6 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ Veamos ahora la historia del Complejo.


  1. COMPLEJO FORESTAL Y MADERERO PANGUIPULLI LTDA.

En los primeros años del Gobierno de la Unidad Popular, se con formó una gran empresa maderera y forestal filial de la Corporación de Fomento de la Producción: el Complejo Forestal y Maderero Panguipulli Ltda.

Su superficie se extendía en las zonas cordilleranas y Precordillerana de la provincia de Valdivia.

Esta empresa se caracterizó por tener una dirección colectiva y una gran organización sindical.

En el contexto de la efervescencia social, durante los primeros meses del Gobierno de la Unidad Popular, los campesinos de las zonas precordilleranas reiniciaron la ocupación de las tierras.

La revista Punto Final del 8 de marzo de 1971, en su reportaje «LA VERDAD SOBRE LAS GUERRILLAS DE VALDIVIA» escribe:

«La primera toma que se realizó fue la de Carranco, uno de los fundos que visitó el Ministro Tohá en su segundo viaje destinado a investigar las denuncias de la Democracia Cristiana sobre la posible existencia de focos guerrilleros en esa región. En el fundo Carranco trabajaban alrededor de 70 obreros. Era la cuarta vez que había sido tomado. En 1944, y en 1953 los campesinos habían sido desalojados con una violenta represión policial (…). En la lucha de hoy aún participan compañeros que estuvieron peleando en esos tiempos. Estos trabajadores tienen una tradición de combatividad. Sus casas fueron quemadas muchas veces, y se les llevaba amarrados hasta Villarrica, a la Cárcel».

La toma del fundo Carranco. Ocurrida el 26 de noviembre de 1970, a pocos días de asumir el poder Salvador Allende, fue llamada «el grito de Carranco».

Lautaro Hodges, antiguos militantes del MIR y los propios campesinos, nos informaron sobre el proceso de tomas de fundo:

«Los trabajadores tenían una buena organización. En Neltume tenían un excelente sindicato (…) y los mapuches también tenían su propia organización».

«Los campesinos eran apoyados por un grupo de alumnos de la Universidad Austral y de La Universidad Técnica de Valdivia. Los estudiantes de la Facultad de Ciencias Forestales y Agrarias, al realizar sus prácticas de terreno en el fundo Trafún, conocieron la realidad socioeconómica de los campesinos y mapuches y algunos se quedaron con ellos trabajando».

« Los campesinos recurrían a la loma, con la esperanza de mejorar su situación económica. Los mapuches, simplemente, para recuperar sus tierras perdidas».

«La prensa de oposición explotaba estos hechos. La gente que no conocía la zona pensaba que al tomarse un fundo debía haber un enfrentamiento entre patrones y campesinos. Pero esto no era efectivo. Por el contrario eran tan grandes las extensiones de tierra, que bastaba ponerse de acuerdo con los trabajadores que lo cuidaban para realizar la toma».

«Los campesinos, apoyados por el MIR y otros partidos de izquierda, colocaban cadenas y letreros en la entrada del predio. No había actos de agresión y apenas unas pocas armas que nunca se usaron (…) Carabineros con un inspector del trabajo y del Seguro Social más el Gobernador, llegaban a conocer las parles en conflicto. Si verificaban que no había ningún problema, conversaban con la gente (…), luego Carabineros informaba a la Dirección General que se habían (tornado un predio en tal o cual parte, (…) que no había heridos ni muertos ni enfrentamientos. La toma pasaba a consignarse al Juzgado como un acto ilegal.»

De esta forma se fueron tomando otros fundos: Pilmaiquén, Huilo Huilo, Arquilhue, entre otros.

En el mismo artículo citado, de la revista Punto Final, Roberto Sepúlveda informa que :

«La toma de Trafún (más de 22.000 hectáreas) se originó en la negativa de los dueños. Germán y Victor Kunstman, para discutir el pliego de peticiones de los 136 trabajadores. La Inspección del Trabajo, por su parte no llamó nunca a comparendos».

Roberto Sepúlveda, uno de los obreros, explica esta situación:

«Aquí nos pagaban cada dos meses. Se nos iba la plata en la pulpería. Kunstman tiene un Supermercado y también es dueño del Molino Collico. De ahí traía los alimentos. La asignación familiar nunca la pagó en plata, la daba en comida y cuando reclamábamos, nos decía que entonces nos quitaría la pulpería. Y como nosotros no teníamos cómo ir al pueblo a comprar, teníamos que quedamos callados (…) La mayor parte de las veces, nosotros salíamos para atrás con la pulpería y no sacábamos un peso de sueldo».

