05 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ GOLPE DE ESTADO EN VALDIVIA


Valdivia no escapó a la grave y progresiva polarización política-ideológica y humana que todos los habitantes de Chile vivieron desde antes del triunfo de la Unidad Popular y durante los tres años de gobierno de Salvador Allende. Los sectores de derecha, a raíz del proceso de reforma agraria, con expropiación y toma de fundos, se habían organizado con fuerza en el sur de Chile (1) y se enfrentaban cotidianamente en los campos, industrias, universidades e incluso en la calle, con sectores de izquierda, los que a su vez más seguros y confiados, querían impulsar grandes cambios sociales y políticos.

El Golpe de Estado encontró a los partidarios del gobierno de Salvador Allende, en Valdivia como en el resto del país, en compás de espera y de expectación pero no de resguardo ni de organización.

Refiriéndose a ese momento, el ex Gobernador del Departamento de Panguipulli y también presidente local del Partido Radical en la época, Lautaro Hodges Soto (2), nos contó en junio de 1990, que en aquel lejano 11 de septiembre de 1973 se enteró como cualquier hijo de vecino de lo que estaba ocurriendo:« yo estaba en una esquina esperando la movilización cuando pasó el periodista Enrique Gerding, del diario El Correo, quién me ofreció llevarme en su vehículo. Allí me informó lo que pasaba. El mismo día 11 a las ocho de mañana las radios santiaguinas informaron que el golpe había comenzado, pero a esa hora nadie tenía información oficial. Me fui a hablar con el Intendente, Sandor Arancibia. Ahí ya estaban algunos dirigentes de la Unidad Popular y había una desorganización total poique nadie tenía ninguna información.»

«Durante los tres primeros días los que estaban de acuerdo con el golpe recorrían las calles tocando las bocinas (…) pero había un ambiente raro: la gente, fueran los que apoyaban el golpe o los que se sentían denotados, como nosotros, estaban igualmente nerviosos. Había una confusión total».

«Con el Toque de Queda, a las cinco de la tarde teníamos que estar en la casa y perdíamos toda comunicación. No se podía andar en la calle en grupos de más de tres personas juntas: no se podía conversar con nadie. En la noche no se podía salir. No se podía hablar en Chile».

«Así pasaron los primeros días y empezaron las detenciones. Unos autos con parlantes del ejército pedían a la ciudadanía que por favor colaborara con las fuerzas armadas denunciando a personas o situaciones sospechosas (…) o sea, a quienes quisieran hacer boicot o atentar contra la propiedad privada. También pedían que se denunciara cualquier exceso que pudieran cometer uniformados porque no querían molestar a nadie, sino simplemente cumplir con su deber».

Según Lautaro Hodges, en los primeros meses del golpe de estado, existió gran cantidad de detenidos en Valdivia. En la cárcel pública había alrededor de 900 hombres detenidos por razones políticas. Lautaro calcula un total de dos mil detenidos, si se consideran los distintos lugares que fueron usados como centros de detención: comisarías, gimnasio del Banco del Estado y otros gimnasios y regimientos.

La prensa, especialmente la local, interpreta los hechos de la siguiente manera:

El Correo de Valdivia del 12 de septiembre dice:

«Valdivia recibió con sorpresa pero serenidad, el anuncio formulado por la Junta Militar. (…) a las 11:17 horas de ayer dejó su cargo de Intendente, Sandor Arancibia Valenzuela y en su reemplazo tomó posesión el GENERAL HÉCTOR BRAVO MUÑOZ (…) el Intendente manifestó al reportero, que no entregaría su cargo. A las 10:25 horas se detuvieron frente a la Intendencia varios vehículos militares y de Carabineros. Fuerte guardia policial se colocó frente a la Intendencia (…) Llega a la Intendencia el Coronel Héctor González quién ingresa al despacho de la autoridad provincial (…) 11:17 horas: desciende las escalinatas, hacia la calle, el Intendente Sandor Arancibia, escoltado por un teniente y un carabinero (…) El reportero preguntó a Arancibia ¿hacia dónde lo llevan?; ‘a mi casa, detenido’, fue la respuesta».

