09 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ REPRESIÓN EN NELTUME


La familia de Enrique Guzmán Soto cree que:

«el asalto al cuartel sirvió como pretexto para que al día siguiente se desencadenara una terrible represión. Los militares llegaron por tierra y por aire. Más de 500 militares y carabineros allanaban las casas, rompían todo y detenían como bestias a los trabajadores y campesinos (…) Todos los días se llevaban gente (…) Andaban con listas, con libros con sus nombres. En Neltume habían logrado introducir soplones, algunos todavía andan por ahí».

Osvaldo Alvarado estuvo escondido en un bosque, muy cerca de las oficinas de Neltume y del lugar donde las fuerzas armadas habían establecido su campamento. Desde allí podía observar todo lo que sucedía. Además algunos compañeros me llevaban información diariamente. La situación era horrenda, una cacería. El día 12 llego primero un camión con carabineros, enseguida los militares, luego helicópteros de Temuco. Los aviones llegaron con rockets y disparaban sobre los bosques. Era una guerra para ellos, una verdadera guerra. Los campesinos estaban horrorizados. A los que detenían los torturaban ahí mismo, para que confesaran: ¿dónde estaban las armas?, ¿dónde estaba el Comandante Pepe y los guerrilleros?, ¿dónde estaban los dirigentes del Complejo?. Nos buscaban con listas en mano a todos los que habíamos trabajado y dirigido el Complejo».

Las detenciones superaron rápidamente centenas de campesinos y trabajadores forestales. Unos caían por el cerco militar, otros se entregaban voluntariamente, a otros los denunciaban ex-latifundistas o miembros de la Gendarmería Argentina (Ver nota 2), cuando perseguidos trataban de encontrar refugio en el país vecino.

La mayor parte de la prensa local y nacional, encabezó la información de estos acontecimientos con titulares como: «DESBARATADOS EXTREMISTAS DEL COMPLEJO», y como bajada de título: «Cayeron todos los extremistas» – cualquier persona puede visitar ahora el lugar.»

El Correo de Valdivia, del 29 de septiembre de 1973 y El Mercurio, del 30 de septiembre de 1973, publican así las noticias:

«La operación militar arrojó como resultado las siguientes detenciones; J Gregorio Liendo. alias el ‘Comandante Pepe’: Yolanda Avila Velázquez, esposa de Liendo: Luis Pezo Jara, Pedro Barría Ordóñez, Domingo Rodríguez Navarro, Raúl Rodríguez Avendaño y Juan Segundo Avila. Todos ellos fueron traslados a Valdivia y se encuentran en estos momentos a disposición del Servicios Inteligencia Militar para los interrogatorios correspondientes». O bien, : «COMANDANTE PEPE FUE DETENIDO JUNTO A OTROS 16 EXTREMISTAS». «En la localidad de Panguipulli, Valdivia, fue detenido en la madrugada de ayer el militante socialista y agitador extremista. José Gregorio Liendo, alias ‘El Comandante Pepe’ La información fue proporcionada ayer por el secretario de Prensa de la Junta de Gobierno. Federico Willowghby en conferencia de prensa con periodistas extranjeros y nacionales.» En esa oportunidad. como dijimos anteriormente, Willowghby dijo que ellos se entregaron sin oponer mayor resistencia».

En la Semana Local de El Correo de Valdivia del 23 de septiembre de 1973, se lee:

«Durante un operativo que duró largas horas, fue reducido el sector mirista del Complejo Maderero de Panguipulli. que encabezaba José Gregorio Liendo. Un total de 24 detenidos llegó a la Cárcel de Valdivia».

El Mercurio, del 29 de septiembre de 1973, menciona que:

«Veintiocho individuos que fueron detenidos en el Complejo Maderero Panguipulli, sector Neltume, prestaron declaraciones ante el fiscal de Carabineros, abogado Eugenio Herrera».

« Entre los detenidos llevados a presencia del fiscal se contaban José Gregorio Liendo, apodado ‘EL Comandante Pepe’ y un ciudadano de nacionalidad ecuatoriana. Durante el interrogatorio los detenidos permanecieron en el Hall de I Prefectura bajo fuerte custodia de vigilantes de prisioneros».

