EN DEFENSA DE LA UNIDAD POPULAR Y EL SOCIALISMO LIBRO DE: LUIS DÍAZ BÓRQUES


 

Editorial Fértil Provincia 2017

Editorial Fértil Provincia 2017

Solo publicaremos sus PALABRAS PREVIAS, decisión tomada unilateralmente, dado que el autor es un viejo conocido de quien administra este blog, conocido desde que él autor (Luis Dìaz Bòrques) fuera alcalde de la perla del sur, VALDIVIA, reconocido como él edil más joven en la historia de nuestra ciudad, probablemente del país, y en lo personal como compañero de años de cárcel, cárcel que por lo demás el inauguró, pocos meses antes de llegar a ella como preso político, en los primeros años de la brutal irrupción de los terrorista que bombardearan la moneda, con ello, dando inicio a la salida a la calle de las instituciones armadas, de nuestro país, para torturar, asesinar, robar,etc. y más etc., imponiendo el terrorismo como forma de gobierno, marcando la destrucción total de la gran industria nacional y su despiadada forma de imponer el basallismo ante el gran imperio económico norteamericano, y dando paso a la corrupción en todo su esplendor, lo que se mantiene  hasta nuestro días.

Daniel Quilaipan Lorca

El 206 en el campo de concentración Valdivia 1973

Detalles

Editorial Fértil Provincia 2017

Editorial Fértil Provincia 2017

“En Defensa de la Unidad Popular y el Socialismo”, Editorial Fértil Provincia, 2017. Nuevo libro de Luis Díaz Bórquez, Ex Alcalde de Valdivia durante el Gobierno de la Unidad Popular, obra que reivindica lo obrado por el Presidente Allende y sus seguidores.

Luis Díaz: “Al cumplirse ya cuarenta y cuatro años del golpe militar que derrocó a Salvador Allende he estimado necesario llevar al papel una mirada que creo será distinta, distinta a los innumerables libros y escritos sobre el tema, la mayoría de los cuales se centran en la denuncia de los atropellos sufridos por los seguidores de la Unidad Popular, y en la descripción de los hechos históricos, pero pocos en la valía presente y futura de lo intentado por Allende. Es esto último lo que me obliga a rebasar los límites de un análisis reducido a los mil días del Gobierno Popular ya que ello no representaría sino más que un “canto del cisne” de un proyecto que carecería de validez actual. El proyecto de la Unidad Popular brutalmente interrumpido, y digo interrumpido para que se entienda bien que a muchos nos asiste el convencimiento de que es una tarea inconclusa para lo que debe venir tarde o temprano: una nueva economía centrada en la justicia social y la solidaridad, una nueva manera de hacer política impregnada de sentido moral, una democracia verdadera”.

https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10208236208742658&set=gm.137272513559273&type=3

PALABRAS PREVIAS 01 DE 09

 

Editorial Fértil Provincia 2017

Editorial Fértil Provincia 2017

Al cumplirse ya cuarenta años del golpe militar que derrocó a Salvador Allende he estimado necesario llevar a papel una mirada que creo será distinta a los innumerables libros y escritos sobre el tema, la mayoría de los cuales se centran en la denuncia de los atropellos sufridos por los seguidores de la Unidad Popular, y en la descripción de los hecho históricos, pero pocos en la valía presente y futura de lo intentado por Allende. Es esto último lo que me obliga a rebasar los límites de un análisis reducido a los mil días del Gobierno Popular ya que ello no representaría sino más que un “canto del cisne” de un proyecto que carecería de validez actual. El proyecto de la Unidad Popular brutalmente interrumpido, y digo interrumpido para que se entienda bien que a muchos nos asiste el convencimiento de que es una tarea inconclusa para lo que debe parvenir tarde o temprano: una nueva economía centrada en la justicia social y la solidaridad, una nueva manera de hacer política impregnada de sentido moral, una democracia verdadera.

Una revalidación de la Unidad Popular y su proyecto político, económico y ético no puede haberse sin refrenarlo a los datos que emergen de las realidades contemporáneas: el predominio con rasgos totalitarios de las ideología burguesa, la envergadura de los medios puestos en obra para combatir nuestras posturas ideológicas y la omnipresencia del imperialismo, un enemigo ineludible frente a las aspiraciones de los pueblos a una vida digna y plena. Se ha intentado y se intenta borrar más de un siglo y medio de luchas de los trabajadores y es sólo en ese contexto histórico en el que se inserta el triunfo y la derrota de la Unidad Popular hasta la imposición de este nuevo totalitarismo cínico, disfrazado de democracia que los chilenos soportan o comparten en nuestros días. No debe olvidarse que la Unidad Popular se había fijado como objetivo estratégico la construcción de una sociedad  socialista y mal podemos defender dicho proyecto si no enfrentamos decididamente la mitología dominante, la deformación de nuestras ideas, la falsificación de los hechos históricos y si no ponemos en evidencia la formidables maquinaria propagandista de que disponen las burguesías locales y el imperialismo para hacer pasar como verdades lo que no son más que tergiversaciones. Dicho brevemente, resultaría incongruente querer defender a la Unidad Popular sin defender la ideología que la inspiraba y el carácter anticapitalista y antiimperialista contenido su programa de gobierno.

