Archivo de la etiqueta: chile

Chile-Corrupción: La palabra de los trabajadores de SOQUIMICH

Entrevista con el Presidente de la Federación Nº 3 de SQM, Nelson Pérez Varas.

  • La crisis del sistema de partidos políticos y la institucionalidad dominantes más sonora y dramática desde el retorno de los gobiernos civiles analizada por los trabajadores de SQM.
  • “Cuando nos reunimos con alguna autoridad, ya no sabemos quiénes son los ‘buenos’ o los ‘malos’.”

 “La corrupción de la política no tiene nada que ver con la moral o la laxitud de la moral de diversas personalidades políticas. Su causa es meramente material.”

Emma Goldman

 Andrés Figueroa Cornejo

figue

La conducta ilegal y subsidiaria de la empresa Penta como de SOQUIMICH (Sociedad Química y Minera de Chile S.A., SQM) concertadas secretamente con el sistema político y el Estado chileno, amplificó en tiempo fulminante el descrédito  de la democracia antipopular y nepotista del país. Como pieza de plomo que se deja caer sobre una taza de leche y de acuerdo a las propias encuestas del poder, la inmensa mayoría de los chilenos/as desconfía estructuralmente del Ejecutivo, Legislativo y otras instituciones estatales.

Cuando se edita la presente entrevista, llegan noticias sobre el retiro, después de 14 años, del 32% de las acciones de los capitales canadienses de la Potash Corp que hacía parte vital de la concesionada SQM, dejando en la quiebra a la corporación y en la soledad de sus allegados al presidente del directorio de la compañía, Julio Ponce Lerou, ex yerno del tirano Augusto Pinochet. Ponce Lerou posee el 27% de las acciones y el resto está en manos de las privadas Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) y de accionistas minoritarios. Sólo unos días atrás y bajo presión de los hasta hace algunas horas accionistas canadienses, salió de la firma quien fuera miembro de la empresa durante un cuarto de siglo y su gerente general, Patricio Contesse, ex aliado de Ponce.

Asimismo, la intriga cobró un escándalo sísmico el 17 de marzo, cuando el fiscal del caso, Sabas Chahuán, quiso efectivizar la solicitud para revisar la contabilidad de SQM la que fue paralizada con argumentos peregrinos por el Tribunal Constitucional (los guardianes de la Constitución o reflejo jurídico del capitalismo de vanguardia que impera desde la dictadura militar). Por su parte Chahuán replicó que su investigación no se reduce a delitos tributarios, sino que establece crímenes contemplados en el Código Penal, como defraudación, contrato simulado, apropiación indebida, fraude de subvenciones y cohecho, entre otros.

Hasta ahora el develamiento de la corrupción sistemática que pone bajo luz de mediodía la colusión perversa entre el gran capital, las dos fracciones del partido político único –Nueva Mayoría y Alianza por Chile- y un buen número de burócratas es charla obligada y estupor para la población. Pero todavía falta conocer la posición de los propios trabajadores de SOQUIMICH.

La siguiente entrevista con el Presidente de la Federación Nº 3 SQM, Nelson Pérez Varas, se realizó a pocas calles de La Moneda, la plaza donde sus inquilinos/as tiemblan ante la celeridad de los acontecimientos y sus efectos. Ni siquiera la fumarola del volcán Villarrica (repetida una y otra vez por la televisión para distraer a la opinión pública) es capaz de desplazar la tensión social que derrama malestar colectivo por minuto.

Chile es el principal productor de carbonato de litio del planeta, tanto por su cantidad, calidad y bajo precio. El litio es el mineral con más alta demanda para la creación de tecnología de punta en todas las industrias de las economías primermundistas, incluyendo la bélica, por supuesto. La expoliación extractivista del carbonato de litio en los yacimientos del Norte Grande del país (segunda región de Antofagasta) mediante la súper explotación de sus trabajadores es la fundamental fuente de ingresos de SQM. En esa área de la compañía se desempeña desde hace 18 años el líder sindical Nelson Pérez Varas.

“SOQUIMICH hace y deshace con los trabajadores y con el gobierno”

 -Tú, Nelson, y otros dirigentes sindicales de SQM son luchadores sociales probados. ¿Cómo evalúas en términos generales el “síndrome” SOQUIMICH que conmociona al país?

“Hace 5 años la gente no tenía idea de que SOQUIMICH hace y deshace con los trabajadores e incluso con el gobierno.  Durante mucho tiempo como trabajadores de SQM, golpeamos puerta tras puerta para que nuestras denuncias fueran escuchadas sin obtener resultados. Recién ahora, a través de la prensa, los chilenos/as se han enterado de que la empresa tiene un verdadero prontuario de demandas de todo ámbito: en la Contraloría General de la República (http://es.wikipedia.org/wiki/Contralor%C3%ADa_General_de_la_Rep%C3%BAblica_de_Chile), en el Consejo de Defensa del Estado (http://es.wikipedia.org/wiki/Consejo_de_Defensa_del_Estado_de_Chile) , en la Organización Internacional del Trabajo (OIT), en los Tribunales de Justicia, en la Corte Interamericana de Derechos Humanos (http://es.wikipedia.org/wiki/Corte_Interamericana_de_Derechos_Humanos) .”

-¿Qué demuestran esas demandas y presentaciones en semejantes organismos sin que a SQM nunca le ocurra nada?

“Que SQM tiene un enorme poder en Chile. Las 39 boletas de Penta-SQM publicadas recientemente en la prensa (http://www.cooperativa.cl/noticias/pais/politica/caso-penta/sqm-pago-durante-2010-a-39-personas-vinculadas-a-la-politica/2015-02-23/115526.html) y que fueron dineros para campañas políticas para candidaturas de todos los colores partidistas de la ex Concertación y de la derecha tradicional, y para sobornar a funcionarios públicos, apenas son la punta del iceberg del modo en que opera la compañía. En esa lista de 39 personas aparece hasta el Director del Trabajo de Antofagasta, que corresponde a un alto cargo del Estado y que nos concierne directamente como trabajadores de SQM.”

