“PELANTARU…” ORIGENES DE LA GRAN SUBLEVACIÓN


 Entre 1557 y 1598, la Guerra de Arauco experimentó cambios fundamentales.

03pelantaru-origenes-de-la-gran-sublevacionLa primera variación de trascendencia se produjo en los propios soldados españoles. El guerrero del primer período de la Conquista, que llegó con Pedro de Valdivia o en los años siguientes, fue un soldado extraordinario  que vivió en permanente estado bélico combatiendo con los  indios, aportando armas, pertrechos, dinero y trabajo personal. Provenía de una España medioeval, y no pudiendo ser caballero feudal en Europa vino a estas lejanas tierras a crear linajes y levantar solares.

La casi totalidad de los peninsulares que llegaron en esa época eran hidalgos secundones. En esos tiempos, el castillo o la casa solariega, los títulos y las fortunas, quedaban en poder del hijo mayor. Los otros debían resignarse a vivir bajo la tutela del mayorazgo familiar o labrarse un porvenir con la espada en lugares remotos. La mayoría llegó a Chile porque no consiguieron cargos ni encomiendas en el Perú, región bastante más rica y ya dominada que no se exigía el riesgo diario de la vida para sacar provecho de sus pertenencias. Estos, que llegaron tarde o no contaron con el favor oportuno de los gobernantes, debieron venirse de no muy buena gana a Chile, país pobre y desprestigiado por la expedición de Almagro, pero lleno de expectativas para hombres resueltos según las promesas de Pedro de Valdivia.

Sin posibilidades en el Perú, emprendieron la aventura de la conquista de Chile como última oportunidad de hacerse un destino. Llegaron, fundaron ciudades, vivieron día y noche con las armas en la mano. Fueron víctimas de los ataques de los naturales, de las condiciones climáticas, del hambre y de la perdida reiterada de sus cosechas. Agotados sus recursos hubieron de vestirse largo tiempo con harapos. Hubo épocas en que no tuvieron siquiera elementos para mantener la guerra, pero perseveraron y rindieron la vida por conquistar este suelo. Les pasó lo que a los enamorados: mientras más tenazmente se oponía la tierra bravía a entregarse, más la amaron, y pese a la pobreza de los beneficios y al enorme sacrificio, lograron fundar los solares que ambicionaban y crearon linajes sin oropeles ni falsos brillos.

Poco a poco, a medida que las condiciones sociales en Europa cambiaban y el Medioevo se convertía en renacimiento, la conquista de Chile consumió lentamente esta élite de guerreros y creó el convencimiento de que la guerra de dominación debían hacerla soldados pagados por el Rey. Era lógico. Se hacía imposible formar un país y al mismo tiempo mantenerse en lucha  con un pueblo tan particular como el mapuche.

Desde los tiempos del gobernador García Hurtado de Mendoza, comenzó a llegar el soldado de profesión, aumentando su número hasta el período del gobernador Alonso de Sotomayor, en que todas las tropas eran pagadas. Desgraciadamente los que podían reunir en España no eran la flor y nata de sus ejércitos, sino los sobrantes de las guerras que la Corona mantenía en Europa. Los pocos que se lograban juntar en el Perú, eran el desecho de los vagabundos que no conseguían una mediana ubicación. En conclusión, el elemento militar de los españoles en Chile bajó, al finalizar el siglo XVI, a un nivel bastante mediocre.

Por su parte la Corona, demasiado lejana y con sus arcas casi vacías, no podía prestar la debida atención a este reino cuyos escasos beneficios costaban tantos esfuerzos. Sotomayor no se cansaba de pedir el envío de recursos, pero siempre llegaron tan reducidos y ocasionales que de poco sirvieron.

En cambio los mapuches, que bajo el mando del genial Lautaro habían experimentado una profunda transformación en su organización y tácticas guerreras, y luego en el orden político, fueron mejorando sus ejércitos y sus armas, y mantuvieron durante esos largos años un constante hostigamiento a los conquistadores. Cuando comprendieron que las batallas campales no les favorecían por la superioridad de las armas españoles, modificaron su actividad bélica hacia la guerrilla de montaneras, dando ataque sorpresivo y asaltos audaces que desangraron lentamente al invasor y enriquecieron sus propios recursos.

Encada acción se apoderaron de nuevas armas, corazas y corceles que aumentaron su poderío militar hasta llegar a poseer una caballería mejor que la española. Así es como el capitán Alonso Gonzales de Nájera, que combatió por aquellos años en Chile, cuando el gobernador García Ramón le encargara la misión de informar al Consejo de Indias sobre el estado de la conquista,. Consigna como una de las principales razones del fracaso la superioridad de la caballería araucana.

Según el mismo Gonzales de Nájera, los mapuches podían juntar de tres a cuatro mil caballos algún tiempo después de la muerte del gobernador Loyola. En cambio los españoles, “campeando en los veranos no juntan más de cuatrocientos; y en caso que se reforzasen (para los cual será necesario sacar los pocos de la guardia y guarniciones que tienen en algunos fuertes), no pasarían de seiscientos, tienen en algunos fuertes), no pasarían de seiscientos, porque se han ido disminuyendo en los nuestros, al paso en que los indios aumentando”.

Mientras los escasos palafrenes de los conquistadores debían servir no sólo para la montura y la carga, sino también para las campañas y el trabajo agrícola, con todo descanso y frugal alimentación, los mapuches mantenían a sus potros y yeguas en potreros de abundante yerba, los cuidaban con esmero, los cruzaban en forma atinada y los usaban únicamente para el combate.

Así, cuando se producían alzamiento en el sur y se enviaban refuerzos desde la capital, las tropas debían recorrer más de cien leguas para llegar tan sólo a Concepción, debiendo cruzar para ello nueve ríos y avanzar por ásperos caminos con el peso de los jinetes y de  las armaduras. Normalmente al término de estas jornadas se veían obligados a entrar en acción inmediata contra enemigos que montaban en animales frescos, casi sin peso, cuyo único trabajo era el bélico.

Muy compenetrado de los problemas que la Guerra de Arauco ocasionaba, el gobernador Alonso de Sotomayor decidió viajar personalmente a Lima en 1591, aprovechando que las acciones militares se hallaban en suspenso debido al invierno y a una epidemia de viruelas que había atacado tanto a indios como a españoles. Allí explicó extensamente al Virrey los cambios que se habían producido en la conquista de Chile, y éste le impuso de que el Rey le había reemplazado en la gobernación de Chile por Martín García Oñez de Loyola, para entregarle el gobierno de Panamá.

EL TOQUI PELANTARU GUERRERO DE LA CONQUISTA

https://unidadmpt.wordpress.com/2016/10/18/el-toqui-pelantaru-guerrero-de-la-conquista/

EL TOQUI PELANTARU GUERRERO DE LA CONQUISTA AL LECTOR

https://unidadmpt.wordpress.com/2016/10/18/el-toqui-pelantaru-guerrero-de-la-conquista-al-lector/

logo-18CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Marx a Engels

20 febrero 1868

Párrafo 02:

“Dile a Marx que el Dr. Contzen trabaja en una extensa crítica y que en una conferencia ha mencionado ya la obra con los mayores elogios, desde un punto de vista puramente cinetífico. Dile también que debe convencer a Engels para que mande un artículo sobre El Capital para nuestro periódico, que ahora tira 1300 ejemplares y circula por toda Alemania. Yo, personalmente, no tengo tiempo ahora para ese trabajo”.

– Página – 702–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Tweets mentioning @Daniel206_73

12 comentarios

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, unidad, Varios

12 Respuestas a ““PELANTARU…” ORIGENES DE LA GRAN SUBLEVACIÓN

  1. Pingback: “PELANTARU…” EL GOBERNADOR OÑEZ DE LOYOLA | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  2. Pingback: “PELANTARU…” EL JEFE PELANTARU LLAMA A JUNTA GENERAL | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  3. Pingback: “PELANTARU…” DESASTRE DE CURALABA | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  4. Pingback: “PELANTARU…” CONSECUENCIAS DEL DESASTRE DE CURALABA | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  5. Pingback: “PELANTARU…” DON PEDRO DE VIZCARRA | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  6. Pingback: “PELANTARU…” ATAQUES A SANTA CRUZ Y A ARAUCO | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  7. Pingback: “PELANTARU…” DESPOBLACIÓN DE SANTA CRUZ | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  8. Pingback: “PELANTARU…” DESTRUCCIÓN DE LA IMPERIAL | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  9. Pingback: “PELANTARU…” ATAQUE A ANGOL | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  10. Pingback: “PELANTARU…” LLEGADA A CHILE DE DON FRANCISCO DE QUIÑONES | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  11. Pingback: “PELANTARU…” RUINA DE CHILLAN | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

  12. Pingback: “PELANTARU…” LA RUINA DE VALDIVIA | U.P.T. :Unidad de los Pueblos y los Trabajadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s