29 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ PALABRAS FINALES


Estas palabras serán breves. Creemos que ellas son válidas porque han nacido de una práctica concreta.

Pensamos que a través de la lectura de este trabajo, cada uno habrá encontrado su propia respuesta a nuestras interrogantes iníciales. Seguramente también se planteará nuevas preguntas.

Hemos intentado, a través del recuerdo, de las vivencias, de la información, de la confrontación y de la reflexión, aproximarnos a la verdad.

Sabemos, sin embargo, que ella es sólo una parle de la realidad. Este trabajo es por tanto un nuevo llamado a entregar antecedentes, a decir lo que se vivió, se presenció o se sabe. Es, también, una incitación a revisar conductas y posiciones que permitan que en el futuro, cualquiera sea el proyecto o programa que se proponga, éste se construye de acuerdo con las personas y con las posibilidades reales de cambio social.

Trabajadores del campo de los derechos humanos y la salud mental, estamos comprometidos con todas las dimensiones del Hombre y la Sociedad, esencialmente con la dignidad del primero y con el sistema de valores de la segunda.

Toda época histórica está caracterizada por el valor o los valores sobre la cual ella tiene consenso. ¿Cuáles fueron los que guiaron la sociedad dictatorial?, ¿cuáles fueron los valores predominantes durante los dieciséis años y medio de dictadura? Cada uno tiene su propia respuesta. Sin embargo, a través de esta investigación, nosotros podemos contestar sin ambigüedades ni dudas, en forma definitiva, cuáles fueron los valores que se perdieron durante la dictadura.

Como país fuimos «diagnosticados» y sometidos a una estrategia global elaborada para América Latina, por Estados Unidos, luego del triunfo de la Revolución Cubana. Connacionales nuestros, civiles y principalmente militares, se prepararon para aplicarla sin importar ni medir sus costos.

Valdivia fue la principal región de Chile -fuera del centro de Santiago- donde se desarrollaron operativos de guerra durante y después del Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973. Esta fue la zona en donde se llevó a cabo en la práctica, la teoría y las tácticas que conforman la Doctrina de Seguridad Nacional y su Estrategia de Contrainsurgencia. A través de este libro se demuestran todos los mecanismos utilizados que permitieran este accionar represivo y criminal. La desestabilización de la economía, la manipulación de la información, la internalización del miedo, la creación de falsas representaciones. El desarrollo estratégico de la guerra psicológica.

Pensamos que es una obligación, principalmente moral, el intentar comprender este accionar e investigar los múltiples ejes que llevaron a su ejecución. Sin ello no será posible rescatar los valores que se han perdido.

Por lo anterior, nos preocupa que hasta hoy día sigamos viviendo dos realidades distintas. La verdad en Chile tiene una doble dimensión. Dos caminos diferentes.

El General A. Pinochet, en la respuesta que el Ejército da al Informe de la Comisión Rettig, el día 27 de marzo de 1991, leyó:

«La Unidad Popular consideró a la Guerra Civil como un recurso para alcanzar el poder total, una vez agotados los mecanismos electorales como lo prueban sus iniciativas no desmentidas de montar un ejército paralelo y clandestino con colaboración cubana. Consecuentemente con lo anterior, a partir del momento que se accedió al poder, la Unidad Popular impulsó decididamente la creación de grupos armados formados por millares de extremistas a quienes se proporcionó instrucción guerrillera y se dotó de armamento pesado internado clandestinamente al territorio nacional (…)».

Estas aseveraciones no han tenido respuesta. Es más, el nuevo concepto de Guerra Antisubversiva ha sido validado de facto por los militares y sin ningún ordenamiento jurídico nacional ni internacional por el cual regirse, se ha dado por aceptado. Por otra parte, el gobierno y los partidos políticos han guardado silencio.

Desde esta perspectiva permítannos que desde el campo de los Derechos Humanos exijamos una respuesta. Esta exigencia nace, además, de la comprobación que a más de un año y medio de transición a la democracia lo que predomina en Chile es la indiferencia y la anomia social. Los valores por los cuales tanto y tantos lucharon antes del Golpe de Estado y durante la dictadura, no han vuelto a encontrarse en Chile.

En relación a la experiencia con las personas con quienes realizamos este trabajo queremos señalar algunas cosas. En todo este tiempo hemos llegado con ellas desde la desconfianza inicial, el silencio y el recelo, a la amistad y la seguridad del estar en el otro.

Los trastornos producidos en toda la dimensión de sus vidas no los sistematizaremos en este libro. Ellos están sólo mencionados; igualmente, sólo hemos esbozado los trastornos de su salud y más específicamente, de su salud mental. Ello forma parte de nuestro quehacer cotidiano. Lo que hemos entregado son los elementos de un diagnóstico inicial que nos permitirá, con ellos y su grupo social, orientar nuestra práctica, para volver a encontrar entre todos la esperanza. En este sentido hemos iniciado un nuevo quehacer.

Quisiéramos informar, por último, algunos hechos ocurridos después de terminar este trabajo. Cuando la Comisión Verdad y Reconciliación llegó a Valdivia, fuimos a buscar a algunas de las familias para que vinieran a dar su testimonio. En una oportunidad acompañamos a un miembro de esta Comisión a las zonas precordilleranas. Ahora todos sus casos están con ‘Convicción’. (1)

La Ley de Reparación que elaboró el gobierno está en el Parlamento y ellos saben que recibirán alguna compensación material, ¿qué sienten? Algunos, a pesar de su pobreza, una nueva humillación. El dolor, la injusticia, la mentira, la estigmatización están intactos, y «más aún cuando una vida ‘de ellos’ (se refieren al asesinato del senador Guzmán) borró como un rayo tantas y tantas vidas».

Como se afirma en el comentario jurídico, «pesa y pesará sobre el actuar de este gobierno y de los futuros gobiernos democráticos de Chile, la obligación internacional de enjuiciar a los responsables de tales crímenes». En este sentido nuestro compromiso con la Justicia es irrevocable y una exigencia permanente a todos los poderes del Estado.

134 hijos quedaron sin padre. Algunos, que estaban por nacer, no lo conocieron: otros trataron de olvidarlo; los menos lo rechazaron. Ahora, todos intentan buscar a la persona real que fue, encontrar los desvelos que tuvieron. A través del hombre concreto, encontrar la esencia y construir y reconstruir. Estamos haciendo un esfuerzo para hacerlo con ellos en esta nueva realidad.

Chile. 12 de agosto de 1991.

Notas

  1. La Comisión Verdad y Reconciliación habla de casos sobre los cuales ha tomado ‘Convicción’, cuando existen pruebas suficientes de que la violación al derecho a la vida se produjo por la acción de agentes del Estado.

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

LA METAMORFOSIS DEL CAPITAL Y SU CICLO

Párrafo 02:

Además, sobre la base del régimen capitalista de reproducción como régimen dominante, toda mercancía en manos del vendedor tiene que ser, necesariamente, capital-mercancías. Y lo sigue siendo en manos del comerciante, o se convierte en tal, si antes no lo era. O bien tiene que ser una mercancía—por ejemplo, artículos importados—que sustituya a un capital-mercancías primitivo y que, por tanto, se limite a darle otra forma de existencia.  

– Página –86 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s