«Soldados de la división de Caballería circularon en diversos puntos de la ciudad, especialmente en los diversos barrios periféricos» (idem).

Por los primeros bandos el General Héctor Bravo Muñoz, instituido en autoridad, máxima administrativa y militar de la provincia, ordena que los extranjeros deben entregarse a las comisarías: anuncia que se detendrá a quiénes porten armas, e informa que el toque de queda regirá entre las 19 y 7 horas.

El bando número 12, del 13 de septiembre, publica una lista de 32 personas que deben presentarse a las oficinas de la jefatura de Zona en Estado de Sitio. Se señala que el incumplimiento de esa orden implicará la rebeldía del infractor.

El 13 de septiembre asume su cargo como nuevo Alcalde de Valdivia, Antonio Azurmendy. Al día siguiente se reanudan las clases.

El 15 de septiembre el Bando No 21 publica una lista de 42 personas citadas a la jefatura de Zona de Emergencia, señalando sanciones por rebeldía en caso de incumplimiento. Entre los citados de encuentran Femando Krauss Iturra y José Rene Barrientos Warner, quienes posteriormente fueron ejecutados.

El bando número 22, señala que queda prohibida la iniciación de actividades en las industrias intervenidas, hasta que la Junta de Gobierno designe los delegados militares. Además, indica que cualquiera infracción a estas disposiciones, como intento o ejecución de sabotaje, significará la inmediata aplicación de la pena máxima.

El bando número 22 declara nulo o ilegales los llamados «Comités de la Unidad popular», CUP, en todas las reparticiones públicas, semifiscales o particulares. Lo mismo se define para cualquier otro grupo que tenga finalidades políticas: ellos deberían disolverse de inmediato y dejar de existir. Se añadía que tanto las asociaciones ilícitas, como sus asociados serían, para los efectos criminales, procesados por la Ley de Seguridad Interior del Estado.

A través del bando número 24 se prohíbe el tránsito de tractores fuera de los horarios del trabajo.

El bando número 25 ordena el deber patriótico de izar el pabellón nacional, y advierte que la infracción será sancionada con penas que van desde prisión en su grado máximo a reclusión menor en su grado medio.

Por primera vez, el 15 de septiembre, se informa de allanamientos y detenidos en diversos operativos. En El Correo de Valdivia se lee:

«Numerosos detenidos han sido puestos a disposición de la Fiscalía Militar, luego de operativos y allanamientos dispuestos por el Jefe de Zona en Estado de Sitio, General de Brigada Héctor Bravo Muñoz. El número de estos detenidos, sin embargo, no ha sido precisado. A la división de caballería han llegado a diversas horas del día vehículos fuertemente custodiados por carabineros o efectivos militares, trayendo a individuos con manos en la nuca, los que luego de ser mantenidos incomunicados y posteriormente interrogados han sido detenidos o puestos en libertad (…) la mayoría de los detenidos deberá responder ante la fiscalía militar por infracción a la Ley sobre Control de Armas o por infracciones a la Ley de Seguridad Interior.»

«Varios de los allanamientos han respondido a denuncias por reuniones políticas clandestinas. Sobre el resultado en detalle de éstos, tanto en residencias particulares, como otros efectuados en industrias y establecimientos educacionales, se mantiene la reserva del caso, por encontrarse en estado de sumario».

Al día siguiente, en el Regimiento Maturana el General Héctor Bravo informa a la Prensa de un gigantesco arsenal incautado en Valdivia. El General habla de un sinnúmero de armas de todo tipo y documentos incautados en los diversos operativos, y muestra a los periodistas lo que supuestamente es parte del armamento encontrado.

En la noche de ese mismo día, según la prensa local, a las 22:40 horas se produce un enfrentamiento armado ente un grupo de «extremistas» y carabineros. Los hechos son de corta duración.

