07 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ ANTECEDENTE DE LA INTERVENCIÓN REPRESIVA EN LA ZONA DEL COMPLEJO


El operativo militar realizado en la zona se inició el 12 de septiembre. Sin embargo, sólo a partir del 16 de septiembre la prensa local da cuenta de ellos.

Como sabemos, en la Provincia de Valdivia, luego del Golpe de Estado, la máxima autoridad administrativa y militar era el General Brigadier Héctor Bravo Muñoz. Este era el Comandante de la Cuarta División de Ejército y su jurisdicción se extendía desde la Provincia de Malleco a Llanquihue. Su base estaba en la ciudad de Valdivia.

El Jefe de Estado Mayor de la cuarta división era el Coronel Carlos Paulsen Baeza.

En los operativos militares de la zona sur participaron activamente las unidades de Valdivia, con apoyo de unidades de Temuco, Osorno y Puerto Montt. También participaron Comandos Especiales venidos desde Santiago.

El mayor despliegue militar en la provincia se realizó en la zona cordillerana pre cordillerana. y estaba dirigido principalmente a los habitantes de los fundos que conformaban el Complejo.

Las unidades que estaban bajo la IV División del Ejército eran:

«el Regimiento de Infantería Motorizado No. 8 Tucapel, al mando del Teniente Coronel Pablo Iturriaga Márchese con asiento en Temuco: el Regimiento de Infantería de llanura No. 12 Sangra, a cargo del Coronel Rubén Rojas Román, con asiento en Puerto Montt; el Regimiento de Infantería de Montaña No. 10 La Concepción, al mando del Coronel Hernán Ramírez Ramírez, con base en Lautaro: el Regimiento de Caballería No. 3 Húsares, al mando del Teniente Coronel Alejandro Morel Donoso con sede en Angol: el Regimiento de Artillería No. 4 Miradores, al mando del Coronel Elio Bacigalupo Soracco, con base en Traiguén; el Regimiento de Artillería Motorizada Maturana, al mando del Coronel. Héctor González, con guarnición en Valdivia: el Regimiento de Telecomunicaciones No. 4 Membrillar, al mando del Teniente Coronel Patricio Bravo Pantoja, con asiento en Valdivia: el Regimiento de Ingeniería Motorizado No. 4 Arauco, comandado por el Teniente Coronel Lizardo Abarca Maggi, con base en Osorno; y el Batallón Logístico No. 4, dirigido por el Teniente Coronel Luis Vega Fonseca, con asiento en Victoria».

«El encargado del trabajo de inteligencia destinado a recopilar antecedentes sobre los obreros madereros y campesinos del Complejo (…) ., era el jefe del departamento de inteligencia de la división, el Coronel Haroldo Buslos Maureira» (La Época 30.06.90)

El mismo diario informa que:

«Al sector sur del Complejo, (se refiere a las zonas de Futrono. Llifén, Arquilhue, Curriñe y Chabranco), se dirigió el contingente de Caballería Nº 2 ‘Cazadores’. El Comandante era el Teniente Coronel Santiago Sinclair Oyane del y el Segundo Comandante era el Mayor José Feliú Mandinagoitia».

«Al sector norte del Complejo se dirigió contingente del Regimiento de Artillería Motorizada ‘Maturana’ Su Comandante en la época era el Coronel Héctor Gonzalez. En este sector se encontraba el poblado de Neltume y Liquiñe».

El Regimiento de Telecomunicaciones No 4 ‘Membrillar’ también operó principalmente en ese sector. El Comandante de éste era el Teniente Coronel Patricio Bravo Pantoja».

En el diario El Mercurio del 27 de junio de 1990, el actual senador designado Santiago Sinclar señala que:

«la mayoría de las unidades que integraban la IV División del Ejército tuvieron intensa actuación en el ámbito que cubre la jurisdicción, patrullajes, controles, etc. Ahí intervinieron muchas unidades, porque ese es un sector sumamente amplio, extenso, muy difícil, densamente cubierto con todo tipo de vegetación».