En el diario El Correo de Valdivia del 30 de septiembre, se informa lo siguiente:

«De las 16 celdas de incomunicación existentes en el segundo piso del edificio, fue dable la identificación de quince de ellas, en las que permanecen, estrictamente incomunicados, el ex-alcalde, Luis Díaz Bórquez: la esposa del Pepe, delincuente común, que encabezaba un grupo de extremistas en la precordillera, Irene Yolanda Avila: el extremista de la Universidad Austral Fernando Krauss, junto al dirigente mirista de esa misma corporación, José Rene Barrientos, Luis Ortiz Orellana, Carlos Ivan Aedo, Luis Domingo Rodríguez, Pedro Barría Ordóñez, Raúl Rodríguez, Juan Burgos, Luis Fuentealba Cárdenas, Sergio Bravo, Luis Pezo Jara, Héctor Canales, Reno Jara. Entre los incomunicados, no aparecía la identificación de la celda del ‘Pepe’, delincuente, que según lo declarado a los periodistas por el Comandante Juan Michelson Délano, del Cuarto Juzgado Militar, será sometido a un Consejo de Guerra. Tal declaración fue formulada por Michelson frente a un requerimiento periodístico al término de la visita de cárcel. Al consultársele a dicho oficial si el ‘Pepe’ era el único individuo en situación de ser enfrentado a un Consejo de Guerra y si tal condición le reportaría el fusilamiento, Michelson se negó a contestar, limitándose a señalar que no podía adelantarse a un proceso».

El artículo continúa señalando que:

«El Coronel González y su comitiva desistió, durante la visita carcelaria de pasar por la galería de los prisioneros procesados por la Justicia Militar, explicándose, posteriormente, que se había optado por acoger reclamos escritos de éstos, los que fueron presentados en un numero de 32».

«En el curso de la visita asimismo se ratificó la detención del Tepe’ aunque no se indicó el lugar donde se encontraba».

«En torno al calificativo de presos políticos que se les estaba dando en el curso de la visita, a quienes han infringido la Constitución y la Ley atentando contra la seguridad del Estado, el Ministro Edgardo Pineda fue enfático para señalar que no se trata de presos políticos sino de individuos que han infringido flagrantemente las disposiciones de la justicia Militar, la Ley sobre Control de armas, los Bandos Militares y la Ley de Seguridad del Estado, de suerte que están siendo procesados por estos delitos. Internamente son éstos calificados sólo como prisioneros. La explicación, según Edgardo Pineda, la entregaba como una manera de aclarar el sentido de la imagen que arroja uno u otro calificativo».

Los lectores de esa prensa ni se imaginaron, en aquellos tiempos, que tras esa información seguiría una serie de detenciones nunca publicadas. Si bien, tanto El Correo de Valdivia del 29 de septiembre 1973, como El Mercurio, del 3 de octubre del mismo año, insinúan que no todo terminó con la caída de Liendo, su esposa y otras 24 personas.

Entre los días 4 y 6 de octubre los titulares de primera pagina inundaron la prensa, la noticia del fusilamiento del «Comandante Pepe» y otros «11 extremistas» en Valdivia.

La noticia sólo se centró en reproducir el comunicado entregado por el jefe de relaciones públicas de la División de Caballería, Mayor Klaus Jaschan Sch., que decía:

«El jefe de zona en Estado de sitio de Valdivia ha dispuesto se dé a conocer la siguiente información: en cumplimiento de una sentencia dictada por un Consejo de Guerra y aprobada por la Junta de Gobierno, el día 3 de octubre de 1973, a las 20:40 horas, fue ajusticiado en fusilamiento el reo José Gregorio Liendo Vera, alias el ‘Comandante Pepe’. Dicha pena fue impuesta por los tribunales militares en tiempos de guerra, cumpliéndose así el procedimiento para estos casos señala el código de Justicia Militar» (La Segunda 4 de octubre de 19 El Mercurio. 5 de octubre de 1973; El Correo de Valdivia 3 de octubre de 1973: La Tercera y Las Ultimas Noticias del 5 de octubre de 1973).