Es el día domingo 16 de septiembre cuando la prensa local informa por primera vez sobre operativos en la cordillera: «En la zona el que más atención despertó -se refiere a los operativos- fue el cumplido en la región del Complejo Panguipulli. Sobre estas acciones no ha mediado información oficial de parte de las esferas militares»

El 18 de septiembre El Correo de Valdivia bajo el título «DETENIDO EL EX ALCALDE», informa:

«Aumenta el número de detenidos en Valdivia. Ayer se sumó a los anteriores una gran cantidad producto de operativos y allanamientos (…) entre ellos, el dirigente de la Compañía Manufacturera de Papeles y Cartones, Ricardo Wilde, quién llegó ayer a la división en calidad de detenido con otros cuatro individuos en una camioneta de la CORA. En el mismo vehículo venían cajas de armamento».

«Otro de los detenidos de ayer es el ex Alcalde de Valdivia Luis Díaz Bórquez, el que habría sido encontrado en la población Teniente Merino en un entretecho».

«La acción de las FFAA y Carabineros al mando del General de Brigada Héctor Bravo Muñoz ha sido intensa. La noche del domingo se registraron operativos en diversos puntos de la ciudad, con resultados que, por el momento, se mantienen en reserva. Uno de los operativos fue junto al río. Otro, en el sector Krammer a la tres de la madrugada. Numerosas personas han sido detenidas también, por infracción al Toque de Queda».

Por otra parte, el mismo día 18 de septiembre. El Mercurio informa de una declaración dada por el General Héctor Bravo Muñoz: «fueron detenidos en los primeros momentos un total de 70 extremistas y el ejército incautó una importante cantidad de armamentos, entre otros varios fusiles automáticos de procedencia extranjera (…) En los casos de resistencia esporádica presentada dijo que el más grave fue el del Complejo Maderero Panguipulli (…)». Además el General H. Bravo informó que los Servicios de Inteligencia detectaron un autogolpe, «preparado en la región por elementos del MIR confabulados con sectores de la Unidad Popular (…) . ‘Encontramos toda la documentación, dijo, incluso detalles de horario hasta con minutos, la hora precisa era las 11:00 de la mañana. Sin embargo, los extremistas se habían cuidado de no escribir el día. Por fortuna, a juicio del General Bravo, el Ejército se adelantó en el pronunciamiento militar».

El 20 de septiembre. El Correo de Valdivia pone como titular: «CAEN COMANDANTE PEPE Y JEFES GUERRILLEROS DEL COMPLEJO». «Un total de 24 detenidos llegan a la cárcel de Valdivia». Se informa además de «disparos aislados en el Aeropuerto ‘Las Marías’, calificado como intento de tomarse los aviones y permitir que líderes políticos huyan de la ciudad.» Y relata que «continúan los operativos en distintos puntos de la ciudad, entre otros en el Hospital Clínico Regional».

En otrá sección el mismo diario informa: «TRIBUNALES FUNCIONAN CON ABSOLUTA NORMALIDAD», «La corte de Apelaciones no acogió ayer el único recurso de amparo presentado hasta el momento en favor de uno de los detenidos por las autoridades militares de Valdivia. El recurso interpuesto por el abogado Daniel Sánchez fue en favor de Hernán Lovera Lovcra, pero el tribunal no lo acogió en atención de que el detenido es procesado por la justicia militar, consecuentemente, el amparo debe ser conocido y resuello por la Corle Marcial de Santiago. La Corte de Valdivia remitió de inmediato dicho recurso a la Corte Marcial».

En el Bando Nº 30, se prohíbe todo tipo de actividad política informando que las infracciones serán sancionadas con penas de 61 días a cinco años.

El día 23 de septiembre, nuevamente El Correo de Valdivia relata que: «A raíz de un incendio de la Dirección Provincial de Educación son detenidos 23 funcionarios. Posteriormente quedan libres 21, siendo incomunicados Mario Gaete y Lautaro Hodges. El numero de detenidos asciende a 150».

