José Gregorio Liendo Vera. 28 años. Ex‑estudiante de agronomía. Asesinado por la derecha política terrorista


 Militante del MIR y líder del Movimiento Campesino Revolucionario (MCR) del Complejo Maderero y Forestal Panguipulli, también conocido como “Comandante Pepe”.

Militancia:

MIR – MCR

Región:

X Los Lagos

Fecha Detención/Muerte:

03-10-1973

Edad:

28 años

Ciudad:

VALDIVIA

Ocupación:

TECNICO AGRICOLA

Comuna- Instancia Calificadora:

CVR violación de DDHH

JOSÉ GREGORIO LIENDO VERA

Hemos obtenido los antecedentes sobre su vida. a través de conversaciones con su familia. Con su madre, su hermana y hermano. Tuvimos entrevistas con personas que lo conocieron y con ex-presos políticos. También buscamos en informes de prensa.

Había nacido el 26 de agosto de 1945. en Punta Arenas. Allí vivió con su familia, compuesta por sus padres y dos hermanos mayores. Sus padres pertenecían a la clase media.

Doña Ernestina, su madre, recuerda:

«desde muy chico se preocupaba de los niños mas pobres. No entendía porque había niños que tenían menos y se desesperaba (…) Con el tiempo se convirtió en un joven alto, macizo y buen mozo. ¡ Así era mi hijo. mi hijo bueno, lo más grande que he tenido!. Tan alegre, que nunca lo vi enojado, y además, conmigo siempre fue como un niño regalón. No se hacía problemas y a todo le buscaba solución.

Tenía un profundo amor a los seres humanos y a la vida».

Una vez finalizada la educación media. José Gregorio se trasladó a Santiago paro ingresar a la universidad, a estudiar agronomía. Toda su familia se vino a vivir con él. Durante esos años se comprometió políticamente. Participaba en los trabajos voluntarios. Su madre recuerda:

«había ido a trabajos voluntarios al sur con sus compañeros de la universidad y al volver hablaba reiteradamente de la miseria de los campesinos. Decía: ‘los niños tienen hambre, están enfermos, los padres no saben leer y ellos tampoco. Todos viven entremedio de la miseria y del despojo de sus tierras’ ».

Su hermana Irma cuenta, que a pesar de que ella tenía ocho años más que d, «con el tiempo Gregorio llegó a ser mi hermano mayor. Era sereno, tenía paciencia, todo lo conversaba y aconsejaba; pero también reía. Además nunca intentó imponer sus ideas».

Su hermano Isidoro recuerda:

«José era una persona muy humilde, y ya en aquella época, a mediados de los sesenta, estaba muy comprometido con la historia que se vivía. Era una persona que sentía muy profundamente lo que pensaba, lo que hacía; vivió muy a fondo los acontecimientos de esa época en la que le tocó participar».

Al trasladarse a Valdivia, paro continuar sus estudios en la Universidad Austral «empieza a comprometerse con el movimiento campesino de la zona», dice Isidoro. Su madre nos relata su enfermedad:

«En una oportunidad mientras jugaba fútbol en la Universidad Austral, perdió bruscamente el conocimiento. Hospitalizado en Santiago se descubrió una enfermedad al corazón y fue operado de una valvulopatía mitral, los médicos prescribieron para siempre un tratamiento con penicilina lenta; cosa que él no cumplió, pues se fue a vivir al campo y no se preocupó más de su enfermedad. Nunca fue asmático, como la prensa de derecha decía para hacerlo más parecido al Che Guevara».

En la Universidad de Valdivia, conoció a Fernando Krauss, y a sus amigos y compañeros del MIR. En 1970 se estructuró el Comité Regional de Valdivia y él fue designado como Jefe del Comité Local de Liquiñe.

A fines de 1970, durante el Gobierno de la Unidad Popular, llegó a ser dirigente del Movimiento Campesino e impulsó con fuerza el Programa Agrario del MIR a través del Movmiento Campesino Revolucionario. MCR.

