12 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ EL DESTINO DE LAS FAMILIAS, PRISIÓN, MUERTE, AMEDRENTAMIENTO Y DESINTEGRACION


Desde antes de la muerte y con mayor fuerza después, gran parte de las familias de estos 12 ejecutados fueron vigiladas, amenazadas y perseguidas. Muchos de los hermanos y aún incluso las madres, fueron detenidos, hechos prisioneros, torturados y luego de ser sometidos a Consejos de Guerra, algunos fueron condenados a largos años de prisión.

Tal sucedió con los tres hermanos de Luis Hernán Pezo Lorenzo, Ramón y Juan. Ellos fueron detenidos a fines de octubre de 1973. Eran mayores que su hermano ejecutado, pero sólo tenían entre 20 y 23 años. Los tres fueron acusados de participaren el asalto al Retén de Neltume. Sólo Lorenzo quedó en libertad. La madre, señora Margarita Navarrete, también fue detenida y llevada a declarar al Consejo de Guerra del año 1974.

En junio, Ramón y Juan fueron condenados a 10 años de cárcel y en 1976, en otro Consejo de Guerra, a echo años más. Luego de más de cinco años de cárcel, ambos fueron expulsados de Chile. Sólo recién ahora -terminada la dictadura-, han vuelto desde Holanda e Inglaterra a vivir a su tierra.

Igual cosa aconteció con los hermanos de Sergio Bravo y Enrique Guzmán,. pero su destino fue dramáticamente distinto.

El hermano menor de Sergio. Rene, había sido detenido antes de la ejecución de los doce. Tenía sólo 17 años. A José el hermano mayor de los Bravo lo buscaron intensamente, «pero no lograron encontrarlo». René también fue sometido a Consejo de Guerra y condenado a mas de 10 años de cárcel. Igual cosa hicieron con José, pero en ausencia de éste. Finalmente, al igual que los hermanos Pezo, luego de años de prisión fue expulsado de Chile.

Una historia similar tuvo Próspero, hermano de Enrique Guzmán: detención, tortura, sometido a Consejo de Guerra, prisión, expulsión del país. años de exilio y de soledades, cuando sólo tenía 19 años.

Rene Bravo y Próspero Guzmán. mueren en Neltume en 1981. ¿cuándo volvieron?, ¿cómo volvieron?. Lo ignoramos. Fue sólo leyendo el Informe de la Comisión Verdad y Reconciliación que Zunilda, cuñada de René, se enteró que éste había sido detenido en el mes de agosto por agentes de la Central Nacional de Informaciones. CNI, y asesinado el 21 de septiembre de 1981, haciendo creer los militares que él había muerto en un enfrentamiento. Igual fin tuvo Próspero Guzmán.

En las cartas que estos enviaban desde el exilio a sus familiares. Junto a sus sentimientos de dolor e impotencia por la ejecución de sus hermanos, se leen palabras de ánimo, y de fuerza, de amargura por la situación de su familia y por su lejanía. Pero en todas se percibe un dejo de esperanzas.

Si bien las demás familias no sufrieron prisión y exilio, todas vivieron un acoso permanente. La familia Liendo Vera desde el Golpe Militar hasta poco antes del término de la dictadura fue constantemente vigilada y amenazada: «nuestra casa fue allanada en varias oportunidades, primero cuando lo buscaban y luego después de su asesinato. Al principio llegaron los Carabineros, luego los aviadores, enseguida los militares y por último Investigaciones. Nos amenazaban, querían fotos,querían saber de la familia». El hermano de José; Isidro, fue detenido en dos ocaciones, luego de la segunda detención se dieron cuenta que no lo dejarían tranquilo. «Obligado, desesperado tuvo que recurrir al CIME (7) para que lo sacaran del país».

La familia de Víctor Eugenio Rudolph, luego de la muerte de éste, además de quedar ya sin el dinero que Víctor les enviaba sufrieron múltiples allanamientos. Los padres y sus nueve hermanos vivían en Valdivia en situación de extrema pobreza. En una oportunidad en que intentaron llevarse detenidos a los hermanos menores, una hermana los defendió valientemente de los militares, argumentando además, que ellos eran aún unos niños. Finalmente esta familia al igual que otras, decidió salir de Valdivia y venirse a Santiago. Recién ahora, hace poco tiempo, se atrevieron a volver.

Es posible que sean los padres de Hernán Pezo y de Enrique Guzman los únicos que no se fueron nunca de Neltume. Desconocemos el destino de las familias de Valeriano Muñoz y de Victor Segundo García. Las demás familias se alejaron y muchas se desintegraron.