Pertenezco a una generación cuya conducta estaba regida por un espíritu altamente solidario, no en el sentido caritativo de la palabra, sino en la convicción de que las carencias que sufrían y sufren millones de seres humanos en el mundo tiene su origen en el sistema obsoleto que rige nuestro pLaneta: el capitalismo, cuyo remedio no pasa por una prolífica gama de acciones, programas, proyectitos, gestos de caridad, valiosos moralmente estos últimos, pero finalmente parte del soporte que mantiene a nuestro país en las filas del subderrollo.

Porque debe quedar en claro que nuestro objetivo principal no era repartir la riqueza creada sino sacar a nuestro país del subdesarrollo, no era solamente repartir la torta con más justicia sino agrandar la torta.  Para ello apostábamos a un movimiento popular crecientemente organizado que habría de hacer historia; historia que no la hacen los individuos sino los pueblos. El ambiente y el espíritu que nos dominaba era el de muchos de nuestra generación, quienes compartían la clara convicción de que la lucha por un Chile y un planeta donde impere la justicia social y la solidaridad habría de vencer, aunque hoy sabemos que ello no acontecerá con la rapidez que esperábamos. No imaginamos que el siglo XXI aún conservaría tanta miseria repartida por el mundo, tanta violencia, la conservación de creencias religiosas de inspiración integrista y fanática, y el resurgimiento del fascismo.

La experiencia de la Unidad Popular no puede entenderse si no se comprende lo que significo en la historia de la humanidad los más de 170 años transcurridos desde la publicación del MANIFIESTO COMUNISTA en 1848, la lucha librada en todos los continentes contra el capitalismo, el imperialismo y su versión más brutal, el fascismo. Por ello, ocupo buena parte del libro en recrear el contexto internacional en le cual se libra la batalla por el socialismo en Chile, batalla que no puede menos que continuar frente a un imperialismo siempre agresivo y brutal y frente al claro resurgimiento de la bestia parda, temas que son de plena actualidad.

Me impulsa a estos escritos, también, la obligación de compartir una experiencia que considero singular, porque junto a mis inquietudes políticas tuve ocasión en este largo caminar, no sólo compartir con mis lecturas sino también con la vida, con las vicisitudes y alegrías de muchos seres humanos en las más diferentes circunstancias y sobre todo, he tenido el privilegio de vivir  (y no informarme sobre) bajo cuatro experiencias de sociedad del todo diferentes unas de otras: el Chile que me vio nacer hasta el quiebre de 1973, seis años y medio exiliado en un país socialista particularmente interesante como lo fue Rumanía, ocho años y medio en país capitalista por excelencia como lo es Suiza y finalmente, como suelo decir con tristeza, “volví al extranjero” volví a un Chile trastocado en sus cimientos morales y espirituales, supuestamente “exitoso” en lo económico y un fracaso en lo ético y humano.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

Capítulo VI

LOS GATOS DE CIRCULACIÓN

2.- Gastos de conservación

  1. b) El verdadero almacenamiento de mercancías.

Párrafo 07:

Cuando el capitalista ha convertido su capital desembolsado para adquirir medios de producción y fuera de trabajo en productos, en una masa de mercancías listas para la venta, y ésta permanece invendible en el almacén, no se paraliza solamente el proceso de valorización de su capital durante este período. Los gastos que supone la conservación de estas existencias de mercancías en edificios, trabajo adicional, etc., representan una pérdida positiva. El comprador que al cabo adquiriese las mercancías se echaría a reír si aquél le dijese: mis mercancías han estado en el almacén seis meses sin poder venderse y su conservación durante estos seis meses me han tenido paralizado un capital X, sino que además me han originado X gastos. Tant pis pour vous, le diría al comprador, pues a tu lado hay otros vendedores cuyas mercancías han sido lanzadas al mercado solamente anteayer. Tus mercancías son existencias viejas, que probablemente se hallan más o menos melladas por el diente del tiempo; por tanto, tendrás que venderlas más baratas que tus competidores. El hecho de que el producto de las mercancías es un verdadero productor capitalista, es decir, de hecho, un simple representante de su verdadero producto, no altera para nada las condiciones de vida de las mercancías. El producto  deberá las cosas en dinero. Los gastos que le origine su conservación bajo la forma de mercancías figuran entre sus contingencias individuales, que al comprador de las mercancías le tienen sin cuidado. Éste no tiene por qué pagarle los gastos de circulación de sus mercancías. Incluso cuando el capitalista, en épocas de revolución real o presunta retengan intencionalmente sus mercancías en vez de llevarlas al mercado, el que pueda resarcirse de los gastos adicionales que ello suponga dependerá de que esa revolución se produzca o no, es decir, de que su especulación resulte o no acertada. No es que la revolución operada en el valor sea precisamente consecuencia de los gastos que ello le origine. Por tanto, en la medida en que el almacenamiento paraliza la circulación, los gastos originados por èl no añaden ningún valor a la mercancía. Por otra parte, no puede existir almacenamiento sin que las mercancías se detengan en la órbita de la circulación, sin que el capital permanezca durante más o menos tiempo bajo la forma de mercancías; no puede existir, por tanto, almacenamiento sin que se interrumpa la circulación, del mismo modo que el dinero no puede circular sin que se forme una reserva de dinero. Por consiguiente, sin existencias de mercancías. Y si esta necesidad no se le plantea al capitalista en M` –D` se le plantea en D—M; no respecto al capital-mercancías de otros capitalistas que producen medios de producción para él y medios para sus obreros.      

– Página –129 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s