El Dr. Pierre Cardyn. a quien entrevistamos en Bélgica, relata:

«José participó en casi todas las tomas de fundo. Junto a Pedro Purísimo, que nunca se separaba de él. En esas tomas nunca se mató y ni siquiera se hirió a ningún dueño de fundo. Se casó con una campesina. La quería mucho y estaba orgulloso de su matrimonio. En 1971 nació su primer hijo. Al niño le pusieron Wladimir».

El 25 de febrero de 1971. el periodista Leonardo Cáceres lo entrevistó en Liquiñe. En ese reportaje señalaba:

«hace seis meses se instaló ya definitivamente en la zona el joven estudiante (…) Durante el año 1970 visitó con frecuencia los fundos madereros de la provincia de Valdivia. Osorno, Cautín (…) Su casa es el centro permanente de reuniones, de visitas a cualquier hora, de discusión, organización de acciones concretas».

«Las pobladores de Liquiñe ven en el Comandante Pepe a uno mas de ellos mismos. No hacen diferencia, ni en el trato ni en la amistad. Pero ciertamente ven también en él a un factor que ha transformado la vida del pueblo».

Leonardo Cáeres continúa así su artículo:

« El comandante Pepe saltó a la actualidad cuando comenzaron las denuncias de la agitación campesina. El presidente del Partido Demócrata Cristiano, habló de la existencia de un grupo guerrillero. Y en los comentarios periodísticos sobre esta supuesta guerrilla se puso al frente de él, al hasta ese momento, desconocido Comandante Pepe».

Vea conversó con los obreros del fundo Carranco, el primero que fue ocupado, el día 23 de noviembre de 1970. Ellos bautizaron al compañero Pepe con el mote de Comandante

¿Por qué lo hicieron?.

«Es que el compañero Pepe repetía sin cansarse que la única forma de tener éxito era estar unidos y disciplinados. Preguntó cuantos habíamos hecho el Servicio Militar. y nos dijo que teníamos que actuar como si estuviéramos en el regimiento. Una tarde como chiste a uno de los compañeros se le ocurrió decirle: «conforme ‘Comandante’ (…) todos nos reímos, y empezamos a repetir el mote. Y ahora vemos que toda la gente le dice así (…)»

«Pepe por su parte se ríe de buena gana.

¿Guerrilleros? (…)

Vaya a buscarlos, compañero’ -desafía- . ‘Si quiere lo acompaño (…)

Poniéndose luego serio, responde:

No existen campamentos guerrilleros, ni cosa que se le parezca. Aunque al campesino le corresponde el perfecto derecho de organizarse, y darse un tipo de organización que le permita autodefenderse; defender lo conquistado, y defender su propio Gobierno (…)’»

¿ Y a estas organizaciones, se les puede llamar milicias?, Están armadas?. Evidentemente, no. Pero sí se trata de un tipode sistema para militar dentro del fundo. Los compañeros obreros estan conscientes de que la única manera de mantener los fundos es seguir defendiéndolos contra provocaciones extrañas y contra posible desordenes internos».

Más adelante, en la entrevista. José Gregorio entrega parte de sus reflexiones de esa época y habla de la necesidad de la Dictadura del Proletariado:

« -creo que así será, que tarde o temprano deberá resolverse la impasse producida con el triunfo de la Unidad Popular y los dueños de los medios de producción, por otro lado. Impasse que se resolverá únicamente por un enfrentamiento entre los trabajadores (obreros, campesinos, intelectuales, estudiantes) por un lado y los que han mantenido por años y siglos sus privilegios de clase gobernante (…).»

«-Basta ver en la realidad de las cosas la tremenda contradicción que existe entre patrones y obreros dentro de los fundos. Cualquiera que tenga un mínimo de conciencia y que conozca esta realidad golpeadora. creo que estaría arriba con los compañeros obreros trabajando con nosotros», (revista Vea 25.02.71).

Por otra parte, su hermana relata otro episodio que también explica porqué le pusieron el apelativo de ‘Comandante’:

«(…) hubo una toma de fundo, entonces la gente, como es lógico, quería cosas. y él les dijo ‘No, hay que hacer un inventario, no es llegar y sacar las cosas’. Pensaba que los libros podían servir para que los mismos campesinos tuvieran una biblioteca, pues había una biblioteca muy grande. Entonces uno le contestó: ‘a sus órdenes mi comandante’.