Yolanda. luego de entemir a José viajó junto a Irma Liendo a Santiago, traían a Wladimir. «Venía triste, decaída y nos contaha una y otra vez lo que había pasado. Le parecía todo tan increíble como un sueño, como una horrible pesadilla».

Yolanda Avila se asiló en la Embajada de Italia y luego de un tiempo se fue a vivir a Cuba con Wlidimir. Aún esta allá.

María Inés Ruz, la esposa de Fernando Krauss también se vio obligada a salir al exilio con Camila de sólo 4 años y su hijo recien nacido. Al cabo de algún tiempo llegó a Cuba, desde donde volvió sólo hace algunos meses con sus hijos.

La familia de Pedro Purísimo Barría, que vivía en Valdivia, se quedó allí. Fue el padre el que nos dio testimonio y el sólo acudió a la Comisión Verdad y Reconciliación. La madre, en cambio, se encerró en sí misma y nunca mas salió de su casa. No habló con nadie sobre su hijo.

Inmediatamente después de enterrar a Sergio, Zunilda con su pequeño hijo se fue de Neltume. Primero, se trasladó a Temuco. a vivir con sus padres y al cabo de un tiempo a vino a Santiago. Con mucho esfuerzo pudo estudiar y recibirse de p.irvulai ia. Volvió a casarse y tuvo un niño. Pero, por muchos años, no quizo ir a Neltume.

La mujer de Enrique Guzman con sus 3 hijos, al igual que Zunilda, como pudo, se vino a Santiago. Los padres y los hermanos de Enrique se quedaron en Neltume sufriendo amenazas y hostigamientos. A pesar de la detención de Próspero, en el mes de diciembre la familia no abandonó su casa. Sin embargo. Pedro, el hermano menor, debió interrumpir sus estudios para trabajar. El frecuentemente sufría crisis de angustia. El padre de los Guzmán murió «de pena» en 1976. cuando su hijo Própero aún era sometido a Consejo de Guerra. Sin recursos, las dos hijas se vieron obligadas a venirse a Santiago para trabajar como empleadas domésticas. A pesar de esta dispersión, la familia ha mantenido una relación muy estrecha y de confianza recíproca; pero con las demás personas se cuidan, tienen resguardo y sigilo en las relaciones. La desconfianza inicial ha sido una constante.

Jovita la esposa de Victor Rudolph. luego de ver por última vez a su esposo «quedó como trastornada» y debió ser internada en el Servicio de Psiquiatría. Al salir del hospital buscó a su hijo pequeño y junto con el recién nacido, abandono Neltume para siempre. Más tarde se fue a vivir a Argentina desde no ha vuelto nunca mas.

Inmediatamente después del fusilamiento de Rene Barrientos, la familia de él vino buscar a Leonor y su pequeño hijo. Se los llevaron a Argentina. El día 24 de octubre, desesperados atravesaron por tierra la cordillera. Sólo cinco años después Leonor regresó a Chile, en silencio, a vivir con sus padres a Villarrica.

Vivencias y Transtornos.

Ningún familiar vio el cuerpo de los doce ejecutados. Sólo algunos vieron los ataúdes sellados y ensangrentados. Este hecho ha permitido que un sentimiento de duda haya penetrado los pensamientos de casi todos. ¿Eran realmente ellos?. En algunos esta duda se han transformado casi en una obsesión. Este pensamiento, unido al dolor, por la pérdida de Hernán y al exilio de sus otros dos hijos, llevó a la Señora Margarita al límite de «perder la razón» e intentar suicidarse. Ha sido vista numerosas veces por médicos, pero sus hijos dudan «que ellos lleguen ni siquiera a entenderla».

El dolor, el recelo, la desconfianza y el miedo, producto de la muerte, de las amenazas permanentes y la estigmatización durante 16 años y medio que duró la dictadura, ha llevado a muchos a no hablar, a guardar silencio. Así, ha pesar que el recuerdo de Victor Eugenio Rudolph ha estado siempre presente, sus nueve hermanos y sus padres jamas lo nombran. Sólo lo evocan en silencio y entre ellos, de algún modo, saben que nunca lo han olvidado.

Diversos trastornos derivados de la pena. de la incredulidad de lo sucedido, de la injusticia y del abandono se han presentado en la mayor parte de las familias y muy especialmente en los hijos.

