08 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ NELTUME


 

La palabra Neltume. de origen mapuche, quiere decir «dejar libre» (neln. neltun, nelcün: soltar, dejar ir libre; men. irse allá.), quizás por lo impresionante de su paisaje, sus antiguos habitantes le pusieron así.

Se encuentra situada hacia la cordillera en la Comuna de Panguipulli. Está situado a 56 Km. de Panguipulli y a 170 Km. de Valdivia.

En los sectores altos, en los cerros cercanos a Neltume. vivía y vive población mapuche. A veces ellos eran contratados para trabajar en el Complejo.

La imagen del pueblo de Neltume que evocan antiguos habitantes es así:

«Era como un campamento obrero, con una calle principal, de tierra, al costado de la cual estaban las dos fábricas. Las casas eran de madera vieja, forradas de terciado, una al lado de la otra. Existía además al aire libre un lavadero de ropa que utilizaban las mujeres de los obreros. Había dos canchas de fútbol. En el fundo Neltume había una pulpería».

De todos los poblados que formaban parte del Complejo. Neltume era el que tenía un mayor número de habitantes. Había alcanzado un cieno grado de urbanización, pues tenía las dos fábricas: la de Neltume y la de ex IMASA (1). En ellas se elaboraba madera, ventanas, puertas, etc. Esta actividad daba trabajo permanente a un gran número de personas.

Neltume contaba además con una posta de primeros auxilios, con un retén de carabineros y con una escuela de educación básica para los niños del lugar. Pero, también allí, en la época de la Unidad Popular concurrían adultos. La escuela, atendida por monjas, y dirigida por la Madre Modérata, que era la Superiora, organizó cursos vespertinos de educación secundaria para los trabajadores y sus familias. Esta idea y su realización surgió del Sindicato de Trabajadores de Neltume, dirigido por Mario Fuentealba (Ver Nota 1). A estos cursos asistían todas las tardes unos 20 alumnos, entre ellos Luis Pezo Jara, joven de 17 años, uno de los doce ejecutados.

En el año 1973 Neltume tenía una población estable de unas 2.500 a 3.000 personas. El numero aumentaba considerablemente en las épocas de mayor actividad.

Al solicitarle ahora a algunos lugareños de Neltume o a otras personas que vivieron que recuerden la vida de ese entonces, bajo el Gobierno de la Unidad Popular, dicen: «era un pueblo que bullía de actividad. Se desarrollaba en forma dinámica (…) La mayoría los habitantes del lugar tenían trabajo estable que les permitía vivir con comodidad y sin sobresaltos (…) La vida era alegre, nos visitábamos, nos ofrecíamos buenas comidas. La organización administrativa del Complejo velaba por una adecuada mantención y provisión de víveres. Teníamos lo necesario, lo básico. La vestimenta la adquiríamos en Panguipulli y no era difícil poder viajar hasta allá. El camino era de tierra y el bus demoraba unas tres horas, según el tiempo y la lluvia (…) En ocasiones viajábamos toda la familia y era como un paseo. Había una posta de primeros auxilios a cargo de un enfermero». Nos sorprendieron las referencias reiteradas a la existencia de una biblioteca y el interés que los trabajadores tenían por ella.

Como los centros de trabajo estaban a poca distancia de las casas y el horario de trabajo estaba regulado por la legislación vigente, los trabajadores disponían de bastante tiempo libre. Esas horas las compartían con sus familias, cultivando huertos, picando leña, criando algunos animales.

Ramón Cousiño (2) antiguo obrero del Complejo nos relató:

«En ese tiempo, las reuniones sindicales y políticas eran de gran importancia. Muchos trabajadores empezaron a militar en los piulidos de la Unidad Popular y en el MIR. La militancia se convirtió en un motor de crecimiento. En esa época los trabajadores veían en los partidos políticos un instrumento de organización, de aprendizaje. Como un medio para alcanzar un cambio, que les permitiera el, acceso a una vida mejor, al conocimiento, a una mayor participación: que 1 ayudara a defender sus intereses.»

