Archivo de la categoría: SUTRA-CHILE

La base de datos digital que esconde el secreto Valech

http://www.biobiochile.cl/

Publicado por

Tu Voz

lunes 17 abril de 2017

El secreto de 50 años y la reserva indefinida impuestas al trabajo realizado por las Comisiones conocidas como Valech I y II, respectivamente, sobre los documentos, testimonios y antecedentes aportados por las/los sobrevivientes de prisión política y tortura ejercida sistemáticamente durante la dictadura civil-militar, corresponde a una decisión política tomada en 2004, que no fue anunciada, ni menos consultada a las personas que prestaron su testimonio. Esta situación, que además ha servido de excusa para impedirles el acceso y uso de sus propios antecedentes de calificación como víctimas de crímenes contra la humanidad, ha sido reclamada innumerables veces por las organizaciones de sobrevivientes y familiares de quienes sufrieron la prisión política y tortura.

Durante varios años el secreto fue entendido y aplicado de manera tan absoluta, que el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), se rehusaba a permitir el acceso a cualquier persona, se tratara de terceros o su ficha de calificación a los mismos declarantes. Fue recién en diciembre del año 2015, que la Iltma. Corte de Apelaciones de Santiago reconoció que el secreto tenía una excepción en quienes dieron su testimonio, por ser titulares de dichos antecedentes, ordenando al INDH hacer entrega de la misma. En 2016, reiterada jurisprudencia en el mismo sentido, llevó al INDH a cambiar su criterio y habilitar la entrega individual a quienes lo requieran, solución que se ha repetido en poquísimas oportunidades, de un universo de 40 mil personas calificadas entre ambas comisiones. Todo lo anterior, sin contar los más de 20 mil casos en que las víctimas no obtuvieron reconocimiento, por razones que se desconocen, y cuyos testimonios y resoluciones están sujetos al mismo secreto.

Esta solución al secreto de los 50 años, del caso a caso, centrada en el aislamiento de las/los sobrevivientes de prisión política y tortura, es del todo insuficiente para abordar el carácter colectivo del reclamo por justicia, verdad y memoria histórica. La defensa oportunista a la privacidad de las víctimas hecha por algunos diputados, que ya hemos denunciado en columnas anteriores, ignoran que la represión y el terrorismo de Estado fueron políticas aplicadas organizada y sistemáticamente sobre la sociedad en su conjunto, que moldearon la forma de pensar de toda una generación y su cultura. Fueron las políticas de ejecuciones, desaparición, tortura, exilio y exoneración, las que sirvieron de base para instalar el sistema económico institucional que todavía nos rige. Por eso, su procesamiento individual es otra expresión del neoliberalismo en su afán por rotular y enfrascar todo en la esfera de lo privado, ignorando que la memoria es un derecho de la sociedad en su conjunto, y que la prisión política y la tortura, en cuanto crímenes contra la humanidad, deben ser investigados y sancionados por el Estado.

Por ese motivo, mediante esta columna queremos visibilizar la existencia de una base digital de datos que fue creada con ocasión del trabajo de ambas Comisiones referidas, la relevancia de la misma, y el litigio en el cual nos encontramos para ponerla a disposición de las organizaciones de sobrevivientes y de la judicatura, a fin de que se inicien las investigaciones correspondientes por estos crímenes. Cabe recalcar que jamás se ha discutido públicamente sobre ella, ni siquiera con motivo del proyecto de ley para el término del secreto, boicoteado por parlamentarios del mismo gobierno hace unos meses.

La base de datos sistematizó en soporte digital los antecedentes aportados por todas y todos los sobrevivientes y familiares que concurrieron a prestar su testimonio a las Comisiones sobre Prisión Política y Tortura; fue complementada con informes recopilados por otros organismos de Derechos Humanos, como por ejemplo, archivos de la Vicaría de la Solidaridad, y cuenta con un motor de búsqueda que permite hacer cruces de información e indagar sobre centros de detención y tortura, nombres y apodos de victimarios, órganos aprehensores, por años, regiones, organizaciones políticas y sociales, género y edad de las víctimas, entre otros. Es un instrumento de tal relevancia, que a la propia Comisión Valech le “permitió detectar compañeros de detención, testigos, cotejar relatos o regímenes de vida en los lugares de reclusión” (Informe de la Comisión Presidencial Asesora para la Calificación de Detenidos Desaparecidos, Ejecutados Políticos y Víctimas de Prisión Política y Tortura. 2011,p. 20). Pese a que su existencia es conocida por varios organismos del Estado, mismos que en la actualidad se han abierto a la posibilidad de recalificar a las 22 mil víctimas que no tuvieron derecho a reconsideración ante la Comisión Valech II, no podrían hacerlo porque el secreto les impediría concretar ese compromiso.