Por su parte, el jefe de las fuerzas de Carabineros en la zona era el General Eduardo Gordon, primo hermano del militar que fuera después Director de la Central Nacional de Informaciones- CNI. Bajo su mando estaban las comisarías, tenencias, retenes y otras unidades policiales, incluso las ubicadas en la zona precordillerana de Futrono.

Simultáneamente con informar el desarrollo de los operativos, la prensa local y nacional justificaba la represión.

Así, El Correo de Valdivia del 16 de septiembre de 1973 informa:

«Uno de los operativos más delicados están cumpliendo efectivos de la Fuerza aérea de Chile y Carabineros en la precordillera y cordillera tanto en las cercanías como en el propio Complejo Maderero de Panguipulli, el cual como es de conocimiento público se convirtió en un foco de adiestramiento guerrillero y en un arsenal de elementos extremistas (…). A la acción de las tropas militares se suma la de helicópteros fuertemente artillados (…). Es preciso tener presente que los guerrilleros no solamente cuentan con armamento poderoso sino además con vehículos motorizados de diverso tipo tales como jeeps, tractores, camiones, camionetas, etc (…)».

El Mercurio, en su edición del 29 de septiembre precisa:

«Unidades especializadas del Ejército que llegaron desde la Capital, están actuando en el Complejo de Panguipulli con miras a terminar la resistencia que han opuesto mas de 200 extremistas de las 3600 personas que se encuentran en dicho lugar (…) Las unidades militares han efectuado nuevas detenciones y están cumpliendo rastreos por el lugar y siguiendo a los integrantes del foco que ha resistido y que ha huido aprovechando la topografía del lugar cordillerano».

Al final del artículo. El Mercurio agrega:

«El comandante ‘Pepe’ y sus secuaces se entregaron casi sin ofrecer resistencia, lo que se ha considerado como una franca derrota de quienes conducían al Complejo Maderero de Panguipulli. Es posible que los que huyan hayan ocultado o lleven buena parte del arsenal de armas».

El semanario Ercilla del 26 de septiembre al 2 de octubre de 1973, dedica un extenso artículo al desmantelamienlo de focos guerrilleros en la zona sur (actuales novena y décima región). Destacan las opiniones vertidas por el Comandante de la División de Caballería de Valdivia, General Héctor Bravo Muñoz y el jefe de la zona de Llanquihue y Chiloé, Coronel de la FACH Sergio Leigh Guzmán, hermano de Gustavo Leigh, Comandante en Jefe de la Fach y miembro de la Junta Militar.

Entrevistando a antiguos militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria y revisando sus documentos oficiales de esa época: especialmente los referidos a su política campesina y más específicamente a su política para el sector forestal, se puede deducir que en ese período este partido no tenía entre sus objetivos principales el de constituir un foco guerrillero. Su trabajo estaba dedicado a realizar un avance en la organización social; construyendo una alianza obrero-campesina que les permitiera resolver el problema social y alcanzar una participación mayoritaria en la administración del poder.

Eso explica tal vez que el General Héctor Bravo Muñoz haya declarado a la revista Ercilla Nº 1.991 de 1973 que:

«Entre los casos esporádicos de resistencia que pernos encontrado está el del Complejo Maderero. La acción más importante se registró el día 14, cuando un grupo de ochenta guerrilleros armados atacó El Retén de Neltume, ataque que fue rechazado sin registrarse bajas, por los doce carabineros que defendieron el lugar. De inmediato llegó apoyo militar, logrando capturarse algunos prisioneros, quienes nos confirmaron la presencia de extranjeros en el grupo de extremistas (…) En el Complejo había alrededor de 3000 hombres, todos bajo fuerte influencia extremista. Tenemos dispuestas acciones de limpieza en la zona, con operativos terrestres con apoyo de helicópteros y aviones (…)».

El Coronel Sergio Leigh, por su parte, manifestaba al mismo semanario Ercilla. su extrañeza por la ninguna resistencia extremista en la zona sur del país.

