MICHELLE MARGUERITE PEÑA HERREROS Estaba embarazada de ocho meses cuando fue secuestrada por la Dina. Es detenida desaparecida. Y su hijo ¿dónde está?


indice

Michelle Peña Herreros (27), estudiante de Ingeniería, tenía más de 8 meses de embarazo. Fue detenida el 20 de junio de 1975 y llevada a Villa Grimaldi, donde fue vista por última vez con vida.

06/04/2014 |
Por Mario López Moya Michelle Peña, una bella joven de sólo 27 años, Intentó más de una vez dejar un mensaje acerca de su terrible destino. Una muralla de una celda de Villa Grimaldi fue testigo de letras escritas con sangre que rezaba: “yo estuve aquí, Michelle Peña. Agosto de 1975”. También algunos testigos dieron cuenta de haberla visto o escuchado quejarse. El Ejército dijo que la había lanzado al mar… pero nada se ha dicho aún sobre el destino del hijo que llevaba en el vientre…

Cursaba el tercer año de ingeniería en la Universidad Técnica al día 20 de junio de 1975, cuando fue plagiada por agentes de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA), en una casa de la calle Tiros 122 en la Villa del sector Las Rejas, aproximadamente a las 15.30 hrs. No mucho se supo de su detención ni de su paradero, a pesar del esfuerzo de los escasos familiares que tenía en nuestro país por saber de su estado.

Su familia llegó a Chile huyendo del franquismo

Su madre y familiares, terminada la guerra civil española junto a aquellos que habían luchado por la República huían hacia Francia. Allí debieron resistir la vida en los campos de refugiados y luego sobrevivir la segunda guerra mundial. En esas condiciones Michelle nació en Francia el día 27 de Julio de 1947. Siendo pequeña llegó a Chile en 1952, junto a su madre y abuelos. Aquí se reunieron con otros familiares que le antecedieron en la huida.

Se le recuerda como “muy inteligente, especialmente hábil y rápida para las matemáticas, pero floja para estudiar… Confiaba en sus capacidades, prefería leer, escuchar música y tocar guitarra. (…) Tenía un carácter decidido y firme. Cariñosa y amistosa con la gente que quería. Era extraordinariamente generosa.”

Estudiante del Liceo Nº 1 de Niñas, dio excelente prueba de aptitud académica (anterior a la PSU) y entró a estudiar medicina a petición de la madre, pero optó por las matemáticas y se decidió por ingeniería, en la UTE. Michelle era “alta, de tez blanca, ojos muy grandes de color café, muy expresivos y de mirada firme y alegre, algo burlona, la nariz respingona. Sumamente expresiva, hablaba con sus gestos y sus manos… Era discutidora, no se quedaba callada sobre todo frente a las injusticias,” recuerda Gregoria Peña, su madre. “Se sentía profundamente chilena”, acota.
Secuestrada a sólo 15 días de dar a luz
Vivía con dos compañeras en un humilde departamento de calle Mosqueto, en el centro de la ciudad de Santiago. Era de intensa vida familiar y en lo laboral, aparte de los estudios, se había desempeñado como bibliotecaria y además como secretaria en los Sindicatos Obreros de Mademsa y Cristalerías Chile, antes del golpe de 1973.
Pocos días previos al secuestro de Michelle, nos relata Gregoria: “logre juntarme con ella, nos encontramos en el Drugstore de Providencia, Luego fuimos a comer un sandwich de lomito al “Kika”. La encontré sumamente delgada, allí supe que estaba embarazada de ocho meses y medio. Habíamos hecho todos los trámites para asilada en la embajada de Francia. Michelle no aceptó, creía que la dictadura no podría durar mucho tiempo”.
El día 20 de junio de 1975, fue apresada junto a Ricardo Lagos Salinas, otro muchacho de 24 años, ex Presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad de Concepción, que también se encuentra desaparecido. El arresto fue practicado por la DINA. No existe sin embargo ningún testigo directo que haya aceptado judicialmente hacer la denuncia de este hecho. Cayeron presos como parte de una cruda redada en contra del Partido Socialista.
De Villa Grimaldi a…
Distintos testigos declararon en el expediente por su desaparición. Señalan que la vieron en Villa Grimaldi y uno en especial, Héctor Eduardo Riffo, quien también se encontraba privado de libertad en ese centro clandestino de detención de la DINA, señaló que el 1° de julio de 1975 “a una cabaña vecina ingresaron a dos mujeres detenidas. Escuché sus voces y reconocí la de Michelle, a la que conocía con anterioridad”, aseguró. La voz de Michelle, como ella misma, era especial, dado su origen español.
Fuera del proceso, las declaraciones del ex agente de la DINA Juan Rene Muñoz Alarcón hechas en la Vicaría de la Solidaridad a Monseñor Cristian Precht Bañados, antes de ser asesinado el día 23 de Octubre de 1977, dan luz acerca de otros destinos que de alguna manera pudieran estar relacionados con el destino de Michelle Peña. Colonia Dignidad y San José de Maipo, son dos de ellos. Como sea, su relato es escalofriante: “Todos estos prisioneros están vivos, en malas condiciones físicas, muchos de ellos al borde de la locura por el tratamiento que les han dado”.
Una última testigo la vio viva: Gladys Díaz Armijo, ex prisionera política, relata: “ese día me sacan temprano de Tres Álamos (…). Al llegar (a Villa Grimaldi) me dejaron por horas sentada en una banca en el jardín. Como al mediodía me dijeron que fuera a comer algo y me hicieron pasara otro patio en donde había una mesa con 3 platos, allí condujeron a 2 mujeres que yo había dechado de pie debajo de un árbol con sus ojos vendados. Las hicieron sentarse a mi lado. Les hablé, desconfiaron de mí y guardaron silencio, una era más morena, pelo corto; la otra de tez muy blanca; nariz respingona. Les expliqué quien era y ellas me dieron nombres que percibí eran al azar ambas estaban enflaquecidas tristes y temerosas, especialmente la de tez más blanca (Michelle)”.
Y continuó relatando: “Conversaban entre ellas como ignorándome, pensarían que yo era una delatora; además no podían verme.(…) Insistí les dije que era importante que me dieran sus nombres pues yo volvería seguramente a Tres Álamos y que podía informar sobre ellas, que no quería saber más que sus nombres; entonces una, la de pelo corto y morena; me dijo que se llamaba Carolina y la otra Michelle, no me dijeron sus apellidos. En ese momento los guardias apresurada mente vinieron a buscarme. No las vi más”.
“Cuatro o cinco días después, encontrándome en Tres Álamos varios presos políticos fuimos interrogados por una persona del Comité por la Paz no sé si era un abogado, quien había entrado en hora de visita y traía ocultas varias fotos de hombres y mujeres. Reconocí sin vacilar a las prisioneras que había visto en Villa Grimaldi. Le di sus nombres, él me dio sus apellidos. No supe que Michelle estaba embarazada al momento de su detención. Cuando la vi indudablemente ese hijo (ya) había nacido”, remató.