Catorce hijos quedaron huérfanos de padre, tres de ellos estaban por nacer. Wladimir, el hijo de José Liendo, -quién por años lloró al oír el ruido de un helicóptero- recién a los 7 años fue informado de lo que había pasado con su padre. Yolanda tuvo que pedir ayuda médica en Cuba. para apoyar al niño.

Los cuatro hijos de Rudemir fueron constantemente acosados por sus compañeros de escuela «se burlaban de ellos al saber que su padre había sido ejecutado». Con el tiempo la única hija intentó suicidarse, lanzándose desde un puente al río.

Distinta fue la forma de narrar lo sucedido a los hijos. De decirles la verdad, «esa verdad que para nosotras mismas era difícil de asumir y entender».

Zunilda siempre le habló a su hijo de su padre, de como era, de su modo de ser, de su generosidad, de su esfuerzo por querer cambiar la situación de pobreza de ellos y de los demás. En cambio Leonor Sandoval, a indicación de la familia Barrientos, ni siquiera se atrevió a poner el apellido de su padre a su hijo. Recién cuando éste tuvo 17 años se atrevió a contarle la verdad. Por años estuvo en la duda de cómo decírselo. Finalmente, por miedo de que él lo supiera por otros, un día en que el hijo mirando los libros de Rene encontró su nombre en ellos, le contó todo: quién había sido, cómo había vivido y cómo había muerto. Desde entonces Marcos Rene ha reconstruido paso a paso la vida de su padre.

María Inés Ruz. la esposa de Fernando Krauss. desde un principio le dijo a su hija Camila, de sólo cuatro años. que su padre, por quién ella preguntaba a menudo, estaba muerto. «Al principio la niña no entendía la palabra ‘muerto’, pero poco a poco fue entendiendo el significado y el porqué de la muerte de su padre». Fernando Ernesto, quien no conoció a su padre, siempre supo de su existencia y de su destino. Pero recién ahora, al volver a Chile desde el exilio, ha empezado a reconstituir su historia.

Todos los familiares han deseado siempre dar a conocer quienes eran realmente sus hijos, esposos y padres. «Que se conozca la verdad, dignificar sus nombres, que se sepa quién era realmente José Gregorio Liendo y sus once compañeros».

Notas

Nota 1

Mario Fuenlealba fue procesado por Consejo de Guerra (Causa Rol No. 1597-73) en Valdivia por su supuesta participación en el asalto al Reten de Carabineros de Neltume y condenado el 5 de junio de 1974 junto a más de 30 trabajadores del Complejo a 15 años de presidio mayor en su caso.

Nota 2

Muchos trabajadores y campesinos que habían participado en las organizaciones sindicales y campesinos del Complejo después del Golpe Militar intentaron cruzar la frontera argentina a través de los pasos cordilleranos. Esta también fue una recomendación dada por Luis Anguila. Jefe del Retén de los Carabineros de Liquiñe. Considerando esto, Luis Lagos, hijo de Luis Armando Lagos Tonos nos relató: «intenté pasar a la Argentina por el paso cordillerano del lugar, pero el 18 de septiembre me del u vieron y me entregaron a la policía del paso Hua-Hum y luego me trasladaron a la cárcel de Valdivia donde estuve detenido por tres meses.»

La siguiente información aparece el día 29 de septiembre y el 3 de octubre en los diarios El Correo de Valdivia y El Mercurio respectivamente: «La policía detectó que los ‘peces más gordos’ del Complejo Maderero huyen hacia la Argentina (…) .de acuerdo con informaciones que se han dado a conocer en Argentina las fronteras se encuentran cerradas y habría gran cantidad de detenidos. Las autoridades argentinas están solicitando antecedentes de los detenidos a Chile, por intermedio de la Cancillería e Interpol».

El 30 de septiembre de 1973 El Correo de Valdivia da a conocer: «Con la detención de 22 elementos extremistas en el paso de Carririne las fuerzas militares lian procedido u restaurar la tranquilidad en el Complejo Maderero de Panguipulli (…) los nuevos detenidos llegaron a Valdivia anoche y de inmediato quedaron a disposición de la Fiscalia Militar quien será la encargada de llevar adelante el proceso en contra del grupo de activistas que constituye el resto de la banda del ‘Pepe’ (…) la detención del grupo extremista fue practicada en el paso fronterizo de Carririne por una patrulla de la Gendarmería Argentina la que de inmediato procedió a practicar las consultas del caso a Valdivia para cerciorarse de si eran buscados por la justicia chilena. Al contestárseles positivamente, la Gendarmería procedió a efectuar la entrega de la banda, la que fue trasladada a Valdivia de inmediato (…)».