«Las boletas de la pulpería así lo demuestran. Dejan en claro también un hecho que a nadie llama la atención: el analfabetismo. Las boletas tienen a un costado un espacio para poner la huella digital para los que no saben firmar y ese es el signo por el cual gran parte de los trabajadores anotaba deudas (…)».

«En Pirihueico, otro de los fundos cerca de Liquiñe, el administrador detuvo a dos campesinos que quisieron entrar. El administrador iba acompañado de carabineros que golpearon duramente a los obreros. Los trabajadores del fundo son virtuales prisioneros del administrador, porque los carabineros del Retén de Pirihueico no los dejan salir si no presentan autorización de él. Allí. los trabajadores deben pedir permiso hasta para casarse (…). En Paimún otro de los fundos tomados- el arrendatario, propietario de 50 vacas, sacaba 5 litros de leche y luego botaba el resto al río».

El 15 de marzo de 1971 se realizó la llamada Operación Ardillas. Se expropiaron 14 predios de la cordillera y precordillera de la provincia de Valdivia. De este modoso formó en Complejo Forestal. En superficie éste abarcaba más de 360.000 Has.

Los antecedentes que dieron origen a su constitución so encuentran en la Ley de Desarrollo de Zonas Fronterizas, la que propicia la integración al desarrollo nacional de zonas marginadas.

Los predios que lo estructuraban se extendían a lo largo de la cordillera y precordillera de las comunas de: Panguipulli, Valdivia, Lago Ranco, Los Lagos, Río Bueno y Futrono. La herramienta legal que se utilizó para crearlo fue la Ley Nº 16.640 de Reforma Agraria.

El 17 de octubre de 1971 se constituyó oficialmente bajo la razón social de «Complejo Forestal y Maderero Panguipulli Ltda». Sus socios fueron la Corporación de Fomento (CORFO) y la Forestal Pilpilco.

Posteriormente otras expropiaciones y/o traspasos sumaron nuevos predios a la naciente empresa. Su extensión alcanzó una superficie de 420.000 Has., lo que correspondía a un 27% de toda superficie de la Provincia de Valdivia.

Esta gran extensión hizo que para su mejor administración el Complejo fuera dividido en siete sectores. Cada sector agrupaba a un número determinado de fundos, existiendo en cada uno de ellos un predio principal que hacía de núcleo.

Aquí sólo mencionaremos en detalle los sectores que están más estrechamente relacionados con la represión y con los 44 campesinos y trabajadores ejecutados o desaparecidos.

El sector Nº 1 estaba compuesto por el fundo Trafún de 20.000 Has..Paimún de 4131 Has. y Carranco de 28.000 Has. Este sector sumaba 52.631 Has.en total. El predio principal era Trafún. Cerca de la entrada de este fundo se encontraba Liquiñe, aldea campesina mapuche que se ubica junto a un río y aun cerro escarpado que tiene con cascada. Había una iglesia y una escuela misional Capuchina. También existía. y existe hasta hoy, una hostería llamada «Termas de Liquiñe». Dueña de esta propiedad era la familia de apellido García.

El Sector No. 5 estaba conformado por los predios Neltume de 8403 Has.. Pilmaiquen de 33.542 Has..Pirihueico de 16.886 has., sumando el sector una superficie total de 58.831 Has. Neltume era el centro principal del Complejo. ahí se encontraba la administración central.

El Sector No. 6 se encontraba en el extremo sur del Complejo y estaba compuesto por los predios Arquilhue de 36.562 Has., Maihue de 14.074 Has., Huinahue de 420 Has., Rupumeika de 3.000 Has.y Tralun sur de 12.500 Has. En total tenía una superficie de 72.416 has. El predio principal era Arquilhue. En este sector se encuentran los poblados de Arquilhue, Currihue, Chabranco y las termas naturales de Chihuio. Allí existía una casa patronal perteneciente a la familia González.

Los objetivos de la sociedad, según su escritura de constitución, eran:

  1. La explotación forestal y maderera de los recursos de su propiedad o de terceros.
  2. La conservación y la preservación de los recursos naturales del área geográfica bajo su administración.
  3. La comercialización. ventas y exportación de su producción, así como aquellas gestiones comerciales relacionadas directa o indirectamente con sus actividades.

Para la Administración del Complejo se creó una dirección conjunta entre profesionales, técnicos y trabajadores. Esto permitió a los trabajadores alcanzar cargos de dirección en la empresa y de control de la producción. En el Consejo Administrativo también participaban representantes de los trabajadores.