Tomando esto en cuenta, solicitamos la base de datos por medio de la Ley sobre Acceso a la Información Pública al INDH, su custodio legal, quien negó el acceso en virtud del artículo 15 de la ley que establece el secreto por 50 años. Esta situación fue denunciada al Consejo para la Transparencia argumentando que diversas obligaciones de Derecho internacional tienen superior jerarquía al secreto. Sin embargo, nuevamente nos encontramos con una negativa. En atención a lo anterior, presentamos un Reclamo de Ilegalidad ante la Corte de Apelaciones de Santiago, considerando que el secreto, por una parte, no es aplicable a la base de datos -dado que su contenido excede a la Comisión Valech I abarcando antecedentes de la Comisión II y otros documentos de carácter público- y, en el fondo, mantenerla fuera del alcance de la sociedad, implica derechamente una política de silencio y denegación de justicia, puesto que el secreto no es más que un pretexto para mantener todo el trabajo de investigación sobre la tortura ocurrida durante la dictadura, alejada de los procesos de investigación, juzgamiento y castigo que actualmente se desarrollan en nuestro país, en manos de Ministros en Visita Extraordinaria.

Estamos convencidos de que esta poderosa herramienta debe, por lo menos, estar a disposición de los Tribunales de Justicia, para contribuir al esclarecimiento y avance de los distintos procesos judiciales, puesto que la información sobre lugares de detención y perpetradores puede ayudar no solamente en casos de prisión política y tortura, sino también a aclarar casos de ejecuciones extrajudiciales y de desapariciones forzadas. Pero por sobre todo, contar con este instrumento contribuiría para abrir una discusión de cara al país, que permita hacer un necesario ejercicio de memoria colectiva, madurar en la experiencia histórica y conectar a las nuevas generaciones con nuestro pasado reciente. Mantener cegada la información de esta base de datos impide que sean las organizaciones de sobrevivientes y víctimas, de familiares y en general el pueblo de Chile, quienes den la discusión sobre su uso. Liberarla es un deber que nos asiste para contribuir a la lucha contra las políticas del olvido e impunidad.

Haydée Oberreuter. Ex Prisionera Política y dirigenta de Derechos Humanos.

Paz Becerra. Investigadora Fundación Nodo XXI y abogada equipo Jurídico AFEP.

Francisco Jara. Abogado equipo Jurídico AFEP y profesor universitario.

Esteban Miranda. Investigador Fundación Nodo XXI.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 49:

Cuando el capitalista personifica simplemente el capital industrial, su propia demanda se reduce a la demanda de medios de producción y fuerza de trabajo. Su demanda de medios de producción y fuerza de trabajo. Su demanda de Mp. es, considerada en cuanto a su valor,  menor que su capital desembolsado; compra medios de producción por menos valor que el de su capital y, por tanto, de menos valor también que el del capital y, por tanto, de menos valor también que el del capital-mercancías que lanza al mercado. 

– Página –105 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Mauricio Segundo Curiñanco Reyes ASESINADO POR LA DERECHA POLÍTICA TERRORISTA

Rut : Sin información
F.Nacim. : 38 años de edad a la fecha de su detención
Domicilio : Liquiñe, Valdivia
E.Civil : Soltero
Actividad : Artesano carpintero
C.Repres. : Partido Socialista
F.Detenc. : 10 de octubre de 1973

MAURICIO SEGUNDO CURIÑANCO REYES

Mauricio tenía 38 años cuando fue detenido. Era soltero. Vivía junto a su familia en Liquiñe. No tenía trabajo estable, así es que realizaba artesanías en madera y sólo en algunas oportunidades, trabajaba como obrero en el Complejo. Era militante del Partido Socialista.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 48:

Y lo que decimos del capitalista individual es aplicable a toda clase capitalista.

– Página –105 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

INFORME DE LA COMISION NACIONAL DE VERDAD Y RECONCILIACION X REGION DE LOS LAGOS 11 de 23

El 23 de diciembre de 1973 fueron ejecutados por carabineros en el sector de Molco, Choshuenco, en el Complejo Panguipulli,dos personas:

Hugo Rivol VASQUEZ MARTINEZ, 21 años, estudiante universitario, militante del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR);

Mario Edmundo SUPERBY JELDRES, 23 años.

Ambos se encontraban internados en la montaña, en el sector de Choshuenco, desde donde bajaban al pueblo esporádicamente a alimentarse. Según información de prensa de la época, “dos extremistas fueron muertos durante el transcurso de un operativo que hicieron a las 23,45 horas funcionarios de Choshuenco al lugar denominado Molco. En momentos que Carabineros patrullaba el sector fueron atacados con disparos de armas por los extremistas, repeliendo de inmediato el ataque. Durante la balacera fue muerto con impactos en el tórax Hugo Rivol Vásquez Martínez, 21 años, el que portaba un rifle marca Winchester de repetición. Andaba con otro sujeto apodado “El Braulio”, quién fue herido en las piernas y mientras era conducido al Hospital de Panguipulli dejó de existir en el camino”.