«Puede ser por temor -dice-, pero también sabemos que muchos pobladores vivían aterrorizados por los marxistas: eran de la U.P. sólo por miedo (…) no puede ser verdad tanta belleza, tanta calma nos preocupa. Pero puede haber una explicación: la batalla principal se dio en Santiago y quien ganara allá iba a controlar el país, hasta en estas cosas influye el centralismo: puede que hayan comprendido que no hay justificación alguna para combatirnos».

Una versión similar dio Federico Willoghby -secretario de prensa de la Junta de Gobierno- a periodistas extranjeros y nacionales. El Mercurio del 21 de septiembre reprodujo así sus declaraciones:

«El comandante Pepe fue detenido junto a otros 16 extremistas y su esposa Yolanda Avila Vásquez, sin oponer mayor resistencia (…)»

En 1990 y en relación con el proceso en torno a las fosas clandestinas de Chihuío, don Héctor Bravo Muñoz, General del Ejército actualmente en retiro declaró:

«durante mi desempeño como Comandante en Jefe de la IV División de Ejército. en el período comprendido entre diciembre de 1972 y enero de 1974, me correspondió actuar en el pronunciamiento militar del 11 de septiembre de 1973, circunstancia en la cual desempeñé los cargos de Jefe de Zona en Estado de Sitio de la Provincia de Valdivia, Intendente y Gobernador del Departamento. En atención a mi calidad de Comandante en Jefe de la División, me correspondió asimismo actuar corno Juez Militar».

Enseguida hace una relación de las actuaciones efectuadas por el Movimiento de Izquierda Revolucionaria, en especial su ataque al cuartel de carabineros de Neltume, ubicado dentro del Complejo Maderero Panguipulli, los arsenales encontrados en Nehueltué. Textualmente dice:

«las escuelas de guerrillas: y la personalidad de líder de José Liendo conocido con el alias de ‘Comandante Pepe’, crearon un cuadro que obligó a reuniones con jefes de carabineros, que determinaron la necesidad de iniciar la búsqueda de personas y armas involucradas en este hecho dentro del complejo de Panguipulli. Esa operación fue planificada para hacerse desde Valdivia, con personal y medios de la propia Guarnición militar y con la colaboración de la base Maquehua de la Fuerza Aérea ubicada en Temuco y que facilitaría helicópteros. Igualmente colaboraron en estas operaciones hacia el complejo, tropas de la Guarnición Militar de Temuco, que se encontraban al mando del hoy fallecido Coronel Pablo Iturriaga Marchesse (…) El primer operativo con resultado fue, el que con fecha 19 de septiembre, logro aprehender en algún lugar del Complejo y luego de siete días de búsqueda, a José Liendo o Comandante Pepe’ y a varios de sus seguidores. Los detenidos fueron trasladados a Valdivia, sometidos a proceso y luego a Consejo de Guerra, de acuerdo a las normas vigentes en ese momento».

El Mercurio del 18 de noviembre de 1973 publicó un artículo titulado «OPERATIVOS DE LIMPIEZA DE GRUPOS EXTREMISTAS ARMADOS». En él informa:

«Más de un millar de soldados, médicos, enfermeras, dentistas, aviones y helicópteros participaron en el operativo de limpieza de grupos extremistas armados y en el plan de asistencia social a los habitantes de las regiones cordilleranas de la región sur. La jomada se cumplió en la cordillera de Nahuelbuta desde Concepción a Coronel y en plena cordillera de los Andes hasta el límite con la provincia de Osorno».

«La realización de este movimiento masivo de Ejército fue anunciada en Valdivia semanas atrás por el propio Presidente de la Junta de Gobierno, General Augusto Pinochet, en su calidad de Comandante en Jefe del Ejército y con propósito primordial de otorgarle a esta vasta zona un impulso decisivo no sólo en el aspecto producción, sino sacar del medio marginal en que se encuentran habitantes de esos apartados rincones cordilleranos».

«Así mismo, eliminar focos de guerrilleros que aún persisten, como un manera de devolver totalmente la tranquilidad a la ciudadanía».