El 6 de octubre los mismos periódicos, en sus primeras páginas informan sobre un nuevo comunicado entregado por Klaus Jaschan Sch.:

«El jefe de zona en Estado de Sitio de Valdivia ha dispuesto se dé a conocer la siguiente información: en cumplimiento a una sentencia dictada por un Consejo de Guerra y aprobada por la Junta de Gobierno Militar, en Valdivia, a las 201 del día 4 de octubre de 1973 se aplicó la pena de muerte en fusilamiento a los siguientes reos condenados, conforme al procedimiento establecido en el Código de Justicia Militar para los Tribunales Militares en tiempo de guerra, como autores de graves delitos, entre otros los cometidos material o intelectualmente con ocasión del alevoso asalto y ataque al Retén de carabineros de Neltume perpetrado en la madrugada del día 12 de septiembre de 1973, por un grupo numeroso terroristas fuertemente armados y organizados paramilitarmente, en circunstancias que todo el territorio nacional estaba en Estado de Sitio y por tanto bajo régimen de Ley Marcial: Rudemir Saavedra Bahamondes, Víctor Eugenio Rudolph Reyes, Víctor Segundo Saavedra Muñoz, Santiago Segundo García Morales. Luis Mario Valenzuela Ferrada, Sergio Jaime Bravo Aguilera, Luis Hernán Pezo Jara, Fernando Krauss Iturra.José Rene Barrientos Warner, Pedro Purísimo Barría Ordeñez, Enrique del Carmen Guzmán Soto.»

Cabe hacer notar que estas doce condenas a muerte estarían respaldadas por sentencias dictadas por dos Consejos de Guerra: causas 1323-73 y 1341 -73 de acuerdo a la causa 14 73 que es la del Consejo de Guerra referido al Plan Z, la cual constantemente hace referencia a las ejecuciones (Ver nota 3)

Sin embargo, al no poder accederá las dos primeras causas, no hemos logrado despejar muchas incógnitas y contradicciones que surgen al revisar la prensa de antaño y confrontarla con los testimonios de familiares y testigos de los acontecimientos.

¿Quiénes eran estos doce ejecutados?.

  1. José Gregorio Liendo Vera: 28 años, casado, un hijo. Nacido en Punta Arenas, estudiante de cuarto año de Ingeniería Agrónoma. Militante de Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR. Fue detenido el 17 de septiembre en Neltume y fusilado el 3 de octubre de 1973 en Valdivia.
  2. Pedro Purísimo Barría Ordóñez: 23 años, soltero, nacido en Valdivia. Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR. Tenía estudios secundarios. Fue detenido junto a José Liendo en la cordillera y fusilado el 4 de Octubre de 1973. Sus padres eran pequeños propietarios.
  3. Luis Hernán Pezo Jara: 19 años, soltero. Nacido en Neltume, de origen campesino. Obrero maderero del Complejo. Estudios básicos. Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR. Fue detenido en la cordillera junto a José Liendo, Pedro Purísimo y Yolanda Avila. Fue fusilado el 4 de octubre de 1973 en Valdivia.
  4. Santiago Segundo García Morales: 24 años, soltero, campesino, originario de Panguipulli. Obrero maderero de ex-IMASA. Militante del Frente de Trabajadores Revolucionarios, FTR. Fue detenido en Neltume y ejecutado el 4 de octubre en Valdivia.
  5. Víctor Segundo Valeriano Saavedra Muñoz: 19 años soltero, oriundo de Panguipulli, de origen campesino. Educación básica. Miembro del Frente de Trabajadores Revolucionarios, FTR. Trabajaba como obrero maderero. Fue detenido en Neltume y ejecutado el 4 de octubre en Valdivia.
  6. Sergio Jaime Bravo Aguilera: 24 años. Casado, un hijo, oriundo de Neltume, de origen campesino. Educación básica. Militante del Movimiento de Campesinos Revolucionarios, MCR. Trabajaba como obrero de ex- IMASA. Detenido en Neltume es fusilado el 4 de octubre de 1973.
  7. Rudemir Saavedra Bahamondes: 29 años, casado, tres hijos. Su esposa se encontraba embarazada de tres meses, en septiembre de 1973. De origen campesino, era oriundo de Frutillar. Estudios básicos. Jefe del aserradero de la sección Quebrada Honda, del Predio Huilo Huilo. Militante del MIR, fue detenido en los alrededores de Neltume y fusilado el 4 de octubre de 1973.
  8. Enrique del Carmen Guzmán Soto: 22 años, casado, tres hijos., Era obrero del Complejo. Militante del Movimiento Campesino Revolucionario, MCR. Oriundo de Neltume. Fusilado en Valdivia el 4 de octubre de 1973.
  9. Víctor Eugenio Rudolph Reyes: 27 años, casado, un hijo. Su esposa se encontraba embarazada de 7 meses, cuando lo detuvieron. Tenía Educación Secundaria. Era oriundo de Panguipulli. Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR. Al momento del golpe, era empleado de ex- IMASA. Fue ejecutado el 4 de octubre de 1973 en Valdivia.
  10. Luis Mario Valenzuela Ferrada: 20 años, soltero, de origen campesino y oriundo de la zona de Neltume, obrero de ex-IMASA. Miembro Movimiento Campesino Revolucionario, MCR. Fue ejecutado el 4 de octubre de 1973.
  11. Rene José Barrientos Warner: 29 años, casado, un hijo. Estudiante de Música, Castellano y Filosofía en la Universidad Austral. Nacido el Chiloé. Militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria, MIR. Fue detenido en Valdivia a fines de septiembre y fusilado el 4 de octubre de 1973 en la misma ciudad.
  12. Fernando Krauss Iturra: tenía 25 años, casado, una hija. Su mujer estaba embarazada de seis meses al momento de su detención. Nació en Concepción. Estudiaba Pedagogía en Castellano en la Universidad Austral Valdivia. Secretario Regional en esta ciudad del Movimiento de 1zquierda Revolucionaria, MIR. Fue detenido en Valdivia y fusilado el 4 de octubre de 1973.