La Comisión se formó convicción que el enfrentamiento informado no ocurrió, y que las muertes de ambos afectados constituyó una violación a sus derechos fundamentales de responsabilidad de agentes del Estado que usando innecesaria o excesivamente la fuerza, dispararon sobre ellos. Tal convicción se basa en las siguientes consideraciones:

– Testigos directos de los hechos, verosímiles a juicio de la Comisión, señalan que se trató de una emboscada preparada por las fuerzas policiales que sabían que llegarían al lugar en busca de alimentos y les ejecutaron;

– Ningún funcionario policial resultó lesionado en el hecho, a pesar que la versión oficial indicó que se había tratado de un ataque armado;

– Finalmente y en caso que dicho ataque hubiese existido, la patrulla bien pudo detenerlos ya que contaba con los dispositivos para hacerlo, en lugar de disparar sobre ellos.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 47:

La cuota de valorización de su capital conseguida por el capitalista será tanto mayor cuanto mayor sea la diferencia entre su oferta y su demanda, es decir, cuanto mayor sea el remanente del valor de la mercancía que busca Por tanto, su meta, lejos de ser la coincidencia de la oferta y la demanda es, por el contrario, el mayor desnivel posible entre una y otra.

– Página –105 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

~ El Lonko, Colo Colo ~

https://aguilablancandina.com/

No mucho se sabe oficialmente acerca de la figura histórica de Colo Colo, ni menos de los detalles acerca de su vida, ya que estamos hablando de hechos que ocurrieron hace casi quinientos años. Por lo que quizás una de las referencias históricas mas aproximadas y directas pueda ser la descripción dada por Alonso de Ercilla y Zúñiga, en el afamado poema, La Araucana. En cualquier caso, evidentemente hay coincidencia entre cronistas e historiadores respecto de que fue un Lonko sabio, respetado y venerable.

Reconocido por su prudencia, sabiduría y buen juicio en tiempos de paz, así como un  gran estratega militar en tiempos de guerra, además de ser  uno de los principales líderes mapuches, en tiempos de la llegada de los conquistadores españoles. Probablemente en la tradición oral de la Nación Mapuche sus historias y hazañas habrán sido cantadas y relatadas en bellas  y poéticas formas a los niños y a los  jóvenes por los sabios y los ancianos. Ya sea al calor de las fogatas, acompañados de un buen mate en frías noches de invierno, o bien, bajo hermosos cielos estrellados en las cálidas noches estivales.

Obviamente la figura histórica fue reemplazada por el mito y la leyenda, y con el paso del tiempo, Colo Colo se transformó en un importante emblema de la cultura mapuche, al igual que otros líderes, como Lautaro, Caupolicán o Galvarino. Figuras consulares de la épica mapuche, quienes, simbólicamente personifican  las luchas, alegrías, tristezas y esperanzas de esta brava y aguerrida nación.

De seguro que de ahí tomaron la inspiración un grupo de jóvenes jugadores de fútbol, liderados por David Arellano, allá por Abril del año 1925, y fundaron el club deportivo Colo Colo, en tiempos en que recién alboreaba el nacimiento del fútbol profesional. A partir de ese momento, y producto de la creciente popularidad del fútbol, la legendaria figura del respetado Lonko Colo Colo, quedó íntimamente ligada a la cultura popular y con ello también a los desvelos, triunfos y derrotas del afamado club deportivo.

Que bueno sería si los seguidores e hinchas de dicho club mayoritariamente de raigambre popular, pudieran mirar hacia atrás, reflexionar y estudiar un poco la historia. Y de ese modo, llegar a identificarse y reconocer que las las reivindicaciones, luchas y demandas del pueblo mapuche, no les son ni tan ajenas, ni tan lejanas. Sino que mas bien son muy similares a las que han debido padecer y sufrir todas las clases desposeídas del país, en las que por lo demás, corre mucha sangre mapuche.

Con toda humildad, debo decir que no soy un conocedor de la historia mapuche, aunque si me declaro un admirador de la misma. Y si me dejo llevar por la imaginación, puedo viajar por el tiempo y visualizar aquellos lejanos ciclos de tiempo, en que vivieron en paz, armonía, y probablemente sin demasiados conflictos, antes de la llegada de los conquistadores españoles, y posteriormente del gobierno chileno.

Y aquí cabe hacer un pequeño repaso de la historia, y recordar que poco menos de cien años antes de la llegada de los españoles, ya habían detenido el avance del poderoso ejército inca, estableciendo como limite fronterizo entre ambas fuerzas, las orillas del río Maule. Demostrando una vez mas la bravura, audacia y entereza con que siempre han sabido defender y luchar por sus derechos, sus tradiciones ancestrales y sus formas culturales.