-De los nombres de los “beneficiados” hasta ahora publicados por los medios con información de la empresa, que son un porcentaje mínimo de la totalidad que no debe estar durmiendo tranquila en sus casas, ¿cuáles personajes estimas más graves?

“¿De los de antes o de los de ahora? De los de antes se encuentra el subgerente general de SQM, hermano del ministro de Minería de la administración de Sebastián Piñera, el cual también tuvo acciones en la firma. Entonces yo como dirigente sindical reclamaba en la Inspección del Trabajo mientras que la ministra de esa cartera, Evelyn Matthei (http://es.wikipedia.org/wiki/Evelyn_Matthei) , hija de un miembro de la junta militar de la dictadura, no nos recibió jamás. Por ello  resolvimos presentar una demanda en la OIT.”

“SQM le debe al Estado de Chile 9 millones de dólares más intereses”

-¿De quién es SQM?

“SOQUIMICH fue nacionalizada por la Corporación de Fomento de la Producción (CORFO) en el primer año del gobierno de Salvador Allende. Pero en 1983 la dictadura comenzó su proceso de privatización. El propio Ponce Lerou fue uno de los responsables de liquidar las propiedades de la CORFO e inmediatamente, él mismo compró las acciones de SQM a precio ridículo, si es que pagó algo, claro. Las tierras sí son del Estado. Por eso funciona un sistema de concesión.”

-En Chile concesión es sinónimo de privatización, en todo caso…

“En efecto. La famosa concesión es renovada cada cierta cantidad de años a cambio de una suerte de arriendo de las tierras. Pero aquí hay otro problema. La CORFO demandó a SQM por las platas que no le ha cancelado por concepto de la concesión que fue entregada a Ponce Lerou desde 1993 hasta el 2030. SQM le debe al Estado de Chile 9 millones de dólares más intereses hasta el día de hoy.”

Carbonato de litio o el cobre blanco

-¿Qué clase de carbonato de litio se exporta en Chile?

“Principalmente el que luego de su extracción aquí, fuera del país se convierte en litio 6 y litio 7. De 183 metros cúbicos de salmuera se extrae una tonelada de carbonato de litio. La salmuera es una especie de agua mineralizada que está naturalmente en los salares de Atacama, en la región de Antofagasta. Sin embargo, para sacar una tonelada de litio metálico, se necesitan 5,5 toneladas de carbonato de litio. Se supone que el Salar de Atacama de SQM (81 mil hectáreas) contiene 7,5 millones de toneladas de material que, al actual nivel de explotación, se le proyectan 1.500 años de vida. El problema es que cuando se arranca el carbonato de litio indiscriminadamente, como ocurre, las comunidades originarias de la zona plantean que se están perdiendo las napas subterráneas de agua. El impacto ambiental para la gente es brutalmente negativo.”

-¿Cuántas empresas explotan litio en territorio chileno?

“SQM y una transnacional norteamericana. Se trata prácticamente de un monopolio.”

“SQM es una industria de la corrupción”

-¿Quién respalda a SQM?

“Como trabajadores vemos claramente que la empresa tiene problemas graves con el gobierno y no comprendemos por qué el Estado sigue avalándola para que continúe enriqueciéndose a costa de territorio chileno y de obreros. Sin contar el “caso cascadas” (http://www.horizontalchile.cl/publicaciones/caso-cascadas-de-sqm/) que dañó a las AFPs –que ya perjudican a los trabajadores/as- y, por ende, a las pensiones de los trabajadores/as en general. Por otra parte, el conflicto arbitrado entre la CORFO y SQM se produjo cuando el actual presidente de la estatal Metro Chile, Rodrigo Azócar, estaba de gerente comercial de la CORFO. Nosotros hablamos con Azócar y él nos aseguró que presentó una demanda contra la compañía con el fin de que la firma devolviera las tierras al Estado. Eso nos lo dijo junto a los sindicatos de trabajadores canadienses con los cuales habíamos tomado contacto hace un tiempo. Los compañeros canadienses estaban tremendamente asombrados por todos los delitos que acumula SQM y por la impunidad con que opera respecto del gobierno.”

-¿Y cómo ha sido la lucha de los trabajadores de la compañía?

“Durísima, como suele ser en Chile. Nos ha costado muchos trabajadores ganarle algún juicio a la empresa. Ante cualquiera de nuestras medidas, la compañía nos golpea con el artículo 161 del código del trabajo que permite despedir a los trabajadores que el empresariado quiera sin tener que esgrimir ninguna razón. En nuestra situación se comprobó que la gente fue lanzada a la calle por persecución. Lo han dicho los propios tribunales.”

-Ustedes han presentado un conjunto de denuncias a organismos internacionales…

“En el caso de la OIT ni siquiera nos han contestado. Incluso sostuvimos una cita con el actual subsecretario del Trabajo, Francisco Díaz (ex secretario general del Partido Socialista de Chile), donde nos informó que la respuesta de la OIT demora un año (!). De todos modos la OIT sólo tiene la facultad de recomendar y no de dictaminar. Después de eso hicimos una presentación en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Sin embargo, tampoco tenemos respuestas.”

-¿Qué piensas que pasa ante las gestiones que ustedes han hecho?

“Desde que tengo memoria que SQM tiene la estrategia de dilatar las cosas. ¿Para qué? Para seguir ganando a manos llenas por un lado, y para hacer algunos movimientos como el de pasarle dinero al Director de la Inspección del Trabajo de Antofagasta hace tres años. La receptora judicial de Iquique también estaba metida entre las “beneficiarias” de la firma, como lo probamos mediante otros de nuestros sindicatos. Nosotros y toda la población del país necesitamos que se realice y transparente la investigación del Ministerio Público para saber cuántas personas del aparato jurídico-laboral están comprometidas con los intereses de SQM.”

-Resulta increíble hasta dónde llega la mano de la compañía…

“SQM tiene una red de apoyo poderosa. Es una verdadera industria de la corrupción.”