En síntesis, los doce ejecutados eran chilenos. Sus edades fluctuaban entre 29 años el mayor -Rene José Barrientos Warner- y 17, Luis Hernán Pezo Jara, el menor.

Siete de ellos eran casados: José G. Liendo Vera, Sergio J. Bravo Muñoz, Luis Guzmán Solo, Víctor E. Rudolph. Rudemir Saavedra, René José Barrientos y Fernando Krauss. Los demás eran solteros.

Catorce niños, tres aún en gestación y el resto entre tres meses de edad y seis perdieron a sus padres. De modo que catorce niños quedaron huérfanos de padre. Todos eran de origen campesino, salvo Fernando Krauss, Rene Barrientos y José Gregorio Liendo que pertenecían a sectores medios.

La mayoría de ellos, eran oriundos del Departamento de Panguipulli. Salvo Rene Barrientos, cuya familia era de Chiloé, José Gregorio Liendo que había nacido en Punta Arenas y Fernando Krauss, que era de Concepción. Los demás eran de Neltume o sus alrededores. Todos, además, vivían en la zona, salvo Rene Barrientos y Fernando Krauss, que vivían con sus esposas e hijos en Valdivia.

Tres de ellos tenían estudios universitarios: José Liendo, Rene Barrientos, y Fernando Krauss. Pedro Purísimo Barría y Víctor Eugenio Rudolph tenían estudios secundarios. Los siete restantes sólo habían cursado algunos años de Educación Básica.

Eran obreros del Complejo Maderero: Luis Hernán Pezo Jara, Santiago Segundo García, Sergio Bravo, Luis Enrique Guzmán y Víctor Segundo Saavedra. Empleados del Complejo o de la Fábrica de Neltume eran: Luis Mario Valenzuela, Víctor Rudolph y Rudemir Saavedra. No tenían ningún cargo en el Complejo: José Gregorio Liendo, Pedro Purísimo Barría, Rene Barrientos y Fernando Krauss.

Eran militantes del MIR o de las organizaciones sociales impulsadas por el MIR, conocidas como «frentes intermedios» tales como el Movimiento Campesino Revolucionario, M.C.R y el Frente de Trabajadores Revolucionarios, F.T.R.

Todos ellos fueron detenidos en el pueblo de Neltume o sus alrededores, salvo Fernando Krauss y Rene Barrientos, que fueren detenidos en Valdivia.