Luego de la llegada de los españoles a sus tierras, y el posterior establecimiento y avance del mismo, estuvieron en permanentes guerras y  escaramuzas con triunfos alternados para ambos bandos. Dicha etapa se extendió por espacio de algo así como un siglo, en lo que se denominó la guerra de Arauco, hasta la firma de la paz, luego de los parlamentos de Quilín, en 1641. Dicho tratado reconoció sus derechos y su soberanía como nación libre, situando sus límites al sur del río Biobío. No debemos olvidar, que  al frente tuvieron a uno de los mas poderosos imperios de la época, como lo era la corona española en dicho período. Posteriormente, se sucedieron casi dos siglos y medio de relativa paz y calma, donde la sociedad mapuche prosperó y logró un sostenido desarrollo agrícola, ganadero y comercial.

Es importante señalar que el término mapuche, el que se puede traducir como gente de la tierra, es una forma  genérica para denominar a diferentes pueblos y parcialidades de origen similar. Quienes se se distinguían con nombres propios, de acuerdo a las regiones geográficas en que habitaban, tales como Huilliches, Picunches, Lafquenches, Pehuenches o Tehuelches. Es importante precisar, que su situación respecto de la relación con los españoles, se dio en formas muy variadas. Este artículo en particular, se refiere a los pueblos que habitaban al sur del río BíoBío, aun cuando esta división seguramente puede resultar muy relativa.

No fue sino hasta hasta las últimas décadas del siglo 19, luego de la guerra del Pacífico, que el gobierno chileno a través del ejército penetró el  territorio mapuche, situación que se dio con absoluta disparidad en cuanto a fuerzas, armamento y munición. Eufemísticamente este hecho es conocido como la ” Pacificación de la Araucanía, ” campaña que por cierto, nada tuvo de pacífica y en la que se cometieron todo tipo de atrocidades, despojos y tropelías.

Todo el problema actual acerca del reclamo de las tierras ancestrales, es algo muy complejo y se deriva de aquellos tiempos, y el que claramente estuvo muy ligado a una estrategia política y militar del poder constituido de la época. La que amparada en la fuerza de las armas, y escudada y avalada en abogados deshonestos y asociaciones delictivas de diversa índole, actuaron con todo tipo de prácticas ignominiosas, ruines y viles, para apropiarse de las tierras que el pueblo mapuche había poblado desde tiempos inmemoriales.

En la actualidad podemos ver, que cientos de miles de hectáreas de estas tierras sagradas y ancestrales que además eran pobladas por flora y fauna autóctona muy particular, por las que corrían ríos y arroyos de aguas claras y cristalinas, al día de hoy están convertidas en otros tantos  cientos de miles de hectáreas sembradas de especies foráneas como el pino y el eucalipto, las que han estropeado los suelos y las tierras fértiles en diferentes formas. A esto hay que agregar el indiscriminado uso de fertilizantes agroquímicos y pesticidas, que han perjudicado y dañado seriamente a todas las formas de vida, tanto visibles como invisibles.

Todo estos desequilibrios medioambientales que tanto daño han producido en la madre naturaleza, han sido llevados a cabo, en una despiadada explotación de los recursos naturales por parte de grandes consorcios madereros que solo buscan el lucro y la ganancia, y nada saben ni entienden del concepto de lo sagrado ni del bien común.

Entonces, si queremos comprender correctamente el problema mapuche en la actualidad, necesariamente debemos mirar  la forma en que se generó, tanto como el dolor, el trauma y el sufrimiento que lo acompañan desde sus orígenes. Un pueblo sin historia, es un pueblo sin conciencia, y un pueblo sin conciencia, es un pueblo débil, triste y fácil de dominar. A diferencia de esta noble y bella nación. Desgraciadamente en la actualidad, son pocas las personas que se interesan por la historia, o muestran interés en saber mas acerca de la cultura de los pueblos originarios, y miran con absoluta indiferencia  la suerte de dichas naciones.

En lenguaje futbolístico, se dice que Chile es Colo Colo, y que Colo Colo es Chile, y bien, si eso resulta ser verdad al menos en parte, ello significaría que el pueblo chileno debiera estar velando por la suerte del pueblo mapuche, ya que la suerte del pueblo mapuche es también la suerte del pueblo chileno.

Este artículo a querido rescatar la figura emblemática del Lonko Colo Colo, como un símbolo o arquetipo de la inteligencia y los principios que emanaban en forma natural, en los líderes del mundo mapuche de aquellos tiempos. Entre los que claramente sobresalen su veneración por el mundo de los sabios, y los ancianos, y el respeto por sus tradiciones y sus conocimientos ancestrales. Así como también, el valor otorgado a la palabra, el buen uso del lenguaje, la reverencia por la madre tierra, o la valentía y el arrojo para defender a su gente frente a la invasión extranjera y las injusticias.
Desde tiempos lejanos, y particularmente en la actualidad, el conflicto mapuche, es algo muy delicado, controversial y peligroso. Y lo seguirá siendo, mientras el estado y los poderes respectivos no aborden la situación con toda la delicadeza, sensibilidad y el respeto que merece esta indómita y antigua Nación.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 46:

