Rudemir Saavedra Bahamondes. Obrero maderero. Asesinado por la derecha política terrorista


saavedra-bahamondes-rudemir

NOMBRE COMPLETO:

Rudemir Saavedra Bahamondes

EDAD al momento de la detención o muerte:

29 años al momento de su muerte

PROFESION U OCUPACION:

Obrero Maderero

FECHA de la detención o muerte:

4 de octubre de 1973

LUGAR de la detención o muerte:

Patio Regimiento Cazadores, Valdivia

ORGANISMO RESPONSABLE de la detención o muerte:

Ejercito

TIPO CASO de violación de derechos humanos:

Ejecutado

HISTORIA PERSONAL Y POLITICA:

Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR-Chile)

Pertenecía al Movimiento Campesino Revolucionario (MCR)

img_9467

 

http://caravanadelamuerte.blogspot.cl/

martes, 4 de octubre de 2016

Segunda Parada de la Caravana de la Muerte. 3 y 4 de octubre 1973. Valdivia.

La segunda visita del general Arellano y su comitiva de la muerte se produjo el 3 de octubre de 1973 en Valdivia. Con un consejo de guerra que se realizó a través de llamadas telefónicas, condenando a muerte a doce personas. El General Bravo declaró más tarde ante el juez: “Firmé el decreto de cumplimiento de las sentencias de muerte y Arellano agregó su firma a la mía en el mismo decreto”.

Esa noche, el general Arellano y su comitiva asesinaron solo a uno de los doce condenados, a José Gregorio Liendo Vera, de 28 años, conocido en todo Chile como el “Comandante Pepe”, estudiante, dirigente del MIR y líder del Movimiento Campesino Revolucionario, en la zona del Complejo Forestal y Maderero de Panguipulli.

Al día siguiente fueron asesinadas las otras once víctimas elegidas, entre ellos Pedro Barría, quien era discapacitado y se movilizaba con muletas. El general Bravo no pudo explicar al juez por qué el fusilamiento de Liendo se adelantó para la noche del 3 de octubre de 1973. Tampoco pudo explicar la razón por la que no se entregaron los cadáveres a las familias. De esta forma, el Comandante Pepe fue la primera víctima de la Caravana de la Muerte y con él iniciaron la acción criminal de la horrorosa gira a lo largo de todo el país.

En esta segunda parada, en la Región de los Lagos, fueron ejecutados 12 militantes del MIR: José Liendo Vera, Pedro Barría Ordoñez, José Barrientos Wagner, Sergio Bravo Aguilera, Santiago García Morales, Enrique Guzmán Soto, Víctor Krauss Iturra, Luis Pezo Jara, Víctor Rudolph Reyes, Rudemir Saavedra Bahamondez, Víctor Saavedra Muñoz y Luis Valenzuela Ferrada.

Proceso Judicial

En julio de 2003 el Juez Guzmán decidió encargar reo a Arellano Stark y al general (r) Héctor Hernán Bravo por secuestro y homicidio calificado de doce personas en la ciudad de Valdivia.

El 18 de octubre del 2003, la Quinta Sala de la Corte de Apelaciones de Santiago confirmó el procesamiento del general (R) Sergio Arellano Stark por 19 víctimas del tramo sur de la Caravana de la Muerte, y sólo revocó su encausamiento por uno de los doce prisioneros ejecutados en Valdivia, se trató de José Liendo Vera, el “comandante Pepe”, la causa era llevada en ese momento por el ministro Juan Guzmán Tapia, juez instructor.

En ese momento, esa Corte echó abajo el argumento del general (R) Arellano, quien, entre sus múltiples contradicciones, había afirmado que las ejecuciones fueron parte de “una conspiración” del entonces coronel Manuel Contreras y la naciente DINA, para perjudicar su imagen.

La resolución de la Quinta Sala mantuvo también el procesamiento por los once detenidos de Valdivia, revocando igualmente su encausamiento por Liendo.

Según dos de los ministros de la Sala, en el caso de Liendo habría existido un consejo de guerra en su contra, por lo que la ejecución no podría ser considerada un delito. Sin embargo, el tercer magistrado consideró que no estaba acreditado en el proceso que ese consejo de guerra efectivamente existió.

Se constató que en el expediente de Caravana Valdivia no existe ningún documento ni sentencia que acredite oficialmente la existencia de tal consejo de guerra. Sólo hay algunas declaraciones que así lo afirman.