El trabajo, las persecuciones, los despidos

-¿Cuáles son las condiciones de trabajo en SQM?

“Ha habido varios muertos por explosiones. De hecho, les llevamos a los accionistas canadienses una enorme cantidad de violaciones a los derechos laborales. Ellos manifestaron un total desconocimiento de esas situaciones. Así también, cuando empezamos por cuenta nuestra a realizar las investigaciones estadísticas sobre muertes, mutilaciones y accidentabilidad laboral, astutamente la empresa nos cambió de un día para otro de la Mutual a la Asociación Chilena de Seguridad (ACHS). Sólo con la presión que hicimos sobre la empresa conseguimos que invirtiera relativamente más en la seguridad de los obreros. Ahora bien, yo puedo hablar con autoridad plena respecto de las condiciones de trabajo de nuestros compañeros en la planta de carbonato de litio y del Salar de Atacama –que son las explotaciones que más utilidades producen-, independientemente de que, al igual que en el retailer, SQM funcione mañosamente con distintas razones sociales y en la realidad se trate de los mismos dueños. Existe una persecución permanente contra los dirigentes y los trabajadores. No reconocen a los dirigentes legalmente elegidos. Y mientras más gana la empresa, menos paga a los trabajadores. La rotación laboral es altísima. El gerente de la planta del Salar de Atacama, Juan Carlos Barrera, es un tirano a tiempo completo.”

-Tú representas al sindicato de trabajadores no sólo que mantiene económicamente a SQM, sino que al sindicalismo que lucha por los intereses genuinos de sus asociados, ¿qué ocurre con otras agrupaciones de la empresa?

“Lamentablemente hay muchos sindicatos funcionales  a los intereses de la firma. La gente está hastiada de esos ‘dirigentes’. Pero pasa que el trabajador que se sienta a comer a mi lado es despedido. Le tienen prohibido a los obreros que se junten con nosotros. Sólo entre diciembre de 2014 a febrero de 2015 han finiquitado a 76 personas. Tuvimos que resolver no entregar la lista de socios sindicalizados porque ello representaba cesantía segura. Entonces la empresa comenzó a cortar gente a discreción. El trato es tan malo que en el boletín del 2014 que publicó la Inspección del Trabajo, SQM apareció como la segunda peor empresa de todo el país. ¡Y eso que producimos una de las riquezas estratégicas de Chile! Con el agravante de contar con el aval del Estado. Cuando fue la licitación de la explotación de litio, la empresa presentó documentación falsa; explota terrenos que están fuera de los límites de las concesiones; no paga lo que le debe al Estado; protagonizó el ‘caso cascadas’; etcétera, etcétera.”

“SQM es una mafia hecha y derecha”

-¿Por qué crees que el Estado protege a SQM?

“Nosotros decimos que el que nada hace, nada teme. Debido a ello resulta increíble que el Tribunal Constitucional haya detenido las acciones del fiscal Chahuán. Hay que considerar que apenas se mostraron 39 boletas ilegales de las 246 entregadas al Servicio de Impuestos Internos sólo correspondientes al 2009. Como todo el mundo, nosotros pensamos que aquí se está intentando ocultar algo demasiado grave a nivel país. Cuando nos reunimos con alguna autoridad ya no sabemos quiénes son los “buenos” o los “malos”. La empresa ha comprado hasta los abogados contratados por nuestros sindicatos. Una abogada que supuestamente estaba para defendernos, terminó trabajando para SQM. ¿En quién podemos confiar? SQM es una mafia hecha y derecha.”

-SQM parece actuar por sobre las leyes, los demonios y los dioses…

“La empresa siempre ha hecho lo que ha querido. Con dinero compra lo que le plazca. Y sus abusos contra los trabajadores dignos son carniceros. Nuestro dirigente sindical, Marcos Plaza, que combatió como león por los obreros y por la verdad fue despedido a fines de 2014 sin recibir finiquito ni indemnización legal alguna. Paralelamente, el ex gerente general de SQM y parte de la corrupción institucional, Patricio Contesse, fue sacado de la empresa con un pago millonario a modo de ‘tapa-boca’ para impedir la repetición de lo ocurrido en el caso Penta.”

-Apropósito de Penta-corrupción, ¿el grupo Luksic tiene algún nexo con SQM?

“Lo único que sé es que SQM le vendió tierras por 80 millones de dólares al grupo Luksic donde ahora existe una planta minera de cobre de su propiedad. En Chile los empresarios se cubren las espaldas entre ellos.”

El sindicalismo necesario en Chile

-¿Y los trabajadores?

“Carecemos todavía de esa unidad. Falta la solidaridad y la unidad de acero que alguna vez sí existieron en Chile, pero que la dictadura y el continuismo de los gobiernos civiles acabó por destruir. El sindicalismo tiene el deber histórico de retomar los principios de la Central Única de Trabajadores de Clotario Blest. Los dirigentes/as debemos predicar con el ejemplo, poniendo el cuerpo. Hay que romper el egoísmo y ser insobornables. Tenemos que conducirnos con absoluta independencia del empresariado. Liquidar el sindicato por empresa y conquistar la negociación por rama de servicios e industrias.

Hoy mismo, por lo menos los trabajadores estatales del cobre y del petróleo deberían exigir que se efectúe la contabilidad de los libros de SQM. Las confederaciones y multisindicales, la misma cosa. E incluso, más que únicamente exigir, los trabajadores/as organizados/as, por pobre que sea el porcentaje de sindicalización que haya actualmente, deberían estar en la calle haciendo la huelga. El pueblo trabajador está obligada a transformar la actual situación. Por nuestros hijos y por nuestros nietos. Esta cuestión nos impacta a todos/as y es una política empresarial contra la mayoría popular. Y sólo los trabajadores pueden liberar a los trabajadores. Es irónico que los asalariados que más nos han ayudado sean los canadienses y no los de Chile. Y es más irónico aun cuando los mismos sindicatos de Canadá, Alemania o Suiza nos confiesan que ellos se inspiraron en las luchas de los obreros chilenos durante los 60 y el período de la Unidad Popular para organizarse.”