Los detenidos en Neltume o alrededores fueron trasladados al Retén de Carabineros de Neltume, Liquiñe, Choshuenco o Panguipulli, donde fueron brutalmente torturados. Fernando Krauss y Rene Barrientos fueron detenidos en Valdivia y trasladados al Regimiento de Valdivia.

Todos permanecieron solos, incomunicados en celdas individuales en la cárcel de Vadivia. Desconocemos el lugar donde tenían incomunicado a José Gregorio Liendo.

Los doce fueron vinculados al asalto al Retén de Neltume, y fueron sometidos a Consejos de Guerra y fusilados. José Liendo fue ejecutado el día 3 de octubre a las 20:40 Hrs., los demás lo fueron el día 4 de octubre a partir de las 18:45 hrs.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Capítulo II

EL CICLO DEL CAPITAL PRODUCTIVO

Párrafo 23:

D` apare como la forma transformada de `, que a su vez es producto de las funciones anteriores de P, del proceso de producción; es decir, que la suma total de dinero D` no es más que la expresión en dinero del trabajo pretérito. En nuestro ejemplo, 10-000 libras de hilo ==500 libras esterlinas, producto del proceso de la hilatura; de ellas, 7.440 libras de hilo== al capital constante desembolsado c==372 libras esterlinas; 1.000 libras de hilo== al capital variable desembolsado v== 50 libras esterlinas y 1.560 libras de hilo== a la plusvalía p == 78 libras esterlinas. Si de D` sólo se desembolsa nuevamente el capital primitivo ==422 libras esterlinas, suponiendo que las demás condiciones permanezcan invariables, el obrero sólo percibirá, en la operación D—T, una parte de las 10.000 libras de hilo) como adelanto para la semana siguiente. Como resultado de –D, el dinero es siempre expresión de un trabajo pretérito. En la medida en que el acto complementario D—se efectúa inmediatamente en el mercado de mercancías y, por tanto, D se cambia por mercancías existentes y que figuran en el mercado, ese acto es, nuevamente, el trueque de trabajo pretérito de una forma (dinero) en otra (mercancías). Pero el acto D—M es distinto en el tiempo del acto M—D. Puede ocurrir, por excepción, que sea simultaneo, como ocurre, por ejemplo, cuando el capitalista que realiza el acto D—M y el capitalista que realiza el acto D—M y el capitalista para quien este acto es M—D cambian simultáneamente sus mercancías y D sólo interviene para salvar la diferencia. La diferencia en el tiempo entre la ejecución de M—D y la de D—M puede ser más o menos considerable. Y aunque, como resultado del acto M—D, D representa trabajo pretérito, en lo que se refiere al acto D—M puede representar la forma transformadora de mercancías que no figuran todavía en el mercado, sino que figuraran en el porvenir, toda vez que D—M no necesita operarse hasta que M no se ha producido de nuevo. Del mismo modo, D puede representar mercancías que hayan de producirse al mismo tiempo que la M cuya expresión en dinero es aquél. Así, por ejemplo, en el cambio D—M (compra de medios de producción), puede ocurrir que el carbón se compre antes de salir de la mina. Siempre que figure como acumulación de dinero y no se gaste como renta, d puede representar, por ejemplo, algodón que no se produzca hasta el año próximo. Lo mismo ocurre con la inversión de la renta del capitalista, d–. Y lo mimo con el salario T= 50 libras esterlinas; este dinero no es solamente la forma dinero del trabajo pretérito de los obrero, sino que es, al mismo tiempo, un pago a cuenta del trabajo presente o futuro, del trabajo que se está realizando o que habrá de realizarse. El obrero puede comprar  con este dinero una chaqueta que no se confeccione hasta la semana siguiente. Así ocurre, principalmente, con la mayoría de los medios de vida necesarios que tienen que consumirse casi inmediatamente, en el momento mismo de su producción, a trueque de perderse. De este modo, el obrero percibe, al recibir el dinero con que le paga su salario, la forma transformada de su propio trabajo futuro o del de otros obreros. Con una parte de su trabajo pretérito, el capitalista le hace un pago a cuenta de su propio trabajo futuro. Es su propio trabajo presente o futuro el que forma el fondo todavía no existente con que se le paga su trabajo pretérito. Aquí, desaparece por entero la idea de la transformación de un fondo.

– Página –64-65 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s