“PELANTARU…” EPILOGO


036pelantaru-epilogo

Después de estos sucesos, que significaron la caída de todos  los territorios al sur del Biobío en manos araucanas, la población española cayó en el marasmo que sigue al exceso de acción. La guerra de Arauco costaba a la Corona la décima parte de lo que ella recibía de América, y le significaba un desembolso de soldados y dineros mayores que la dominación de todo el resto del continente.

Llevaban ya medio siglo de guerra de conquista y llagaban ahora al resultado de que el sur de Chile no sólo no estaba pacificando, sino además, habían debido retroceder, abandonando todos sus dominios detrás del Biobío, los que habían vuelto a poder de los mapuches al igual que antes de la llegada de Pedro de Valdivia.

El cansancio de esta contienda, a la que no se podía poner término, había alcanzado también al pueblo, y cada vez que se intentaba organizar socorros para Chile se tropezaba con enormes dificultades. Salvo algunos muchachos inconscientes, ya nadie quería venir a pelear con los araucanos. Se hacía necesario echar mano de los vagabundos, presos y desechos de otros ejércitos, para reunir algún contingente, pues todos preferían ir a las galeras antes de enrolarse para Arauco.

Por su parte, los gobernadores que habían pasado por este reino después de Hurtado de Mendoza, habían insistido ante el Rey que les enviases gente de castilla y por ningún motivo del Perú, “que entran por una puerta y salen por otra”. Los que llegaban del virreinato era en su mayoría, mestizos de bajísimo valor militar, y los pocos españoles, delincuentes o gente de baja ralea que a la primera oportunidad se pasaban al enemigo o desertaban. La población hispana del Perú era, en aquellos tiempos, escasa y militarmente muy mediocre, formada especialmente por mercaderes, parásitos y funcionarios que buscaban buen pasar.

La mantención de la guerra en Chile no se debió a la codicia de las riquezas que en este país se pudieran obtener, sino a la visión de Felipe II que mientras vivió sostuvo que para poder conservar  al Perú, constantemente amenazado por los enemigos permanentes de España, ingleses y holandeses, era imprescindible sostener la ocupación de Chile y sus islas, ya que si este reino se perdía, el Perú quedaría aislado y a merced de los corsarios y piratas, que usarían las costas chilenas como base de sus operaciones para quitarle a la corona el predominio en el Pacifico. En consecuencia, España no tenía una preocupación particular sobre Chile, por lo que esta tierra era, sino en la medida que servía para retener en su poder al Perú.

Así fue como empezó a germinar en la corte la idea del padre jesuita Luis Valdivia, que culminó con el memorial dirigido al Rey por el oidor de la Audiencia de Lima, Juan de Villela, en el sentido de estudiar la conveniencia de “reducir todos los soldados y gente española a las tierras que están en paz desde el Biobío a la parte norte”, lo que constituía un reconocimiento implícito al plan de Alonso de Ribera.

Felipe III y sus consejeros y cortesanos, que esperaban con ansias cualquier proposición que significase no continuar la guerra, sin el riesgo de perder Perú, vieron en este proyecto la solución de todos sus problemas. Desde un encierro en El Escorial, el Rey visualizaba sólo a una tribu de indios que, después de cada encuentro, volvía más agresiva a la lucha e infligía serias derrotas a las armas españolas. No conociendo al pueblo araucano ni  su capacidad guerrera, no podía comprender que era una raza completamente diferente a los indios de todas las otras colonias de la América hispana.

Pero el terreno estaba preparado para cualquier arreglo que permitiese cortar la sangría de hombres y dineros que campaña significaba. Así, el memorial de Villela pasó en informe  L Junta de Guerra del Consejo de Indias y fue aprobado.

A miles de leguas de la corte de España, un grupo de caciques y numerosos guerreros recorrían sus tierras con indecible sensación de libertad, sin conocer las deliberaciones de los teóricos generales que rodeaban al monarca.

Pelantaru, el victorioso caudillo, podía mirar tranquilo las tumbas de sus antepasados que ya no serían profanadas, y contemplarían, en os años de su vejez, cómo crecían esos nuevos araucanos de rasgos indios y sangre española: un Chile mestizo y aguerrido comenzaba a nacer…

 

003-aaa-logo-matiasCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LOS ARTICULOS DE ENGELS

III

(Publicado en la “Düsseldorfer Zeitung”, 17 noviembre 1867, núm. 316)

Párrafo 02:

Marx es y sigue siendo el mismo revolucionario que ha sido siempre y jamás ni bajo ningún concepto, aunque se trate de una obra científica, recataría este hombre sus ideas a este respecto. ¿Qué ocurriría después de la revolución social? En su obra sólo se contienen alusiones muy vagas a este punto. Se nos dice que la gran industria “agudiza las contradicciones y los antagonismos de la forma capitalista del proceso de producción, haciendo madurar los factores constitutivos de la nueva sociedad y los factores de transformación revolucionaria de la sociedad veija” Y se nos dice también que, al abolirse la forma capitalista de producción, será “restaurada la propiedad individual, pero sobre la base de las conquistas de la era capitalista, de la cooperación de los obreros libres y de su propiedad colectiva sobre la tierra y sobre los medios de producción por los propios obreros”

– Página –740 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s