El 25 de septiembre el mismo diario, bajo el título de: «ALLANAMIENTO MASIVO EN LA POBLACIÓN GIL DE CASTRO» describe: «Un barrio residencial y una población de emergencia fueron allanadas ayer en Valdivia. Efectivos militares realizaron un curativo en el sector de la Población Bancaria de Isla Teja en cumplimiento de las disposiciones de la Ley de Control de Armas. Poco después del medio día, patrullas de carabineros efectuaron un allanamiento masivo en la Población Emergencia del sector de Gil de Castro, con el objetivo de dar una batida principalmente a delincuentes habituales y oíros elementos indeseables que se domicilian en ese barrio. De paso se inspeccionó viviendas y patios en busca de armas. En este operativo fueron detenidos numerosos individuos que permanecían en las casas y que no pudieron explicar su presencia allí en horas de trabajo».

El 26 de septiembre nuevamente El Correo de Valdivia informa a través del subtítulo de una foto: «Extremistas del Complejo Maderero Panguipulli llegan a declarar a la fiscalía. Intensa labor se despliega en el esclarecimiento del autogolpe que preparaban elementos de la Unidad Popular. Los principales implicados son mantenidos en estricta incomunicación».

En su edición del 28 de septiembre El Mercurio informa: «caen detenidos el ex diputado del Partido Socialista Luis Espinoza Villalobos y el Médico mirista Bruno García Morales, en un allanamiento practicado en el domicilio del médico (3). El radiograma llegado a la policía civil dice que ambos estaban escondidos en la Población «Huachocopihue», calle Inglaterra 471″.

El 29 de septiembre, en un extenso artículo. El Correo de Valdivia, entrega la siguiente información:

«Se realizó la visita semestral a la cárcel de Valdivia, ubicada en el sector de la Isla Teja. En representación del General Héctor Bravo, presidió la visita junto al presidente de la Corle de Apelaciones, Ministro Teodoro Croquevielle, el delegado del General en las funciones de Gobierno Interior, Coronel Héctor Gonzalez. Participaron en la visita asimismo, los ministros Juan Osvaldo Faúndez y Edgardo Pineda miembro del más alto Tribunal de Justicia de Valdivia, miembros directivos del colegio de abogados y periodistas».

El artículo se refiere a las condiciones del recinto carcelario, las que califica de inmejorables y dice:

«La visita contó, esta vez, con varias alternativas curiosas: la visita exterior de las celdas de incomunicación: el no ingreso de la comitiva al recinto de los 396 prisioneros actualmente procesados por la Fiscalía Militar y la visión muy rápida y por fuera del palio de las mujeres donde era dable apreciar la presencia de la Dra. Eliana Horwitz: de la esposa del ex-Jefe de Socoagro. Nubia Becker de Jaramillo; de la dirigente del regional socialista. Leda Santibáñez y de la señora de apellido Castillo, esposa de un profesor de la Universidad».

Luego de la visita se informa que hay 509 detenidos en la cárcel. Que en contra de 396 se instruye proceso por infracción a la Ley de Seguridad Interior del Estado, a la Ley sobre Control de Armas, así como por una serie de otros delitos atentatorios contra la Seguridad Institucional. Se nombra como incomunicados en celdas especiales a José Gregorio Liendo, Fernando Krauss, Rene Barrientos, Pedro Barría, Sergio Bravo y Luis Pezo Jara (seis de los 12 ejecutados del día 3 y 4 de octubre de 1973) y además a Luis Díaz Bórquez, ex Alcalde de Valdivia, Irene Yolanda Avila, esposa de José Gregorio Liendo, Luis Ortiz Orellana. Carlos Iván Aedo. Luis Domingo Rodríguez, Raúl Rodríguez, Juan Burgos, Héctor Canales, Rene Jara y Luis Fuentealba Cárdenas.