El capitalista lanza a la circulación, en forma de dinero, menos valor del que saca de ella, porque hace circular más valor en forma de mercancía del que bajo la misma forma reitera de la circulación. Cuando actúa simplemente como personificación del capital, como capitalista industrial, su forma de mercancía es siempre mayor que su demanda de valor en idéntica forma. Si la oferta y la demanda coinciden en este plano, no podría valorizarse su capital; éste no funcionaría como capital productivo se convertiría en simple capital-mercancía, que no lleva adhería plusvalía alguna; de ser así, no habría arrancado a la fuerza de trabajo, durante el proceso de producción, la menor plusvalía en forma de mercancías, lo que vale tanto como decir que no habría funcionado como capital; tiene, indudablemente, que “ vender más caro que compró”, pero si logra esto es precisamente porque, gracias al proceso capitalista de producción, puede convertir la mercancía más barata, por ser de menos valor, comprada por él, en otra más cara, por ser de mayor valor Si se vende más aro, no es porque recargue el valor de su mercancía, sino porque vende una mercancía de valor superior a la suma de valor de sus ingredientes de producción.

– Página –104-105 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

“El discurso posmoderno pasa, el marxismo queda”: Terry Eagleton

Las teorías van y vienen; lo que persiste es la injusticia. Y mientras esto sea así, habrá siempre alguna forma de respuesta intelectual y artística a ello. Indudablemente, el marxismo no ha desaparecido, como sí ha ocurrido con el posestructuralismo (de manera bastante misteriosa), e incluso quizá con el posmodernismo. Ello se debe en gran medida a que el marxismo es mucho más que un método crítico; es una práctica política, explica el crítico literario y escritor marxista Terry Eagleton.

https://marxismocritico.files.wordpress.com/2013/05/prova332.png

Eagleton es un destacado teórico marxista, crítico literario, escritor y Profesor Distinguido de Literatura Inglesa en el Departamento de Literatura Inglesa y Escritura Creativa de la Universidad de Lancaster, Inglaterra. Nacido en una familia de clase obrera irlandesa de tradición católica y republicana, y formado teóricamente con Raymond Williams, es en la actualidad uno de los más destacados críticos literarios. Su perspectiva marxista le ha valido una importante influencia en el panorama de debate ideológico y político marxista, así como enconados ataques de conservadores y liberales, entre ellos el mismo Príncipe Carlos, quien ha recomendado evitar al “terrible Terry Eagleton”. Ha publicado diversos artículos en la New Left Review desde la década de 1970 hasta la actualidad.

Entre sus más de cuatro decenas de libros escritos sobre teoría marxista, crítica y teoría literaria, y abundantes polémicas (es conocido por sus irónicos y fundamentados argumentos en el debate ideológico), algunos publicados en español son Walter Benjamin o hacia una crítica revolucionaria, Las ilusiones del posmodernismo, La estética como ideología, Después de la teoría, Por qué Marx tenía razón, Introducción a la teoría literaria, y el reciente El marxismo y la crítica literaria. Ha publicado sus memorias con el título de El portero.

Eagleton concedió la siguiente entrevista exclusiva a las periodistas Alejandra Ríos y Ariane Díaz, sobre uno de sus últimos libros, The event of literature. Además de exponer algunas de las ideas centrales de este libro, el autor remite a conceptos tratados ya en otros trabajos publicados en español, como La estética como ideología, Después de la teoría o Por qué Marx tenía razón.

Su libro The event of literature plantea que la teoría literaria ha estado en declinación durante los últimos 20 años, y que históricamente existe una relación entre las vicisitudes de la teoría y determinados momentos de conflictividad social. ¿Por qué cree que la teoría se desarrolla y alcanza sus picos más altos en períodos en que la conflictividad social es mayor?

En nuestra época, la teoría literaria alcanzó su punto más álgido, a grandes rasgos, en un momento en el cual la izquierda política se encontraba en ascenso. Hubo un auge de dicha teoría en el período que abarca, aproximadamente, desde 1965 hasta mediados o finales de la década de 1970, lo que coincide más o menos con el momento en el que la izquierda era mucho más militante, y tenía mayor confianza en sí misma, que en la actualidad. De 1980 en adelante, con el endurecido control del capitalismo postindustrial avanzado, estas producciones teóricas empezaron a ceder lugar al posmodernismo, que entre otras cosas es –como lo ha señalado Fredric Jameson– la ideología del capitalismo tardío.

La teoría radical no se ha desvanecido, es cierto, pero fue empujada hacia los márgenes, y gradualmente se fue volviendo menos popular entre los estudiantes. Las grandes excepciones a esto fueron el feminismo, que continuó atrayendo una gran cantidad de interés, y el poscolonialismo, que se convirtió en algo así como una industria en crecimiento, y aún sigue siéndolo. Uno no debería concluir, de esto, que la teoría es inherentemente radicalizada. Hay muchas formas de teoría literaria y cultural que no son radicales.