Por otra parte, en los alrededores de Neltume, unos seis o 10 Kms hacia el norte, el había instalado un pequeño campamento de adiestramiento «paramilitar». A ese lugar concurrían jóvenes estudiantes que venían de Santiago y de otros lugares del país.

Según Guillermo Rodríguez., actual preso político, quien fue antiguo instructor de dicho campamento, nos cuenta: «allí no se hacía preparación militar propiamente tal, sino cursos de educación política, organización y gimnasia. Una o dos pistolas servían para aprender, arme, desarme y limpieza del arma. Todo eso estaba concebido como una mínima preparación para la autodefensa.» Este campamento era similar a otros que tenían los partidos Comunista y Socialista. En ninguno de ellos, se constituyó jamás un grupo militar propiamente tal. Otras personas que también conocieron la experiencia, afirman enfáticamente que este trabajo era compartimentado, que los militantes obreros del Complejo Maderero lo desconocían, y no tenían ninguna relación con dichas escuelas de formación.

El deporte favorito en Neltume era el fútbol. Era habitual que las familias concurrieran a Ia cancha, a acompañar y a avivar a los equipos. Era habitual que después de estos partidos «se prepararan asados con abundantes bebidas». Según nuestros informantes «eran sanos y casi nunca tomaban bebidas alcohólicas (…) el alcoholismo casi no existía en esa época».

En el año 1972, el propio Presidente Salvador Allende permaneció en el Complejo durante tres días, visitando las comunidades mapuches y trabajando con el Consejo de Administración. Hasta hoy todos hablan de los años de la Unidad Popular como de tiempos buenos, de esperanza y armonía. No trepidan en reconocer su adhesión al gobierno popular, y aún se muestran agradecidos del reconocimiento que tuvieron como personas.

Recordemos solamente lo que el periodista Leonardo Cáceres escribió en la revista Vea del 25 de febrero de 1971:

«nunca en la historia había llegado hasta el lugar, ni un Intendente, menos aún un Ministro de Estado. El martes 16 de febrero de 1971, al mediodía, vieron por primera vez un helicóptero. De él descendió nada menos que el Ministro del Interior».

  1. GOLPE DE ESTADO Y ASALTO AL RETEN DE CARABINEROS

El Golpe de Estado fue algo sorpresivo para los campesinos. Zunilda Cruces, esposa de Sergio Bravo Aguilera, trabajador del Complejo y uno de los doce ejecutados, relata así ese día:

«recuerdo que fue martes. Como siempre, amanecimos de muy buen humor. Con Sergio, planificamos todo para ir con el niño a pasar las fiestas del 18 de septiembre a Temuco, donde vivía mi familia. Luego, tanto Sergio como René, se fueron al trabajo. Eran como las ocho de la mañana».

«Me puse a hacer el aseo y prendí la radio. Entonces empecé a oír noticias importantes, escuché a un General que decía que el Presidente Allende debía renunciar. Luego dijeron «¡extra! ¡extra!» y anunciaron que había un Golpe de Estado y se habían tomado la Moneda (…) A pesar de que yo no tenía idea de lo que significaba la palabra Golpe de Estado, me asusté y me fui a la casa de mi suegra y le conté que algo muy extraño estaba pasando. Despertamos a José, el hermano mayor de los Bravo, que se vistió muy rápido y se fue».

«Cuando vinieron los chiquillos -se refiere a su esposo y su cuñado- a almorzar, les contamos lo que habíamos oído. Escucharon, no dijeron nada y se , fueron a trabajar. En la tarde Sergio vino como todos los días, con la leña al hombro. Siempre la traía. Ese día no vinieron los demás jóvenes, que siempre venían (…).Cuando estaba oscureciendo vino un muchacha a decirle a Sergio que se tenía que ir. Pero él le contestó ¿por qué?, y se quedó en la casa conmigo».