-En medio de este combate, ¿qué satisfacción te va quedando?

“Demostrarle a la sociedad cómo se desenvuelve realmente SQM. Antes sólo nosotros sabíamos cómo la empresa nos explota, hace añicos el medio ambiente y extorsiona y se colude con los gobiernos y el Estado. Ahora lo sabe todo el mundo. Mira, yo pertenezco a la clase obrera y siempre seré leal a mi clase. Estoy seguro de que me van a despedir de la empresa en cuanto pueda. No me importa. Yo tengo las manos limpias y jamás le he pedido nada a la compañía. Para movilizarnos hemos tenido que fabricar los recursos con actividades sociales y con la venta de pan con salchicha barata. ”

-¿Qué consecuencias crees que tendrá esta seguidilla de escándalos de corrupción y de la colusión de la política dominante y el capital en la sociedad del país?

“Lo primero es que después de todo esto, la gente ni siquiera va a participar de las elecciones. Se desplomó la confianza del pueblo trabajador en la institucionalidad. Ni hablar de darle crédito a la reforma laboral.”

-¿Y qué pasa con la presidenta Bachelet?

“Ella puso al responsable del Servicio de Impuestos Internos. Si no hace su trabajo, al igual que a cualquier trabajador, debería echarlo. ¿Por qué no lo hace?”

 

logo 15CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE AL CAPÍTULO I, 1

La forma del valor

1Forma simple del valor

Párrafo 03:

  1. La forma de la intercambiabilidad directa.
  1. La determinabilidad cuantitativa no se contiene en la forma equivalencial.
  1. Características de la forma equivalencial.
  1. Primera característica: el valor de uso se convierte en la forma en que se manifiesta su antítesis, el valor
  1. Segunda característica: el trabajo concreto se convierten en forma de expresión de su antítesis, el trabajo humano abstracto.

&tercera característica: el trabajo privado se convierte en forma de expresión de su antítesis, en trabajo en forma directamente social.

Ç Cuarta característica: el fetichismo de la forma mercancía es más ostensible en la forma equivalencial que en la forma relativa de valor.

    

– Página – 683-684 —   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Guerra Económica: Novelas que no parecen ficción ¡El mismo guión! (+Video)

http://www.difundelaverdad.org.ve/

http://youtu.be/Zm8oObEm4Ao

El siguiente fragmento de la novela La Casa de los Espíritus, de Isabel Allende, coincide tanto con la realidad actual venezolana que parece que la escritora se hubiera venido a Caracas hoy a escribir sobre lo que observa en la ciudad.

Es la misma historia de la derecha, la misma provocación, la misma desestabilización, lo mismo el caso de Chile en 1973, que inspiró este relato, que lo que se vive en Venezuela ahora. Ficción y realidad, realismo mágico.escasez_chile_allende-575x494

La organización era una necesidad, porque «el camino al socialismo» muy pronto se convirtió en un campo de batalla. Mientras el pueblo celebraba la victoria dejándose crecer los pelos y las barbas, tratándose unos a otros de compañeros, rescatando el folklore olvidado y las artesanías populares y ejerciendo su nuevo poder en eternas e inútiles reuniones de trabajadores donde todos hablaban al mismo tiempo y nunca llegaban a ningún acuerdo, la derecha realizaba una serie de acciones estratégicas destinadas a hacer trizas la economía y desprestigiar al Gobierno.

Tenía en sus manos los medios de difusión más poderosos, contaba con recursos económicos casi ilimitados y con la ayuda de los gringos, que destinaron fondos secretos para el plan de sabotaje. A los pocos meses se pudieron apreciar los resultados.

El pueblo se encontró por primera vez con suficiente dinero para cubrir sus necesidades básicas y comprar algunas cosas que siempre deseó, pero no podía hacerlo, porque los almacenes estaban casi vacíos.

Había comenzado el desabastecimiento, que llegó a ser una pesadilla colectiva. Las mujeres se levantaban al amanecer para pararse en las interminables colas donde podían adquirir un escuálido pollo, media docena de pañales o papel higiénico.

El betún para lustrar zapatos, las agujas y el café pasaron a ser artículos de lujo que se regalaban envueltos en papel de fantasía para los cumpleaños.

Se produjo la angustia de la escasez, el país estaba sacudido por oleadas de rumores contradictorios que alertaban a la población sobre los productos que iban a faltar y la gente compraba lo que hubiera, sin medida, para prevenir el futuro.

Se paraban en las colas sin saber lo que se estaba vendiendo, sólo para no dejar pasar la oportunidad de comprar algo, aunque no lo necesitaran. Surgieron profesionales de las colas, que por una suma razonable guardaban el puesto a otros, los vendedores de golosinas que aprovechaban el tumulto para colocar sus chucherías y los que alquilaban mantas para las largas colas nocturnas. Se desató el mercado negro.

La policía trató de impedirlo, pero era como una peste que se metía por todos lados y por mucho que revisaran los carros y detuvieran a los que portaban bultos sospechosos no lo podían evitar. Hasta los niños traficaban en los patios de las escuelas.

En la premura por acaparar productos, se producían confusiones y los que nunca habían fumado terminaban pagando cualquier precio por una cajetilla de cigarros, y los que no tenían niños se peleaban por un tarro de alimento para lactantes.

Guerra Económica: Venezuela 2013 / 2014 – Chile 1972

Después de la derrota electoral del 14 de abril de 2013 y de agotar las acciones desestabilizadoras para desconocer los resultados, la ultraderecha venezolana asesorada por agentes estadounidenses, cambió su táctica. Y el guión se repite como en el Chile de Allende (años ’70) iniciándose un sabotaje económico para derrocar al gobierno, en vísperas de las elecciones municipales (8 de diciembre).