Pero la teoría como tal plantea algunas cuestiones fundamentales –más fundamentales que la crítica literaria de rutina–. Donde la crítica se pregunta “¿Qué significa la novela?”, la teoría se pregunta “¿Qué es una novela?”. Hace que la pregunta retroceda a un paso previo. La teoría es también una reflexión sistemática sobre las suposiciones, procedimientos y convenciones que gobiernan una práctica social o intelectual. Es, para decirlo de algún modo, el punto en el cual la práctica es empujada a una nueva forma de autorreflexividad, tomándose a sí misma como objeto de su propia indagación. Esto no tiene necesariamente efectos subversivos, pero puede significar que la práctica esté obligada a transformarse, habiendo examinado algunas de sus consideraciones subyacentes, en una nueva forma crítica.

En el mismo libro comenta que el concepto de “literatura” es relativamente reciente, surgido durante un período de turbulencias sociales, y que reemplazó a la religión como refugio de valores estables. Pero también señala que la literatura puede ser vista como una actividad capaz de desmitificar las ideas dominantes. En La estética como ideología, planteaba también que la estética ha sido tanto una forma de interiorización de valores sociales –y en este sentido un elemento de disciplinamiento social–, así como también un vehículo de utopías y cuestionamientos a la sociedad capitalista. ¿Sigue cumpliendo el arte ese papel doble y contradictorio?

Desde un punto de vista político, tanto el concepto de literatura como la idea de la estética son, sin duda, conceptos de doble filo. Hay sentidos en los que se ajustan a los poderes dominantes, y otras formas en las cuales los desafían –una ambigüedad que es también verdad para muchas obras artísticas individuales–. El concepto de literatura data de un período en el cual había una sentida necesidad de proteger ciertos valores creativos e imaginativos de una sociedad que era cada vez más filistea y mecánica. Está relativamente hermanada con la llegada del capitalismo industrial. Esto luego permitió que esos valores actúen como una crítica poderosa a dicho orden social, pero al mismo tiempo los distanció de la vida social cotidiana y algunas veces ofreció una compensación imaginaria por ello. Lo que quiere decir que se ha comportado de una manera ideológica. La estética encontró un destino similar.

Por un lado, la así llamada autonomía del artefacto estético brindó una imagen de autodeterminación y libertad en una forma autocrática, a la vez que desafió su racionalidad abstracta con su naturaleza sensorial. En este sentido puede ser utópica. Al mismo tiempo, sin embargo, esa autodeterminación era, entre otras cosas, una imagen de un sujeto de clase media, que no obedecía a la ley sino a sí mismo.

Creo que esas ambigüedades permanecen en la actualidad. En las sociedades capitalistas avanzadas, donde la idea misma de las Humanidades está bajo amenaza, es vital promover actividades como el estudio de las artes y la cultura precisamente porque las mismas no tienen ningún propósito pragmático inmediato, y en este punto cuestionan la racionalidad utilitaria e instrumentalista de tales regímenes. Esta es la razón por la cual el capitalismo en realidad no tiene tiempo para ellas, y por la cual las universidades, actualmente, quieren desterrarlas. Por otra parte, todo socialista tiene claro que el arte y la cultura no son, en última instancia, los escenarios de lucha más importantes. Tienen su importancia, en particular porque la cultura, en el sentido cotidiano de la palabra, es el lugar donde el poder se sedimenta y reposa. Sin esto, es muy difícil y abstracto ganar la lealtad popular. Sin embargo, el culturalismo posmoderno está equivocado en creer que la cultura es lo básico en los asuntos humanos. Los seres humanos son en primer lugar naturales, animales materiales. Son el tipo de animal que necesita de la cultura (en el sentido amplio del término) para sobrevivir; pero eso se debe a su naturaleza material como especie –lo que Marx llama “ser genérico”–.

En el libro propone la noción del trabajo literario como “estrategia”, esto es, una estructuración determinada por una funcionalidad, propuesta como un especial tipo de “respuesta” a una pregunta planteada en la realidad social. ¿Cómo se lleva esta definición con la idea de autonomía de la obra, en tanto un fenómeno autorregulado?

No creo que exista necesariamente una contradicción entre estrategia y autonomía. Una estrategia puede en sí misma ser autónoma, en el sentido que es una pieza distintiva de una actividad cuyas reglas y procedimientos son peculiares e internos a sí misma. La paradoja de la obra artística, al respecto, es que de hecho va a trabajar en algo que está fuera de sí misma, concretamente, problemas en la realidad social, pero esto lo hace “autónomamente”, en el sentido de que “reprocesa” o “retraduce” estos problemas en sus propios y sumamente peculiares términos. En este sentido, lo que empieza como algo externo o heterónomo a la obra, termina como algo interno a la misma. Una obra realista debe respetar la lógica heterónoma de su material (no puede decidir que Nueva York esté en el Ártico, como una obra modernista o posmodernista podría), pero al hacerlo simultáneamente arrastra este hecho a su propia estructura autorregulada.