Los demás habitantes de Neltume se fueron enterando del golpe, uno por uno: Osvaldo Alvarado Pérez (3) al recordar ese día nos relató:

«a la una de la tarde del día 11 hicimos una asamblea con todos los trabajadores. También se encontraban allí tres ciudadanos suecos, que pertenecían a un grupo de voluntarios. Uno se llamaba Cristian Lund y el otro Svantc Grande, que trabajaban con nosotros asesorándonos. Había además una ciudadana sueca que era ingeniera de caminos. También recuerdo a un ecuatoriano, Héctor Vega, personaje extraño, que desapareció del Complejo después del golpe. No había más extranjeros, salvo un médico belga que en realidad era chileno. (4)

«La asamblea la hicimos en la oficina central del Complejo. Reinaba un desconcierto absoluto y algunos tenían miedo. Se discutió, pero no teníamos muchas alternativas, ya que no había armas (…) Los compañeros del MIR tenían algunas pistolas (…) Por lo demás, nunca se descubrió un arma en el Complejo. eso quedó claro en el proceso que hicieron y los militares nunca encontraron nada.»

«Nosotros, los socialistas, fuimos de la opinión que no podíamos resistir. Los del MIR, en cambio, insistían en que teníamos que defender el Complejo y el Gobierno de la Unidad Popular

(…) Liendo era muy honesto en lo que creía y decía, pero fue muy irresponsable. Lo único que él tenía eran deseos de justicia social y mucha voluntad, pero no tenía nada con que resistir».

Osvaldo Alvarado, también recuerda que previo al Golpe ya se habían realizado ejercicios de guerra, con vuelos rasantes sobre el Complejo:

«esto nos había llamado mucho la atención. Nos dimos cuenta que el Golpe de Estado era una posibilidad real y que nosotros estábamos absolutamente indefensos».

«La decisión de la asamblea fue cuidarse, sobrevivir (…) Personalmente me fui con otros dos compañeros a la cordillera a esperar los acontecimientos».

«Creo que los compañeros del MIR se reunieron separadamente y decidieron obtener armas en el retén para resistir. En verdad lo que hicieron esa noche fue muy débil; José Liendo, luego de un disparo les habló a los carabineros para que le ayudaran a defender el Gobierno de la Unidad Popular. En voz alta les pidió que al menos les entregaran las armas. Pero ellos le respondieron con ráfagas de metralleta. Hacía poco que el Gobierno de la Unidad Popular les había entregado a los carabineros armas modernas».

Lo que hemos logrado reconstruir respecto a la versión oficial del asalto al Retén de Carabineros, lo hemos obtenido de dos fuentes: del Dictamen No. 59 del Consejo de Guerra respectivo y del testimonio de los sobrevivientes del lugar.

En el dictamen No 59. Consejo de Guerra, Causa Rol 1597-73, se describe que:

«en la madrugada del día 12 de septiembre de 1973 se efectuó en la sede del Club deportivo ASODEN, de Neltume una reunión con el fin de preparar el asalto al Retén de Carabineros de dicho lugar, la que fue dirigida por José Gregorio Liendo Vera, Rene Roberto Acuña Reyes, un tal ‘Lucas’ y un tal ‘Braulio’. En esa reunión se enseñó la preparación de bombas Molotov, se distribuyó y se hizo el aseo del armamento y se prepararon las cargas de dinamita; y que para citar a esta reunión se movilizaron a distintos predios del sector, entre otros, José Gregorio Liendo Vera, Emilio Betanzo y Osvaldo Alvarado Pérez.»

«Que a las 04 horas del día 12 de septiembre de 1973, un grupo aproximado de 90 personas, dividido en varias brigadas atacó el Retén de Carabineros de Neltume. que se encontraba a cargo del Sargento Primero Benito Carrasco Riffo y con el siguiente personal: Cabo Juan Vicente Campos Campos y los carabineros Rene Enrique Cáceres Aedo y Belisario Navarrete Sánchez. Que en ese ataque se emplearon armas de fuego cortas y largas, dinamita y bombas incendiarias. Que alrededor de las 05 horas llegaron a reforzar el Retén el Capitán Francisco Hernán Pereira Opazo, cabo Paulino Flores Rivas y carabineros: Rufino Rodríguez Carrillo y Carlos Efraín Godoy Henríquez, y con su ayuda se logró repeler a los atacantes, quienes se retiraron alrededor de las 6.30 hrs.».