Las fuerzas se reacomodan y el gobierno por medio de sus instituciones busca una alianza con los trabajadores y el pueblo organizado, para enfrentar el acaparamiento y la especulación, como factores principales de la actual guerra económica que se desarrolla en Venezuela.

 

El caso venezolano hoy día es una copia de lo ocurrido en chile previo al golpe tiránico del 73.-

Allá (Chile 1973) los partidos políticos de la derecha política P.D.C. el P.N. (hoy día R.N.) los terrorista del grupo Patria y Libertad, Comando D.C. Rolando Matus (hoy día conforman los grandes empresarios y la U.D.I.) asesorados y financiados por la C.I.A. norteamericana, prepararon y crearon las condiciones para el golpe fascista en Chile.10917813_10153041194087442_155076585961921634_n

Ellos traficaron en el mercado negro el alimento de primera necesidad del pueblo trabajador, en aras de crear su estado financiero que hoy vivimos, desde luego para ello fue necesario lo vivido en el periodo criminal de la dictadura, que marco el inicio descarado del saqueo de los grupos económicos al estado, por cierto sin ni una gota de justicia- gozan de la más absoluta impunidad por ello, es más, hoy todo legalmente institucionalizado ( una gota de ello es el robo legal de las A.F.P.) sin contar la creación de la actividad terrorista institucional de las fuerzas armadas y de orden (torturas, entre ellas, hoy en plena práctica cotidiana negada descaradamente)

La mentira oficial golpea desde todos los ángulos, tenemos una constitución política cuya base es el circo del año 1980, que le llaman sistema democrático porque ahora lleva la firma del señor Lagos, con diputados y senadores incluidos que juran o prometen respeto… la concertación apoyo el golpe de estado contra el Presidente Hugo Chávez

Lo vivido durante los años 1970-73 en Chile hoy es una copia de lo que vive el pueblo venezolano, colas, desabastecimiento, terrorismo, hipocresía y la población dando la pelea por construir una nueva forma de vida, donde la explotación sea cosa del pasado

No olvidemos que la batalla de la producción la encabezaba y ganaba el sector campesino en Chile, de lo cual hoy no se habla en este, nuestro país, mucho menos del boicot económico internacional.

En Chile inventaron el “plan zeta” para intentar justificar lo injustificable, (el asesinato masivo- el encarcelamiento, el secuestro permanente etc., etc.…)

“Los gremios” profesionales, la gran burguesía, apoyaron y justifican la mentira oficial; hoy estamos en democracia dicen, pero lo que vivimos es una dictadura del gran capital vestida con terno y corbata farandulera.

Fuerza pueblo venezolano, exigirle a su gobierno aprenda la lección de la historia y ponga mano dura de verdad contra el gran capital internacional y nacional.-

Venezuela que no les pase lo que vivió y vive Chile.

Daniel

El 206 en el campo de concentración Valdivia 1973

 

logo 11CRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Marx a Engels

28 junio 1863

Párrafo 05:

Por otra parte, en el molino, tan pronto como se conoció el molino hidráulico, se acusan desde el primer momento las diferencias esenciales dentro del organismo de una máquina. La fuerza mecánica motriz. El primer motor. El mecanismo de transmisión. Finalmente, la máquina de trabajo, que elabora la materia. Todas con existencia independiente las unas d elas otras. La teoría de la fricción y, en relación con ella, las investigaciones sobre las formas matemáticas del mecanismo de las ruedas, los engranajes, etc., hechas todas a base del molino por lo que se refiere a la teoría de la medición del grado de la fuerza motriz, del mejor modo de aplicarla, etc. Desde mediados del siglo XVII casi todos los grandes matemáticos que se ocupan de mecánica práctica y teorizan acerca de ella toman como punto de partida el molino hidráulico de trigo, durante la época de la manufactura, se aplicaban a todos los mecanismos propulsores empleados para fines mecánicos.        

 

– Página –670-671–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

Entrevista con el Presidente de la Agrupación de Marinos Antigolpistas de Chile, Víctor López.

“No existen cambios doctrinarios entre la Armada golpista de 1973 y la de 2015”

 “Cayó el rayo en los mares, cayó la estrella”

Patricio Manns

 Andrés Figueroa Cornejo

 

El sábado 17 de enero, a las 11.00 hrs., en el Cementerio General de Santiago, se trasladarán hasta el Memorial del Detenido Desaparecido y Ejecutado Político  los restos del “compañero Ernesto Zúñiga Vergara, miembro de la Resistencia armada contra la tiranía; un marino antigolpista que se la jugó durante el gobierno de Allende y después, siempre junto a su pueblo”, informa el Presidente de la Agrupación de Marinos Antigolpistas de Chile, Víctor López, y añade que “Ernesto fue ejecutado el 16 de enero de 1982 por la Central Nacional de Informaciones (CNI, policía política de Pinochet) en una emboscada sufrida en la comuna de la Quinta Normal de Santiago.”victor

De acuerdo al abogado de la causa judicial por el homicidio de Ernesto Zúñiga (Rol 305-2010), ya están siendo procesados los agentes de la policía  Martiniano Arias Fernández, Manuel Tibaldo Flores Jorquera y José Hernán Huaquimil Uribe, responsables del crimen político ejecutado hace más de 30 años.

La Armada o la mano ajena del Imperio

 Víctor López alcanzó el grado de marinero 1º y fue parte de la promoción de 1969 de la rama castrense más penetrada por los intereses del imperialismo norteamericano entonces y hoy en el país andino: la Armada.

“De altamar arribamos a Chile en 1970 y en septiembre, para las elecciones presidenciales, nos percatamos por primera vez que el país había cambiado. Debes entender que nosotros ingresamos a la Marina a los 15 años, sin tener idea de política”, dice Víctor.