Los abogados querellantes Francisco Bravo, del Programa de Derechos Humanos del gobierno, y Hugo Gutiérrez, por familiares, coincidieron en que en el proceso que instruía el juez Guzmán “no existía ninguna evidencia procesal material” que demostrara que ese consejo de guerra contra Liendo existió. De todas maneras, la Corte confirmó que Arellano y su gente tuvieron participación sólo en 11 de los 12 crímenes de Valdivia ocurridos los días 3 y 4 de octubre de 1973.

El 28 de mayo de 2014, la ministra en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago Patricia González Quiroz dictó auto de procesamiento en la investigación de la causa denominada “Caravana de la Muerte”, episodio Valdivia, que agrupa homicidios cometidos -el 3 y 4 de octubre de 1973- en la capital de la actual Región de Los Ríos.

 

En la causa, la magistrada sometió a proceso a los ex miembros del Ejército: Pedro Espinoza Bravo y Marcelo Moren Brito, como autores de los homicidios de Rudemir Saavedra Bahamondes, Víctor Rudolph Reyes, Víctor Saavedra Muñoz, Santiago García Morales, Luis Valenzuela Ferrada, Sergio Bravo Aguilera, Luis Pezo Jara, Víctor Krauss Iturra, Pedro Barría Ordoñez, Enrique Guzmán Soto y José Barrientos Warner.

Asimismo, pero en otra resolución, la ministra procesó, en calidad de autores del homicidio de José Liendo Vera, a los ex miembros del Ejército: Sergio Arellano Stark, Pedro Espinoza Bravo, Marcelo Moren Brito, Carlos López Tapia y Juan Chiminelli Fullerton; y en calidad de cómplices del delito, a: Antonio Palomo Contreras y Emilio de la Mahotiere González.

De acuerdo a la primera resolución: “el día 03 de octubre de 1973, aterrizó en Valdivia un helicóptero “Puma” con un grupo de militares bajo el mando del entonces General de Ejército, Sergio Víctor Arellano Stark, delegado por quien a la fecha era Comandante en Jefe del Ejército, Augusto Pinochet Ugarte, con el objeto de cumplir labores de coordinación de criterios institucionales de gobierno interior y de procedimientos judiciales o de revisar y acelerar los procesos; Que, a raíz de la llegada de los militares mencionados, el día 04 de octubre de 1973, se ordenó sacar desde la Cárcel Pública de Valdivia, a Rudemir Saavedra Bahamondez, Víctor Eugenio Rudolph Reyes, Víctor Segundo Valeriano Saavedra Muñoz, Santiago Segundo García Morales, Luis Mario Valenzuela Ferrada, Sergio Jaime Bravo Aguilera, Luis Hernán Pezo Jara, Víctor Fernando Krauss Iturra, Pedro Purísimo Barría Ordoñez, Enrique del Carmen Guzmán Soto y a José René Barrientos Warner, a quienes se les condujo al predio militar de Llancahue, específicamente en el polígono de tiro de la Guarnición Militar de Valdivia, lugar en donde se les fusiló a consecuencia de una sentencia pronunciada en un supuesto Consejo de Guerra, cuya materialidad no existe”.

En el caso de Liendo Vera, la ministra González logró determinar que: “A raíz de la llegada de los militares mencionados, se ordenó sacar desde la Cárcel Pública de Valdivia a, Gregorio José Liendo Vera, estudiante de Agronomía, militante del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) y dirigente del Movimiento Campesino Revolucionario, a quien se le condujo al predio militar de Llancahue, específicamente en el polígono de tiro de la Guarnición Militar de Valdivia, lugar en donde se le fusiló a consecuencia de una sentencia dictada en un supuesto Consejo de Guerra cuya materialidad no existe”.

Otros implicados

El 06 de febrero de 2015, fue detenido por su participación en los crímenes de la “Caravana de la Muerte” durante su paso por Valdivia, el octogenario general en retiro del Ejército y ex senador designado Santiago Sinclair. Junto al también ex vicecomandante en jefe del Ejército fueron aprehendidos, en calidad de autores de los delitos cometidos por la comitiva militar, los ex uniformados Juan Carlos Michelsen, José Feliú Madinagoitía y Mario Manterola Garrido, mientras que quedó pendiente el arresto de Hugo Guerra Jorquera.