De la lectura de este dictamen se pueden deducir al menos cuatro grandes conclusiones:

  1. Que en ese ataque no hubo muertes en ninguno de los bandos que se enfrentaron.
  2. Que el sitio al Retén no puede haber sido muy intenso ya que los cuatro; carabineros que llegaron a reforzar a los cuatro que ya se encontraban, entraron sin dificultades.
  3. Que muchos de los que participaron sólo aprendieron el 11 de septiembre a preparar artefactos explosivos.
  4. Que a pesar de que los atacantes, como dice el informe, contaban con dinamita, su intención no fue de ningún modo destruir el Retén ni menos asesinar a sus ocupantes ya que no la usaron.

Por otra parte, distintas son la versiones entregadas por las personas que sobrevivieron a la represión:

Rosamel Bravo Aguilera, hermano de uno de los ejecutados afirma:

«En el asalto del reten no pasó nada, los carabineros estaban bien equipados y por radio podían hablar. En verdad ellos eran los únicos que podían hablar y los que tenían las armas».

Isaías Aguayo, quien había llegado a vivir al Fundo Neltume en 1958 afirmó:

«En el asalto no murió nadie (…) inventaron que habían muerto tres carabineros, pero eso no es cierto (…) no murió nadie ni siquiera hubo heridos».

Juan García, hermano de Santiago Segundo -quien sería hecho prisionero días después del Golpe y luego ejecutado- relata:

«fui personalmente a mirar, no había sucedido nada. el Retén estaba igualito no tenía ni siquiera un vidrio quebrado».

A su vez, la señora Adela Sandoval, cuyo hijo Eugenio también fue detenido, afirma:

«tanto mi hijo como los dos jóvenes pensionistas –Santiago Segundo García Morales y Víctor Segundo Saavedra Muñoz, quienes fueron ejecutados- esa noche estaban en la casa. Sentimos un baleo, pero fue sólo un ratito. Las balas; salían desde el Retén (…) No sé cómo pensaban defenderse esos niños, si sólo, tenían botellas. Yo me di cuenta esa tarde que se me habían perdido algunas (…)»

La familia de Enrique Guzmán Soto dice:

«a nuestro hermano, se lo llevaron por el asalto al Retén. No sal realmente lo que pasó. Si hubo asalto, no fue en todo caso paro matar. Ellos querían armas para defender el Gobierno de la Unidad Popular. En ese asalto no hubo ninguna baja y al otro día el retén se veía normal, como si nada hubiera pasado, de modo que mi hermano fue injustamente ejecutado».

Zunilda, mujer de Sergio Bravo, recuerda:

«Esa noche sentimos una balacera terrible, venía del lado del Retén. Sergio estaba conmigo en la casa y trataba de hacer dormir al niño. Yo sé que no hubo tal asalto, no tenían armas ni material para hacerlo. Además, al día siguiente vimos que todos los disparos vinieron desde adentro del Retén».

La madre de Sergio Bravo relata:

«Dijeron que los hijos míos habrían ido a hacer el asalto al Retén, ¿qué asalto?. Un tiempo después vino un abogado y examinó todo y ese señor, así como todos nosotros, no encontró ninguna señal que de afuera le hubieran disparado al Retén. Todas las balas salían desde adentro».

 

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo II

EL CICLO DEL CAPITAL PRODUCTIVO

  1. Reproducción Simple

Párrafo 19:

La relación existente entre el ciclo del capital considerado como parte de la circulación general y en cuanto constituye un eslabón de un ciclo independiente se revela asimismo si nos fijamos en la circulación de D`==D+d. D, como capital en dinero, continúa el ciclo del capital d, como gasto de rentas (d—m) entra en la circulación general, pero se sale del ciclo del capital. Sólo se incorpora a éste la parte que funciona como capital adicional en dinero. En m—d—m, el dinero funciona solamente como moneda; la finalidad de esta circulación es el consumo individual del capitalista. Y es característico del cretinismo de la economía vulgar el que considere esta circulación, que no entra en el ciclo del capital—la circulación de la parte del producto del valor consumida como renta–, co0mo el ciclo característico del capital. 

– Página –63 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s