“Nosotros éramos marinos de una Escuadra que estaba conciente de que se estaba urdiendo una conspiración para derrocar al gobierno de Salvador Allende. Ello muy paradójicamente, considerando que la Armada era la institución de las fuerzas armadas más clasista, de mayor identificación con la derecha y con el imperialismo norteamericano. En ese contexto, nosotros nos dimos cuenta de que somos parte de un pueblo, tan excluidos y precarizados como ese mismo pueblo. Nos identificamos plenamente con los intereses de las clases sociales más desfavorecidas”, sentencia Víctor López, y agrega que “Incluso, al contar con un gobierno popular, los más empobrecidos de la Marina, la tropa, la gente de mar, levantamos nuestras propias reivindicaciones. Queríamos una escuela de formación única que no diferenciara entre grumetes y cadetes, entre tropa y oficialidad. ¿Por qué teníamos que alimentarnos con comidas diferentes y en un comedor distinto al de los oficiales? En suma, la lucha de clases era mucho más marcada en la Marina que en el mundo civil. Todo eso nos llevó a dar un salto cualitativo en nuestra forma de pensar. Además, desde 1971 los oficiales comenzaron a dictarnos recurrentemente charlas en contra de las políticas que implementó el gobierno de Allende. Por ejemplo, recuerdo perfectamente una exposición que nos dieron sobre la nacionalización del cobre, en la cual la oficialidad nos señaló que esa medida era lo más nefasto que podía ocurrir porque si se le expropiaba el cobre a las grandes compañías norteamericanas, entonces ¿quién nos vendería armas, Coca-cola y cigarrillos Marlboro? O cuando se implementó el medio litro de leche diario para cada niño y niña, los oficiales nos dijeron que eso era un ‘despilfarro del erario nacional’, porque los chicos del pueblo no estaban acostumbrados a tomar leche (!).

No nos quedó otra alternativa que ubicarnos en la vereda contraria al alto mando, y por simple intuición. Ni siquiera ponderamos que, por pura lógica, estábamos propugnando una transformación radical de la institución. Nos sentíamos trabajadores con uniforme.”

-De ese modo se desarrolló rápidamente su politización. ¿Advertían los peligros?

“El mayor riesgo que constatamos fue que como tropa de la Marina, usábamos armas. En consecuencia, si la oficialidad se salía con la suya, nosotros, la tropa, tendríamos que salir a masacrar a gente inocente y desarmada. No queríamos, definitivamente, cumplir esa función criminal. De allí surge nuestro pensamiento antigolpista.”

 -¿Crees que desde la Marina que tú conociste hasta la de hoy ha habido cambios significativos en la ideología y doctrina de su alto mando?

“No hay cambios entre la Armada golpista del 73 a la de hoy en Chile 2015. Y basta evidenciarlo cuando la oficialidad de la Marina sigue rindiendo homenaje al miembro de la junta militar de la dictadura, el almirante José Toribio Merino (http://es.wikipedia.org/wiki/Jos%C3%A9_Toribio_Merino), frente a una estatua de ese sujeto que está levantada en un paseo público de la ciudad de Valparaíso. La Concertación no sólo no le negó el permiso a la Marina para tributar a uno de los principales golpistas, sino que le facilitó todos los medios para hacerlo. Y estamos hablando de un oficial que fue un hombre de los norteamericanos, un oficial de la Armada de EEUU en la Segunda Guerra Mundial, un tipo que siempre estuvo al servicio de una potencia extranjera. De hecho, el 11 de septiembre de 1973 el comandante en jefe de la Armada era el almirante Montero que ese mismo día Merino encarceló para usurpar el mando, autoproclamándose comandante en jefe. ¿Qué mérito tiene un hombre así para ser tratado como un ‘héroe’ de Chile? ¿Quién entiende a un país que pone una estatua de un golpista y, como si fuera poco, autoriza su homenaje oficial? ¿Por qué tenemos que expresar nuestra protesta presencial los 11 de cada mes en la calle 21 de mayo de Valparaíso los marinos antigolpistas y ex militantes de la Resistencia antifascista mientras se ‘recuerda’ a Merino con bombos y platillos? Esta misma indignación ante un absurdo completo se lo hemos representado al presidente y al vicepresidente de la cámara de diputados, al subsecretario de Defensa, y a la presidenta de la República, Michelle Bachelet. Pero ahí sigue la estatua.”

La tropa de clase se auto-organiza

-¿Cómo enfrentaron la intriga golpista?

“A la par que el mando naval ya se preparaba para destruir a la Unidad Popular desde 1971, nosotros estructuramos una organización clandestina al interior de la Marina en todos los buques de la Escuadra nacional, como en las reparticiones de tierra a lo largo de toda la costa chilena. Teníamos dos objetivos bien claros: denunciar que en la Marina se gestaba un movimiento golpista para derribar a Allende, y crear una fuerza suficiente para detener el golpe de Estado.”

-¿Qué tipo de estructura formaron?

“Una eminentemente operativa y capaz de tomarse un buque.”

-¿Cómo procedieron a denunciar la conspiración?

“Realizamos una labor de recolección de datos de distintas partes para confeccionar un mapa seguro del complot en curso. Sólo lo informamos cuando consideramos que estaba absolutamente generalizado en la oficialidad de la Armada. Por ejemplo, en la división de Electrónica del crucero Prat donde yo me encontraba, el 80% de la gente no estaba por dar ningún golpe de Estado. Y en el conjunto de las naves las relaciones de fuerza eran más o menos similares. En fin. Hicimos las denuncias correspondientes en varias oportunidades, pero nadie nos creyó. De hecho, nos criticaron por andar ‘conspirando’ contra las fuerzas armadas que, según la Unidad Popular (UP), ‘en Chile tenían una tradición democrática’. Incluso, yo sostuve una reunión con la dirección regional del Partido Comunista donde nos aseguraron que lo que nosotros afirmábamos ‘es imposible que ocurra en Chile’. Claro. No podían darme crédito porque en aquella época la política del PCCh era ‘No a la guerra civil’. Era una postura pacifista en la cual la realidad que nosotros planteábamos no calzaba, y si no calzaba, en consecuencia, para ellos no existía. Fueron muy frustrantes nuestros vínculos con el mundo civil. Hasta nos acusaron de locos. Así también comenzó nuestro temor de que fueran a denunciarnos.”