Nota 3

No logramos acceso a las actas de estos Consejos de Guerra. La información que tenemos la hemos obtenido a través del dictamen No. 59 del Consejo de Guerra en Valdivia (Causa Rol No. 1597-73) en el cual fueron condenados más de 30 trabajadores y campesinos del Complejo por su supuesta participación en el asalto al Retén de Neltume. Este dictamen con fecha 5 de junio de 1974 dice textualmente: «que José Gregorio Liendo Vera. Luis Valenzuela Ferrada, Luis Hernán Pezo Jara. Sergio Bravo Aguilera. Enrique Guzmán Soto, Víctor Saavedra Muñoz, Rudemir Saavedra Bahamondes y Víctor Rudolph Reyes fueron procesados y sancionados por estos mismos hechos en las causas 1341-73 y 1323-73».

Nota 4

Antecedentes obtenidos en una investigación realizada sobre lo sucedido en el Complejo Forestal y Maderero Panguipulli a través de una persona becada del Servicio Universitario Mundial.

  1. IMASA: Industria Maderera Sociedad Anónima.
  2. Ramón Cousiño, de origen campesino, obrero maderero. Militante del MIR, quien fue detenido en noviembre de 1973, en las cercanías de Neltume. Acusado de participaren el asalto, permaneció cuatro años preso. En esa época tenía 18 años. Luego fue expulsado a Holanda donde vive actualmente.
  3. Osvaldo Alvarado, militante del partido Socialista. Se entregó voluntariamente a los militares los primeros días de octubre de 1973. Fue sometido a Consejo de Guerra acusado de ser uno de los responsables del Plan Z. Después de años de cárcel fue expulsado a Suecia donde vive actualmente.
  4. Pierre Cardyn había llegado a Chile a la edad de 6 años con sus padres y estudiado medicina en la U. de Concepción, y ya como médico había llegado a la provincia de Valdivia. Trabajaba como médico general en la zona de Futrono. Era militante del MIR.
  5. Nubia Becker fue sometida a Consejo de Guerra acusada de participar en el Plan Z. La acusación era que ella y la Dra. Horwitz eran las encargadas de envenenar las mamaderas que se darían a los hijos de los militares. Nubia fue liberada sin cargos. Durante su permanencia en prisión y a su salida fue examinada por médicos por las graves secuelas que la tortura le habían provocado.
  6. Todos fueron ejecutados en el Regimiento de la Compañía de Comandos (Boinas Negras) Nº 8 de Lancahue comandados por el capitán Alejandro Burgos de Beer (Rev. APSI especial, febrero de 1991).
  7. Comité Internacional de Migraciones Europeas.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

EL PROCESO DE CIRCULACIÓN DEL CAPITAL

Sección Primera

LAS METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Párrafo 35:

En efecto, tan pronto como M` se vende, se convierte en dinero, puede revertir a los factores reales del proceso de trabajo, y, por tanto del proceso de reproducción. Por consiguiente, el hecho de que M` sea comprada por el consumidor definitivo o por el comerciante que pretende venderla de nuevo, no hace cambiar para nada, directamente, el asunto. El volumen de las masas de mercancías creadas por la producción capitalista lo determina la escala de la producción y la necesidad de que ésta extienda constantemente, y no un círculo predestinado de oferta y demanda, de necesidades que se trata de satisfacer. La producción en masa sólo puede tener como comprador directo, aparte de otros capitalistas industriales, al comerciante al por mayor. Dentro de ciertos límites, el proceso de reproducción puede desarrollarse sobre la misma escala o sobre una escala ampliada, aunque las mercancías creadas por él no entren realmente en la órbita del consumo individual ni en la del consumo productivo. El consumo de las mercancías no va implícito en el ciclo del capital del que brotan. Así, por ejemplo, tan pronto como se venden el hilo, el ciclo del valor del capital que el hilo representa puede iniciarse de nuevo, cualquiera que sea la suerte que corra, por el momento el hilo vendido. Mientras el producto se venda, dese el punto de vista del productor capitalista todo se desarrolla normalmente. El ciclo del valor del capital, representado por él, no se interrumpe. Y si este proceso se amplía—lo que supone que se amplíe también el consumo productivo de los medios de producción–, esta reproducción del capital puede ir acompañada por un consumo (y consiguientemente, por una demanda) individual ampliado por parte de los obreros, puesto que el consumo productivo le sirve e introducción y de medio….

 – Página: 68-69 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s