Varias veces en este libro señala que las teorías posmodernas y posestructuralistas terminan en un fundamentalismo antiesencialista simétrico a aquellos “fundamentalismos” que se pretendían minar. ¿Siguen siendo estas definiciones posmodernas las dominantes en la discusión cultural e ideológica, o la nueva situación de crisis capitalista y cierto reemerger de la lucha de clases han dado pie a nuevos intentos teóricos que no sean teórica y socialmente escépticos?

El posmodernismo es, supuestamente, antifundamentalista, pero se podría afirmar que simplemente sustituye ciertos fundamentos tradicionales por uno nuevo: concretamente, la cultura. Para el posmodernismo, la cultura es la base más allá de la cual no se puede excavar, dado que para ello se necesitaría recurrir a la cultura (concepto, métodos y demás). En este punto, cabría sostener entonces que este antifundamentalismo es bastante falaz. En cualquier caso, todo depende de lo que se considere por “fundamento”. No todos los fundamentos necesitan ser metafísicos. Existe, por ejemplo, la posibilidad de un fundamento pragmático, como podemos encontrar, pienso, en el último Wittgenstein.

Respecto de la cuestión de si el discurso posmoderno sigue siendo dominante o no en nuestros días, me inclino a pensar que mucho menos. Desde el 11/9 hemos presenciado el despliegue de una nueva –y bastante alarmante– gran narrativa, justo en el momento en el que se decía con complacencia que las grandes narrativas habían terminado. Una gran narrativa –la de la Guerra Fría– se había de hecho acabado; pero, por razones relacionadas sutilmente a la victoria de Occidente en dicha lucha, ni bien terminó esa narrativa, se desató otra. El posmodernismo, que juzgaba la historia como posmetafísica, posideológica, incluso en un sentido poshistórica, fue tomado por sorpresa. Y no creo que se haya recuperado realmente.

A lo largo del libro repasa, en lo que considera sus aportes y debilidades, diversas teorías literarias desarrolladas en del siglo XX y más contemporáneamente. La perspectiva marxista parece haber tenido en esta historia un importante peso. ¿Cuáles son en la actualidad los nuevos aportes que se ubican desde esta perspectiva? ¿Sigue siendo fructífera hoy esta tradición en este terreno como lo es en otros, según plantea por ejemplo en Por qué Marx tenía razón?

La respuesta breve a la pregunta sobre cuáles son las nuevas contribuciones marxistas críticas es: son casi inexistentes. Simplemente, el contexto histórico no es el adecuado para este tipo de desarrollos. La obra de quien, desde mi punto de vista, es el crítico más eminente del mundo –Fredric Jameson– sigue en curso. Produce un libro brillante tras otro en una época en la que muchos críticos muy reconocidos han caído en el silencio. Pero no hay un nuevo cuerpo de crítica marxista, y dado que no se dan las circunstancias históricas propicias, uno casi no esperaría que lo haya.

Al mismo tiempo, indudablemente el marxismo no ha desaparecido, como sí ha ocurrido con el posestructuralismo (de manera bastante misteriosa), e incluso quizá con el posmodernismo. Ello se debe en gran medida a que el marxismo es mucho más que un método crítico. Es una práctica política, y si lo que tenemos es una grave crisis del capitalismo, es inevitable que de algún modo éste se encuentre en el aire. Lo mismo puede afirmarse del feminismo, cuyo momento culminante está unas décadas atrás, pero que ha sobrevivido de manera modificada, porque las cuestiones políticas que plantea son vitales. Las teorías van y vienen; lo que persiste es la injusticia. Y mientras esto sea así, habrá siempre alguna forma de respuesta intelectual y artística a ello.

Entrevista realizada por Alejandra Ríos y Ariane Díaz.

Fuente: Lobo Suelto!

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 45:

En realidad, la producción capitalista es la producción de mercancías como forma general de producción, pero lo es exclusivamente, y cada vez más a medida que se desarrolla, porque aquí el propio trabajo aparece como mercancía, porque el obrero vende el trabajo, es decir, la función de su fuerza de trabajo, y la vende además, según nuestra hipótesis, por el valor determinado por su costo de producción. A medida que el trabajo se convierte en trabajo asalariado, el productor se convierte en capitalista industrial; de aquí que la producción capitalista (y, por tanto, la producción de mercancías) sólo cobre su expresión completa allí donde queda incluido también en la categoría de los obreros asalariados el productor agrícola directo. En la relación entre el capitalista y el obrero asalariado, la relación pecuniaria, la relación entre comprador y vendedor, se convierte en una relación inmanente a la misma producción. Pero esta relación, no en el tráfico éste obedece, por el contrario, a aquél. Por lo demás, es lógico que la mentalidad burguesa, que sólo ve lo que se refiere al negocio, no comprenda que es el carácter del régimen de producción lo que sirve de base al régimen de tráfico correspondiente, y no a la inversa*.

* Hasta aquí, tomado del manuscrito V. Lo que sigue, hasta el final del presente capítulo, está tomado de una nota que se encontró entre extractos de lecturas, en un cuaderno procedente de 1877 o 1878.