La duda que mata y que muere

-¿Y los denunciaron?

“Finalmente, sí. La última cita que mantuvimos fue con el secretario general del Partido Socialista, Carlos Altamirano (http://es.wikipedia.org/wiki/Carlos_Altamirano_Orrego), los primeros días de agosto de 1973, a poco más de un mes antes del golpe. Ocurrió que el grupo que había tenido la reunión con Altamirano, al abordar después sus respectivos buques, fue detenido. Y casi todos los que teníamos mayor visibilidad de nuestra fuerza, caímos prisioneros entre el 5 y el 8 de agosto. Como habíamos acordado previamente, todos negamos nuestra participación en la denuncia antigolpista. Pero al parecer ya el mando de la Armada contaba con algunas informaciones que intentó forzarnos a confesar mediante la tortura, y que tenían que ver con qué dimensión de relaciones teníamos con los partidos políticos de la UP. Pese a nuestras negativas, la oficialidad inventó una suerte de infiltración político partidista entre nosotros. Recién a mediados de agosto de 1973 nuestras familias y el mundo civil se enteraron de que había marinos presos y torturados. En ese momento comenzaron a constituirse los primeros comités de solidaridad con los marinos torturados que tenían el fin de que el Presidente Allende nos ofreciera la libertad dado que nuestra causa empalmaba con la defensa de la UP. Sin embargo, entre los titubeos del gobierno transcurrieron dos semanas más y se precipitó el golpe.”

-¿Qué pasó con ustedes?

“Nosotros permanecíamos recluidos en recintos militares. Cuando ocurrió el golpe nos cambiaron la acusación: nos convertimos en sediciosos y traidores a la patria. La mayoría estuvimos presos entre tres y 5 años. Yo estuve prisionero durante tres años y recorrí la cárcel de Concepción, de Talcahuano, la Penitenciaría, la cárcel pública de Valparaíso. A un grupo de los nuestros se lo llevaron a un campo de concentración de Ritoque donde, mediante trabajos forzados, fueron obligados a construir un nuevo campo de concentración. Como resultado de los malos tratos, yo me enfermé de tuberculosis y fui trasladado a la cárcel de Limache y luego al sanatorio Peñablanca. En 1976 la embajada de Noruega me rescató y me llevó  a ese país. Sin embargo, otros compañeros nuestros, después de salir en libertad, resolvieron quedarse en Chile a tratar de organizar la Resistencia contra la tiranía, porque estimamos que nuestro trabajo no se había terminado. No pudimos detener el golpe de 1973, es cierto. Pero sí asumimos íntegramente la hora de colaborar militarmente con la liberación del pueblo chileno. Es decir, nuestro objetivo fue combatir a la dictadura con su propio lenguaje: las armas. Lo anterior ocurrió hacia fines de los 70 y continuó en los 80 del siglo XX.”

La lucha por el reconocimiento

-¿Cuáles son los propósitos de la Agrupación de Marinos Antigolpistas?

“Nuestra asociación corresponde a una reagrupación creada al inicio de los gobiernos civiles para exigir un reconocimiento público por parte de las administraciones de la Concertación (hoy, Nueva Mayoría). Queremos que el país y el mundo sepan que no todos los uniformados fueron golpistas, que también hubo muchos que combatimos contra la dictadura, muchos que caímos en ese empeño; que nosotros también existimos. Luchamos por verdad, justicia, memoria, reparación y reconocimiento.”

-¿Y cómo les ha ido?

 “Mal Hasta ahora no se han realizado nuestras demandas.” 

 

 

001 a 2 huenanteCRÍTICA DE LA ECONOMÍA POLÍTICA

CARLOS MARX

APÉNDICE

CARTAS SOBRE EL TOMO I DE “EL CAPITAL”

Engels a Marx

8 de agosto 1862

Párrafo 01:

     [….] A base de 30 pliegos, el libro daría, en el mejor de los casos, unas 70 libras esterlinas; ¿qué tal estaría brockhaus? ¿Has hablado algo de esto con LO[assalle]? ¿Y cuanto tiempo crees que tardarás todavía? [….]

 

– Página –667–   El CAPITAL “TOMO I” –Traducción de Wenceslao Roces – Primera edición en alemán tomo I — 1867- Primera edición en Español 1946- tercera reimpresión 2006 – Fondo De Cultura Económica México Comentarios y sugerencias : Editorial@fondodeculturaeconomica.com en Chile a /httpmarxismo-cl/ o bien Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl o Twitter    Amador Ibañez ‏ @marxismo_cl

https://unidadmpt.wordpress.com/2012/05/08/transcribiremos-a-la-letra-el-capital-de-carlos-marx-tomo-uno/

¡SUSCRÍBETE A NUESTRO BLOG!

Contáctanos al Correo: unidadmpt@gmail.com

Faceboox *UPT*.  Del Rio Bravo (*Unidad de los Pueblos y los Trabajadores*):

http://www.facebook.com/profile.php?id=100001114022858

Tweets mentioning @Daniel206_73

Deja un comentario

Archivado bajo Antícapitaslista, ¡¡¡ Unidad Latinoamericana !!!, Campesinos- Jornaleros, Peones - Proletarios

El Gobierno-empresario de Piñera y el reto de la dirigencia CUT

En las recientes elecciones se estuvo por debajo del umbral de las apariencias formales de la democracia. Hubo fraude en algún lado (el eufemismo es “crisis de la representación”), contra la democracia misma y su ideal de participación popular extensa: 3,5 millones de chilenos votaron Piñera y 8,4 millones en condiciones de ejercer su derecho no votaron por él. Otro dato para reflexionar: la suma de votos blancos y nulos (243.743) en el balotaje es mayor que la diferencia de votos con la que Piñera le ganó (111.501) a Frei (1).