El artículo prosigue con la descripción del operativo propiamente tal:

«intervino la Brigada Especial Contra Guerrillas, bajo las órdenes del General Nilo Floody Buxton. La Brigada la conformaron compañías del Regimiento Lautaro, Tucapel, Arauco, Fuerzas Especiales del Cazadores y Regimiento La Concepción de Arauco, y fue Comandada por el Teniente Coronel Carlos Alejandro Medina Lois».

Más adelante, uno de los reporteros gráficos que participó invitado en el operación informa que:

«El General Floody les aseguró que las guerrillas en esos lugares escarpado y casi inaccesibles no tienen ningún sentido porque en este momento los lideres marxistas están en las embajadas y sin ninguna posibilidad de brindar apoyo logístico. Además, señaló, el pueblo tomó conciencia de la función del gobierno militar y no está dispuesto a prestar ningún tipo de ayuda. Frente a este panorama los extremistas que arrancaron a la sierra, están destinados a morir y si hubiera grupos, exclamó, serán inmediatamente aplastados por las fuerzas militares. En la operación participaron también aviones de reconocimiento de las bases Puerto Montt y Temuco. La central de operaciones se estbieció en Panguipulli desde donde se organizan las patrullas en vehículos y helicópteros. Entre los lugares recorridos podemos mencionar: Liquiñe, Coñaripe, Villarrica, Pucón, Choshuenco, Pirihueico, Quechumalal, Toledo, Riñihue, Neltume, Llifén, Ranco. Maihue, Arquilhue. Hua-hun, etc.».

Luego el corresponsal destaca la formación de la oficialidad que dirigía la operación:

«La Brigada Antiguerrillas, cuyo jefe es el Comandante Carlos Medina Lois, está integrada por profesionales graduados en el extranjero, con lugares de honor. Han estado en cursos efectuados en Francia, Panamá, Estados Unidos: han sobrevivido en plena selva con indígenas, precisamente con el objeto de especializarse en este tipo de combate y para la lucha contra los guerrilleros».

Finaliza el artículo señalando que:

«la presencia de los periodistas Huenter y De la Rosa, fue posible debido a las facilidades que otorgaba el Jefe de Zona en Estado de Sitio, General Héctor Bravo Muñoz: el jefe del operativo. General Nilo Floody, el comandante Medina, el Mayor Luis Parera y todos los oficiales de la expedición, profesionales y soldados».

No tenemos certeza de la fecha exacta en que se inició este gran operativo descrito por el diario El Mercurio, posiblemente días antes o después del 28 de octubre de 1973, fecha en que los periódicos informaban de la visita de Pinochet a Valdivia. Tampoco podemos descartar la posibilidad de que muchos de los integrantes de este operativo estuvieran inmediatamente después del golpe en la zona, ya que como veremos más adelante un conscripto señala que el Teniente Coronel Alejandro Medina Lois había llegado el día 12 de septiembre de 1973 a Neltume. Iguales antecedentes entrega el libro Chile, la Memoria Prohibida.

   

Notas

Nota 1. Textos de las cartas según actas del Consejo de Guerra causa Rol Nº 1455-73.

«Presidente de la República-Chile-Santiago, 5 de marzo de 1973.

Estimados compañeros Uldaricio Figueroa y Sandor: deben saber ya por Ariel que vamos con una visita grata. Les rogamos pongan el máximo de los máximos para que la estadía sea buena; confiamos en la capacidad de organización de ustedes. El sentido del viaje es de descanso. Nosotros vamos en avión el día martes; alrededor de las 11.30 llegamos por allá y nos regresamos el sábado tipo 11 de la mañana. En el avión viajamos seis compañeros. Sé que Ariel les pidió que ojala tengan con buenas condiciones preparada una casa como para 12 personas, pero en total vamos a ser 17 compañeros. Creo que el resto, si no cabe en la casa. se puede ir al hotel pero de Valdivia. Si no hubiera condiciones para una casa, que sería lo ideal, habría que tener un bloque del Hotel. Según supe el primer día habría un paseo fluvial, el otro día pesca en el Lago Ranco con posible alojamiento ahí (esto hay que amarrarlo bien). Y al día siguiente, salida a Todos los Santos y posiblemente Puerto Montt. También aparte de pesca, tiene interés en cazar. A la compañera del invitado se le podría hacer un viaje alternativo a Temuco porque le interesa todo lo de artesanía y folclor.