A fines de 1971 viajó a Cuba y regresó en febrero de 1973. «Venía contento, feliz, decía que había aprendido muchas cosas, cómo organizarse, cómo avanzar». nos dice su madre. A su vuelta, se reinstaló nuevamente en Liquiñe junto a su esposa Yolanda y su hijo.

Según el relato de Pierre Cardyn, durante la época en que José desarrolló su actividad política en el Complejo, tomó medidas de seguridad pues estaba amenazado. especialmente por latifundistas, sectores de derecha y grupos armados de Patria y Libertad. El no tenía miedo y actuaba abiertamente.

«Así, una vez, que se enteró que el sargento de carabineros del Retén de Liquiñe había dicho que donde encontrara al Pepe lo detendría por maleante; fue tranquilamente una noche al Retén, ‘Aquí estoy dijo’. El sargento lo increpó y él, con calma, le rebatió una a una sus acusaciones.

Finalmente, conversaron horas y luego él abandonó el Retén sin problemas».

Su hermana Irma viajó a Valdivia cuando supo que había sido detenido. Los hermanos se opusieron a que la madre viajara.

«En Valdivia me encontré con Yolanda, me contó que José pensó, desde que lo detuvieron, que lo iban a malar. Estaba consciente de todo. Contó que todo el tiempo lo tuvieron amarrado y encadenado, y que ni siquiera le soltaron los brazos para torturarlo. Creo que incluso lo llevaron con sus brazos amarrados para fusilarlo».

«Horas antes de su ejecución los guardianes le permitieron a Yolanda despedirse de él. Al encontrarlo en la celda, él estaba de pie, muy enflaquecido, respirando con dificultad. Pidió que le desamarraran las manos para poder abrazar a su compañera. No se lo permitieron. Yolanda se acercó a él y lo rodeó. La celda estaba llena de militares. El conversó muy tranquilo, en voz alta se dirigió a los militares y les dijo algunas cosas; les recordó que ellos también eran del pueblo algunos lloraban. Le pidió a Yolanda que no se vistiera de negro, que educara a su hijo con mucho amor hacia los campesinos, le dijo que nos pidiera a nosotros que no lo lloráramos, que no lo trajéramos a Santiago sino que lo dejáramos allí en el sur. Yolanda dice que nunca perdió la transparencia de su mirada».

Los militares la sacaron a tirones de la celda; ella se había aferrado fuertemente a él En relación a este último encuentro entre José y Yolanda. Nubia Becker, ya detenida en la cárcel, recuerda:

«Dos o tres días antes conocí a Yolanda, la compañera del Pepe. Había llegado detenida junto a un grupo de campesinos. Los entraron a la cárcel como a un tropel, como animales, a ella la llevaron a nuestra celda. Alta, morena, maciza, buenamoza: venía triste, pero estaba muy entera y se sentía orgullosa de su condición campesina.

El día que fusilaron a Liendo la sacaron para que se despidiera de él, volvió al cabo de una hora aproximadamente. Nos conto que, aunque con dificultad, él había hablado fuerte para que los militares que los rodeaban escucharan. Algunos habrían llorado (…) Nos dijo que Pepe estaba muy firme. Luego se quedó en silencio largo rato, enseguida nos dijo que le habían dicho que una vez que fusilaran a Pepe ella sería liberada; al cabo de un rato exclamó ¿cómo me voy a ir si no tengo ni zapatos? (…) al día siguiente en la mañana me saqué mis botas y se las di, se la llevaron (…) se fue, no la vimos más».

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo II

EL CICLO DEL CAPITAL PRODUCTIVO

  1. Reproducción Simple

Párrafo 20:

En la segunda fase, D–, volvemos a encontrarnos con el valor del capital D=P(igual al valor del capital productivo, que abre aquí el ciclo del capital industrial9 desnudo de plusvalía, es decir, con la misma magnitud de valor que en la primera fase del ciclo del capital en dinero D–. A pesar de haber cambiado de sitio, la función del capital en dinero, en que ahora se ha transformado el capital en mercancías, sigue siendo la misma, a saber: convertirse en Mp y T, en medios de producción y fuerza de trabajo.

– Página –63 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s