LA VIDA SECRETA DE LAS PLANTAS


gustavoduch

Del libro, “Secretos. Relatos de mucha gente pequeña.”

Mariano Bueno vive entre hojas de libros y hojas de plantas, y lo que aprende de las segundas lo recopila en las primeras.

«Este albaricoque lo tenía por perezoso. Le sembré siendo una ramita, le regué todos sus días, le aboné todas sus noches y aún ya siendo dos veces más alto que yo, nunca me recompensó con sus frutos. No me parecía bien, así que hace unos años me senté frente a él con un hacha en la mano. Dicen que a las plantas hay que hablarles pero te aseguro que tienen también muy buena vista. Desde entonces, pare sin cesar.

«Como aquel experimento –continua Mariano- en el cual plantaron en las mismas condiciones dos matas de calabacines. Desde su nacimiento tuvieron a su lado un poste con un aparato de música en alto. El calabacín uno creció escuchando música clásica, muy armónica y suave, y tanto le gustaba que trepó por el palo enredándose de amor en él. El calabacín dos, también creció, pero como un pulpo tentaculoso sus brotes se alejaron lo máximo del palo que emitía sonidos estridentes y a todo volumen.

«En una universidad de Chile plantaron en dos grandes tiestos semillas de girasoles. En uno de ellos sembraron una sola semilla, en el otro seis semillas. Sus cuidadores analizaban cómo se desarrollaban. El girasol único subió con un tronco fuerte y rígido, siempre cara al Sol, impertérrito. Los seis girasoles en cambio retozaban entre ellos, se entrelazaban en una orgía vegetal, de puros contactos, besos y caricias. Gracias a tal lascivia, cuando llegue una ráfaga de viento – concluye Mariano, éstos seis no caerán.»

Las plantas sin ojos ven, sin orejas oyen, y mirando y escuchando, se enamoran.

 

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 23:

Puede ocurrir, sin embargo que en P…P y M`…M` se presenten circunstancias modificativas. Si, por ejemplo, nuestro fabricante de hilados de algodón tiene grandes existencias de este artículo (y, por tanto, una gran parte de su capital productivo resultará depreciada subirá también de valor de esta parte de su capital productivo. Por otra parte, si ha inmovilizado grandes masas de capital en forma de capital-mercancías, por ejemplo, de hilados de algodón, ocurrirá que la baja del algodón depreciará una parte de su capital-mercancías y también, por tanto, de su capital encuadrado en el proceso cíclico; y, por el contrario, una subida del precio del algodón la hará subir. Finalmente, en el proceso

                         T

M`–D—M

                                Mp. , realización del capital-mercancías, se opera antes de sobrevivir el cambio de valor de los elementos de M`, esto sólo afectará al capital del modo considerado en el primer caso, o sea, en el segundo acto circulatorio

                                             T

D—M

                                       Mp.; en cambio, si se produce antes de la realización de M`–D, la baja del precio del algodón, siempre y cuando que las demás circunstancias permanezcan  invariables, determinará una baja proporcional del precio de los hilados y, a la inversa, un alza de aquél, el alza correspondiente de éste. La acción ejercida sobre los distintos capitales individuales invertidos en la misma rama de producción puede ser muy distinta, según las distintas, según las distintas, según las distintas circunstancias en que operen. La disponibilidad o la vinculación del capital-dinero pueden responder. Asimismo, a las diferencias de duración del proceso de circulación y también, por tanto, al ritmo circulatorio. Esto lo veremos, sin embargo, cuando estudiemos lo referente a la rotación. Lo único que aquí nos interesa es la distinción real que se manifiesta, con respecto al cambio de valor de los elementos del capital productivo entre D…D´ y las otras formas del proceso cíclico.

– Página –97-98 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s