Al partido y al Presidente les interesa atenderlos lo mejor posible, pidiéndoles se esfuercen por ello. Quedan ustedes responsabilizados de ello. No se preocupen de los gastos, ya que hay pleno apoyo para ésto. Con mi compañero Luis y los compañeros del GAP pueden ver todos los detalles con plena confianza. Hasta pronto.

Fraternalmente,
Tati

P.D. Traten de tener equipo de pesca y caza, y al menos dos (2) vehículos. Luis al final se va en el avión con nosotros, en cambio en el auto un médico militante socialista de total confianza. Se llama Oscar Soto.

(Hay un timbre)
«Presidencia de la República – Chile, Secretaría Privada. S.E.»
«Presidencia de la República-Secretaria».

Compañera Leda:

Como los compañeros son hombres y no se fijan en detalles que hacen agradable una estadía espero que ustedes pongan el cariño, la delicadeza y también la organización. Fíjate que la casa tenga calefacción o chimenea, que existan elementos de confort ( tipo toallas-cosas tocador, etc.) y piensa que debe haber sus buenas frazadas porque estarán lejos del trópico de ellos, inclusive un bonito ramo de flores a nombre de ella que se llama Lorna, no se preocupen por los gastos que tenemos apoyo. Le escribí además a Sandor y Uldaricio insistiendo en que es muy importante salir bien parados.

Hasta pronto, gracias y éxitos, (aún no sé votación de Valdivia)

Fraternalmente,

Tati

  1. El Movimiento Nacionalista Patria y Libertad.
  2. Lautaro Hodges Soto fue detenido por primera vez junto a 23 funcionarios de la Dirección de Educación Provincial, a raíz de un incendio que ocurrió en sus establecimientos. Luego fue detenido el S de octubre de 1973 y procesado por el Consejo de Guerra (Causa Rol Nº 1597-73) que acusa a 57 personas por pertenecer supuestamente a la organización paramilitar llamada Mando Unico y por supuesta participación en el asalto al Reten de Carabineros de Neltume. El dictamen de este proceso con fecha 5 de junio de 1974, dicta sobreseimiento total temporal por falla de méritos respecto a Lautaro Hodges.
  3. Para el 28 de septiembre de 1973 ambos se encontraban detenidos. El doctor Bruno García, se presentó voluntariamente a la Cuarta División de Ejército, para aclarar el llamado, a través de un bando. Lo dejaron detenido de inmediato por orden del mayor Bustos. El diputado Luis Espinoza nunca estuvo en el domicilio del doctor García. Al momento del golpe ya se encontraba detenido desde hacía meses, procesado ante la justicia ordinaria por desacato al Poder Judicial. Semanas después fue trasladado a Puerto Montt donde fue ejecutado por presunto intento de fuga.
  4. SACOR: Sociedad Agrícola filial de Corfo Ltda. Creada el 31.08.64

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo II

EL CICLO DEL CAPITAL PRODUCTIVO

  1. Reproducción Simple

Párrafo 15:

En efecto, en la circulación de la renta del capitalista la mercancía producida  (o la fracción ideal correspondiente del producto en mercancías M`) sólo sirve para convertirla primeramente en dinero y luego, por medio de éste, en otra serie de mercancías destinadas al consumo privado. Pero, no debe perderse de vista aquí el pequeño detalle de que m es el valor en mercancías que al capitalista no le ha costado nada obtener, materialización de la plusvalía, por cuya razón aparece en escena primitivamente como parte integrante del capital-mercancías M`. Por tanto, este mismo m se halla, ya por su propia existencia, vinculado al ciclo del valor-capital en marcha, y si éste se paraliza o sufre una perturbación cualquiera, no sólo se restringe o cesa en absoluto el consumo de m, sino que, al mismo tiempo, se paraliza o se altera la venta de la serie de mercancías que han de reponer a m. Y lo mismo ocurre si la operación M`–D` fracasa o sólo logra venderse una parte de M`.  

– Página –62 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s