El parto en cautiverio

Gregoria, ha indicado que Michelle fue trasladada antes del parto al Hospital Militar y luego al Hospital de la Fuerza Aérea, en donde habría nacido su hijo. Tenía un local frente a las Fiscalías Militares: “Yo conocía a muchos de los que allí trabajaban, los veía diariamente. Días después del desaparecimiento de Michelle, en mi desesperación solicité a uno de ellos (que) me ayudara a buscarla. Días después me informó que Michelle estaba bien y que me mandaba a pedir algunas prendas de vestir y libros, especialmente uno, “Les Fables de la Fontaine”.

Sólo ella podía pedir ese libro, asegura. “Se sabía las fábulas casi de memoria y en su último cumpleaños yo le había regalado una nueva edición”. Ese mismo hombre le informó que Michelle había sido trasladada al Hospital de la FACH porque en el militar no había maternidad.

A partir de allí los rumores se transformaron en una tortura. Que estaba en Tres o Cuatro Álamos, que había sido trasladada a la cárcel de Pirque en la zona del Cajón del Maipo donde habían sido trasladadas las presas políticas. Todo fue inútil. Más de un año duró ese recorrer incesante de lugares sin obtener ninguna información.

Existe sí otro antecedente. Vicente Álvarez, sargento 1° y enfermero del Ejercito adscrito a la Brigada de Sanidad de la DINA, en declaración policial realizada el 6 de junio del 2005, afirmó que “hacia fines de junio (1975) llegó a la Clínica Santa Lucía una mujer, en avanzado estado de gravidez, a punto de dar a luz. Recuerdo que fue atendida por un médico que podría haber sido Leyton, Fantuzzi, Bravo o Muñoz, los doctores de la Brigada de Sanidad de la DINA que estaban en la clínica ese día”. Tampoco se investigó.

Michelle después de esa visita a la clínica de la DINA habría sido devuelta a Villa Grimaldi. Como siempre, sólo los secuestradores, torturadores y asesinos conocen toda la verdad. Pero lo único en que todos los testigos están claros, es que ese niño nació.