Los electores del sistema político binominal respondieron de la peor forma al dilema planteado por el sociólogo Max Weber, a saber, quién manda en última instancia en el mundo de la economía: o los representantes elegidos por los ciudadanos o la reducida casta de los que dirigen los negocios en grande. En el fondo, los chilenos le dieron la razón a Carlos Marx. En determinados momentos históricos la clase capitalista opta por dirigir ella misma, sin intermediarios, el aparato del Estado e imponer su hegemonía sobre la sociedad. Para lograrlo, la burguesía se organiza políticamente de manera consecuente con sus intereses y le da el mandato a uno de sus miembros de representarlos.

La captura del Estado es para prevalerse de todos los mecanismos y dispositivos de poder disponibles (mediáticos, culturales e ideológicos) para enfrentar las crisis capitalistas pasadas, presentes y venideras, así como las turbulencias globales y nacionales por ellos generadas (2). Es para evitar, en última instancia, que las condiciones sociales y los conflictos interfieran en la acumulación de sus ganancias. Las elites políticas binominales le dieron el aséptico nombre de “alternancia” en el poder a la posibilidad de copamiento directo del Estado por la clase dominante que les brinda el sistema de elección binominal. Urge entonces exigir cambiar la ley por una que sea proporcional.

Ahora bien, mientras que en otros países el mundillo financiero, bursátil y bancario-empresarial es considerado no sólo responsable directo de la crisis capitalista actual y causante de niveles desestabilizadores de desempleo (España, 25%), sino que además es denunciado por aprovecharse de ella para enriquecerse al utilizar en beneficio propio los fondos públicos inyectados por los Estados para salvarlos de la quiebra (en EE.UU, las escandalosas ganancias del imperio financiero Goldman&Sachs), en Chile, se elige a la cabeza del Estado a un empresario-financiero. Sebastián Piñera, que ya ha demostrado utilizar métodos especulativos para lucrar en la bolsa, fue uno de los responsables de la quiebra de un banco … para, enseguida … enriquecerse aún más (3).

En Chile, es comprensible que aquello ocurriera. Las formas elitistas de hacer políticas borraron las diferencias entre proyectos políticos y fomentaron la apatía y la despolitización. Esto se debió en gran parte a la desmovilizadora, excluyente y cupular ideología del consenso producida por la práctica de la llamada “democracia de los acuerdos” entre las elites binominales. Además, —hecho soslayado— la Concertación provocó un efecto sedante en la opinión haciendo que se impusiera un peligroso sentimiento de resignación y fatalismo ante la demisión del Estado por aplicarle, en su momento, una pena severa, al empresario devenido presidente.

Piñera en el poder implica objetivamente un aliciente para el sector empresarial en su afán de enriquecerse a corto plazo. Dato aparentemente obvio, pero de un alcance político insoslayable. Un proyecto de desarrollo social y solidario y justo del país choca frontalmente con los intereses inmediatos del enriquecimiento capitalista expresado en el reclamo de “flexibilidad” o mano de obra barata de los empresarios.

Por lo mismo, las consecuencias sobre la situación cotidiana de los trabajadores será durísima.

Cabe señalarlo. Hay responsables directos de la situación de desarme organizativo en la cual se encuentra el movimiento sindical para luchar por sus derechos colectivos en un gobierno de los empresarios. Además, ideológicamente, la Concertación y sobre todo los socialistas, al optar por el “progresismo”, abandonaron las ideas fuerza de que la clase trabajadora juega un rol motor en todo cambio de estructura social y que toda estrategia transformadora de poder debe considerarla como un eje clave en torno al cual se tejen y forjan alianzas con otros movimientos sociales.

La dirigencia CUT tiene una gran responsabilidad en el estado de indefensión en el cual se encuentran los trabajadores. Ya que le entregó la suerte del movimiento sindical y sus reivindicaciones a las inconsecuencias de Bachelet, Escalona y a los ministros y parlamentarios del concertacionismo.

Sólo queda romper con las viejas prácticas burocráticas sindicales para poder enfrentar el nuevo ciclo de luchas y conflictos entre el Capital y el Trabajo. Es la única forma de parar la embestida que se prepara en las organizaciones patronales y que tendrá el aval del ministerio del Trabajo (del Capital), Hacienda y Economía. Los trabajadores deben dotarse de una organización autónoma con una estrategia discutida por ellos mismos en un Congreso de la CUT. Pero antes de dar un paso al lado y abocarse a la preparación de este evento democrático vital para los ciudadanos asalariados, la dirigencia CUT debe hacer un balance autocrítico de su gestión. Debería ser el primer punto del temario. El segundo: debatir y concluir acerca de la estrategia sindical necesaria y de un plan inmediato, concreto y puntual para enfrentar al gobierno empresarial de Piñera.
________

(1) Los analistas no saben o no quieren decir como se clasifica la votación por sectores socioeconómicos y socioprofesionales. Es importante saberlo para ver

quiénes conforman el núcleo duro de la votación piñerista. Es evidente que el grueso viene de los sectores de altos ingresos. Lo que permitiría decir sin ambages que éste es un gobierno de los ricos.

(2) Desde hace algunos meses circula en la Web un artículo de Simon Johnson, profesor de la escuela de negocios del MIT, publicado en la revista Atlantic Monthly, titulado The Quiet Coup (El Golpe Silencioso), cuya tesis es que la industria financiera americana ha capturado la Casa Blanca, lo que explica su poder y lo ocurrido desde el verano boreal de 2007.

(3) Habría que estar vigilante para que no suceda lo que sucede en Italia, donde Berlusconi no duda un instante en usar todos los resquicios legales y maniobras para satisfacer sus apetitos de poder y llegar a sus fines. Así por ejemplo, El País, en su edición del lunes 25 de enero 2010, publica una nota donde se afirma que: “En Italia, no se trata de que el Gobierno y su primer ministro estén tratando de escapar arteramente a la aplicación de la ley; se trata de que están prevaliéndose de su poder para alterar la ley de manera que sus presuntos delitos queden impunes.”

Leopoldo Lavín Mujica
http://www.leopoldolavin.com

1 comentario

Archivado bajo unidad mpt