– Página –104 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Víctor Hugo CARREÑO ZUÑIGA Asesinado por la derecha política terrorista

 

El pasado 6 de octubre El Diario Austral publicó una carta que escribí sobre Víctor Carreño, con leves ediciones. Al principio se omitió: “Hace 44 años, la madrugada de un 5 de…” y al final: “Quien escribe ha investigado y sistematizado la información precedente, con la colaboración de su familia, amigos y compañeros.” También la sigla INSCOVAL se sacó en la primera mención de paréntesis, dejándola en minúscula ahí y en sus repeticiones.

Juan Carlos Navarrete Espinoza

https://www.facebook.com/juancarlos.navarreteespinoza

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 44:

En tercer lugar la economía pecuniaria es común a toda producción de mercancías y el producto aparece como mercancía en los más diversos organismos sociales de producción. Por tanto, lo característico de la producción capitalista se produce como artículo comercial, como mercancía y en que, por consiguiente deben entrar también como artículos comerciales, como mercancías, en el régimen económico sus propios elementos integrantes. 

– Página –104 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

INFORME DE LA COMISION NACIONAL DE VERDAD Y RECONCILIACION X REGION DE LOS LAGOS 10 de 23

El 8 de noviembre de 1973, por sentencia del Consejo de Guerra Rol Nº 1572-73 de Valdivia, fueron ejecutadas las siguientes personas, acusadas de asaltar la Tenencia de Carabineros Gil de Castro, de la misma ciudad , el día 13 de septiembre de 1973:

Cosme Ricardo CHAVEZ OYARZUN, 18 años, obrero pintor;

Víctor Joel GATICA CORONADO , comerciante ambulante;

Víctor Enrique ROMERO CORRALES , 22 años, obrero.

La Comisión sólo pudo conocer una copia de la sentencia del Consejo de Guerra, no obstante haber solicitado las demás piezas del proceso a las autoridades militares correspondientes.

Analizados los antecedentes del caso, la Comisión ha llegado a la convicción que Cosme Chávez, Víctor Gatica y Víctor Romero fueron ejecutados en violación de sus derechos humanos, de responsabilidad de agentes del Estado. Sustentan tal convicción las consideraciones generales hechas respecto de los Consejos de Guerra y especialmente las siguientes:

– No se ha podido acreditar la existencia de un ataque armado a la Tenencia Gil de Castro, aunque sí que no hubo ningún funcionario policial herido o muerto en ese eventual ataque;

– Los procesados no contaron con asistencia legal que les permitiera una adecuada defensa;

– El delito por el cual en definitiva se condenó a los reos es el del artículo 248 Nº2 del Código de Justicia Militar, que sanciona “al que, en caso de guerra y con el propósito de favorecer al enemigo o de perjudicar a las tropas chilenas, cometiere una acción u omisión que no esté comprendida en los artículos precedentes ni constituya otro delito expresamente penado por las leyes”. Este delito es de competencia castrense sólo cuando es cometido por militares, y ” en caso de guerra y con el objeto de favorecer al enemigo o perjudicar a las tropas chilenas”, por lo que el Tribunal no resulta competente para juzgar civiles que no son funcionarios de las Fuerzas Armadas y que no se encuentran en una situación de guerra externa;

– En la sentencia se aplicaron seis agravantes a los reos, las de cometer el delito con alevosía, actuando sobreseguro o a traición; de obrar con premeditación; de abusar el delincuente de la superioridad de sus fuerzas o armas; de cometer el delito con ocasión de sedición o tumulto o conmoción popular; de ejecutar el delito de noche o en despoblado; de ejecutarlo en desprecio de autoridad pública. Todas estas agravantes se encuentran subsumidas en el tipo de este delito, por su propio carácter, por lo que resultan inaplicables.

– En la sentencia no se acreditó ni se ponderó ninguna atenuante a los procesados y se rechazó lo alegado por la defensa en el sentido que favorecía a los defendidos la circunstancia atenuante de irreprochable conducta anterior, expresándose textualmente en el fallo que “todos los incriminados son delincuentes habituales reconocidos como elementos altamente peligrosos y antisociales”, sin señalarse que antecedentes se tuvieron en cuenta para concluir aquello.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo IV

LAS TRES FORMULAS DEL PROCESO CICLICO

Párrafo 43:

En segundo lugar, las categorías de economía pecuniaria y economía de crédito no destacan y subrayan como característica distintiva la economía misma, es decir, el proceso de producción, sino el sistema de crédito entre los diversos agentes de la producción o productores que corresponden a esa economía; lo lógico sería hacer otro tanto en lo que a la primera categoría se refiere, hablando, por consiguiente, de economía de trueque en vez de economía natural. Sin embargo, una economía natural absolutamente cerrada, como lo era por ejemplo el estado de los incas peruanos, no entraría en ninguna de estas categorías.

– Página –103-104 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, OBSERVADORES D.D.H.H.-SUTRA, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios