22 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ QUIENES ERAN

 

ISAÍAS JOSÉ FUENTEALBA CALDERÓN

Isaías tenía 29 años al momento de su detención. Había nacido el 7 de abril de 1944. A los 20 años, se casó con Honorinda del Carmen Lagos. Sepúlveda, con quien tuvo cuatro – hijos. En 1973 el mayor tenía siete años y el menor sólo cuatro. Isaías vivía en el fundo Trafún. Trabajaba como jefe de sección y, por esta razón, disponía de un jeep y un chofer que lo trasladaba frecuentemente desde las oficinas del Complejo en Liquiñe hacia los lugares donde había faenas. Era muy conocido y respetado. Además era miembro del Movimiento Campesino Revolucionario. MCR.

  1. LUIS RIVERA CATRICHEO

-Cuando fue detenido. Luís tenía 54 años. Era casado y tenía 10 hijos. El mayor de 25 años en 1973. Vivían en el fundo Paimún. Era miembro del Consejo Administrativo del Complejo, cargo en el que representaba a los trabajadores, que lo habían elegido. Además era presidente del asentamiento del fundo. La familia de Luís Rivera era muy amiga de la familia de Luis Armando Lagos. Teresa, hija de Luis Lagos, recuerda a Luis Rivera «como un hombre tranquilo, de baja estatura y de contextura gruesa. Era socialista, igual que mi padre».

  1. LUIS ARMANDO LAGOS TORRES

Tenía 48 años, al momento de ser detenido. Había nacido en Valdivia, el 24 de diciembre de 1924. Se casó con Donatila Lagos González y tuvieron nueve hijos. El menor nació en 1964, al sobrevivir al parto de su madre, mientras que ella falleció. Luis quedó viudo con sus nueve hijos. Las dos niñas -de 19 y 17 años de edad- se encargaron de la crianza de sus siete hermanos menores.

Luis se desempeñaba como capataz del fundo Carranco. Tenía a su cargo recibir los camiones con madera, despachar las entregas, llevar los registros de actividades y entregar las guías. Además estaba a cargo de la pulpería y era miembro del Consejo Administrativo del Complejo.

Sus hijos Raúl y Teresa, lo recuerdan como un hombre inteligente, al que le gustaba mucho leer. Había estudiado en la Escuela de Hombres Nº 1 de Valdivia, para luego seguir en el Liceo.

«Era de pelo claro, ojos verdes, corpulento, de tez blanca. Cuidadoso en el vestir. Serio, respetuoso, sin vicios, preocupado de nosotros. Siempre nos aconsejaba que fuéramos personas de bien».

«Era un hombre creyente que participaba en la Iglesia Adventista, de Villarrica. Recibía, permanentemente, literatura cristiana de la Iglesia».

«Era militante del Partido Socialista. En su calidad de dirigente viajaba a veces a Santiago. Teníamos en la casa algunos recortes de diarios, en los cuales salía nuestro padre junto al Presidente Allende. Tales recuerdos desaparecieron con los allanamientos».

  1. CARLOS SEGUNDO F1GUEROA ZAPATA

Carlos Segundo tenía 47 años cuando fue detenido. Había nacido en Curacautín el 25 de julio de 1926. Contrajo matrimonio en Villarrica, el 8 de septiembre de 1951, con Aurora Amagada Anabalón, oriunda de Loncoche. Tuvieron seis hijos, el mayor, Carlos Sigisfredo, había cumplido 20 años cuando detienen a su padre y la menor, Sonia Ismenia, única mujer entre los seis hijos tenía entonces nueve años.

La familia Figueroa Amagada había llegado a Liquiñe en 1969, buscando nuevas oportunidades de trabajo. Durante mucho tiempo, Carlos estuvo cesante. Vivían en el fundo Paimún. Con los años, no sólo llegó a ser empleado del Complejo, sino a ser parte del Consejo Administrativo. Era también militante del Partido Socialista.

Sobre su natural liderazgo, su hijo Hugo, recuerda:

«(…) a él siempre le gustaba ocupar cargos directivos, fuera en clubes deportivos o en otras organizaciones. En el predio era responsable de la pulpería, de vender la madera y de pagar el salario a los trabajadores. Cuando se formó el Complejo, los trabajadores eligieron los consejeros o representantes del fundo Paimún. Mi padre era uno de ellos, con don Luis Rivera. Además, eran consejeros del Sindicato Campesino ‘Esperanza del Obrero’».

«Mi padre jamás tuvo un problema con nadie, todos lo querían y los respetaban. Era amigo de todos. Si se le pregunta a sus ex-compañeros de trabajo, que aún quedan en Liquiñe, todos dirán lo mismo; que era una buena persona, que no se metía en problemas. Al contrario, trataba de arreglarlos cuando los había(…)» «Luego de la primera detención, el Suboficial de Carabineros, Sr. Anguila, le dijo a mi padre que se fuera para la Argentina. Pero él no lo quiso hacer. Dijo que «el que nada hace nada teme’ y agregó ‘no tengo por qué arrancar de nadie. Ustedes saben que yo nunca le he hecho nada malo, a nadie. Después de la primera detención, mi padre cambió montones. Estuvo todos esos días en la casa, no quiso ir al fundo a seguir trabajando. Se lo pasaba leyendo y callado: no conversaba, no salía a ninguna parte. Todos los días estaba encerrado con el libro Ben Hur que todavía conservo.»

  1. SALVADOR ALAMOS RUBILAR

Cuando fue detenido tenía 45 años. Había nacido el 7 de febrero de 1928 y fue inscrito en la circunscripción de Valdivia. El 24 de febrero de 1959, a los 31 años, se casó con Elcira Figueroa Arias, en Villarrica. Tuvieron nueve hijos. El menor tenía tres años en 1973. La familia vivía en Liquiñe, ya que Salvador trabajaba allí como comerciante maderero. Era militante del Partido Socialista.

El 12 de septiembre fue interceptado por una patrulla militar mientras iba de Neltume a Liquiñe. Lo interrogaron y le retuvieron el carné de identidad, pero pudo regresar a su casa. Para ser definitivamente detenido el 10 de octubre.

  1. DANIEL CASTRO LÓPEZ

Según datos proporcionados por su esposa Cupertina, que en la actualidad vive en Pitrufquén, Daniel había nacido en 1905 y era 25 años mayor que ella. Se conocieron en 1949 en Villarrica y se fueron a vivir a Liquiñe, allí adoptaron a una hija de crianza Cupertina instaló un negocio de ropa usada.

«Daniel era profesor de Castellano, había estudiado en Copiapó. Toda su familia era evangélica y el también era muy creyente. Un día me contó que vio una iluminación y dijo ‘serví durante 30 años a las leyes celestiales, y ahora tendré que servir a las terrenales’. Por eso servía a la gente y se desprendía de lo personal, y cuando le hacían embrollos a la gente, él les ayudaba, haciéndole los escritos.»

Daniel Castro era militante del Partido Socialista. En 1970 fue designado Inspector del Distrito Nº 6 de Liquiñe, por el Gobernador del Departamento de Panguipulli, Lautaro Hodges. En la Memoria Anual 1971, el Gobernador, refiriéndose a Castro, señala:

«debo destacar la impecable labor realizada, por el compañero Daniel Castro López en el Distrito Liquiñe, quien durante el año 1971 resultó un eficiente colaborador del Gobernador y fiel cumplidor de los planes del Gobierno a la vez que tuvo una acción determinante en la emergencia del mes de mayo en la zona de su jurisdicción». . _

También, Daniel fue corresponsal de los periódicos El Siglo, El austral. Además, fue dirigente de la Junta de Vecinos y Presidente del «Comité Pro-Anexión de Liquiñe a la provincia de Cautín».

Refiriéndose a la reacción que Daniel tuvo cuando supo del Golpe de Estado, su esposa Cupertina recordó:

«sus palabras fueron ‘ahora las leyes que se hicieron para el pueblo, para el pobre, se van a deshacer y pobrecitos de nosotros, cuando nos pongan el lazo al cuello, tenemos que ser valientes.»

  1. MAURICIO SEGUNDO CURIÑANCO REYES

Mauricio tenía 38 años cuando fue detenido. Era soltero. Vivía junto a su familia en Liquiñe. No tenía trabajo estable, así es que realizaba artesanías en madera y sólo en algunas oportunidades, trabajaba como obrero en el Complejo. Era militante del Partido Socialista.

  1. JOSÉ HÉCTOR BORQUEZ LEVICÁN

Cuando fue detenido José tenía 30 años. Era originario de Futrono. En 1963 llegó al tundo Trafún para trabajar como tractorista. Allá conoció a Zoila Guajardo y contrajeron matrimonio. Tuvieron tres hijos, dos mujeres -que en 1973 tenían cuatro y tres años-, y un varón, que en ese tiempo tenía sólo algunos meses de edad.

Benedicto Tracanao lo recuerda como: «un hombre alto, macizo, de unos 100 kilos de peso aproximadamente».

Herminda Arauco nos contó:

«José trabajaba en el Complejo y tenía a su cargo la gente que trabajaba en la montana destrozando y volteando árboles, abriendo caminos y madercando».

Agregó además, que «era presidente del Asentamiento del fundo Trafún y militante del Movimiento Campesino Revolucionario (MCR).

  1. MODESTO JUAN REINANTE RAIPAN
  2. ERNESTO REINANTE RAIPAN
  3. ALBERTO SEGUNDO REINANTE RAEPAN

La familia Reinante Raipán había llegado al fundo Trafún en el año 1968. Alberti Reinante Briceño y su esposa María Raipán Ancamilla –padres de los tres hermanos; desaparecidos y de cinco hijos más-, abandonaron el lugar donde vivían en la Comunidad Mapuche Huequelelfún, en Cautín, a finales de la década del 30 para trasladarse a Chaihuin, Maihue, en las cercanías de Valdivia. Don Alheño trabajó en los Lavaderos de Oro «Madre de Dios», permaneciendo alrededor de quince años en ese lugar. Luego la familia empezó a peregrinar por diversos predios madereros, tales como Maihue y Chaihuin, hasta llegar al predio de Trafún, donde Alberto Reinante junto a sus tres hijos mayores se dedicaban a maderear, a trasladar trozos de madera desde la montaña, con bueyes. La familia era bastante conocida por el trabajo que desarrollaba.

Juana, esposa de Alberto Segundo, recordando lo buenos trabajadores que eran, señaló:

«mi esposo y sus hermanos eran buscados para trabajar ‘madereando’, eran buenos madereros, todos los años trabajaban en eso».

El padre, Alberto Reinante Briceño, al quedar viudo siguió viviendo en la casa con su hija Guillermina, también viuda, que tenía cuatro hijos. Además compartían esa casa Ernesto y Modesto.

Alberto Segundo vivía junto a su familia en una casita que quedaba a cincuenta metros de la casa paterna. Tenía 41 años cuando fue detenido, era el hijo mayor y había nacido el 3 de abril de 1932 en Pumillahue. Había sido inscrito en el Registro Civil de San José de la Mariquina, en 1940. Cuando tenía 34 años, se casó con Juana De Dios Olivares, con la que tuvo tres hijos. En el año 1973 Sergio, el mayor de ellos, tenía seis años, después venían dos niñas de cinco y un año de edad.

Ernesto tenía 29 años en 1973 y era soltero. Había nacido el 3 de febrero de 1944. Era bajo, macizo, moreno, de pelo negro liso, con rasgos mapuches, muy bien plantado. No fue al colegio, pero algunas amistades de su padre le habían enseñado a leer y a escribir. A los diecisiete años, ‘madereando’ había perdido tres dedos de la mano derecha.

Modesto tenía recién 18 años cuando lo detuvieron junto a sus dos hermanos. Había nacido el 5 de octubre de 1955. Era de mediana estatura, moreno, delgado, de facciones finas, con escasos rasgos mapuches. En esa época recién estaba aprendiendo a leer.

Guillermina, al recordar a sus hermanos con tristeza, dijo:

«No sabían leer ni escribir. Y ese fue el error más grande que cometieron ellos, porque los confirmaron como gente de la toma, pero no ero así (…) ellos eran alegres, vivían sus vidas de pura felicidad. Mis hermanos eran músicos, tocaban la guitarra, andaban en los casamientos y en las fiestas: siempre eran invitados. Eran muy buenas personas, no porque sean mis hermanos, porque si veían una persona decaída, en lo que podían la ayudaban. Si podían compartir un pan con todos, lo compartían (…) Les gustaba el fútbol, donde había deporte, allá andaban, e incluso mi padre salía a mirar depone con lo viejito que estaba (…)»

«Ellos apoyaban al Gobierno del Presidente Allende como toda la gente que le pasó ese caso», siguió diciendo su hermana Guillermina.

Otros testigos nos señalan que los tres hermanos participaban en todas las actividades que la comunidad de Liquiñe desarrolló durante el período de la Unidad Popular. Se esforzaron por lograr una organización mejor, para el conjunto de los obreros y campesinos, bajo la orientación del Movimiento Campesino Revolucionario, M.C.R., en el que militaban. Finalmente se integraron al Movimiento de Izquierda Revolucionaria. MIR.

  1. CARLOS ALBERTO CAYUMAN CAYUMAN

Carlos, de origen mapuche, tenía 31 años al momento de su detención. Estaba casado con Herminda Arauco Jaramillode 28 años, tenían cinco hijos: Hemelda de seis, José Aliro de cuatro, Carlos Luís de tres, Juana del Carmen de un año y Luisa Sandra de tres meses. En la actualidad Herminda vive en Santiago, y está en permanente contacto de nosotros. Ella nos ha contado episodios de su vida con Carlos:

«El fue criado por una tía, pues su madre murió cuando era pequeño. Eran dos hermanos. Crecieran junto a siete primos en el fundo Llonqué, colindante con el fundo Trafún. La tía dice que era una persona tranquila. Estudió uno o dos años en la escuela de ese fundo. Como la familia no tenía plata no pudo seguir estudiando y comenzó a trabajar sacando leche y saliendo él mismo a venderla. Ero casi analfabeto, apenas sacaba las cuentas de su trabajo: pero como era inteligente y siempre quería saber más, él solo aprendió a escribir y leer.»

«Yo vivía en el fundo Trafún. Carlos trabajaba como obrero, abriendo caminos al interior de la montaña. Tenía 21 o 22 años cuando nos hicimos amigos. Era gordito, cara redonda, mediana estatura, ojos claros. Era algo lunático. De repente se ponía de mal genio, pero siempre me respetó mucho. Nunca fue mañoso conmigo y nunca me pegó

«Era macizo, tenía un lunar grande en el hombro derecho y yo siempre le decía que si algún día se perdía, por ese lunar lo iba a reconocer. Era muy bueno y cariñoso; los seis años que vivimos juntos se pasaron como tres días. Cuando se lo llevaron se estaba calentando los pies, con la Juanita en los brazos, y estábamos tomando mate».

«Todos lo conocían por ‘Calbún’ que era su apellido de antes, pero cuando pidió sus papeles para casarse conmigo le llegaron como Cayumán».

«Carlos participaba en todas las actividades que se hacían en el Complejo y asistía a las reuniones del sector I del fundo Trafún. En esa época, se integró como militante al Movimiento Campesino Revolucionario. M.C.R., y en tal calidad participó en las tomas de fundos».

Herminda dice:

«Yo no entendía nada porque cuando uno no tiene estudios no sabe qué pasa en el mundo y uno es como un animalito mas (…) él quería una mejor vida pero era poco metido, estaba en el sindicato, pero todo era para vivir mejor, darnos mejor vida».

La hija mayor, Hemelda, que hoy tiene 23 años, es casada y vive en Valdivia, tiene muchos recuerdos de su padre:

«A él le gustaba salir con todos, a pesar de que los chicos hacían puras embarradas, pero él andaba feliz. Siempre tuvo muy buen humor, yo nunca lo vi enojado (…) él jamás nos pegaba, era una persona muy concentrada: según él los niños no entendían a palmazos, sino con palabras. Mi papá nos hacía cantar a nosotros, nos subía arriba de una mesa y ahí cantábamos. Le gustaba que bailáramos, casi siempre me elegía a mí (…) teníamos una radio (…) yo era muy regalona de él. Cuando iba a comprar a Panguipulli, me llevaba. Como a las 6 de la mañana me envolvía en una sábana y partíamos: en el cruce me cambiaba ropa y me decía: ‘mi’hija. ¿está lista?’. Mi mami decía que me tenía muy mal enseñada porque él partía conmigo y me compraba vestidos».

«Mi mamá también era muy regalona de él (…) El la ayudaba en todo, porque mi mamá era bien enferma y se lo pasaba como dos o tres meses en cama cuando nacía una guagua. El se dedicaba a cuidarla, dejaba todo limpio, lavaba pañales, lodo. y más encima se iba su trabajo, después volvía en la larde nuevamente a lo mismo (…)»

Respecto a las actividades políticas de Carlos, Hernelda nos contó:

«Creo que las reuniones eran los días jueves, se juntaban en una pieza, eran como veinte, yo siempre me metía y mi papá decía que como era niña no iba a entender mucho. Me acuerdo que se pasaban en discursos largos (…) unos diarios (…) a cada uno se pasaba una hoja y se ponían a discutir. En ese momento yo no sabía que estaba Allende, eso nunca lo tenía en tendido, pero la cosa es que mi papá detestaba a los milicos y cada vez que salía por ahí peleaba siempre con ellos. Cuando ellos se iban, quedaba la discusión entre mi papá y mi mamá. Mi mami lo que más querí era que el dejara todo. El decía que no, porque ya se había comprometido con los trabajadores».

Hemelda termina diciendo:

«Mi mamá quemó todos los papeles. Ella me preguntó a mí dónde estaban, porque a ella nunca la dejaran entrar a la pieza. Yo le mostré en el piso una tabla que se sacaba y se ponía y allí estaban los papeles».

  1. ELÍSEO MAXIMILIANO TRACANAO PINCHEIRA
  2. ALEJANDRO ANTONIO TRACANAO PINCHEIRA
  3. JOSÉ MIGUEL TRACANAO PINCHEIRA

La familia Tracanao Pincheira representa una de las tantas familias típicas de la zona de Liquiñe, por su origen mapuche, y por el ir y venir de fundo en fundo buscando trabajo: así como por su experiencia laboral en tarcas forestal. Don Maximiliano Tracanao y su esposa, de apellido Pincheira, llegaron a vivir al fundo Trafún al final de los años 60. Allí, tanto él como sus hijos varones se desempeñaron en la actividad maderera, oficio que conocían desde su infancia, cuando en la zona de Cautín formaban parte de una comunidad mapuche.

Tuvieron siete hijos: tres hombres y cuatro mujeres, que al igual que ellos eran analfabetos. Los hombres se llamaban Alejandro Antonio. José Miguel y Benedicto: este último formó pareja con Margarita Valenzuela y tuvieron varios hijos. El primero de ellos, Elíseo Maximiliano, nació antes del matrimonio y por eso fue inscrito como hijo de sus abuelos, con quienes vivió hasta los 15 años de edad.

Elíseo Maximiliano tenía recién 18 años cuando fue detenido. Había nacido el 22 de Septiembre de 1955. Margarita, su madre, lo describe así:

«Era rubio, de pelo crespo. Lo bautizamos recién a los dos años porque hasta esa fecha no había ido ningún cura al fundo. Le gustaba estudiar, llegó hasta séptimo año, era alegre como un niño, andaba siempre cantando y jugando. A los años se fue a Santiago, allá vivía con un primo de mi esposo. Trabajaba en una fábrica en Cerrillos, lugar donde, durante la Unidad Popular, se había constituido una Unidad Sindical de muchos trabajadores. En la empresa de Cerrillos se hacían vigas y materiales de construcción».

Benedicto, su padre, agrega:

«Había regresado de visita en septiembre de 1973 porque la fábrica había entrado en receso y dieron vacaciones a sus operarios. Por ello para el momento del Golpe de Estado se encontraba en casa de mis padres, trabajando con mis hermanos en la montaña».

Dos días antes de su detención. Elíseo visitó a su madre. Ella nos contó la conversación que habían tenido:

«Había soñado que un león se lo comía: yo le dije ‘eso es muy malo, hijo, esos van a ser los carabineros que le van a llevar’ y él me respondió: ‘si son los carabineros, no importa. Yo voy a morir peleando por mi patria’».

De los dos hermanos Tracanao. Alejandro Antonio y José Miguel, obtuvimos escasa información, pues su hermano Benedicto se emociona al recordarlos. Alejandro Antonio tenía 23 años. era analfabeto y realizaba distintas faenas en la montaña. Se había casado con Gladys Ross en el mismo fundo; sus dos hijos tenían cinco y tres años de edad cuando él desapareció.

José Miguel tenía 28 años y era soltero. Margarita Valenzuela lo recuerda:

«Trabajaba madereando en la montaña, medía como un metro sesenta de estatura y era maceteado».

«Los dos eran tranquilos. Tocaban el acordeón y la guitarra. No eran buenos para tomar (…) les gustaba el deporte no más. Participaban en tónicos y salían a Neltume, Coñaripe y Liquiñe».

«En política eran poco metidos, asistían a las reuniones del sindicato como todos. Los tres estaban vinculados al MCR, (Movimiento Campesino Revolucionario).»

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 08:

Por consiguiente, M` no puede  nunca abrir un ciclo como simple M, como simple forma de mercancías del valor del capital. Como capital-mercancías, es siempre una doble cosa. Desde el punto de vista del valor de uso, es el producto de la función de P, en nuestro ejemplo hilo, cuyos elementos T y Mp., que surgen como mercancías de la circulación, no fueron más que los factores de producción de este producto. En segundo lugar, desde el punto de vista del valor, es el producto. En segundo lugar, desde el punto de vista del valor, es el valor del capital P, más la plusvalía engendrada en la función de P.

– Página –79 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

La enfermedad del negocio, o el negocio de la enfermedad (II)

Por Nicolás Orozco, Movimiento Salud para Tod*s

http://www.auroraroja.cl/

En la columna pasada abordé algunos de los principales modos en que el negocio de la salud obtiene ganancias a partir de las enfermedades de las personas y haciendo uso del abandono que ha presentado el sector público de la salud desde los años 80’ en adelante. Los mecanismos mencionados se referían al surgimiento de las ISAPRES hace más de 30 años como los ‘’entes articuladores’’ del negocio de la salud, del lucrativo negocio que tiene lugar en las clínicas privadas y sus estrepitosas utilidades (aún mayores que las de las ISAPRES), y también el subsidio con fondos públicos que el Estado ha dado a las clínicas e ISAPRES, haciendo aún mayor las ganancias de estas.

En esta segunda parte haré mención de otros puntos de conflicto donde se refleja la concepción netamente mercantil que ciertos actores le han dado a todo lo relacionado con la salud. Entre estos actores encontramos no sólo a las ya mencionadas clínicas e ISAPRES, sino que también podemos ver a las farmacias, a personas que se desempeñan como profesionales de la salud, e incluso personas que se han desempeñado como políticos de profesión, además de los gobiernos cómplices de la Concertación.

Concesiones hospitalarias

La externalización de servicios en el sector público del sistema de salud (y en otras áreas más en las que agentes estatales deben desempeñar una labor) es una clara manifestación de cómo la mercantilización de la vida no ha dejado exenta al área de la salud. Las concesiones hospitalarias son un claro ejemplo de esto. Con el argumento de que la infraestructura de la red pública no estaba dando abasto para la demanda de la población, y con la influencia ideológica neoliberal de que lo público, por el simple hecho de ser público, presenta falencias en la gestión financiera y en brindar ciertos servicios, se amplió la política de concesiones al área de la salud. No fue suficiente con las carreteras o con el transporte. Ahora era necesario concesionar también la salud, y por eso los gobiernos de Lagos y Bachelet idearon el modelo que partió con la concesión de los hospitales de La Florida y de Maipú, modelo que el gobierno de Piñera se encargó de defender y profundizar. Más que exponer aquí los aspectos técnicos y jurídicos de las concesiones hospitalarias, es necesario dejar en claro algo: Este traspaso de responsabilidades termina siendo otra manera para transferir recursos públicos a manos de los privados, y peor aún, no genera un aporte significativo en infraestructura o en mejoras del servicio hospitalario.

Uno de los argumentos esgrimidos a favor de esta externalización de servicios es que los recursos públicos no son suficientes para invertir en infraestructura hospitalaria, y que es mejor usar los recursos existentes en pagarle a alguien para que se encargue de todo el proceso de construcción y de algunas funciones más, tales como mantención de las instalaciones construidas, operación del edificio (aseo, comida, etc.) y servicios como cafetería y otros. ¿Cuál es el problema detrás? Que en este proceso, el Estado gasta más en comparación con el costo que tendría invertir directamente en la infraestructura. Por ejemplo, los hospitales de La Florida y de Maipú, que fueron adjudicados a una misma empresa en tan sólo una licitación, significaron una inversión de aproximadamente $313 millones de dólares. Esto sería pagado en un principio por el sector privado, y el Estado le paga a la empresa en cuotas a lo largo del tiempo. Considerando intereses, el pago del Estado terminaría siendo de $426 millones de dólares, lo que es un 27% mayor al costo original de los hospitales. Y peor aún al sumar $173 millones de dólares que el Estado debe pagar a la empresa por conceptos de operación, inversión que no se contempla en hospitales públicos (Goyenechea, 2013).