El día 30 de septiembre de 1973 la prensa local dice:

«A raíz de operativos militares realizados en la cordillera y en la costa caen detenidos 22 lugareños del Complejo Maderero Panguipulli, en el paso de Carirriñe y ademas Horacio Lara Guarda (Presidente del Comité Campesino Héctor King) y Luciano Olivares Ángulo. Los nuevos detenidos llegan a Valdivia y quedan a disposición de la Fiscalía Militar para los interrogatorios de rigor, previos a la iniciación de proceso.»

La ejecución de doce personas es informada profusamente por la prensa en los primeros días de octubre:

«el día tres de octubre fue fusilado José Gregorio Liendo, al día siguiente fueron ejecutados Rudomir Saavedra Bahamondes, Víctor Eugenio Rudolph Reyes, Victor Segundo Saavedra Muñoz, Santiago Segundo García Morales, Luis Mario Valenzuela Ferrada, Sergio Jaime Bravo Aguilera. Luis Hernán Pezo Jara. Fernando Krauss Iturra, José Rene Barrientos Warner, Pedro Purísimo Barría Ordóñez y Enrique del Carmen Guzmán Soto.»

El 10 de octubre el General Héctor Bravo desmiente rumores de ejecuciones sumarias, según el alto oficial «fueron fusilados «12 extremistas» por determinación de Consejos de Guerra», e informa que: «Aparte de éstos, han sido ejecutados dentro del Toque de Queda tres personas, entre ellos Víctor Hugo Carreño».

Por otra parte, el día 7 de octubre «La semana Local» de El Correo de Valdivia dice:

«Durante la semana siguió cobrando actualidad la investigación del Ejército para desarraigar el movimiento marxista en la Provincia (…) Diversos allanamientos siguieron configurando el cuadro que mostraba el hallazgo de armas, artículos vitales y medicamentos e instrumental quirúrgico como para dotar un hospital y cinco móviles. En esta oportunidad se habla de médicos detenidos por estar involucrados en los hechos».

Posteriormente se construye una relación entre este hallazgo de medicamentos, instrumental quirúrgico, y el «Plan Z» para Valdivia.

El 9 de octubre la piensa da a conocer más detalles del «Plan Z de Valdivia». El gobierno militar acusaba al gobierno de la Unidad Popular” de haber organizado un llamado «Plan Z». El Correo informa lo siguiente: «Las versiones dadas en una circular señalaban el comienzo de un operativo en la noche del domingo 16 con la colaboración directa de alrededor de un millar de cubanos, ilegalmente introducidos en país y cuya misión sería la ocupación del Cuartel Militar de Bueras» y anuncia que: «Los Consejos de Guerra funcionan a partir de éstos días con el propósito de considerar y sancionar la responsabilidad que les cabe a los implicados en el ‘Plan Z’».

Entre los principales implicados en este Plan figuran el ex Intendente de la Provincia. Sandor Arancibia: el Secretario Regional del Partido Socialista, Uldaricio Figueroa: la dirigente Leda Santibáñez: el ex Alcalde de la Comuna Luis Díaz Bórquez: el Publicista Juan Yilorm Martínez: el dirigente del Regional Socialista y de la CUT, Lorenzo Ponce; los dirigentes del Sindicato IMMAR, Benito Gaete y Genaro Pérez y algunos médicos en otros.

A través de la lectura de la prensa de los días 14.21,25 y 29 de octubre se puede seguir en detalle la persecusión y arresto de numerosas personas: «caen detenidos los médicos Doctores Luna y Villarroel y el ex-jefe de Área Dr. Hernán Bahamondes, todos vinculados en el Plan Z: posteriormente, Uldaricio Figueroa y Osvaldo Alvarado, delegado del Gobierno en el Complejo Maderero Panguipulli. Ambos figuran como cerebros del «Plan Z» y ambos se han entregado voluntariamente a los Carabineros.