El objetivo de esta administración en una primera etapa fue el logro de tres metas básicas:

  1. Estructurar la orgánica administrativa y procedimientos de curación.
  2. Lograr una meta de producción satisfactoria en sus distintas ramas o actividades: maderas aserradas, productos industriales y agropecuarios, etc.
  3. Recopilar la información y antecedentes básicos que permitan la formulación de un plan de desarrollo a mediano plazo de la empresa.

Al hacer el balance del primer año de funcionamiento del Complejo, Lautaro Hodges Soto, Gobernador del Departamento de Panguipulli, en su Memoria Anual, período 1970- 1971 escribió:

«Durante el año el Complejo ha ido afiatando su organización. Administración y formas internas de trabajo. Esto ha permitido que se haya seguido produciendo, en base a elementos con que contaba cada predio al momento de expropiarse (…) En este año la marcha general del Complejo se estaba afinado y sus diversas actividades entraban a canales normales de tranquilidad en lo sindical y laboral. En lo laboral se duplicó la cantidad de obreros, dando trabajo estable a cerca de mil cesantes, por la desocupación o disminución de las faenas de los mismos fundos expropiados. De esos nuevos trabajadores había un buen porcentaje de indígenas de comunidades adyacentes, a las que de paso se les restituyó tierras usurpadas por los particulares, propietarios de los fundos que hoy ocupa el complejo.»

En este primer año en el Complejo se corta y elabora madera, se fabrican placas de terciado, puertas y ventanas.

Lautaro Hodges agrega que:

«Al finalizar el año 1971 se hizo volteo de árboles por cinco millones de pulgadas y se construyeron una infinidad de caminos para el madereo. Se exportaron miles de pulgadas de maderas a Argentina y Cuba», y asegura que «(…) lo producido en pulgadas dentro del primer año, en ningún caso fue inferior a lo que cada fundo producía separadamente antes de la formación del Complejo».

Este enorme desarrollo se ve interrumpido por el Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. A finales de ese mes. el Gobierno Militar designa al Coronel Delegado Rene López García, para realizar una evitación. El objeto era reunir antecedentes para fundamentar una política económica en su manejo. El informe Titulado «Breve Síntesis del Complejo Forestal y Maderero Panguipulli Ltda. (COFOMAP)» está fechado en Valdivia el día 8 de enero de 1974. (ver anexo Nº 1.)

Al revisar los informes, relacionados con el funcionamiento del Complejo, podemos apreciar un desarrollo óptimo de la empresa forestal más grande hasta entonces habida en Chile.

La situación descrita, no guarda ninguna relación con la violenta y brutal represión que se ejerció contra los trabajadores en los días posteriores del Golpe de Estado.

Lo que sucedió luego con el Complejo, no es fácil de reconstituir ni de comprender. A este respecto hemos entrevistado a campesinos de la zona, ex trabajadores, obreros ; empleados, así como al actual Gerente General de la Compañía Forestal y Maderería Panguipulli, cuyas oficinas se encuentran actualmente en Santiago. Además, hemos recopilado informaciones de prensa de estos años referida a la situación del Complejo

A partir del Golpe de Estado, la empresa quedó en manos del gobierno militar. Las nuevas autoridades no respetaron la evaluación técnica, altamente positiva que hiciera Coronel Delegado Rene López García. Muy por el contrario.

Los fundos que constituían el Complejo Maderero fueron traspasados a la Corporación Nacional Forestal (CONAF), instancia que a su vez, bajo el gobierno militar fue entregada a la Corporación de Fomento (CORFO). Bajo esta figura legal el 95% de las tierras pasaron? a manos de la CORFO y el 5% restante quedaron a cargo de la SACOR. (4)

Con la nueva administración, el Complejo, que antes producía divisas al país, abastecimiento interno y beneficios a la comunidad, registró una pérdida tributaria de 1.200 millones de pesos anuales. Esto llevó a la CORFO a licitar las tierras del Complejo rompiendo su unidad.

Luego de un proceso que duró años, los Fundos Neltume y Carranco fueron devueltos a sus antiguos dueños. Más tarde, la familia Echevarri vendió Neltume a una empresa francesa. Esta empresa adquirió además las dos fabricas.

Otros fundos corrieron distinta suerte.

La actual Compañía Forestal y Minera Panguipulli S.A. quedó finalmente constituida sólo por los dos últimos fundos que quedaron por licitar por parte de CORFO, y que anteriores llamados no habían podido ser vendidos, ellos eran: Pilmaiquén y Arquilhue.

