán dice que “leía todo cuanto llegaba al alcance de sus manos /…/ durante el día y la noche. Desde entonces la lectura fue su refugio, su distracción, su embriaguez”. Aprendió por su cuenta francés y comenzó su formación como autodidacta, que es como se forman los grandes intelectuales. Las mujeres y hombres que sobresalen del común, aunque vayan a la Universidad, se forman a sí mismos; piensan con su propia cabeza y no siguen esquemas prefabricados, rompiendo así con una modalidad imperante en la enseñanza en los tiempos de Mariátegui y aún en los nuestros.

Continuemos. En 1909 entra a trabajar en el diario “La Prensa” y comienza a frecuentar las tertulias del intelectual anarquista Manuel González Prada. En 1911, en “La Prensa” aparece su primera publicación con el seudónimo de “Juan Croniqueur”. Mariátegui avanza en su carrera periodística y ya en 1914 se puede mantener a sí mismo y a su madre con sus ingresos como periodista. En 1915 publica 6 poemas y 8 cuentos cortos. Al año siguiente publica 23 poemas y 4 cuentos cortos y comienza a trabajar en el diario “El Tiempo” como redactor principal. En noviembre de 1917, Mariátegui y sus amigos acompañan a la bailarina Norka Rouskaya a bailar de noche en el cementerio, lo que provoca un escándalo en la sociedad limeña. En 1918 funda la revista “Nuestra Época”, de moderada orientación socialista y renuncia al seudónimo de “Juan Croniqueur”; también ayuda a fundar el “Comité de Propaganda y Organización Socialista”. Como vemos el joven Mariátegui tenía ideas socialistas, pero por esos años estaba muy influido por la pequeña atmósfera bohemia de Lima. Tendremos que esperar a su etapa europea, para ver surgir al sólido intelectual marxista, pero estas influencias de juventud, fueron muy importantes, para poder comprender su “original” marxismo.

En los años finales del siglo XIX y en las primeras décadas del XX la situación social y política del Perú es muy complicada. Hay de todo: levantamientos indígenas, guerras civiles, guerras contra los países vecinos, golpes de estado, huelgas obreras, etc. Por ejemplo en 1915 se produce una sublevación militar y también se produce la sublevación indígena que tuvo como líder al sargento mayor Teodomiro Gutiérrez Cuevas (Rumi Maqui); y también se realizan huelgas con fuerte represión en la zona de Vitarre. Ese año la ciudad de Lima tenía 173.007 habitantes. En la convulsionada vida política del Perú, es importante retener la fecha del 4 de julio de 1919 donde se inicia lo que se llamó el “Oncenio” de Augusto Leguía. Es este Leguía el que envía en octubre de 1919, a José Carlos Mariátegui y a su amigo Cesar Falcón, como corresponsales de prensa al extranjero. Mariátegui hace una breve escala en Nueva York, luego se dirige a París, donde conoce a Henri Barbusse, y en enero de 1920 llega a Italia, en donde va a fijar se residencia europea.Comienza su nueva y fundamental etapa.

Octubre 1919 – marzo 1923 su etapa europea
Si un hombre estudia la obra de Carlos Marx y la comprende, su vida cambia para siempre. Eso fue lo que le sucedió a José Carlos Mariátegui en Europa. Mariátegui nació de nuevo en su estadía europea. Dejó de ser un bohemio inteligente y que escribía bien para ser uno de los más grandes marxistas del siglo XX y que tiene plena vigencia en el siglo XXI.

El marxismo de Mariátegui es un marxismo original debido a tres cosas: primero la influencia de Freud; segundo la teoría de los mitos que toma del intelectual francés George Sorel y tercero su misticismo religioso que ya traía de su tierra natal.

Algo que conmovió su espíritu fue ver con sus ojos, sentir con sus oídos, y razonar con su cerebro, la intensa lucha de clases que se estaba desarrollando en la Italia de esos años. La revolución proletaria había sido derrotada. El fascismo nació y se apoderó de Italia mientras Mariátegui vivía en esa tierra que ya se estaba bañando en sangre. Fue ahí, donde Mariátegui aceptó conscientemente y sin miedo: “la violencia, la autoridad y la disciplina”, como escribió años más tarde a Samuel Glusberg. Si no se acepta eso, no se puede ser revolucionario, no se puede pretender revolucionar un país, ni instalar un orden social nuevo sobre los despojos del viejo, o sea, construir el socialismo como soñaba Mariátegui: “Tengo una declarada y enérgica ambición la de concurrir a la creación del socialismo peruano.”

Fue en Europa donde se aclaró su cabeza. En su breve amistad con Benedetto Croce, en su entrevista con Máximo Gorki, con Turatti, que fue uno de los fundadores del Partido Socialista Italiano. Fue en su participación en enero de 1921 del Congreso Socialista de Livorno, en donde se adhirió a la extrema izquierda del Congreso y donde conoció a Antonio Gramsci. Y también fue en sus viajes por Francia, Alemania, Austria, Hungría, Checoslovaquia y Bélgica.

El revolucionario peruano quedó conmovido por la situación mundial. Y también su gran sensibilidad artística quedó abrumada por toda la belleza y por toda la historia de Italia. Pero ya la belleza del arte italiano no lo encandilaba. El 14 de agosto de 1920 escribió desde Génova: “Y habría que recordarles, en particular, que las muchedumbres no han leído la Divina Comedia, entre otras cosas porque han debido trabajar mucho, muy crudamente, muy pesadamente, para que una pequeña parte de la humanidad pudiera darse el lujo de leerla.” En pocos meses se había producido la metamorfosis. Nunca más volvería a ser el mismo. Mariátegui se encontró a sí mismo en Italia y encontró a su tierra, el Perú, y encontró su fe y su sueño real: ayudar a construir el socialismo en su tierra. Pero todo eso estaba firmemente apoyado en la ciencia y en la cultura europea: “He hecho en Europa mi mejor aprendizaje” dice en la advertencia a los “Siete ensayos”. Así fue.

Ahora venía la etapa más difícil de todas, llegar y transformar el Perú. Eso es lo que tiene que hacer todo marxista, transformar la realidad, de lo contrario sólo se es marxista de la boca para fuera y José Carlos Mariátegui no era ese tipo de marxista.

Fuente:

Vida y obra de José Carlos Mariátegui, un marxista imprescindible para las nuevas generaciones. (Primera parte)

 

Vida y obra de José Carlos Mariátegui, un marxista imprescindible para las nuevas generaciones. (Segunda parte)

 

logo-15CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Engels a Frau Jenny Marx1

3 de enero 1868

Párrafo 01:

      […] Adjunto lo último de Siebel […] Se esfuerza, a pesar de su enfermedad, por hacer cuanto puede. Lo publicado en la Barmer Zeitung es de él. Creo que el Morodebe decirme lo que piensa del asunto de la KÖlmer Zeitung; si él cree que sería mejor que yo escribiese para esto a M[eissner], puedo encargarme de ello, e incluirle al mismo tiempo el recorte de la Barmer.

1: La esposa de Marx (Ed.)

2: Apelativo cariñoso que Engels daba a Marx

– Página – 698 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s