Dónde estarás, cómo te llamarás…

Por los testimonios judiciales y familiares, es razonable concluir que el hijo de Michelle Peña Herreros debió nacer. Más que eso, que debió nacer los primeros días de julio de 1975, a lo más dos semanas después del secuestro de su madre. Siguiendo lo informado por Gregoria, el niño habría nacido en la maternidad del Hospital de la Fuerza Aérea o de una Clínica que se asocia a la DINA, no se investigó acerca de eso.

Para Mireya es éste quizás el caso más dramático de detenidas desaparecidas que se encontraban embarazadas al momento de su detención. Dramático porque ella tenía un avanzado estado de embarazo, por lo tanto es muy probable que ese niño efectivamente haya nacido

Es muy posible también que ese hijo viva sin saber nada acerca de su verdadera historia. “Yo exijo saber, …primero saber todo lo que pasó con ella. Por supuesto espero justicia, justicia limpia y pura… dura vida esta. La guerra civil, el campo de concentración en Francia; la segunda guerra mundial, el miedo, el frío, el hambre, luego Chile… y aquí viví nuevamente una dictadura atroz que me tomó a mi hija”.

En Chile no hay conciencia de estos casos

“En Chile, -afirma Mireya García, vice presidenta de la Agrupación de Familiares de detenidos Desaparecidos-, la toma de conciencia acerca de éstos casos de torturas, desapariciones y los horrores vividos en dictadura, ha tomado muchas décadas en hacer que la ciudadanía tome conciencia. Desde luego -reconoce- hubo un tema serio en materia de cobertura dada por los medios de comunicación a esta clase de situaciones, por lo que no todas las personas pudieron conocer en su integridad e intensidad estos casos”, afirma.

Y continúa con convicción señalando: “Quizás lo que la gente ha podido conocer ha sido lo básico y lo más repetitivo, pero en particular el caso de las mujeres embarazadas no ha estado presente, como en el caso de Argentina, con las Madres de la Plaza de Mayo”, se lamenta.

Mireya García clama como “como un gesto necesario y simbólico por parte de la Presidenta Bachelet, el que reciba a las familias de las detenidas desaparecidas que estaban embarazadas al momento de su secuestro por órganos del Estado. Es tan necesario porque es muy posible que hoy existan jóvenes (mayores ya a estas alturas) que estén viviendo con otra identidad, con otra historia y con gente que no tiene que ver precisamente con sus familias de origen y segundo, estima como una cuestión fundamental el que se interponga por parte del gobierno, una querella criminal especialmente centrada en estas mujeres embarazadas, como Michelle, y en la búsqueda de sus hijos”, termina afirmando a Cambio21.

Lo que dijeron el Ejército y el Poder Judicial… de Chile

En la información entregada por las Fuerzas Armadas al Presidente Lagos el año 2001 acerca de los detenidos desaparecidos, se señaló que el cuerpo de Michelle Peña fue arrojado al mar frente a las costas de San Antonio en septiembre de 1975.

La Corte de Apelaciones de Santiago rechazó el amparo No 827-75 presentado el 8 de julio de 1975 a raíz de la detención de Michelle Peña. Fue declarado sin lugar con el sólo mérito de la información proporcionada por la autoridad administrativa, en especial por el Ministerio del Interior.

En el mes de julio de 1975, se presentó en el Quinto Juzgado del Crimen de Santiago una denuncia por la detención ilegal de Michelle Peña. La investigación No 100.753 terminó en nada, sobreseída por la desidia, complicidad o miedo de jueces que no quisieron o no pudieron anteponer la justicia a su “seguridad y regalías”. Cobardía, han dicho muchos…

La causa rol 209 del año 2001 da cuenta de la querella criminal interpuesta en contra de Augusto Pinochet y quienes resultaren responsables por el abogado Nelson Caucoto. Sólo ha sido posible determinar que en su desaparición tuvo un rol preponderante nuestro conocido Coronel Germán Barriga.

Nelson Caucoto, abogado de Derechos Humanos y querellante en esta causa, señala a Cambio21 que “esta causa que tramita el magistrado Miguel Vásquez, se encuentra en plena tramitación con nuevos antecedentes acerca de la llamada Brigada Purén, que permitirán ampliar los autos de procesamiento que se dictaron en su oportunidad por el ex Juez Guzmán”.

logo-09EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo I

EL CICLO DEL CAPITAL DINERO

  1. Primera fase: D—M

 

Párrafo 04:

Así, por ejemplo, si en una fábrica de hilados el salario semanal de 50 obreros es de 50 libras esterlinas, habrá que invertir en medios de producción 372 libras, suponiendo que sea éste el valor de los medio de producción que convierta en hilo un trabajo semanal de 3000 horas, 1500 de las cuales representan trabajo excedente. 

– Página –28-29 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s