Comprados en 1987 bajo la política de ‘Capitalismo Popular’ y con la inscripción le) de ellos en octubre de ese año, se formó finalmente la actual Compañía Forestal y Maderera Panguipulli S.A.

Esta compañía estaba formada por tres Sociedades Anónimas cerradas, lo que signicaba que cada sociedad no podía tener mas de 100 socios. 280 personas constituían la Compañía. El 80% eran socios y el 20% restante, lugareños que trabajaban allí.

Los actuales ejecutivos del Complejo declaran que: «El capitalismo popular fue una utopía. Al cabo de tres años sólo quedaron el 30% de los accionistas iníciales y los lugareños optaron por vender su parte ya que no tenían acceso para obtener créditos que les permitieran pagar lo que adeudaban».

Actualmente, esta Compañía produce sólo 35.000 pulgadas de raulí aserrado, y hace manejo de renovables de la misma especie.

Tanto las antiguas como las actuales autoridades del Complejo, opinan que el Gobierno Militar utilizó «los bienes nacionales otorgados por la explotación de los fundos y la madera en beneficio propio».

La revista Hoy Nº 318 de 1983. relata que:

«El yerno del General Pinochet Ugarte, Julio Ponce Lerou, fue nombrado Gerente General de la CORFO, cargo que ocupo hasta septiembre de 1983».

Ese año la prensa informó ampliamente sobre sus malversaciones. Y fueron conocidas las querellas criminales que contra Ponce Lerou se entablaron, el Fiscal Militar de Temuco -Alfonso Podlech- y el abogado Ricardo Claro, quienes lo acusaron sin ambigüedades de enriquecimiento ilícito.

La misma revista Hoy informa que en una documentación de 24 páginas con fotocopias de escrituras del Diario Oficial, que circuló en el primer semestre de 1983, se acusa a Ponce Lerou de «utilizar el Complejo Panguipulli de 500.000 hectáreas, como si fuera fundo propio, haciendo usode los medios técnicos, humanos y económicos del Complejo para sus actividades personales relacionadas con el sector forestal y ganadero, que son su fuerte en el sur de Chile».

Por otra parle, el abogado Víctor Carmine, encargado de recuperar los Fundos Neltume y Carranco para sus antiguos propietarios, en una declaración séllala que: «en la contabilidad de CORFO no aparece la producción de los predios», agregando que «en Neltume y Carranco se explotaban unos seis millones de pulgadas de madera hasta el momento en que la producción fue paralizada». Textualmente Carmine dice así: «si consideramos que la pulgada de raulí en pié cuesta dos dólares 50 centavos, se obtiene la cifra de 15 millones de dólares en sólo dos fundos, que conozco directamente y que representan apenas el 10% del Complejo».

El artículo de la revista Hoy continua con algunas preguntas que el propio Víctor Carmine hace: «¿Qué ha pasado en los otros predios?, ¿Cuánta madera ha salido?, ¿en qué condiciones?, ¿qué ha pasado con los animales que allí había?». Sostiene que, por la actuación bastante decidida del Sr. Ponce Lerou, que contrató a los abogados Pablo Rodríguez y Evaristo Figueroa, la devolución no ha sido posible y agrega que: «Hay seis millones de pulgadas que no se sabe donde están y tendrá que pagar CORFO o alguien».

De este modo, lo que fuera el Complejo Forestal y Maderero Panguipulli, desde el punto de vista social, económico, humano y político, quedó bajo el Gobierno Militar y con el correr del tiempo, prácticamente reducido a la nada.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo II

EL CICLO DEL CAPITAL PRODUCTIVO

  1. Reproducción Simple

Párrafo 11:

Tercero. Si el movimiento del valor capital y de la plusvalía, movimiento que en  y en D es todavía común, sólo se desdobla parcialmente (de tal modo0 que una parte de la plusvalía no se gaste como renta) o no se desdobla en absoluto, se operará en el mismo valor capital una modificación dentro de su ciclo y antes de que éste finalice. En nuestro ejemplo, el valor del capital productivo era de 422 libras esterlinas. Por tanto, si continúa a D—M, supongamos, como 480 o 500 libras esterlinas, recorrerá las últimas fases del ciclo como un valor superior en 58 o en 78 libras esterlinas al valor inicial. Y esto puede ir unido al  ismo tiempo, aun cambio en su proporción de valor.   

– Página –61-62 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s