El día 25 de octubre de 1973 se destaca la visita del General Augusto Pinochet a la ciudad. En esa oportunidad él sentencia: «si los extremistas no se entregan tendrán que morir luchando; si se entregan serán sometidos a Procesos de Guerra».

El único Consejo de Guerra que pudimos obtener fue el del Plan Z, causa rol No. 145573. Según las actas, este plan consistía en: «(…) que ante la posibilidad del derrocamiento del Gobierno, del ex – presidente Salvador Allende por las Fuerzas Armadas y Carabineros, el Partido Socialista elaboró un detallado plan para presionar a las Fuerzas Armadas y Carabineros consistente en:

  1. a) Secuestrar a los hijos y cónyuges de oficiales y personal de Ejército y Carabineros. Una vez secuestrados serían llevados en calidad de detenidos y rehenes al Coliseo Municipal, pidiendo en cambio la rendición de los oficiales y personal con sus armas a cambio de la vida de sus familiares;
  2. b) Los que se opusieran serían fusilados;
  3. c) Se procedería al ingreso de armas por el paso cordillerano de Huahún, teniendo como nexo para la realización del mismo a Osvaldo Alvarado, en el Complejo Maderero de Panguipulli. Habrían participado en este plan Sandor Arancibia Valenzuela, Uldaricio Figueroa Valdivia, Genaro Pérez, Victor Honnazabal, Benito Gaete, Victor Navarro, Luis Diaz Borquez y Leda Santibáñez Azócar».

Más adelante se dice:

«Que es hecho público y notorio (…), que existía en todo el país un plan de guerra civil cuyo fin era establecer una dictadura marxista en el país, eliminando a sus fuerzas armadas y de carabineros».

«(…) este plan de traición a la patria existía hasta sus últimas consecuencias en la provincia de Valdivia, organizado militarmente para favorecer al enemigo marxista en perjuicio de las tropas chilenas, a tal punto que viajaron a esta ciudad ciudadanos cubanos para estudiar las posibilidades de un desembarco foráneo en puerto de Corral, extranjeros que fueron solícitamente atendidos en Valdivia por algunos de los inculpados, por instrucciones precisas dadas a Uldaricio Figueroa, Sandor Arancibia y Leda Santibañez por el entonces Presidente de la República Salvador Allende, a través de su hija Beatriz, según se desprende inequívocamente de las cartas que con membrete y timbre de la Presidencia de la República fueron encontradas en la Intendencia de la Provincia (…)»(Ver Nota 1).

Este Consejo de Guerra, condenó el 29 de abril de 1974, a 20 personas: Uldaricio Figueroa y Víctor Hormazábal a la pena de muerte, la que les fue conmuada, el 27 de mayo de 1974 a presidio perpetuo. Sandor Arancibia, Leda Santibáñez, Luis Díaz, y José Gallardo a la pena de presidio perpetuo; Juan Yilorm a la pena de 16 años de presidio. Al resto de las personas procesadas se les condenó a penas que iban de tres a cinco años.

En octubre de 1975 se conmutan estas condenas por extrañamiento y de acuerdo al Decreto Ley 504.

En este Consejo de Guerra se menciona constantemente a los dirigentes del Complejo Maderero. El asalto al cuartel de carabineros de Neltume es ligado al Plan Z.

El Complejo, por su ubicación geográfica, por sus antecedentes, por su actividad era, según los militares, «el lugar indicado para evitar o impedir el derrocamiento del Gobierno de Salvador Allende por las Fuerzas Armadas y de Carabineros».

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo II

EL CICLO DEL CAPITAL PRODUCTIVO

  1. Reproducción Simple

Párrafo 08:

Primero. Puesto que la fórmula `–D`==D`–(D+d) realiza el capital en mercancías, el movimiento todavía indistinto y encarnado en la misma masa de mercancías, se puede desdoblar, ya que ambos poseen ahora forma independiente, como sumas de dinero.

– Página –61 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s