Queda claro nuevamente cómo existen mecanismos legales que apuntan a regalar recursos públicos a las empresas privadas, y no tienen como fin un real mejoramiento del sistema de salud y del bienestar de la población. Aquí la crítica principal no es al hecho de que se construyan hospitales. Claro está que esa es una inversión necesaria y de suma urgencia, ya que la falta de la infraestructura requerida en ciertas zonas del país es una de las grandes falencias de nuestro sistema de salud. Lo que sí se critica es la manera en que se lleva a cabo dicha construcción. Si mediante una inversión de recursos para fortalecer el sistema público mediante una reforma integral, o traspasando responsabilidades a privados para que estos hagan lo que mejor hacen: obtener ganancias.

Negocio farmacéutico

Otro flanco importante donde la salud se ha visto mercantilizada es en el llamado ‘’negocio farmacéutico’’. Este negocio es aún más monopólico que el de las ISAPRES, ya que son 3 cadenas las que controlan más del 90% del mercado farmacéutico: Salcobrand, Cruz Verde y Farmacias Ahumadas (El Mostrador, 2015). Las mismas 3 cadenas farmacéuticas que el año 2008 fueron acusadas por colusión en los precios de más de 220 medicamentos, lo que llevó a que algunos precios presentaron un alza de más de 100% en su costo. El juicio siguió, pero no pareció afectar mucho a las cadenas. Desde el 2008 al 2012, los ingresos de las farmacias aumentaron en un 34,1%, llegando a ser un monto de $731.424 millones de pesos (Ministerio de Economía, 2013). Además, se ha visto que los remedios incluidos en esa lista de colusión, tienen un precio mayor aún que el de 2008.

Que la adquisición de remedios se vea inserta dentro de otro negocio cuyo fin es lucrar, va en claro detrimento del bienestar de las personas. Ya sabemos que en Chile el gasto de bolsillo es alto (más de 30% del gasto total en salud), y que cada familia, en promedio destina un 6,3% de sus ingresos a gastos en salud (Camilo Cid, 2012). De este gasto de bolsillo, un promedio de 55,1% se destina sólo a medicamentos, siendo las familias del primer quintil las que deben gastar más en remedios y que, por ende, se arriesgan a empobrecerse tan sólo por pagar para resguardar la salud de sus integrantes. Un mismo estudio de Camilo Cid afirma que este gasto de bolsillo en medicamentos es empobrecedor en un 10-20% de las familias pertenecientes a los 3 primeros deciles.

En los últimos dos años, han habido intentos de solución a los altos precios de los remedios para que la población no deba incurrir en gastos catastróficos. Por ejemplo, está el caso de las Farmacias Populares, cuyo pionero fue el Municipio de Recoleta, liderado por su alcalde Daniel Jadue (PC), y que ha tenido intentos de réplica en múltiples comunas a lo largo del país. Incluso algunas comunas cuyos alcaldes son de derecha han hecho intentos para replicar ese modelo que abarata costos, tan sólo que por miedo a ocupar la palabra ‘’popular’’, las denominan ‘’Farmacias Municipales’’. El lado positivo ha sido que este tipo de farmacias han ayudado a que las personas no tengan gastos tan altos en este ítem, y el lado negativo ha sido la oposición que ha recibido por parte de ciertos sectores que no han escatimado en ocupar todos los recursos posibles, mostrando toda su bajeza moral y su ambición. Por ejemplo, está el rechazo que políticos de derecha (UDI y RN principalmente) han mostrado a la iniciativa, llegando a bloquear intervenciones de Jadue en el Congreso para exponer sobre el tema, o declarando como inconstitucional lo que el Municipio de Recoleta estaba haciendo. También está el grito al cielo que pusieron algunas cadenas farmacéuticas, como Salcobrand, que declaró injusto que sólo el Estado pueda acceder a precios bajos en medicamentos, y además registraron el dominio web ‘’farmaciapopular.cl’’ y la marca ‘’La Farmacia Popular de Chile’’, sólo con el fin de que la farmacia de Recoleta no pudiera acceder a los usos de dichos nombres. Como ya dije, sólo cabe tildar como ‘’bajeza moral’’ lo que políticos y empresarios hacen con tal de defender a toda costa sus intereses y sus negocios lucrativos, sin importarles la salud de la gente.

Sociedades médicas: Vocación por el lucro

Y como si fuera poco, no son tan sólo las grandes clínicas privadas o las ISAPRES quienes se aprovechan de los recursos públicos para darle engranaje a su negocio. Estos entes se aprovechan de las falencias del sistema y del marco legal impuesto para llevar a cabo lo que podríamos llamar un ‘’robo a gran escala’’, donde llevan a cabo transferencia de recursos a lo largo de todo Chile y les permite tener las inmensas ganancias que ya hemos revisado. Sin embargo, han habido casos donde se hace un ‘’robo a pequeña escala’’, en el sentido de que la transferencia monetaria no es a través de grandes holdings, sino que ha nacido a partir de las voluntades individuales de médicos, que obnubilados por el afán de lucro, se aprovechan de la poca capacidad que tiene el sistema para responder a la demanda, y han sacado ganancias a partir de eso. Ustedes se preguntarán ¿cómo lo llevan a cabo? La respuesta es que algunas personas del estamento médico han armado verdaderos carteles, donde hacen una colusión con sus servicios, tal como lo han hecho las farmacias o las empresas de papel, casos que tanto ha indignado al pueblo chileno.

La base de este cartel, tal como el robo a gran escala, es la gran demanda de atención a la que el sector público no puede dar respuesta. Y desde que se implementaron los servicios AUGE el año 2005, estas demandas se han visto en aumento, y los centros asistenciales se ven obligados a compra servicios externos, debido a que la legalidad exige que para las patologías AUGE/GES se deben cumplir ciertos plazos. Frente a ese escenario, y mediante un acto de astucia (yo al menos lo veo como avaricia, pero muchas personas pueden ver astucia en ese acto), comenzaron a incrementar la cantidad de ‘’Sociedades Médicas’’, grupos a los cuales los centros asistenciales públicos pueden comprar servicios para poder dar respuesta a los requerimientos de las personas. Lo que podría considerarse ‘’trucho’’ en todo esto, es que muchas veces son los mismos médicos del hospital los que son parte de estas sociedades y reciben dinero por satisfacer la demanda de esos hospitales. Y peor aún, hay casos donde han sido los mismos médicos que trabajan en el hospital y que pertenecen a las sociedades quienes han autorizado la compra de servicios a sus ‘’grupos de emprendimiento’’. Para hacerlo más gráfico: un centro asistencial de salud puede pagar hasta 47% más por cada hora de atención a una sociedad que a un profesional de planta del mismo hospital, teniendo que desembolsar aproximadamente $15.000 pesos más por cada hora de atención (El Mercurio, 2016), y donde en muchos casos esa hora de atención la llevan a cabo los mismos profesionales que trabajan en el hospital, sólo que mediante una consulta privada y fuera de su horario laboral público.

Polémico fue el caso de la Asociación Gremial de Ginecólogos Obstetras de la Provincia de Ñuble (AGGOÑ), donde 25 de los 26 médicos de esa especialidad en dicha provincia acordaron desligarse de ISAPRES que no supieron ‘’remunerar sus actos médicos y por ello los explotaban’’ (cita textual de una asamblea de dicha asociación), y desde 2011 fijaron como precio mínimo de sus consultas la suma de $25.000, siendo que antes del acuerdo, el valor de la consulta rondaba los $13.000 (Bío Bío Chile, 2016).

Finalmente, el 2016 la Corte Suprema ordenó la disolución de dicha sociedad, y cada médico coludido debió pagar una penalización monetaria. Sin embargo, quedó patente en la retina de la población que durante años, aquellas personas que supuestamente deben velar por el cuidado de la salud de la población, estaban incurriendo en actos de tamaña gravedad, cuyo único fin era llenarse los bolsillos aprovechándose de las falencias de nuestro sistema público. Parece que Jorge González dio en el clavo cuando escribió la canción ‘’Quieren dinero’’, cuando afirmaba que ‘’no es tan cierto eso de la vocación’’.

Complicidad de la clase política

Por último, pero no menos importante, es necesario mencionar que los mecanismos formales para que la salud en Chile se constituya como un negocio, si bien fueron impuestos en dictadura la gran parte, han tenido una gran colaboración por parte de la clase política durante el Chile ‘’democrático’’. Al igual que en muchos otros casos develados durante los últimos años, la élite política tiene claros conflictos de intereses que la motiva a ocupar todos los recursos que poseen para perpetuar el negocio.

No es casual que el grupo Said, que tiene inversiones en las ISAPRES Cruz Blanca e Integramédica, además de ser dueños de las clínicas Reñaca, Antofagasta y San José de Arica, haya dado pagos directos a los diputados Fuad Chahín (DC) y Gonzalo Fuenzalida (RN), o pagos indirectos (por medio de jefes de campaña, familiares, etc.) a distintos políticos. En esta última lista se pueden incluir a José Manuel Edwards (RN), Gustavo Hasbún (UDI), Patricio Hales (PPD), y tantas otras personas (El Mostrador, 2015).

También han sido varios los casos de personas que ocupan cargos en el MINSAL o en la Superintendencia, e incluso cargos donde deben regular a las ISAPRES o relacionados con FONASA, y que en algún otro momento se han desempeñado con algún cargo directivo en una ISAPRE. Por ejemplo, Héctor Sánchez (DC) fue el primer superintendente de ISAPRES entre 1990 y 1994, y posteriormente fue socio fundador y dueño de la aseguradora privada Integramédica. Esta última pertenece al holding Cruz Blanca Salud, que ha tenido a varias personas metidas en cargos estatales. Álvaro Erazo (PS), que fue director de FONASA entre 2000 y 2006, y Ministro de salud de Bachelet el 2008, se desempeñó como miembro del directorio del mencionado holding entre 2011 y 2016. También está el caso de César Oyarzo (DC), que en 1994 fue director de FONASA, y luego fue gerente general de este holding durante más de 10 años. Y cómo no mencionar a Enrique Correa (PS), influyente lobista ligado a la Concertación-Nueva Mayoría y que fue ministro en el gobierno de Aylwin, que además tiene participación en la consultora Imaginacción, ligada a la Asociación de ISAPRES (Goyenechea, 2013). Del mismo modo, tenemos el caso de la Clínica Ensenada, recinto creado el 2014 que sin estar acreditada por la Superintendencia de Salud (lo que es requisito para dar prestaciones GES), durante el 2016 fue uno de los prestadores privados que más derivaciones recibió por parte de hospitales que no podían cumplir con la demanda. Entre enero y junio del año pasado, recibieron cerca de medio millón de personas por medio de esta modalidad, lo que les significó una remuneración aproximada de $1.900 millones de pesos. Fuera de este cuestionamiento, la crítica principal fue que entre sus asesores estaba el ex presidente del Colegio Médico, Pablo Rodríguez, que es cercano al PPD, mismo partido donde milita Jeanette Vega, directora de FONASA (La Tercera, 2016).

Quienes han detentado el poder político en Chile durante más de 20 años se han olvidado de lo que debiese ser la esencia de la política. No sólo han degenerado el concepto de política y la han convertido en pura tecnocracia y convencido a la sociedad que ‘’la política es cosa de políticos’’, llegando incluso a que la mayoría de las personas tenga un rechazo a este concepto, sino que también han mutado a tal nivel la actividad pública, que los intereses económicos de los grupos empresariales se han permeado para ser también los intereses de los partidos políticos chilenos.

Parecen ser muy lejanos aquellos tiempos en que la salud era vista como un bien social, donde el Estado debía cumplir un rol preponderante al momento de asegurar dicho bien a la población. Hacer esto era cosa de vida o muerte, además de ser una gran influencia en el progreso del país. No fue por nada que Chile pasó a ser uno de los países con los peores indicadores de salubridad en el mundo, a ser un ejemplo de organización sanitaria en Latinoamérica. Todo esto fruto de variados factores que se vieron combinados: La organización social obrera y territorial a modo de buscar maneras de asegurarse la salud, que devino en una presión popular hacia los entes estatales y a la clase política; el compromiso con la labor pública que adquirieron muchas personas que se desempeñaban como profesionales de la salud, por ejemplo, el estamento médico que cumplió un rol preponderante en la organización sanitaria inicial de Chile (y ahora lo vemos creando sociedades médicas), y así otros factores. El punto que quiero dejar en claro es que esa lejanía va más allá de una simple distancia cronológica, sino que es una lejanía aún más escalofriante: Una lejanía de contenido. Una distancia enorme en cuanto al enfoque que las personas le damos a la salud, o en cuanto al que le dan las autoridades. Una distancia enorme en cuanto a la altura de miras que algunas autoridades de otrora tenían al momento de legislar en cuanto al tema, comparado con el vicio económico que gran parte de las personas presentes en el congreso tienen ahora. Una distancia enorme (y quizás el punto que más lamento) en cuanto al nivel de conciencia y organización que presentaba la población de Chile en ese entonces comparado con los niveles de ahora. Antes había un gran respeto hacia lo colectivo, y era en la solidaridad y la organización donde se depositaban las esperanzas de una sociedad más justa y una vida más digna. Gran parte de eso se perdió debido al horripilante actuar de la dictadura militar, y a la despolitización y sociedad de consumo que han implementado los gobiernos que vinieron después. ¿Y a qué nos he llevado todo esto? A un sistema de salud donde impera lo enfermo del negocio, y donde se hace negocio a partir de la enfermedad.

Sin embargo, no todo está perdido. El mercado en la salud, si bien está fuertemente implantado en la institucionalidad actual, no es irreversible. La lucha por una salud digna y justa no sólo es algo posible, sino que es algo estrictamente urgente y necesario. Y junto a esta lucha debe ir de la mano una búsqueda en general de una vida digna, en todos los ámbitos posibles. Para ello, es necesario seguir el ejemplo que los sectores más desfavorecidos por el capitalismo nos heredan desde fines del siglo XIX e inicios del siglo XX hasta ahora siglo XXI, pasando por una dictadura asesina. Es imperativo tener un horizonte de organización, a modo de establecer lazos de solidaridad entre todas aquellas personas que tienen influencia en la construcción de un nuevo paradigma de salud. Es decir, no sólo las personas que estudiamos algo relacionado con la salud o aquellas que trabajan en el área, sino que también aquellas personas que buscan un mejor bienestar para sus familias y para las generaciones que vienen. Y esto no sólo en torno a las legislaciones de políticas públicas, sino que también en entender la salud como un espacio de autodeterminación que se construye desde lo particular, en forma de ‘’micropoder’’ por decirlo de alguna manera, hasta lo más amplio, que podría considerarse como la estructura (sistema de salud en este caso). Pero, además, en esta construcción se deben abarcar todos los espacios que influyen de alguna u otra manera en el bienestar de las personas. Entonces, se deben construir nuevos paradigmas en torno al medioambiente y nuestra relación con este, en torno a los salarios y lo desigual del sistema económico, en torno a las relaciones humanas que el sistema patriarcal nos impone, y en todos los demás aspectos que nos alejan de tener una salud plena.

En este sentido es que el Movimiento Salud para Todos y Todas ha ido articulando esa organización urgente y necesaria, y seguirá haciéndolo mientras el negocio de la enfermedad persista y hasta que haya un nuevo paradigma en salud. Porque tal como dice el emblema de este movimiento: “Por una nueva salud, para una nueva sociedad”

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 07:

                                                         T

En el acto de circulación   D                        ,T Y Mp. se comportan idénticamente mientras 

                                                        Mp.` 

son mercancías en manos de sus vendedores, en manos del obrero que vende su fuerza de trabajo y del poseedor, de los medios de producción que vende estos medios. Para el comprador, cuyo dinero opera aquí como capital-dinero, esos factores sólo operan como mercancías, mientras no han sido compradas por él, es decir, mientras se enfrentan con su capital existente en forma de dinero, como  mercancías pertenecientes a otros. Mp. y T sólo se distinguen aquí en cuanto que Mp., en manos de su vendedor, = M`, es decir, que puede ser capital si Mp, forma de mercancías de su vendedor, = M`; o lo que viene a ser lo mismo, puede ser capital si Mp. es la forma de mercancías de su capital, mientras que T, para el obrero, no es nunca más que una mercancía y sólo se convierte en capital en manos del comprador, como parte integrante de P.

– Página –79 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

La Lógica de los Pseudo-Intelectuales

Michel Foucault sugiere que el papel del intelectual “consiste en enseñar a la gente que son mucho más libres de lo que se sienten, que la gente acepta como verdad, como evidencia, algunos temas que han sido construidos durante cierto momento de la historia y que esa pretendida evidencia puede ser criticada y destruida. Cambiar algo en el espíritu de la gente, ese es el papel del intelectual”

https://lanotasociologica.wordpress.com/2017/04/24/la-logica-de-los-pseudo-intelectuales/

Tecnologías del yo; verdad, individuo y poder

La ideología es un sombrero, un traje que nos hace impermeables a la realidad, nos ciega de tal manera que pensamos en nuestra realidad como la única, la mejor, la posible. Todos -en alguna medida u otra somos más o menos proclives a la ideología. No obstante, el problema se da cuando los intelectuales embriagados de poder y los políticos de intelectualidad se funden en una nueva figura: el pseudo-intelectual.

Estos personajes aniquilan los buenos sentimientos o intenciones que puedan tener otros políticos por imposición de la vacuidad. La vanidad y el orgullo son la perdición del equilibrio mental. La política puede proveer una profesión loable siempre y cuando no se mezcle con el campo de la Filosofía o la intelectualidad en general. Ésta última debe ser ajena a cualquier manipulación ideológica o por lo menos debe intentar ser independiente. A diferencia de los intelectuales que no buscan (o no deberían) un crédito político sino la interpretación de los hechos [rigurosa y sistemáticamente], los pseudo-intelectuales buscan por medio de su verdad imponer, disuadir y ejercer poder sobre otros. Utilizan tesis y teorías del campo de lo social para sus propios intereses. Mas detrás de éstos, se esconde solo el egoísmo y la paranoia de quien domina.

Si el intelectual basa sus observaciones en un supuesto de objetividad, el pseudo-intelectual busca confrontar para que su verdad sea la única condición posible. Para ello vinculan personas por sus características o perfiles en vez de debatir y criticar sus ideas. Por ejemplo, buscan hechos conspirativos que vinculen a varios de sus detractores con el fin de reforzar sus propias ideas. En razón de tal acto, ellos consideran que las personas son más importantes que sus ideas. Veamos el siguiente ejemplo, es como si en un Congreso de filosofía alguien objetara una tesis de algún profesor sobre Hegel aduciendo que esa persona tiene problemas con la bebida. Ello conlleva a pensar que, si el intelectual sólo se dirime en el mundo de las ideas confrontando y batallando con otros intelectuales por sus ideas, el pseudo-intelectual batalla con las personas para imponer sus ideas. En consecuencia, nunca asume su propia culpa por el destino. Éste se presenta como ajeno a su responsabilidad, como impuesto por una oligarquía siempre corrupta que ha perjudicado a la historia del país.

En pocas palabras, su lógica bipolar es incapaz de conseguir el diálogo pues basa su realidad en una lucha mítica conflagratoria, en general anclada en el pasado, entre el bien y el mal. Bajo la lógica del amo y el esclavo, el pseudo-intelectual busca en la victimización el instrumento perfecto para la sumisión, no permite la alteridad de hecho, aunque se llena la boca de discursos multiculturales. Si el Intelectual acepta la crítica y busca el error como una forma de validación de sus propios postulados (en la forma hegeliana clásica), el político pseudo-intelectual no acepta la disidencia, pero se nutre de distinguidos términos, utilizan vocablos complicados, una excelente dicción para convencer, es retóricamente perfecto pero sus dichos son falacias carentes de significación.

Por lo general, dichos grupos recurren a la censura no de la manera clásica sino por sobre exposición. Si en el período de la “Edad Media” la censura se realizaba sobre el cuerpo y las obras de los intelectuales que pensaban diferente a la Iglesia Católica por medio de la imposición del castigo, en la actualidad, los pseudo-intelectuales se conforman con utilizar el debate como método de dispersión. La sobre-exposición de información a la cual todos o casi todos los ciudadanos modernos estamos expuestos, nos habla de una censura inversa por exceso de información. Si hoy tomamos Google o Internet y tipeamos el Nombre Karl Marx seguramente aparecerán 400 millones de registros sobre las obras de Marx. Ello seguramente ajustará nuestro universo cognitivo a los primeros diez y seguramente habremos olvidado los restantes 399.999.990 restantes.  Los pseudo-intelectuales juegan con la sobreexposición tornando el debate sobre temas que no son importantes para la sociedad. Desvían la crítica sólo a cuestiones de segunda o tercera categoría que lleva a sus adeptos hacia una embriagante falta de dicotomía.

Por lo demás, acusan y acusan sin culpa, considerándose privilegiados con el don divino de poder terminar una tarea que ha quedado inconclusa. Consideran a sus críticos lacayos “del poder imperial”, o de una aristocracia fabricada que sirve a sus estrategias políticas. Crean enemigos “externos y chivos expiatorios” con el fin de no perder poder […]. Incluso, en ocasiones, estos nefastos personajes acumulan poder gracias a la entrega de jóvenes románticos y políticos bienintencionados […]. Los pseudo-intelectuales no entienden de negociación como así tampoco de puntos intermedios, para ellos las cuestiones políticas son “todo o nada”, la gloria o la destrucción total”. Hace muchos años pregunte a uno de mis maestros, ¿Cómo darme cuenta si estoy frente a una dictadura?, él (pacientemente) me respondió, cuando veas a un grupo acusar con el dedo a otro, enjuiciarlos y condenarlos a todos sin excepción, estarás en presencia de un gobierno autoritario.

En Latinoamérica durante las décadas del 70 al 80 se sucedieron una serie de golpes de Estados que culminaron con miles de disidentes desaparecidos. Esta parte oscura de la historia es innegable. Latinoamérica ha tenido su propio holocausto. Desde el punto de vista de los acusados de perpetrar crímenes de lesa humanidad se puede observar desparpajo, falta de arrepentimiento y un supuesto discurso tendiente a legitimar lo hecho. Desde su discurso, los crímenes cometidos se justificarían debido a una supuesta guerra civil entre dos grupos, uno de los cuales se ocultaba en el seno de la sociedad, era en términos castrenses clásicos, invisible en el campo de batalla. Claro que según los códigos de Guerra y los estatutos castrenses, los prisioneros deben recibir un trato humano, ser previamente declarados y restituidos a su bando en caso de amnistía o una vez finalizado el conflicto. Esta parte parece quedar en el olvido para quienes defienden a los “militares enjuiciados o sospechados de haber incurrido en desaparición forzosa de personas”. Queda difusa la cuestión de fondo que se está realmente discutiendo cuando se enjuicia a un “criminal de guerra”. El discurso ideológico desdibuja las causas del crimen por los motivos que llevaron a ese criminal a cometer esos actos. Lo extraño parece ser que por el otro lado tampoco parece haber mucha cordura. Una de las características de la justicia humana no está asociada a que el acusado siempre sea condenado, sino precisamente a que el proceso sea falible, es decir que de 10 acusados 2 puedan salir absueltos. Caso contrario estaríamos en frente de “una cacería de brujas”.

Los derechos humanos pueden ser una formidable arma política de miedo y adoctrinamiento interno. El filósofo esloveno Slavoj Žižek no se equivoca cuando sugiere que una de las cuestiones más paradójicas de la historia, es ver como las víctimas se transforman en victimarios. Precisamente, en el odio de todo lo que el enemigo representa, implícitamente terminan reforzando su espíritu. Casi en forma idéntica a una posesión. El espíritu del victimario pasa de dominador a dominado con mucha facilidad. Si bien cambian los actores, en el fondo, el problema parece ser el mismo.

¿Después de todo, los grandes dictadores no han subido al poder denunciando aquello que estaba mal en su época sino también pregonando la unidad y la paz (algunos de ellos por vía democrática)? Como denunciara hace años Arthur Schopenhauer, el político tiene cierta propensión a manipular los frutos de la sapiencia a su favor, y en efecto, el intelectual muestra también cierta tendencia a verse fascinado por el poder.

____

Autor: Maximiliano E. Korstanje

(Texto completo)

Edición: Redacción de La Nota Sociológica.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 06:

M` como M no aparece dentro del ciclo de un capital industrial aislado como forma de este capital, sino como forma de otro capital industrial, siempre y cuando que los medios de producción sean producto de éste. El acto D—M (es decir, D—Mp.) del primer capital es, en este segundo capital, M`–D`.

– Página –79 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Fernando Adrián MORA GUTIERREZ , 17 años, obrero maderero; Asesinado por la derecha política terrorista

MORA GUTIERREZ FERNANDO ADRIAN

MORA GUTIERREZ FERNANDO ADRIAN

Militancia:

Sin Militancia

Región:

X Los Lagos

Fecha Detención/Muerte:

09-10-1973

Edad:

17 Años

Ocupación:

OBRERO MADERERO

Comuna:

VALDIVIA

Instancia Calificadora:

CVR violación de DDHH

FERNANDO ADRIÁN MORA GUTIÉRREZ

MORA GUTIERREZ FERNANDO ADRIAN

MORA GUTIERREZ FERNANDO ADRIAN

Como ya señalamos, era el mayor de los ocho hijos de Sebastián y Alterneriana. Tenía j sólo 17 años cuando lo detuvieron, había nacido el 3 de noviembre de 1955 y fue inscrito J el mismo año. Estudió hasta octavo básico cuando sus padres vivían en ‘Lo Águila’, cerca de Maihue.

Luego no pudo seguir estudiando porque sus padres no tenían dinero para enviarlo a la ciudad. A los catorce años comenzó a trabajar en el Aserradero de Vista Alegre. Estaba encargado de medir la madera; trabajaba de ocho de la mañana a seis de la tarde, «un ratito para almorzar».

« En el verano subían cerro adentro, cambiando el aserradero y en el invierno trabajaba en Chabranco, donde se desempeñaba como listonero y ayudante de canteador. En el año 1973 se había inscrito para ser llamado en el Servicio Militar».

Alterneriana, al recordar a su hijo, nos dice:

«Era noble, bueno, me daba todo el dinero que ganaba, no era insolente. No quiso seguir estudiando y me dijo: ‘yo quiero ayudarle a mi padre’. Yo lo crié como a mí me criaron. Era muy humanitario, cuando yo me enfermaba, era él el que se preocupaba de sus hermanos, los atendía».

Respecto de la circunstancias que rodearon la detención de Femando, existen dos versiones. La primera es que él vio cuando detuvieron a su padre y siguió a la patrulla militar preguntando por qué se lo llevaban y reclamando que lo liberaran. Le habrían dicho: ‘si no quieres dejar a tu padre, sube tú también’. La segunda versión señala que Fernando fue llevado por los militares para ayudar a empujar los camiones de la caravana, que se encontraban atascados. En ese momento Femando advirtió que su padre iba entre los detenidos y exigió que lo liberaran. Por esa razón lo habrían subido a uno de los camiones de la caravana.

Los vecinos de Chabranco ignoran cuantos hombres llevaban tirados en el suelo, tapados y custodiados por los militares vestidos en tenida de guerra.

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 05:

…Y lo mismo ocurre con P…P`; P` tiene que seguir operando siempre como P, como valor-capital destinado a producir plusvalía, y renovar el ciclo. En cambio, el ciclo del capital-mercancías no se abre como un valor-capital puro y simple, sino con un valor-capital incrementado en forma de mercancías, incluyendo desde el primer momento no sólo el ciclo del valor del capital existente en forma de mercancías, sino también el de la plusvalía. Por tanto, si se opera bajo esta forma una reproducción simple, aparecerá al final un M` de la misma magnitud que al comienzo. Si una parte de la plusvalía entra en el ciclo del capital, aunque al final del ciclo aparezca, en vez de M` M“, un mayor, el ciclo siguiente se abrirá nuevamente con M`, lo que significa que el que inicia su nuevo ciclo es un ` mayor que en el ciclo precedente, con un valor-capital acumulado mayor, y por consiguiente con una plusvalía nueva relativamente más grande. En todo caso, M` abre siempre el ilo como un capital-mercancías == valor del capital +plusvalía.

– Página –79 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

21 de 30 Chile: Recuerdos de la ‘Guerra’ EJECUCIÓN

Al salir del fundo Trafún la caravana había culminado su recorrido con la detención de quince hombres. Todos habrían sido conducidos a Coñaripe, luego a Villarrica, posteriormente, ejecutados en el puente sobre el río Toltén.

Los antecedentes que logramos pueden resumirse en los siguientes testimonios: Hugo, hijo de Carlos Figueroa nos dijo:

«Luís García es el que sabe todo. Sabe a dónde los llevaron y dónde los fusilaron. Esto lo sé porque mi hermano Didier – que trabajaba como auxiliar del bus, que corría de Liquiñe a Villarrica-, lo vio ese día, en la cuesta Añiques, cuando él venía de vuelta. El bus había salido a las cinco y media de la mañana, desde Liquiñe. Además un tío de nosotros, que fue carabinero en Villarrica, le dijo a mi hermano que no buscara más porque había sido fusilado».

Según el testimonio de Salvador Alamos, hijo, la noche que trasladaban a los prisioneros, en una curva a la entrada de Villarrica, se había volcado la camioneta de los Carmach. Salvador hijo, se enteró de este accidente por sus abuelos, que eran vecinos de esta familia y escucharon los reclamos de la Sra. Carmach, porque los militares le habían devuelto la camioneta toda deteriorada, a raíz del volcamiento.

Teresa Lagos nos relató:

«Me enteré que a mi padre lo mataron, al día siguiente de la detención, cuando fui a la tienda de los Carmach. La esposa ‘del turco’, que ubicaba muy bien a mi familia, me contó que mi padre junto a otros habían sido muertos en el río Toltén (…) me lo dijo como satisfecha de lo sucedido».

A su vez, Elcira Figueroa señaló:

«a los dos días de la detención, corrió la versión de que los echaron al río. En diciembre anduve con otras personas por el río, en busca de los cuerpos, pero no encontramos nada. Además, había mucha vigilancia militar(…)».

Cupertina Muñoz nos afirmó, que ella terminó por convencerse de que a todos los mataron en el puente del río Toltén.

( «Porque muchos lugareños dicen haber escuchado tiros esa noche y afirman que los milicos los ejecutaron ahí mismo, porque al día siguiente no dejaron pasar autos por el puente hasta que lavaron la sangre y botaron los cuerpos al río».

Herminda Arauco relató que un tal Sr. Luna, de Villarrica, le contó que justo el iba pasando cerca del puente y le tocó ver las ejecuciones. Por otra parle, Alberto Reinante Briceño, padre de Modesto, Ernesto y Alberto, nos relató la conversación que había tenido con Luís Anguila, jefe del Retén de Liquiñe en esa época. Esta confirma la versión general que muchos testigos tienen de la ejecución en el puente del río Toltén de los que hoy son detenidos desaparecidos.

«Un día, cuando yo venía de los Lagos, de a pie, como a las diez de la mañana, me encontré con el finao Anguila, quien me llevó en su vehículo desde Coñaripe a Liquiñe. Me dijo: ‘mire abuelo (…) ¿y sus hijos llegaron ? ‘. Y enseguida me dijo: tus hijos están muertos, viejo, todos muertos. Esa noche los llevamos pa’fuera. pa’Villarrica y a toitos los matamos, porque era orden del Presidente. Uno tenía que obedecer la hueva . Llorando me conversó el finao Luís Anguila: tus hijos no llegaran nunca’, y luego, me abrazó el hombre. Yo pregunté: ¿quién andaba de mayor? el Teniente Lucho García, que estaba de control de los milicos,’ me respondió. Ese día Anguila también me contó que habían matado a otros, que traían del lado de Pucón. Entonces eran como 50 en total. Me contó que los mataron a todos, en el Puente Toltén. Ahí los mataron, matar y matar y al agua con ellos. Iban matando y tirando al río, cayendo los pobres hombres, destripa’os y todo.»

Parte de estos testimonios están, de algún modo, avalados por la información entregada en el libro Chile, la memoria prohibida:

«Unas cuatro horas después, alrededor de las 02:00 Hrs. del 11 de octubre, el comerciante Salvador Alamos Rubilar, y once obreros madereros – al parecer detenidos por fuerzas policiales del Retén de Liquiñe- fueron fusilados en un paraje del río Toltén. Dos días más tarde trabajadores que faenaban en la orilla del río, encontraron algunos de los cuerpos: ‘(…) Estaban irreconocibles, por su estado de descomposición, y se les había cortado la cabeza: estaban también metidos en sacos con piedras amarradas a sus pies. Parece que la idea era que no flotaran, pero algo hizo que ellos salieran a la superficie’. El hallazgo fue notificado a carabineros. y se mandó un piquete para devolver los cuerpos a la corriente (…) jamás volvieron a ser encontrados».

Elcira Figueroa, cónyuge de Salvador Alamos Rubilar, ha buscado a su marido desde entonces. Un oficial de alta graduación, que no se identificó, le dijo a Elcira Figueroa que para la fecha de desaparición de su marido, ‘se encontraba en un operativo de Comandos de Boinas Negras de Colina’ y que, por lo mismo, las autoridades locales ‘se lavaban las manos de esa acción’. El oficial le añadió: ‘(sic) cayó en manos de ese grupo venido de Santiago, mejor guarde luto y délo por muerto’». (op. cit. pp. 346-347).

En su libro. Soy Testigo, el Juez Rene García Villegas, que vivía en esa época en Villarrica, narra:

«(…) este es el escenario de una tragedia que quisiera olvidar (…) Dormíamos en el profundo sueño de la noche, a seis cuadras del puente. Septiembre de 1973. Dos, tres de la madrugada, poco importa la hora exacta (…) Súbitamente, un inmenso ruido. Los gritos cargados de estruendo de las bocas de las armas. Brotaban del hueco de la sombra silenciosa y se propagaban retumbando en las concavidades de los cerros cercanos. El estallido de la pólvora sacudía a Villarrica. Nadie sabe hasta donde se repetía el eco espantoso de las metralletas. Eran sólo minutos (…)»

No sabemos si el hecho que describe el Juez García Villegas corresponde a la posible ejecución de los quince trabajadores de Liquiñe o a otras ejecuciones realizadas en el puente sobre el río Toltén, puesto que las fechas que el Juez señala no corresponden al 11 de octubre de 1973.

*Víctimas de Chihuío, en el Memorial

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 05:

Segundo. En la repetición de los ciclos I y II, aun cuando los puntos finales D` y P` constituyen los puntos iníciales del ciclo renovado, desaparece la forma en que nacieron. D`=D+d, P`==P+p reanuda el nuevo proceso como D y P. Pero en la forma III el punto de partida M debe designarse como `, aun cuando el ciclo se renueve en la misa escala, por la razón siguiente. En la forma I, tan pronto como D, como D` abre en cuanto tal como ciclo, opera como capital-dinero D, como desembolso del valor del capital valorizable en forma de dinero. La  cuantía del capital-dinero desembolsado, acrecentada por la acumulación operada en el primer ciclo, ha aumentado. Pero el hecho de que la cuantía del capital-dinero desembolsado sea de 422 libras esterlinas o de 500 no hace cambiar nada el hecho de que se trata de un simple valor-capital. Aquí, D` ya no existe como capital o preñado de plusvalía, como relación de capital. Es en el transcurso del proceso donde ha de valorizarse…

– Página –78 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Coca-Cola y Pepsi pagaron a organismos de salud para ocultar su terrible impacto en la salud

por CienciayEspiritu

La epidemia de la obesidad (así denominada por la OMS) que afecta especialmente a los países desarrollados no deja de ir en aumento, acompañada de serios problemas para la salud como diabetes o enfermedades cardiacas. Tanto es así que una quinta parte de la población mundial será obesa en 2025 si no se hace nada por remediarlo. En España, el 40% de la población ya tiene sobrepeso. Las culpables, como se ha demostrado en la mayoría de los casos, son las bebidas azucaradas.
Un estudio llevado a cabo por investigadores de la Universidad de Boston y publicado este lunes en la revista científica American Journal of Preventive Medicine ha revelado que las dos compañías de refrescos más grandes de EE UU, Coca-Cola y Pepsi, financiaron entre 2011 y 2015 a un total de 96 organizaciones nacionales de salud, incluyendo muchas instituciones públicas del ámbito médico y de la salud, cuyo objetivo es precisamente la lucha contra la obesidad.
En paralelo, durante ese mismo periodo, ambas empresas se confabularon contra 29 proyectos de ley de salud pública que pretendían reducir el consumo de refrescos o mejorar la calidad de la nutrición.

Los dos gigantes “utilizaron sus relaciones con las organizaciones de salud para desarrollar una asociación positiva para sus marcas”, según explica en un comunicado Daniel Aaron, estudiante de la Escuela de Medicina de la Universidad de Boston y coautor del estudio junto al profesor de Ciencias de la Salud Michael Siegel. Es decir, que se valían de su influencia para ocultar la posible relación de algunos de sus productos con la obesidad. “Neutralizaban cualquier tipo de oposición legislativa invocando a la dependencia financiera de las organizaciones nacionales de salud”, añade Aaron.
Entre las asociaciones patrocinadas se encuentran dos que combaten la diabetes en EE UU Los investigadores indagaron en los patrocinios y las prácticas de lobby por parte de ambas compañías para llegar a elaborar una lista de 96 organismos de salud que aceptaron dinero de Coca-Cola y Pepsi. Doce organizaciones recibieron financiación de ambas empresas, una aceptó solo de PepsiCo y otras 83 aceptaron dinero solo de Coca-Cola. Entre las asociaciones patrocinadas se encuentran dos que combaten la diabetes, la Asociación Americana de Diabetes y la Fundación de Investigación para la Diabetes Juvenil, un hallazo “sorprendente” para los autores del estudio, “dado el vínculo que hay entre la diabetes y el consumo de refrescos”.

Entre 2011 y 2014, Coca-Coca invirtió de media en estas prácticas más de 6 millones de dólares (unos 5,3 millones de euros) al año, mientras que PepsiCo gastó más de 3 millones de dólares al año y la Asociación Americana de Bebidas, un millón de dólares al año, asegura este estudio.
El informe también pone de manifiesto que asociaciones como la Academia de Nutrición y Dietética o la Academia Americana de Pediatría decidieron poner fin a estas prácticas y no renovar los contratos que tenían con Coca-Cola a finales de 2015. Los autores del estudio emplazan al resto de organizaciones de salud a hacer lo mismo.
Que entidades especializadas en salud reciban dinero de estos gigantes de la industria alimentaria no es una situación exclusiva de EE UU. También en España, Coca-Cola colabora con organismos y academias de la salud y la nutrición, tal y como publicó en marzo de este año la propia compañía.
Este estudio sobre Coca-Cola y Pepsi no ha sido el único que ha tratado de desenmascarar todo lo que hay detrás de la industria de la alimentación. El pasado mes de septiembre salió a la luz en la revista de la Asociación Americana de Medicina que el lobby del azúcar pagó estudios científicos para que culparan a la grasa como la principal responsable de los problemas cardiacos y la obesidad y así desviar la atención del azúcar.
Algunos países ya han empezado a luchar contra la obesidad estableciendo un impuesto sobre las bebidas azucaradas, como es el caso del Reino Unido, que argumentó para llevar a cabo esta medida que esta enfermedad “cuesta a la economía británica 27.000 millones de libras (35.000 millones de euros) al año”.

Fuente: http://saludonline.org/2017/01/coca-cola-y-pepsi-pagaron-organismos-de.html

 

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 04:

Primero. En que aquí la circulación total, con sus dos fases opuestas, abre el ciclo, mientras que en la forma I la circulación es interrumpida por el proceso de producción y en la forma II la circulación total, con sus fases complementarias entre sí aparece solamente como mediadora del proceso de reproducción, constituyendo por tanto el movimiento entre P…P. En D…D`, la forma de circulación es D—M`–D`=D—M—D`. En P..P, es la inversa M`–D`. D—M==M—D–. En M`–M` reviste también esta última forma.

– Página –78 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios

Asesinan a Miriam Rodríguez, integrante del Colectivo de Desaparecidos de San Fernando

Fecha: mayo 11, 2017

en: Notas informativas

La redacción

El día de ayer, 10 de mayo, día de las madres, fue asesinada la señora Miriam Elizabeth Rodríguez Martínez, del Colectivo de Desaparecidos de San Fernando,

En un boletín de prensa, la organización Comunidad en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas (CBDT) señaló que un comando criminal llegó al domicilio de la señora Miriam Elizabeth Rodríguez aproximadamente a las 22:30 horas, disparando en repetidas ocasiones al interior de su casa hasta dejarla herida. La señora Miriam, como le decían en el colectivo, falleció en el traslado al hospital.

Años atrás, la señora Miriam había padecido la desaparición de su hija Karen Alejandra. Con sus propios medios, investigó y logró encontrarla… asesinada. Descubrió sus restos en una de las fosas clandestinas de San Fernando, Tamaulipas. Este suceso cambió la vida de la señora Miriam y decidió apoyar a otras madres y familias que pasaban por la misma situación que había padecido ella, es decir, madres en búsqueda de hijos e hijas desaparecidas. Fue precisamente la señora Miriam quien impulsó la creación de la organización Comunidad en Búsqueda de Desaparecidos en Tamaulipas.

Frente a la incapacidad del presidente Enrique Peña Nieto y del gobernador de Tamaulipas, Francisco García Cabeza de Vaca, para dar protección y atención a las víctimas, la CBDT lanzó “un llamado de auxilio a la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), para que acudan al rescate de las tamaulipecas y los tamaulipecos activistas y defensores de los derechos humanos”.

EL CAPITAL  TOMO I I

CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

LIBRO SEGUNDO

Capítulo III

EL CICLO DEL CAPITAL-MERCANCIAS

Párrafo 03:

Si la reproducción se opera en escala ampliada, la M` final será mayor que la M` inicial, por cuya razón la designaremos así: M“.

– Página –78 —   El CAPITAL “TOMO I I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com  en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!   

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, chile, Compañero Presidente Doctor salvador Allende, Ex Presos Politicos, Peones - Proletarios, SUTRA-CHILE, Trabajadores al Poder, unidad, Varios