Todos ellos ingresaron a dependencias del Regimiento de Telecomunicaciones de Peñalolén. Sinclair, quien recientemente había cumplido 87 años, fue procesado por la ministra en visita Patricia González por la muerte de 12 agricultores. La magistrada estableció que los crímenes fueron planeados por él, por el general (r) Sergio Arellano Stark, quien fue declarado inimputable por demencia, y por el fallecido ex comandante de la IV División de Ejército Héctor Bravo.

Al día siguiente, el 07 de febrero, tras el pago de 200 mil pesos de fianza, la Corte de Apelaciones de Santiago lo dejó en libertad.

Según los antecedentes de la investigación, Sinclair, que en esa época era comandante de un regimiento militar en Valdivia, integró un supuesto consejo de guerra en el que se condenó a muerte a 12 campesinos y militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR).

Las víctimas fueron acusadas falsamente de asaltar un retén de Carabineros cerca de Valdivia la noche siguiente al golpe de Estado. La mayoría eran obreros de una empresa forestal que ese día se manifestaron ante una comisaría para pedir a los policías que no se plegaran a la asonada militar. Los campesinos fueron ejecutados entre el 3 y 4 de octubre en un predio militar de Llancahue, cerca de Valdivia.

Sinclair, de 87 años, ocupó el segundo cargo en el Ejército tras Pinochet hasta 1989 y perteneció en ese período a la Junta Militar, integrada por los jefes de las distintas ramas de las Fuerzas Armadas y que detentaba el Poder Legislativo. Después de la restauración de la democracia en 1990, Sinclair fue designado senador en representación del Ejército, hasta 1997.

Conclusión

Al cumplirse 43 años de tan espantoso y cobarde crimen, la Causa Caravana de la Muerte – Capítulo Valdivia está en espera del término definitivo del Proceso Judicial para que los culpables sean castigados, sin beneficios, para que Nunca Más en Chile se repita una experiencia criminal de esta magnitud al interior del ejército de Chile, en contra de personas dignas, honorables e inocentes, que estando absolutamente reducidos y sin defensa alguna fueron masacradas por agentes del Estado.

La Caravana de la Muerte es la comitiva militar que partió el 30 de septiembre de 1973, luego del Golpe de Estado, recorriendo el sur y norte de Chile en un viaje de exterminio que cobró 96 víctimas. La misión fue ordenada por Augusto Pinochet y quedo a cargo de Sergio Arellano Stark, uno de los más importantes militares conspiradores del Golpe de Estado. Linares 4 víctimas, Valdivia 12, Cauquenes 4, Curicó 2, La Serena 15, Copiapó 16, Antofagasta 14, Calama 26 y Arica 3. Foto Exhumación Copiapó

La Caravana de la Muerte es la comitiva militar que partió el 30 de septiembre de 1973, luego del Golpe de Estado, recorriendo el sur y norte de Chile en un viaje de exterminio que cobró 96 víctimas. La misión fue ordenada por Augusto Pinochet y quedo a cargo de Sergio Arellano Stark, uno de los más importantes militares conspiradores del Golpe de Estado. Linares 4 víctimas, Valdivia 12, Cauquenes 4, Curicó 2, La Serena 15, Copiapó 16, Antofagasta 14, Calama 26 y Arica 3. Foto Exhumación Copiapó

 

003-aaa-logo-matiasEL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo I

EL CICLO DEL CAPITAL DINERO

  1. El ciclo, visto en su conjunto

Párrafo 16:

1) Este ciclo aparece co0mo el ciclo del capital-dinero, porque el capital industrial bajo su forma dinero, como capital en dinero, constituye el punto de partida y el punto de retorno de su proceso en conjunto. De por sí, la fórmula expresa que aquí el dinero no se invierte como dinero, sino que simplemente se desembolsa, es decir, que no es más que la forma-dinero del capital, capital en dinero. Expresa, además, que el fin en sí, el factor determinante del movimiento es el valor de cambio, y no el valor de uso. Precisamente porque la forma-dinero del valor es la forma independiente y tangible en que se manifiesta, la forma de circulación D…D`, cuyo punto de partida y cuyo punto final es el dinero efectivo, el hacer dinero, expresa del modo más tangible el motivo propulsor de la producción capitalista. El proceso de producción no es más que el eslabón inevitable, el mal necesario para poder hacer dinero. Por eso todas las naciones en que impera el sistema capitalista dinero. Por eso todas las naciones en que impera el sistema capitalista de producción se ven asaltadas periódicamente por la quimera de querer hacer dinero sin utilizar coo medio el proceso de producción.      

– Página –52 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s